Sumérgete en lo más profundo ...

ÁREAS EN PRIMARIA

y busca el tesoro con paciencia ...






5.ÁREA DE CONOCIMIENTO DEL MEDIO NATURAL, SOCIAL Y CULTURAL

 

5.1. CARACTERIZACIÓN DEL ÁREA

 

Las necesidades culturales de los hombres y mujeres de nuestro tiempo se modifican continuamente; por tanto, han de variar los contenidos básicos que se enseñan y aprenden en la escuela. Uno de los cambios significativos propuestos en la LOGSE es, sin duda, la adecuación del currículo escolar al entorno en que se encuentra el centro, a las nuevas realidades sociales y culturales.

 

Segùn esto, es necesario incorporar al sistema educativo contenidos que hasta el presente se ofrecían fuera de él y que son reclamados con interés por la sociedad, puesto que prepararán a los niños y niñas para vivir su papel de ciudadanos activos en una sociedad, como la canaria, en continuo desarrollo científico y técnico. Del mismo modo, es preciso educar en los nuevos valores que deben fomentarse en la sociedad: la tolerancia, la convivencia pacífica y democrática, la participación ciudadana, el respeto a los derechos humanos, etc.

 

En relación con estas necesidades se ha configurado un área con nuevas aportaciones cuyo objetivo de conocimiento es "el medio", entendiéndolo como el conjunto de elementos, sucesos y factores de diversa índole que constituyen y tienen lugar en el entorno de las personas.

 

Las finalidades que se pretenden conseguir en el área de Conocimiento del Medio son:

 

* Ayudar a los alumnos y alumnas a construir un conocimiento de la realidad que, partiendo de sus propias percepciones, vivencias y representaciones, se haga progresivamente más compartido, racional y objetivo.

 

* Proporcionarles los recursos necesarios para iniciar una aproximación científica al análisis del medio, desarrollando en ellos las capacidades de indagación y bùsqueda de explicaciones y de soluciones a los problemas que plantea la propia experiencia cotidiana.

 

Se incorporan en esta área nuevos contenidos relacionados con la autonomía personal, con la salud, con la participación responsable y crítica en actividades de grupos sociales, etc., y aparece un conjunto de aspectos de especial relevancia para el desarrollo de la sociedad actual, que se han de tener en cuenta desde todas las áreas:

 

* El reconocimiento de la igualdad entre las personas.

* La educación para el consumo.

* La protección del medio ambiente.

* La educación para el ocio y la cultura...

 

El área de Conocimiento del Medio en la Educación Primaria es representativa de lo que han de ser el currículo y la experienciapersonal en este nivel. Se trata de integrar ambos, atendiendo a la vez a distintos aspectos de la realidad y del sujeto que aprende.

 

Varias disciplinas, comprometidas en la comprensión y explicación del conjunto de aspectos y dimensiones que configuran el entorno humano, contribuyen en esta área con sus conocimientos, métodos y estructuras propias (Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Tecnología, etc.). Su ámbito es de carácter integrador y aunque falta todavía una fundamentación epistemológica para una ciencia unificada e integrada del medio, sin embargo, es posible una aproximación educativa integradora.

 

Conviene destacar que esta etapa educativa no tiene carácter terminal, ya que a lo largo de la Educación Secundaria Obligatoria los alumnos y alumnas tendrán oportunidad de hacer un estudio más analítico del área. Esto permite abordar el medio con un enfoque globalizador que no supone desvalorización de las disciplinas que concurren en el área, sino utilizar unas estrategias metodológicas concretas:

 

* Visión conjunta de los componentes del medio.

* Análisis de los mismos mediante los instrumentos de las diversas disciplinas.

* Construcción de esquemas interpretativos de síntesis.

 

Se trata, pues, de ayudar a los alumnos a construir el conocimiento de la realidad. Un conocimiento que proporcione capacidades instrumentales cada vez más poderosas para experimentar el medio en una vivencia enriquecida, para comprenderlo, para actuar en él y sobre él de modo consciente y creativo.

