RSS
Inicio
Acuerdos de Gobierno
03 de julio del 2017 - 11:09
Los proyectos fueron remitidos por el Comité de Inversiones y Proyectos Estratégicos

El Consejo de Gobierno declara estratégicos 13 proyectos por valor de 523,8 millones de € que crearán 4.174 empleos en las islas

Los proyectos podrán reducir los plazos administrativos a la mitad en base a la Ley 3/2015, de 9 de febrero

El Consejo de Gobierno acordó dar luz verde este lunes a la propuesta elevada por el Comité de Inversiones y Proyectos Estratégicos y que supondrá la declaración de estratégicos, en virtud de la Ley 3/2015, de 9 de febrero, sobre tramitación preferente de Inversiones Estratégicas para Canarias, de 13 proyectos que supondrán una inversión total de 523,8 millones de euros y la creación de 4.174 nuevos puestos de trabajo en las islas, de los que 2.187 se crearían en la fase de construcción y un total de 1.987 en la fase de explotación.

De estos 13 proyectos, que cuentan ya con la declaración de interés estratégico del Gobierno de Canarias, 8 supondrán el impulso a un total de 15 plantas solares fotovoltaicas, 5 parques eólicos y una huerta solar fotovoltaica en el archipiélago.

De esta forma, se ha dado luz verde para esta declaración al Proyecto de plantas solares fotovoltaicas Marfú, Mejías, Sequero, Carrizal, Piletillas, Goro, Garza y Calero, en Gran Canaria, que contarán con una potencia total de 2 MW en cada una y en la que se invertirán un total de 2,2 millones de euros en cada planta. En este caso, se estima la creación de 270 puestos de trabajo en la fase de construcción y 30 empleos consolidados en la fase de explotación, una vez entren en funcionamiento.

También han sido declarados como estratégicas las el Proyecto de plantas solares fotovoltaicas de Gáldar, Anzo, Barrial y Marmolejos en Gran Canaria, de 2 MW cada planta, por un importe total de 4,8 millones de euros y la creación de 168 empleos para la fase de construcción y un total de 15 para la explotación de las mismas.

Las plantas solares fotovoltaicas Arinaga I y Arinaga II, en Gran Canaria, que tendrán una potencia de 4 MW cada una, supondrán una inversión de 8,8 millones de euros y generarán 168 puestos de trabajo durante su construcción y 15 nuevos empleos en la fase de explotación.

Asimismo, proyecto de plantas solares fotovoltaicas Las Salinetas, en Telde, Gran Canaria, que estará compuesta por 13.280 paneles fotovoltaicos con una potencia total de 3,7 MW, supondrá una inversión de 5,5 millones de euros y permitirá la creación de 24 puestos de trabajo en la fase de construcción y 2 puestos de trabajo fijos para la gestión de las plantas. Mientras que el Proyecto para la construcción de los parques eólicos Arcos del Coronadero, Lomo del Moral y Las Casillas, en San Bartolomé de Tirajana, Gran Canaria, compuesto por 5 aerogeneradores con una potencia total de 4 MW cada uno, supondrá una inversión de 5,2 millones de euros y se estima que generarán 74 puestos de trabajo durante la fase de construcción y 12 puestos durante la fase de explotación de los parques.

Por último, en materia de energías renovables también han sido declarados de interés estratégicos los proyectos para la creación del parque eólico Las Casillas; del parque eólico El Rodeo, ambos en San Bartolomé de Tirajana, Gran Canaria, así como el de una huerta solar fotovoltaica de conexión a red de potencia nominal 1,0 Mw, en Las Palmas de Gran Canaria, Gran Canaria. En el caso de Las Casillas, el parque eólico estará compuesto por 11 aerogeneradores con una potencia de 8,8 MW para los que se prevé una inversión de 10,6 millones de euros y la creación 54 puestos de trabajo para la construcción y 8 para la fase de explotación. En el caso del parque eólico de El Rodeo, que contará con 9 aerogeneradores con una potencia de 7,2 MW, la inversión total será de 8,8 millones de euros y la creación de 45 empleos en la construcción y 8 puestos para su puesta en funcionamientos. Mientras que la huerta solar ubicada en la capital grancanaria y compuesta por 3.840 paneles con una pontencia de 1,0 MW supondrá una inversión de 0,9 millones de € y 7 puestos de trabajo, 4 en la fase de construcción y 3 en la de explotación.

El Consejo de Gobierno también declaró como estratégicos el proyecto sobre el Equipamiento comercial parcelas 28 y 29 Urbanización Meloneras 2ª, en San Bartolomé de Tirajana, Gran Canaria, que corresponde a un establecimiento de actividad complementaria a la turística alojativa y que supondrá una inversión de 150 millones de euros, y la creación de en torno a 2.400 puestos de trabajo de los que la mitad correspondería a la construcción del citado equipamiento comercial y la otra mitad cuando comience la explotación del establecimiento.

De la misma forma, el proyecto para el desarrollo urbanístico del sector turístico Cueva del Polvo, en Guía de Isora, también ha contado con el visto bueno del Consejo de Gobierno. El proyecto en cuestión prevé invertir un total de 105,9 millones de euros y generar en torno a 200 puestos de trabajo directos e indirectos para la construcción de un complejo turístico que alojará a un máximo de 542 personas.

El Proyecto turístico Maguenes, también en Guía de Isora, en Tenerife, también se podrá acoger a los preceptos de la Ley 3/2015, de 9 de septiembre. El proyecto en cuestión prevé la construcción y explotación turística de un resort hotelero en el que se prevé invertir 152,1 millones de euros que permitirán la creación inicial de 434 puestos de trabajo.

Por último, el Gobierno acordó también declarar este lunes los Proyectos Tanque de Agua Zona Sur-Este Gran Canaria, en San Bartolomé de Tirajana; y pista de perfeccionamiento de la conducción, ambos en Gran Canaria, como estratégicos, atendiendo a la propuesta del Comité de Inversiones. En el primer caso, se trata de la construcción de una infraestructura dirigida a atraer grandes proyectos audiovisuales a Canarias. Con una inversión de 26,2 millones de euros, se estiman 30 los puestos de trabajo fijos en este sector y de entre 70 y 300 puestos adicionales al año dependiendo de las producciones que se lleven a cabo. En cuanto al último proyecto contempla la construcción de un centro de alto rendimiento de conducción deportiva, sobre todo dirigido a deportistas con discapacidad y a personas con movilidad reducida, y cuenta con una inversión de 15 millones de euros y se estima que genere en torno a 60 puestos de trabajo durante la fase de construcción y 30 en la fase de explotación.

El Consejo de Gobierno dio luz verde a la propuesta del Comité de Inversiones elevada tras su última convocatoria que tuvo lugar el pasado lunes, 26 de junio, y que determinó que los proyectos citados anteriormente pueden acogerse a la Ley 3/2015, de 9 de febrero, sobre tramitación preferente de Inversiones Estratégicas para Canarias, que fue aprobada con el objetivo de agilizar la tramitación en las administraciones públicas de los expedientes relacionados con iniciativas y proyectos de inversión, aunque para ello deben ser declarados en última instancia de interés estratégico por parte del Gobierno de Canarias, tal y como ha sucedido hoy, en atención a su especial relevancia para el desarrollo social y económico de las Islas.

Entre los requisitos a cumplir por los proyectos en cuestión se establecen aspectos como el impacto sobre la economía insular o canaria, especialmente en el ámbito de la generación de empleo; la capacidad para movilizar inversión privada interna o externa, o la repercusión en sectores de especial interés para el Archipiélago, como el turismo, las energías, la industria, la innovación, el tratamiento y reciclado de residuos, la internacionalización, entre otros, son criterios sobre los que apoyar la declaración de una inversión como de interés estratégico para las islas.

El texto legal permite que los proyectos declarados de interés estratégico pasen a ser tramitados en la mitad de tiempo que los procedimientos administrativos previstos en la normativa de cualquier administración pública canaria, salvo en los relativos a la presentación de solicitudes y recursos, los procedimientos de concurrencia competitiva y los de naturaleza fiscal.

De la misma forma, se establece que en la tramitación, aprobación y ejecución del planeamiento urbanístico, cuando tenga por objeto exclusivo obras e instalaciones de inversiones declaradas de interés estratégico, los plazos también se reduzcan a la mitad, así como, los plazos para el otorgamiento de cualquier licencia que resulte necesaria para la ejecución, apertura o funcionamiento de dichas obras e instalaciones, salvo en las que la normativa estatal lo impida. De igual manera ocurrirá con los plazos establecidos para los procedimientos medioambientales.