Está en:

 
 
 

UNA REBAJA FISCAL PENSADA PARA LOS CANARIOS

Una de las prioridades del Gobierno de Canarias es devolver a las familias y a los autónomos el gran esfuerzo que han hecho durante los duros años de crisis económica. Es una deuda de la sociedad canaria con las familias, autónomos y pequeñas y medianas empresas.

Desde el Gobierno de Canarias queremos ser parte de este proceso, acompañando a los hogares y a los profesionales en una nueva etapa económica, para que 2018 sea el año en el que miles de familias noten esa recuperación.  

La forma más adecuada es incluir en los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias de este año un conjunto de medidas que reduce la carga tributaria que han venido soportando y que, a su vez, ayudará a propiciar una redistribución de la riqueza.

Deducciones en los gastos educativos y sanitarios, compensaciones a los hogares para personas dependientes y familias monoparentales, y el reconocimiento a la solidaridad de los canarios, son otros de los fines que se persiguen con esta batería de bonificaciones fiscales.

Se trata de medidas que incluyen deducciones en el tramo autonómico del IRPF así como la bajada del IGIC aplicado a determinados productos y servicios. Contemplamos, también, la creación del Régimen Especial del Pequeño Empresario o Profesional en el IGIC, que permitirá que aquellos autónomos que no facturen más de 30.000 euros queden exentos de este impuesto.

En el caso de las deducciones sobre el tramo autonómico del IRPF es importante tener en cuenta que se aplicarán sobre la renta de 2017, cuya campaña de presentación comienza el próximo 4 de abril.

En esta web podrá consultar todas las medidas que se han puesto en marcha y conocer cómo podrá beneficiarse.