 

En cuanto a la metodología, se plantea en este proyecto curricular que sea a la vez globalizada y analítica, acompañando a la consideración de la totalidad del medio socio_natural una segmentación en componentes que han de ser objeto de análisis y estudio diferenciado.

 

Junto a esto, destaca el hecho, ampliamente refrendado por la investigación psicopedagógica, de que el proceso de construcción del conocimiento mediante un aprendizaje significativo es siempre, en estas edades, un aprendizaje globalizado que implica a la totalidad del sujeto que aprende en sus mùltiples relaciones con el entorno. La parcelación y segmentación de la ciencia y la experiencia con fines de estudio y profundización sólo es un recurso ùtil para la construcción del conocimiento, en la medida en que dicha experiencia actùa como marco de referencia integrador.

 

Esta perspectiva psicopedagógica obliga a destacar en el concepto del medio sus componentes individuales, subjetivos y vivenciales, fruto de la experiencia directa con las cosas. Pero el concepto del medio rebasa ampliamente este entorno inmediato en el espacio y en el tiempo, llegando a incluir todos los factores, fenómenos y sucesos que tienen influencia sobre el desarrollo de laspersonas y condicionan más o menos directamente sus actuaciones. También tiene el medio un fuerte componente social y cultural, delimitando todo lo que se considera esencial para que las personas puedan asumir su propio desarrollo y puedan ser miembros activos de la sociedad.

 

El área curricular de Conocimiento del Medio ha de tener en cuenta tanto el componente individual, subjetivo y experiencial, como el componente social y cultural. Se trata de dos niveles de conocimiento del medio que se enriquecen mutuamente, que se construyen en paralelo y que mantienen su vigencia durante toda la vida.

 

El conocimiento subjetivo constituye el punto de partida en el que se van asentando los sucesivos conocimientos que van a conformar una aproximación a la realidad más formal y racional, un conocimiento del medio más objetivo y más susceptible de ser compartido.

 

 

5.2. OBJETIVOS GENERALES

 

Los objetivos generales de esta área contextualizan los de la Educación Primaria a través del desarrollo de las capacidades y de los contenidos específicos que en ella se trabajan. Se pueden concretar en cuatro ámbitos:

 

* Autonomía personal:

 

_ Desplazamiento y orientación en el espacio.

_ Adquisición del sentido del tiempo personal.

_ Conocimiento de la forma de organización de diversos

grupos para integrarse en ellos de forma consciente.

 

* Identificación con los grupos sociales de pertenencia y referencia, potenciando capacidades como:

 

_ Participación responsable y crítica.

_ Valoración de costumbres y tradiciones canarias.

_ Respeto por las diferencias y solidaridad.

 

* Adquisición y práctica autónoma de hábitos, capacidades y actitudes de calidad de vida, que implican:

 

_ Creación de hábitos de salud y cuidado personal.

_ Uso adecuado de los recursos naturales.

_ Utilización racional de avances científicos y

tecnológicos.

_ Conservación y mejora del medio ambiente.

 

* Desarrollo de capacidades básicas en el quehacer científico, tales como:

 

_ Indagación, exploración y bùsqueda sistemática de datos.

_ Establecimiento de relaciones.

_ Respeto y valoración del trabajo bien hecho.

 

Se enuncian a continuación los objetivos generales del área, formulados siguiendo los mismos criterios que para los objetivos generales de etapa. En ambos casos están expresados en términos de capacidades, las cuales deberán ser alcanzadas por los alumnos y alumnas al acabar la Educación Primaria:

 

1. Comportarse de acuerdo con los hábitos de salud y cuidado corporal que se derivan del conocimiento del cuerpo humano y de sus posibilidades y limitaciones y mostrar una actitud de aceptación y respeto hacia las diferencias individuales.

 

2. Participar en actividades grupales de modo constructivo, responsable, solidario y democrático, valorando las aportaciones de cada uno de los miembros del grupo.

 

3. Reconocer y apreciar su pertenencia a unos grupos sociales con características y rasgos propios y adquirir progresivamente una actitud de respeto hacia grupos diferentes, rechazando cualquier tipo de discriminación.

