Está en:

Efectos de la contaminación atmosférica

  Efectos de la contaminación atmosférica

La contaminación atmosférica es la impurificación de la atmósfera causada por la presencia de contaminantes en forma sólida, líquida, gaseosa, y también en forma de radiaciones, en valores diferentes a los de su composición natural.

La contaminación atmosférica ocasiona daños sobre la salud humana, la biodiversidad, el suelo, el agua, así como sobre los bienes materiales y los inmuebles. Estos efectos son provocados por la deposición de contaminantes en forma líquida a través de la lluvia ácida, sólida o gaseosa. Además es una de las causas del agotamiento de la capa de ozono, el Cambio Climático, e influye en la propagación de la contaminación lumínica.

En Canarias, la incidencia de la contaminación atmosférica por zonas depende de factores atmosféricos, como la dirección e intensidad del viento, y de factores orográficos, como la ubicación de los puntos de incidencia a barlovento o sotavento de las islas, la altitud, la cercanía al mar o la presencia de obstáculos como barrancos y montañas. Los efectos de la contaminación se hacen especialmente graves si tenemos en cuenta la alta biodiversidad de las islas y el creciente problema de la erosión y la desertificación.