Conocernos mejorIntroducciónPrograma de Nuevas Tecnologías
Atrás Portada Adelante

 

 Índice
Introducción
Topología
Protoc. bajo nivel
Ethernet
Cab. estructurado
Proceso trabajo
Internet
Redes
Configuración
Servicios Intranet
Internet en red
Páginas WEB
LAN en centro
Programas usados

Definición de LAN

LAN es la abreviatura de Network Area Local (Red de Área Local o simplemente Red Local). Una red local es la interconexión de varios ordenadores y periféricos para intercambiar recursos e información. En definitiva, permite que dos o más máquinas se comuniquen.

El término red local incluye tanto el hardware como el software necesario para la interconexión de los distintos dispositivos y el tratamiento de la información.

Todos los dispositivos pueden comunicarse con el resto aunque también pueden funcionar de forma independiente. Las velocidades de comunicación son elevadas estando en el orden de varios millones de bits por segundo dependiendo del tipo de red que se use. Es un sistema fiable ya que se dispone de sistemas de detección y corrección de errores de transmisión.

Dentro de una red local existen algunos ordenadores que sirven información, aplicaciones o recursos a los demás. Estos ordenadores se les conoce con el nombre de servidores.

Los servidores pueden ser dedicados o no dedicados:

Dedicados. Normalmente tienen un sistema operativo más potente que los demás y son usados por el administrador de la red.
No dedicados. Pueden ser cualquier puesto de la red que además de ser usado por un usuario, facilita el uso de cierto recursos al resto de los equipos de la red, por ejemplo, comparte su impresora.

El creciente uso de las redes locales se debe al abaratamiento de sus componentes y a la generalización de sistemas operativos orientados al su uso en red. Con esto se facilita las operaciones de compartir y usar recursos de los demás ordenadores y periféricos.

Beneficios de una red local

Bien planificada e implementada, una red local aumenta la productividad de los PCs y periféricos implicados en ella. Si no se planifica y monta apropiadamente puede ser motivo de frustración y de pérdida de tiempo e información.

Algunas de las facilidades que nos abre el uso de una red local son:

Compartir los recursos existentes: impresoras, módems, escáner, etc.
Uso de un mismo software desde distintos puestos de la red.
Acceder a servicios de información internos (Intranet) y externos (Internet).
Intercambiar archivos.
Uso del correo electrónico.
Permite conexiones remotas a los distintos recursos.
Copias de seguridad centralizadas.
Simplifica el mantenimiento del parque de máquinas.

En definitiva, hace posible una mejor distribución de la información.

Aplicaciones en un centro educativo

La red local dentro de un centro educativo nos abre una serie de posibilidades muy interesantes para su uso como herramienta de apoyo en el aula. Algunas de ellas son:

Compartir los recursos existentes en el centro, desde las impresoras, escáner y las comunicaciones con el exterior, hasta le propio software instalado en los distintos equipos de la red.
Correo electrónico tanto interno entre alumnos y profesores del mismo centro, como con otros de centros de todo el mundo.
Multimedia en red.
Servidores de información internos tipo WEB.
Edición de páginas WEB.
Pizarra electrónica.
Conferencias o contactos en directo usando las tres posibilidades técnicas existentes:
Tecleadas, denominadas Chat.
Por voz o audioconferencias.
Por voz y vídeo, conocidas por el nombre de videoconferencias.

 La figura del administrador de la LAN

Es importante designar a un responsable técnico del sistema que sea quien planifica y mantiene operativa la red local.

El administrador de la red local es una figura clave en el éxito de su funcionamiento. Él mantiene los archivos y recursos, así como previene consecuencias nefastas siguiendo los procedimientos de seguridad (antivirus, copias de seguridad, etc.). También decide los privilegios de cada uno de los usuarios o grupos de usuarios de la LAN restringiendo convenientemente el uso de sistemas vitales sólo al personal adecuado.

Algunas de las funciones de mantenimiento del administrador de la LAN son:

Mantener operativa la red local.
Decidir e implementar la política de seguridad en la red.
Privilegios de los usuarios.
Antivirus.
Copias de seguridad.
Búsqueda de mayores capacidades.
Investigar nuevas soluciones o sistemas.
Instalación de nuevos dispositivos y nuevos software.

Cada día se facilita más el trabajo del administrador con la aparición de nuevas utilidades y herramientas de automatización de las tareas más habituales. Muchas de estas tareas pueden ser programadas para que se ejecuten de forma automática. Es el caso de las copias de seguridad o de la distribución de un antivirus por los distintos equipos de la red.

 Atrás Portada Adelante