 

4. Reconocer, analizar y valorar el impacto de algunas actividades humanas en el medio, comportándose cotidianamente de forma que contribuya activamente a la conservación y mejora del medio ambiente y del patrimonio cultural.

 

5. Reconocer en los elementos del medio social el impacto de cambios y transformaciones provocados por el paso del tiempo, iniciándose en el análisis de otras épocas y momentos históricos, aplicando los conceptos de simultaneidad y sucesión.

 

6. Identificar los elementos principales del entorno natural, situándolos en el espacio; analizar algunas de sus características más relevantes y reconocer su organización adquiriendo progresivamente el dominio de ámbitos espaciales más complejos.

 

7. Identificar, plantearse y resolver problemas sencillos relacionados con los elementos de su entorno natural y social, utilizando los procedimientos básicos para obtener, procesar y tratar la información necesaria.

 

8. Interpretar, expresar y representar hechos, conceptos y procesos del medio natural y social usando distintos lenguajes (cartográfico, numérico, gráfico, etc.), valorando su ejecución correcta y su utilidad práctica, lùdica y formativa.

 

9. Diseñar y construir dispositivos y aparatos con una finalidad previamente establecida, utilizando su conocimiento de las propiedades elementales de algunos materiales, sustancias y objetos presentes en el medio.

 

10. Identificar algunos objetos y recursos tecnológicos yvalorar su contribución para satisfacer determinadas necesidades humanas, desarrollando al mismo tiempo actitudes favorables para sus usos pacíficos y para una mayor calidad de vida.

 

Estos objetivos generales del área para la etapa se contextualizan en cada uno de los ciclos que la componen teniendo en cuenta los criterios enunciados en los objetivos generales del proyecto y las propias aportaciones del área de Conocimiento del Medio.

 

 

5.3. SECUENCIACIÓN POR CICLOS DE LOS OBJETIVOS GENERALES

 

OBJETIVO 1

 

Para la etapa

 

1. Comportarse de acuerdo con los hábitos de salud y cuidado corporal que se derivan del conocimiento del cuerpo humano y de sus posibilidades y limitaciones y mostrar una actitud de aceptación y respeto hacia las diferencias individuales.

 

Para el primer ciclo

 

1.1. Comportarse de acuerdo con los hábitos de salud y cuidado corporal que se derivan del conocimiento de los aspectos básicos de su cuerpo.

1.2. Mostrar una actitud de aceptación y respeto hacia las diferencias individuales (edad y sexo).

 

Para el segundo ciclo

 

1.1. Comportarse de acuerdo con los hábitos de salud y cuidado corporal que se derivan del conocimiento del cuerpo humano.

1.2. Mostrar una actitud de aceptación y respeto hacia las diferencias individuales (edad, sexo y características físicas).

 

Para el tercer ciclo

 

1.1. Comportarse de acuerdo con los hábitos de salud y cuidado corporal que se derivan del conocimiento del cuerpo humano y de sus posibilidades y limitaciones.

1.2. Mostrar una actitud de aceptación y respeto por las diferencias individuales (edad, sexo, características físicas y personalidad).

 

OBJETIVO 2

 

Para la etapa

 

2. Participar en actividades grupales de modo constructivo, responsable, solidario y democrático, valorando las aportaciones de cada uno de los miembros del grupo.

 

Para el primer ciclo

 

2. Participar en actividades grupales respetando las normas y reglas de convivencia y realizando las tareas asignadas de una forma responsable.

 

Para el segundo ciclo

 

2. Participar en actividades grupales de modo constructivo, responsable y solidario, respetando los principios básicos del funcionamiento democratico.

 

Para el tercer ciclo

 

2. Participar en actividades grupales de modo constructivo, responsable y solidario, valorando las aportaciones propias y ajenas y respetando los principios básicos del funcionamiento democrático.

 

OBJETIVO 3

 

Para la etapa

 

3. Reconocer y apreciar su pertenencia a unos grupos sociales con características y rasgos propios y adquirir progresivamente una actitud de respeto hacia grupos diferentes, rechazando cualquier tipo de discriminación.

 

Para el primer ciclo

 

3.1. Reconocer y apreciar su pertenencia a ciertos grupos sociales (familia, escuela, grupo de iguales) con características y rasgos propios.

