RSS
Inicio
Intervenciones
25 de abril del 2017 - 19:00
VISITA SS.MM. LOS REYES A TENERIFE

Intervención del presidente del Gobierno en la Universidad de La Laguna

Un momento de la intervención de Fernando Clavijo.
Un momento de la intervención de Fernando Clavijo.

Muy buenas tardes a todos,

"Tenemos ante nosotros el gran desafío de impulsar las nuevas tecnologías, la ciencia y la investigación, que son hoy las verdaderas energías creadoras de riqueza; el desafío de promover y fomentar la innovación, la capacidad creativa y la iniciativa emprendedora como actitudes necesarias para el desarrollo y el crecimiento".

Estas palabras, Majestades, fueron pronunciadas por Felipe VI en su discurso de proclamación como Rey de España.

Permítame Majestad que las tome prestadas para iniciar mi intervención, porque enmarcan muy bien los retos que nos hemos planteado en este  Archipiélago. El territorio español más alejado, que, una vez más, ha tenido el honor de acogerles en una visita y que siempre ha sentido muy cercano el apoyo y el cariño de la Casa Real.

Tenemos en las universidades y en los centros de investigación que existen en este Archipiélago, las herramientas que necesitamos para convertir en realidad ese desafío. Es aquí, pues, hacia donde estamos dirigiendo gran parte de nuestro esfuerzo y hacia donde estamos promoviendo también que se dirija el impulso de los sectores económicos y sociales.

Porque juntos -la única manera de alcanzar los grandes logros-, estamos abordando el reto de diversificar la economía de Canarias y apostar por un desarrollo basado en el conocimiento y la innovación aplicada a todos los sectores productivos y a la creación de empleo.

Las oportunidades se multiplican cuando se invierte en educación, en formación y  en investigación.

Canarias dispone de centros de referencia y de recursos únicos, como el Servicio General de Apoyo a la Investigación (SEGAI) y el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública que hemos visitado hace unos minutos y que, desde su nacimiento, no ha dejado de crecer y consolidarse, liderando proyectos tan importantes como la Plataforma Atlántica para el Control e Investigación de Enfermedades Tropicales.

Constituida en 2011, hoy participan en ella un total de 25 países de África y Sudamérica; y, entre sus muchos logros, figura el de compartir el conocimiento y los avances protagonizados por nuestros investigadores a través de la creación y mejora de instalaciones y laboratorios en estos países. Buenos ejemplos de ello son el laboratorio de Inmunología de Cabo Verde o las distintas acciones dirigidas al control de patologías infecciosas de origen tropical en Mauritania, Senegal, Gambia o Guinea Bissau.

Pero es que, además, el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias es puntero en el control biológico de aguas; en el diagnóstico de enfermedades tropicales y centro de referencia en el Archipiélago para la detección del Ébola.

Estos laboratorios son sólo una pequeña muestra, como les decía, de lo que somos y de lo que podemos llegar a ser. Un lugar donde toman forma los sueños y aspiraciones de las generaciones presentes y de las venideras; un espacio donde fabricar el futuro de Canarias.

Majestades,

Su visita a la Universidad de La Laguna coincide con el 225 aniversario de la institución académica.

Más de dos siglos de historia de un centro del saber que -junto a su hermana, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria-, han contribuido al desarrollo y modernización de Canarias y a la formación de nuestros jóvenes; una institución sin la que no podría entenderse hoy nuestro Archipiélago y unos centros que tienen en sus manos el reto de contribuir a una sociedad más avanzada, más competitiva, más pegada a los retos del siglo XXI.

Hoy en día, institución docente y Gobierno de Canarias avanzamos con el objetivo común de logar una universidad que ofrezca a los estudiantes canarios una formación integral, con las mejores garantías de éxito; una educación accesible y para ello trabajamos por tener las tasas universitarias más bajas de toda España. Una universidad, en definitiva que les proporcione herramientas eficaces para su crecimiento personal y laboral y en donde el conocimiento generado en nuestras universidades y en los centros de investigación sea una efectiva herramienta de progreso para el Archipiélago.

Fruto reciente de esa colaboración ha sido por ejemplo la autorización para la creación de un Instituto de Investigación en Neurociencia como centro de investigación científica y técnica de la Universidad de La Laguna. O la firma, el pasado diciembre, del protocolo para la financiación de las Universidades públicas canarias, garantizando con ello unos ingresos regulares y, por tanto, facilitando la planificación plurianual y los programas de crecimiento estables.

Majestades

Finaliza en esta Facultad de Ciencias y Matemáticas de la Universidad de Laguna el viaje a Gran Canaria y Tenerife que les ha permitido en estos dos días conocer de cerca iniciativas que responden a ese desafío de futuro planteado por Don Felipe en su discurso de proclamación como Rey de España: proyectos pegados al presente y al futuro del Archipiélago; vinculados a lo que somos (una tierra capaz de reinventarse, una tierra solidaria); pero, sobre todo, retos muy ligados a lo que queremos ser. Dos días que, estamos convencidos, les han servido para conocernos un poco mejor.

Dijo el científico Stephen Hawking durante su última visita a esta tierra que "Canarias es un lugar maravilloso para hacer ciencia". Una afirmación que coincide con el compromiso e implicación de la Corona con el Archipiélago, con las frecuentes visitas del Rey Felipe VI siendo aun Príncipe de Asturias a la "Isla del Sol y las estrellas", como definió a La Palma, y con su defensa de nuestro Archipiélago como referente mundial en el campo de la astrofísica y la astronomía.

Quiero recordar que Felipe VI es presidente de Honor del Instituto Astrofísico de Canarias. Y, sobre todo, agradecer que, desde el año 2000 (con la colocación de la primera piedra del Grantecan), hasta 2015 (cuando se inauguraron los últimos telescopios del Observatorio del Teide), su majestad ha estado presente, primero como Príncipe y después como Rey junto con la Reina Letizia, para convertirse en los mejores transmisores de la calidad de nuestros cielos y de nuestro trabajo.

Es un honor contar, una vez más, con el apoyo y el espaldarazo de la Corona en el camino emprendido por este lejano Archipiélago en su apuesta por la ciencia, la innovación y el conocimiento.

Muchas gracias.