RSS
Inicio
Intervenciones
17 de octubre del 2015 - 10:38
17/10/2015

Cien días: la productividad del diálogo

Intervención del presidente del Gobierno de Canarias
El presidente en la comparecencia por los cien días de Gobierno.
El presidente en la comparecencia por los cien días de Gobierno.

En estos cien primeros días, el principal objetivo de este Gobierno ha sido fijar las bases de una forma de hacer política basada en el diálogo: una política de comunicación permanente con las administraciones, con los agentes sociales y económicos, y el establecimiento de un método de trabajo en equipo centrado en la búsqueda de puntos de encuentro.

El diálogo es siempre más productivo que el enfrentamiento Los hombres y mujeres que integramos el Gobierno de Canarias compartimos que esa misma visión: el interés de los ciudadanos a los que defendemos están por encima de los partidos a los que representamos.

Hemos trazado puentes con el Gobierno del Estado. Y lo seguiremos haciendo con el que se constituya tras las elecciones del día 20 de diciembre.

La mayoría de los consejeros de Canarias se ha reunido con sus homólogos del Estado. Los resultados no han sido siempre satisfactorios, ha habido diferencias, pero los avances ratifican que hemos optado por la vía más acertada.

La condonación del IGTE, que supondrá un ahorro de al menos 160 millones de euros anuales, es el mejor ejemplo de los resultados que se cosechan tendiendo puentes. Planteando propuestas concretas, como ésta, hemos puesto fin a una demanda histórica que Canarias llevaba reivindicando más de 22 años.

Hemos sellado el reglamento de la reforma fiscal del REF y nos encontramos en la última fase de las negociaciones para cerrar su reforma económica. Un texto que trasladaremos a todas las fuerzas políticas para que sea asumido como un compromiso colectivo de cara a la próxima legislatura.

Son muchos los aspectos que hemos concretado en los siete grupos de trabajo que se han constituido para diseñar la herramienta más potente del futuro modelo económico al que aspiramos. Me refiero al:

-       Encaje de la singularidad de Canarias en materia de empleo.

-       El reconocimiento de Canarias, por primera vez, como región ultraperiférica; una consideración que supone la obligación del Estado de modular las políticas económicas y fiscales teniendo en cuenta los sobrecostes por la lejanía y la insularidad.

-       Las políticas singulares para ampliar la promoción económica internacional del Archipiélago.

-       Garantizar las ayudas al Posei agrícola adicional.

-       Anclar un modelo basado en fuentes renovables

-       Etcétera.

Como comenté en mi discurso de investidura, reclamaremos lo que nos corresponde, pero nuestra principal tarea será siempre ofrecer soluciones con nuestros propios recursos. Esta idea es la que hemos trasladado a los Cabildos Insulares y a los Ayuntamientos.

El primer paso ha sido fijar un criterio para garantizar el equilibrio en las inversiones en carreteras. Ser más transparentes en el reparto de los recursos del REF. O asumir definitivamente que muchos de los desencuentros entre ambas partes ha sido precisamente por la ausencia de diálogo. Ha sido solo el primer paso. El siguiente, mucho más ambicioso, consistirá en consensuar un "Fondo para el Progreso y el Desarrollo de Canarias", que financiaremos con los recursos del IGTE, siguiendo el modelo de la triple paridad.

Este plan nos permitirá demostrar que seremos capaces, tanto el Gobierno como los Cabildos y Ayuntamientos, de consensuar un programa global que contribuya a impulsar la inversión y la creación de empleo en el Archipiélago.

Ha sido el resultado de un trabajo en común. Las prioridades las fijamos en su momento con los miembros del Consejo Asesor del Presidente, es decir, los sindicatos y los empresarios. Y las ratificamos con la FECAI y la FECAM.

Es solo el comienzo de un proyecto cuyo principal cometido es, además de fortalecer nuestra economía, demostrar que con trabajo, compromiso y diálogo seremos capaces de perfilar un proyecto común de Archipiélago.

....

Hemos iniciado el desarrollo de una agenda de transformación social incluyente. Una agenda que es prioritaria para todos y cuyos compromisos comenzarán a plasmarse en los Presupuestos de 2016.