3.2. Interesarse por las características de otros grupos, respetando sus peculiaridades.

 

Para el segundo ciclo

 

3.1. Reconocer y apreciar su pertenencia a ciertos grupos sociales (familia, escuela, localidad), con características y rasgos propios (normas de conducta, relaciones entre los miembros, costumbres y valores compartidos, lengua comùn, etc.).

3.2. Adquirir progresivamente una actitud de respeto hacia las características peculiares de otros grupos rechazando cualquier tipo de discriminación.

 

Para el tercer ciclo

 

3.1. Reconocer y apreciar su pertenencia a ciertos grupos sociales (familia, escuela, localidad, Comunidad Autónoma de Canarias, Estado español, Comunidad Europea) con características y rasgos propios (normas de conducta, relaciones entre los miembros, costumbres y valores compartidos, lengua comùn, etc.).

3.2. Mostrar una actitud de respeto hacia otros gruposdiferentes, valorando las diferencias y rechazando cualquier tipo de discriminación.

 

OBJETIVO 4

 

Para la etapa

 

4. Reconocer, analizar y valorar el impacto de algunas actividades humanas en el medio, comportándose cotidianamente de forma que contribuya activamente a la conservación y mejora del medio ambiente y del patrimonio cultural.

 

Para el primer ciclo

 

4. Reconocer los efectos positivos y negativos sobre su entorno natural y social próximo de algunas actuaciones humanas, adquiriendo paulatinamente un comportamiento que contribuya de manera activa, y en la medida de sus posibilidades, a la conservación y mejora de dicho entorno cotidiano.

 

Para el segundo ciclo

 

4. Reconocer en los elementos de su entorno natural y social el impacto de algunas actividades humanas (usos del suelo, desertización, urbanización, vías de comunicación, etc.), distinguir en ellas lo positivo de lo negativo, lo necesario de lo abusivo, e ir adquiriendo en sus actividades cotidianas un comportamiento que contribuya activamente a la conservación del medio ambiente y del patrimonio cultural.

 

Para el tercer ciclo

 

4. Reconocer en los elementos de su entorno natural y social el impacto de algunas actividades humanas (usos del suelo, desertización, urbanización, vías de comunicación, etc.), analizarlas desde esta perspectiva valorando críticamente la necesidad y alcance de dicho impacto y comportándose en sus actividades cotidianas de forma que contribuya activamente, en la medida de sus posibilidades, a la conservación y mejora del medio ambiente y del patrimonio cultural.

 

OBJETIVO 5

 

Para la etapa

 

5. Reconocer en los elementos del medio social el impacto de cambios y transformaciones provocados por el paso del tiempo, iniciándose en el análisis de otras épocas y momentos históricos, aplicando los conceptos de simultaneidad y sucesión.

 

Para el primer ciclo

 

5. Reconocer en su propia persona y en los ámbitos de su entorno familiar y escolar las transformaciones provocadas por el paso del tiempo.

 

Para el segundo ciclo

 

5. Reconocer en su propia persona y en los elementos de su entorno social el impacto de cambios y transformaciones provocados por el paso del tiempo, indagar algunas relaciones sencillas de simultaneidad, sucesión y causalidad simple en dichos cambios.

 

Para el tercer ciclo

 

5. Reconocer en los elementos de su entorno social el impacto de cambios y transformaciones provocados por el paso del tiempo, indagar algunas relaciones sencillas de simultaneidad, sucesión y causalidad simple en dichos cambios y aplicar estos conceptos al análisis de otras épocas y momentos históricos.

 

OBJETIVO 6

 

Para la etapa

 

6. Identificar los elementos principales del entorno natural, situándolos en el espacio; analizar algunas de sus características más relevantes y reconocer su organización adquiriendo progresivamente el dominio de ámbitos espaciales más complejos.

 

Para el primer ciclo

 

6.1. Identificar alguno de los elementos principales de su entorno natural próximo (insulariadad, elementos visibles del paisaje, tiempo atmosférico, vegetación, fauna).

6.2. Reconocer, situar y representar espacialmente los elementos más significativos del ámbito próximo a la experiencia cotidiana.

