Está en:

Grandes mamíferos marinos: los cetáceos

En las aguas oceánicas profundas de Canarias transitan con frecuencia, e incluso se establecen de forma permanente, importantes comunidades de cetáceos que convierten a las Islas en lugares privilegiados a nivel mundial para la observación de estos animales en libertad. La razón de esta alta biodiversidad está en las condiciones geofísicas del archipiélago, que debido a su escasa plataforma insular disponen de altas profundidades a muy poca distancia de la costa, muy adecuadas para la vida de estos animales. Además las características oceanográficas, con rangos de temperatura de las aguas no extremas, permite el paso de animales tanto de aguas frías como de aguas templadas.

Concretamente, se han documentado hasta 28 especies de cetáceos, entre las que se encuentran ballenas, delfines y zifios. Esta cantidad de especies supone cerca del 80% de las existentes en el Atlántico Norte.

Sin embargo, determinadas actividades humanas de recreo, la contaminación del agua por vertidos, basuras o ruidos, el transporte marítimo y la alteración de los ecosistemas marinos ponen en peligro su bienestar y su supervivencia.

Grandes mamíferos marinos: los cetáceos