RSS
Inicio
Intervenciones
15 de diciembre del 2014 - 12:21
26/09/2014

Inauguración del Campus África

Paulino Rivero. Presidente del Gobierno de Canarias

En el año 2000, todos los países miembros de Naciones Unidas reconocieron una responsabilidad colectiva en el objetivo de acabar con la pobreza en el mundo en sus diferentes dimensiones.

La Declaración del Milenio (que surgió de aquella reunión) estableció los retos del desarrollo mundial y fijó los compromisos para alcanzarlo de forma equitativa e igualitaria.

Un desarrollo que, como define el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), consiste en el proceso de ampliación de las capacidades de las personas que les posibilite tener un nivel de vida digno.

Y participación económica, política, social y cultural.

Porque ¿como afirmó Federico Mayor Zaragoza, y recoge este Campus África que hoy inauguramos- "no basta proteger, también hace falta preparar el porvenir".

Para ello, es necesario el esfuerzo de muchas manos, el conocimiento de muchas mentes y el establecimiento de estrategias comunes de acción que redunden en beneficio de los más débiles, de los que parten en peores condiciones.

Lo cierto es que, si hay un lugar en el mundo en donde no se esté alcanzando el primero de los objetivos del Milenio (acabar con la pobreza extrema y el hambre) ése lugar es el África Subsahariana.

Es un hecho además, que esa pobreza se manifiesta precisamente en aquellas zonas en donde la falta de educación, las malas condiciones sanitarias o de salud de la población, la expoliación de los recursos naturales o los malos gobiernos han impedido el empleo y el desarrollo entre la población.

Sin duda, este Seminario Internacional Campus África en el que participan responsables políticos, sanitarios y especialistas en economía, tecnología o cooperación internacional, constituye un importante foro de debate para establecer las estrategias comunes que son necesarias para superar las desigualdades en el continente africano.

La situación geográfica y política de Canarias sitúa al Archipiélago en una posición estratégica a la hora de canalizar las acciones que tengan como objetivo el desarrollo en África.

Nuestra condición como espacio frontera sur de Europa y territorio intercontinental hace que el Archipiélago sea cruce de caminos entre Europa y América, y un nexo de unión con el continente africano.

Las relaciones con Europa, África y América, nuestra condición de plataforma atlántica -la tricontinentalidad de Canarias, como también ha sido definida- forma parte de nuestra idiosincrasia como pueblo.

Sin duda, nuestro pasado, pero sobre todo nuestro presente y futuro están estrechamente ligados a esta realidad geográfica, política y económica.

En ese sentido, uno de los objetivos que nos marcamos desde el Gobierno de Canarias es, precisamente, el de aprovechar esa histórica vocación tricontinental de Canarias para, yendo más allá, hacer del Archipiélago un nodo de servicios, de logística y de relaciones económicas, culturales y sociales entre los tres continentes.

Y, en la misma dirección, potenciar especialmente la integración del Archipiélago en nuestro espacio físico más próximo del África Occidental, potenciando al mismo tiempo el desarrollo en la zona.

Un trabajo que se remonta al año 1998, fecha de creación de la Dirección General de Relaciones con África, cuya función en un principio fue tomar el testigo de las iniciativas que desde otros niveles habían iniciado en el vecino continente organizaciones no gubernamentales, empresas, asociaciones culturales y un ambicioso etcétera.

Desde entonces, Canarias ha desarrollado una labor importantísima como punta de lanza de la cooperación española e internacional en el África más próxima.

De hecho, hoy por hoy somos un centro de referencia en ayuda humanitaria y sede de centros logísticos de operaciones con África de organismos como Cruz Roja, el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidad y la cooperación norteamericana USAID.

Hemos ido más allá.

Y para ello ha sido imprescindible, entre otros mecanismos, apostar por la mejora de las comunicaciones aéreas, marítimas y tecnológicas entre Canarias y África.

Avanzar en el fortalecimiento de nuestras infraestructuras de comunicaciones.

Intensificar las relaciones y contactos con los países vecinos en todos los campos.

Desde la cooperación al desarrollo al intercambio cultural o la transferencia de conocimientos científicos y tecnológicos; o la activación de instrumentos e iniciativas que faciliten la inversión y las relaciones comerciales en África.

Para coordinar e impulsar toda la actividad exterior del Archipiélago, el Gobierno de Canarias convocó la mesa de internacionalización, que coordina la acción exterior del Ejecutivo y en la que están representadas todas las instituciones políticas y empresariales.

Actividad exterior que está refrendada en la comunicación aprobada en el Parlamento sobre una estrategia de internacionalización de Canarias.

Estoy convencido de que el avance en la internacionalización empresarial constituye una apuesta positiva para impulsar el desarrollo.

Siempre, desde el mutuo respeto, la confianza y el objetivo claro de promover las condiciones para mejorar la calidad de vida de las personas que viven en el continente africano.

En esa línea, la apuesta política de canarias por África es de firme, convencida.

En los últimos años me he desplazado a Marruecos, Mauritania y Cabo verde, países con los que hemos firmado convenios de colaboración en varias materias, y en donde he mantenido reuniones al más alto nivel que afianzan el papel de Canarias como un socio estratégico para el desarrollo.

Desde el punto de vista empresarial se ha potenciado la internacionalización de empresas canarias por medio de programas Canarias Aporta, lanzado el año pasado.

En la actualidad apoyamos unos cincuenta proyectos internacionales en campos como la exportación, la inversión exterior o la participación en empresas internacionales.

Casi la mitad de ellos se dirigen hacia los mercados africanos.

Al mismo tiempo, estamos desarrollando una estrategia de posicionamiento de canarias como hub de servicios y hemos creado una marca al respecto que presentaremos el próximo 14 de octubre.

Empresas e instituciones multinacionales están utilizando las facilidades logísticas de las Islas en relación con África.

Empresas de minería, de servicios de mantenimiento de plataformas petrolíferas, instituciones en el campo de la ayuda humanitaria, empresas de ingeniería y empresas energéticas, están haciendo que Canarias sea ya una plataforma atlántica.

Avanzando en esa dirección, estamos también desarrollando una estrategia de promoción en EEUU, a donde me desplazado recientemente para llegar a acuerdos con el gobierno estadounidense y promocionar Canarias entre las empresas norteamericanas como base de operaciones en áfrica.

Hemos empezado a trabajar con Canadá, donde ya tenemos acordado un programa de promoción de Canarias como hub, y estamos trabajando también con Brasil.

En el marco de la cooperación europea, hemos renovado el programa de cooperación transfronteriza Madeira, Azores Canarias con los países africanos de Mauritania, Senegal y cabo Verde, triplicando su dotación financiera.

Vamos a trabajar con este programa en el impulso del I+D, en la promoción empresarial, en el medio ambiente, en la prevención de riesgos y en el apoyo a la buena gobernanza.

En la actualidad estamos trabajando también para cerrar el programa de cooperación con Marruecos.

Fruto de todas actuaciones, se ha mejorado la conectividad aérea con África. Si hace tres años apenas existía conectividad directa entre el Archipiélago y el continente vecino, en la actualidad operan 43 vuelos semanales.

En definitiva, desde el Gobierno de Canarias tenemos una visión nítida de cuál es el papel que puede y debe desempeñar el Archipiélago en su entorno geográfico.

Es indudable que nos queda por delante un largo camino por recorrer, pero estamos en la dirección correcta para promover, en la medida de nuestras posibilidades, que sigamos avanzando en la consecución de los objetivos fijados por la ONU en la Declaración del Milenio.

Muchas gracias a todos