Está en:

Estado de conservación de las especies amenazadas de Canarias

  Estado de conservación de las especies amenazadas de Canarias

Con la entrada en vigor del Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias (CEAC) se han realizado distintos proyectos encaminados a aumentar el grado de conocimiento sobre la distribución y estado de conservación de los distintos taxones amenazados. Destaca la puesta en marcha del Programa de Seguimiento de Poblaciones de Especies Amenazadas (SEGA) promovidos por el Gobierno de Canarias, así como el proyecto Atlas de Flora Amenazada (AFA) promovido por el Ministerio de Medio Ambiente.

El aumento del conocimiento sobre las especies amenazadas propicia que a partir del año 2003 la Dirección General del Medio Natural tomara la iniciativa de realizar una revisión actualizada del CEAC, a excepción de los taxones incluidos en la categoría de interés especial. También se ha tenido en cuenta la propuesta de diversos especialistas para valorar el estado de conservación de taxones que pudieran estar amenazados y que aún no están incluidos en el Catálogo.

Para realizar esta revisión se siguen los criterios actualmente recogidos en la Orden de 13 de julio de 2005, por la que se determinan los criterios que han de regir la evaluación de las especies de la flora y fauna silvestres amenazadas. El resultado de dicha evaluación no ha llegado a cursar los trámites pertinentes establecidos en el Decreto 151/2001 y por tanto el CEAC no ha sido modificado aún.

Además de las fichas iniciales de cada una de las especies para su inclusión en el CEAC de 2001, la evaluación sobre el estado de las especies amenazadas de Canarias se ha realizado en 2004 y en 2009.

Si se pretende comparar ambos ejercicios de evaluación hay que tener en cuenta que desde el año 2005 el Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias ha contactado con especialistas en distintos grupos taxonómicos a fin de afinar la distribución de las especies amenazadas, concretando en la medida de lo posible los datos históricos registrados en la base de datos cartográfica y mejorando el nivel de precisión de las citas. Por ello en la evaluación de 2009 se cuenta con mayor número de citas precisas para los taxones evaluados.

Respecto a las especies marinas hay que tener en cuenta que en la gran mayoría de los casos los datos son muy escasos o muy poco precisos y que el Banco de Datos de Biodiversidad Marino actualmente no se encuentra operativo.