RSS
Inicio
Intervenciones
10 de septiembre del 2015 - 13:16
10/09/2015

Apertura curso escolar 2015-2016 en el CEIP Pablo Neruda, Puerto del Rosario

Intervención del presidente del Gobierno de Canarias

Que el Gobierno de Canarias haya escogido este centro, el Colegio de Educación de Infantil y Primaria Pablo Neruda para dar comienzo oficial al curso escolar 2015-2016 no es casualidad. El del Pablo Neruda es un buen ejemplo de trabajo, de la defensa de los valores de esfuerzo y solidaridad, de la identidad canaria y de innovación.

No en vano, fue uno de los primeros centros educativos en poner en marcha el aula de informática, mucho antes de la implantación del Proyecto Medusa y contando, incluso, para ello, con la participación de los padres de los alumnos.

Como les decía, es un ejemplo de comunidad educativa que este curso conmemora su 30 aniversario. Lo es en el ámbito de la educación, formación, de la participación pero, también, en otros ámbitos. Su equipo docente trabaja día a día en coordinación y contacto con los padres de los alumnos para inculcar a nuestros niños y formarlos en valores como el de la solidaridad con iniciativas como los desayunos solidarios, o el taller de inmersión lingüística y los comedores de verano, donde son referencia en este municipio desde que el Gobierno de Canarias los pusiera en marcha hace ya 3 años; o con una iniciativa como el apadrinamiento de 6 niños a través de dos ONG. En este punto, no sé si darles la enhorabuena o las gracias por demostrar que la educación va más allá de los libros y de las aulas.

Pero, también, el CEIP Pablo Neruda destaca por la defensa de los valores canarios. El profesorado y la comunidad educativa se preocupan y ocupan de que no se pierdan nuestras raíces, nuestras señas de identidad como pueblo, manteniendo viva nuestras tradiciones y deportes autóctonos y haciéndolo con buena nota. Los resultados están ahí. Han llegado en 11 ocasiones a la final del Campeonato de lucha canaria en edad escolar puesto en marcha por el Cabildo de Fuerteventura y se han proclamado campeones en 3 ocasiones.

El futuro de Canarias pasa por ofertar un mejor sistema educativo. Es la clave. Es la mejor garantía que existe para salir definitivamente de la crisis.

Educación, educación y más educación.

No existen recetas milagrosas. Una educación de calidad para nuestros hijos es la mejor inversión en capital humano que podamos hacer.

Para ello, se debe articular un modelo educativo que se conecte, de manera efectiva, con las necesidades reales del mercado de trabajo, de forma que no volvamos a tener una generación de jóvenes preparadísimos, pero, a la vez, frustrados por la injusticia que supone no poder acceder a un mercado laboral que no encuentra un hueco para ellos.

El objetivo final debe ser la mejora de los resultados educativos, la integración de las nuevas tecnologías, la adquisición de competencias básicas, el aprendizaje de lenguas extranjeras y la convergencia en un espacio europeo de educación superior.

Y para ello es absolutamente necesario cuidar el capital humano que constituye la comunidad docente. Se debe incentivar y favorecer la formación del profesorado en los primeros niveles de la educación primaria, para garantizar el éxito en los aprendizajes posteriores.

Valoramos enormemente su papel y creemos necesario que se aumente su consideración social y se garanticen sus condiciones laborales, ya que, especialmente en estos tiempos difíciles, han servido de soporte y aliento para los escolares y sus familias.

Son muchas las medidas que queremos implantar, con carácter inmediato. Y, por ello, hemos establecido unas líneas de acción prioritarias, que pasan por analizar las principales deficiencias o problemas relacionados con el éxito escolar y trazar, en consecuencia, diferentes líneas de acción.

Con un esfuerzo decidido, también en Educación, Canarias puede y debe encaminarse hacia una nueva etapa protagonizada por quienes ahora se están formando. Vamos a hacerlo bien y vamos a hacerlo juntos.

No me gustaría terminar mi intervención sin hacer una mención especial al equipo directivo actual (Mari Carmen, directora) y a Liborio, director muchos años del Pablo Neruda y que se jubiló en el curso anterior. Gracias por tu dedicación, porque estoy seguro que si este centro es lo que es, en gran parte te lo debemos a ti. A los 41 profesores de este centro, a los 665 alumnos, a los 1200 padres, y a los 22 profesionales de limpieza, conserjería y comedor, mucho ánimo y gracias por ser un ejemplo a seguir para toda Canarias.

Esta semana comienza el curso para 163.329 alumnos en los centros públicos y concertados de las islas de educación infantil y primaria, y este mes lo harán en total en toda Canarias 331.689 alumnos en las distintas modalidades de enseñanza de los centros públicos y concertados. Tenemos una responsabilidad muy grande que hacer en el presente para que esta tierra tenga futuro. Para ello, cuento con el apoyo de todos ustedes.

Felicidades y muchas gracias.