Está en:

Suelos

  Suelos

 El suelo, la capa superior de la corteza terrestre,es un medio sumamente complejo, variable, vivo y especialmente frágil en territorios insulares como Canarias. El suelo es en sí mismo un hábitat, pero también es el soporte de otros hábitats, sirve de plataforma para actividades humanas y actúa como un proveedor de alimentos y materias primas. El suelo es un recurso no renovable, pues el proceso de formación es extremadamente lento, y se necesitan miles de años para formar una delgada capa evolucionada y fértil.

Aunque todas las Islas del archipiélago canario tengan el mismo origen, los materiales que las han formado cuentan con distinta composición y naturaleza físico-química, hecho que afecta al proceso de formación del suelo. La edad del sustrato, las características climáticas y la colonización vegetal son factores que han determinado el desarrollo de suelos, en algunos casos moderadamente profundos y en otros, inexistentes (roca). En condiciones áridas o semiáridas (caso de las islas orientales), los suelos están poco desarrollados. Por el contrario, en condiciones ambientales más húmedas la transformación del material volcánico se ha producido de forma más rápida, intensa y evidente.  


Más información