Las cuentas del próximo año, las primeras que elabora este Gobierno, crecerán hasta el 1,8 por ciento, que es el máximo permitido por el Gobierno de España. Un incremento que aprovecharemos fundamentalmente para asumir el pago de la PCI y las ayudas a los dependientes. Concretaremos nuestra primera promesa en materia fiscal: la bonificación general del 99% de la cuota tributaria del Impuesto de Sucesiones y Donaciones

Los recursos que disponemos son muy limitados. De ahí que hayamos abierto una intensa agenda de trabajo en Bruselas para blindar los fondos que nos ayudarán a fomentar las políticas de empleo. Un asunto que abordé con la comisaria de Política Regional y con el director general de Empleo de la Comisión.

Ya hemos despejado todas las dudas para el acceso a los 162 millones de euros del Fondo Social Europeo (FSE). Una partida que se destinará a financiar tres ejes fundamentales: la sostenibilidad y la calidad en el empleo; la inclusión social y la lucha contra la pobreza y, por último, la educación, la formación y el aprendizaje permanente.

También hemos trazado la hoja de ruta para el desarrollo de los programas europeos, que supondrán una inversión de más de 2.400 millones de euros hasta 2020, y que contribuirán al desarrollo del nuevo modelo económico y social. Un presupuesto que contribuirá a potenciar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación; la eficiencia energética; la mejora del uso de las TIC; la mejora de la competitividad de las pequeñas y medianas empresas (pymes); promover la adaptación al cambio climático; desarrollar el transporte sostenible y la protección del medio ambiente.

Además del diálogo con las administraciones –Ayuntamientos, Cabildos, Gobierno del Estado y Comisión Europea- hemos comenzado a perfilar la agenda de trabajo con las organizaciones sociales, los sindicatos y los empresarios para mejorar las políticas públicas en los Servicios Sociales, la Sanidad y la Educación, como pilares de la calidad de vida que deseamos para todos los habitantes de Canarias,  sin distinción de la isla en la que vivan.

Una situación de partida tan grave y dramática no puede ser superada si no nos sumamos todos en la búsqueda y ejecución de soluciones.  Queda un largo camino por recorrer y el primer paso del mismo debe ser la lucha contra el desempleo. En este caso, no existen fisuras. La concertación social será nuestro método de trabajo. En esa línea, se enmarca la reunión que mantuvo la vicepresidenta del Gobierno el pasado mes de septiembre con los sindicatos y empresarios para reiniciar las negociaciones sobre la concertación social.

Estos cien días han servido para iniciar una nueva senda de trabajo. No ha sido una tarea sencilla. Ha sido un intenso periodo de prueba para todos, que nos ayudará a afrontar con más firmeza el resto de la legislatura. Cuento con un equipo dispuesto a acometer los cambios que demanda nuestra sociedad y desarrollar una estrategia que nos ayude a superar nuestras carencias y aprovechar nuestras oportunidades.

Tenemos la energía y la creatividad necesaria para emprender con esperanza este desafío. La vicepresidenta ha centrado su esfuerzo en la puesta al día de los más de 3.000 expedientes para el acceso a la PCI, la aprobación de un crédito extraordinario para atender al mayor número de dependientes y las negociaciones abiertas con las entidades bancarias para frenar los desahucios.

El consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento está al frente de parte de los grupos que están definiendo el futuro REF. El aumento de la partida para la compensación al transporte de mercancías, desde los 27 millones actuales a los 53 previstos para 2016, es fruto de su trabajo con el Gobierno del Estado; al igual que los avances para desbloquear las principales trabas que impedían la penetración de las energías renovables.

Garantizar la cooperación interadministrativa en Igualdad, Transparencia y Juventud ha ocupado gran parte del trabajo realizado por el consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad. Una tarea que requiere un importante esfuerzo de entendimiento con todas las administraciones y que el consejero va a seguir liderando para garantizar el equilibrio administrativo. Es un trabajo callado, pero es la base necesaria para garantizar la unidad de acción.

Los Presupuestos de 2016, que serán aprobados por el Consejo de Gobierno la próxima semana, han centrado el trabajo de la consejera de Hacienda, que también ha estado presente en las negociaciones con Bruselas y con el ministro de Hacienda para la condonación del IGTE.

Ajustar al máximo las listas de espera a la realidad, trazar los planes de contingencia en los grandes hospitales para abordar los picos asistenciales en los servicios de urgencias y la recuperación del diálogo entre la administración y los representantes de los trabajadores han sido las principales líneas de trabajo del consejero de Sanidad. Son muchos los desafíos que se plantean en el ámbito sanitario, pero estamos preparados para afrontarlos para mejorar la calidad del servicio.

La consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad ya ha conformado el equipo de trabajo que abordará la redacción de una nueva Ley sobre el Territorio con la que pretende simplificar, reordenar y actualizar la tramitación y definir los instrumentos de planeamiento. Es una de nuestras principales promesas: que la administración impulse, no frene.

Ornella Chacón y yo iniciamos en Madrid, con la ministra de Fomento, la ronda de reuniones con los distintos departamentos del Gobierno del Estado. En aquella reunión, la ministra se comprometió con nosotros a introducir una adenda de 27 millones de euros para la carretera de La Aldea y 15 millones más para el anillo insular.  En aquel encuentro, ambos pusimos sobre la mesa las prioridades para nuestro Gobierno. Entre ellas, recuperar los 700 millones de euros que Canarias ha perdido para carreteras en los cinco presupuestos aprobados por el Partido Popular. Y ambos, pese al ruido mediático, seguimos manteniendo la misma posición y compartiendo la misma estrategia para garantizar la ejecución de aquellos proyectos que son prioritarios. Nuestro reto es que Madrid sitúe en el mismo nivel la red de carreteras de Canarias al que hoy ocupa la alta velocidad ferroviaria en la Península.

La consejera de Educación y Universidades ha gestionado un inicio de curso tranquilo, con la rápida detección de las incidencias puntuales que se han podido producir y la reacción inmediata para solventarlas. En materia de Personal, el esfuerzo se ha centrado en adelantar los nombramientos de la plantilla, y ha concluido el procedimiento de Oferta Pública de Empleo puesto en marcha por el anterior equipo directivo. Se han producido los primeros contactos con los rectores para consensuar un marco estable de financiación y, en Formación Profesional, nuestro objetivo es la definición de un modelo que se adapte a la evolución de la economía y que suponga una salida para aquellos que necesitan una segunda oportunidad para retornar al mercado laboral.

A Narvay Quintero le ha correspondido negociar en Bruselas la revisión del PDR 2014-2020. Es el instrumento más importante con el que cuenta su departamento para la modernización, el relevo generacional, la conservación del medio ambiente, la investigación y el desarrollo rural, además de la mejora de la competitividad y calidad de los productos. Ha concretado la apertura para la integración de la flota canaria y del puerto de Las Palmas en el tratado de Pesca de Mauritania, la revisión de la Orden de Pesca para el caladero canario y, en 2016, cumplirá la promesa de la bajada del IGIC para flores y plantas.

Al consejero de Agricultura y a la responsable de Turismo les he encomendado liderar el proyecto que iniciamos el pasado mes de julio, en La Geria, consistente en sellar un acuerdo entre el sector turístico y el sector primario. La próxima reunión se celebrará la próxima semana, el 21 de octubre, en Tenerife. El objetivo es claro: el sector primario debe aspirar no solo a alimentar a los más de dos millones de canarios sino a abastecer a los millones de turistas que nos visitan. Debemos convertir nuestros productos en una oportunidad; en un atractivo turístico por su calidad y excepcionalidad, garantizando de esta manera la supervivencia del sector primario y la protección del paisaje.

Además de este proyecto, la consejera de Turismo ha gestionado en estos primeros cien días el diálogo con los afectados por el decreto que regula la actividad de la vivienda vacacional en Canarias. El próximo paso consistirá en sentar en una misma mesa a todas las partes implicadas para tratar de alcanzar un acuerdo en el que, unos y otros, tendrán que ceder en parte de sus reivindicaciones para facilitar el entendimiento. Por otra parte, ya ha creado un equipo de trabajo junto a Política Territorial para la Ley de Renovación Turística, y ha puesto en marcha el Plan de Mejora de la Competitividad del Turismo.

...

En definitiva, el futuro pasa necesariamente por más diálogo. Es la clave. Y nosotros nos comprometemos a seguir ofreciendo una comunicación constante con todas las administraciones, los sectores económicos y sociales, la ciudadanía, los emprendedores y todos aquellos colectivos que estén dispuestas a aportar sus ideas para que el proyecto que nos une a todos, que es Canarias, sea más próspero, más fuerte, más igualitario y represente una oportunidad para todos.

El futuro es algo que podemos decidir juntos. Todo dependerá de nuestras decisiones y compromisos. Sin generar falsas expectativas, ni recetas mágicas ni falsas promesas. Tan solo asumiendo como acuerdo previo la voluntad de sumar voluntades para crecer juntos.

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO