RSS
Inicio
Acuerdos de Gobierno
18 de junio del 2015 - 19:52

El Gobierno aprueba el decreto que modifica el reglamento de centros y servicios para dependientes

El Decreto también amplía la figura de los centros ocupacionales
Reunión del Consejo de Gobierno de Canarias.

Con esta modificación se posibilita que las personas físicas que se den de alta como profesionales autónomos puedan prestar servicios en el área de la atención a personas dependientes

El Gobierno de Canarias ha acordado hoy en Consejo de Gobierno aprobar el proyecto de Decreto por el que se modifica el reglamento regulador de los centros y servicios que actúen en el ámbito de la promoción de la autonomía personal y la atención a personas en situación de dependencia en Canarias.

La nueva normativa respeta la estructura del anterior Decreto pero introduce significativas mejoras. En relación a los servicios, la primera de las mejoras que se incluye es la posibilidad de que trabajadores autónomos y no solo empresas puedan ofrecer servicios de dependencia, sobre todos aquellos como la ayuda a domicilio.

Se introduce una profesión novedosa como es el asistente personal, que ofrece a la persona dependiente una atención personalizada. Esto significa que se profundiza en la promoción de la prevención de la dependencia.

El Decreto ahonda en la tipología de los servicios, como el de teleasistencia y ayuda a domicilio, ya que con esta modificación son definidos de forma más pormenorizada.

En relación a los centros, el Decreto amplía la definición de estos recursos no solo para las personas dependientes sino también para personas no dependientes, o sea, personas válidas que por su situación personal o familiar se encuentren solas y necesiten residir en un centro.

El Decreto también amplía la figura de los centros ocupacionales, que hasta ahora solo ofrecían servicios para personas con discapacidad y que ahora abre el abanico e incluye a las personas mayores.

Otra de las modificaciones que se incorpora es la regulación de los centros de rehabilitación psicosocial, que son centros diurnos para personas con enfermedades mentales.

Por último el Decreto flexibiliza y permite las acreditaciones temporales parciales. En ese caso, los centros y servicios podrán ser objeto de una acreditación temporal parcial respecto de aquellas instalaciones o dependencias que, por su diferenciación e individualización del resto, constituyan una unidad organizada funcional y materialmente para la prestación de servicios a personas en situación de dependencia.

Esta medida facilitará la implantación de una red de centros acreditados en Canarias, mediante un plazo razonable, de manera que la vigencia de estas acreditaciones parciales no podrá superar los cinco años desde su resolución, a fin de posibilitar al promotor en dicho plazo la adecuación de la totalidad de las instalaciones de los centros y servicios.