 

Para el segundo ciclo

 

6.1. Identificar los elementos principales de su entorno natural (insulariadad, accidentes geográficos, tiempo atmosférico, vegetación, fauna, etc.), describiendo sus características más relevantes y estableciendo semejanzas y diferencias entre los mismos.

6.2. Reconocer, situar y representar espacialmente los elementos más significativos del ámbito local e insular.

 

Para el tercer ciclo

 

6.1. Identificar los elementos principales de su entorno natural (insularidad, accidentes geográficos, tiempo atmosférico, vegetación, fauna, etc.), analizando algunas de sus características más relevantes y estableciendo relaciones(semejanzas, diferencias, interdependencia, causalidad simple, etc.) entre los mismos.

6.2. Reconocer, situar y representar espacialmente los elementos más significativos del ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias y del Estado, estableciendo semejanzas y diferencias entre las comunidades españolas y valorando la diversidad y riqueza del conjunto.

 

OBJETIVO 7

 

Para la etapa

 

7. Identificar, plantearse y resolver problemas sencillos relacionados con los elementos de su entorno natural y social, utilizando los procedimientos básicos para obtener, procesar y tratar la información necesaria.

 

Para el primer ciclo

 

7. Identificar y resolver problemas sencillos relacionados con elementos significativos de su entorno natural y social, utilizando para ello estrategias de exploración de objetos y situaciones a través de los sentidos.

 

Para el segundo ciclo

 

7. Identificar, plantearse y resolver problemas sencillos relacionados con los elementos significativos de su entorno natural y social, utilizando para ello estrategias cada vez más sistemáticas y complejas de bùsqueda, almacenamiento y tratamiento de información, de formulación de conjeturas y de puesta a prueba de las mismas.

 

Para el tercer ciclo

 

7. Identificar, plantearse y resolver problemas e interrogantes relacionados con los elementos significativos de su entorno natural y social utilizando para ello estrategias progresivamente más sistemáticas y complejas de investigación y de bùsqueda de soluciones alternativas.

 

OBJETIVO 8

 

Para la etapa

 

8. Interpretar, expresar y representar hechos, conceptos y procesos del medio natural y social usando distintos lenguajes (cartográfico, numérico, gráfico, etc.), valorando su ejecución correcta y su utilidad práctica, lùdica y formativa.

 

Para el primer ciclo

 

8.1. Reconocer, expresar y representar hechos del medio natural y social, iniciándose en el uso de diferentes lenguajes (icónicos, numéricos, cartográficos, gráficos, etc.).

8.2. Valorar positivamente la realización de tareas y disfrutar con su ejecución cuidadosa.

 

Para el segundo ciclo

 

8.1. Identificar, expresar y representar hechos, conceptos y procesos del medio natural y social mediante diferentes códigos (cartográficos, numéricos, gráficos, técnicos, etc.).

8.2. Valorar positivamente los trabajos bien hechos aplicando criterios propios para su ejecución correcta.

 

Para el tercer ciclo

 

8.1. Interpretar, expresar y representar hechos, conceptos y procesos del medio natural y social mediante diferentes códigos (cartográficos, numéricos, gráficos, técnicos, etc.).

8.2. Valorar positivamente los trabajos bien hechos aplicando criterios propios para su correcta ejecución y autoevaluación y analizar su importancia práctica, lùdica y formativa.

 

OBJETIVO 9

 

Para la etapa

 

9. Diseñar y construir dispositivos y aparatos con una finalidad previamente establecida, utilizando su conocimiento de las propiedades elementales de algunos materiales, sustancias y objetos presentes en el medio.

 

Para el primer ciclo

 

9. Construir dispositivos y aparatos sencillos con una finalidad previamente establecida, utilizando los materiales más adecuados para ello.

 

Para el segundo ciclo

 

9. Diseñar y construir dispositivos y aparatos con una finalidad previamente establecida, utilizando su conocimiento de algunas propiedades elementales de los materiales que va a emplear.

 

Para el tercer ciclo

 

9. Diseñar y construir dispositivos y aparatos con una finalidad previamente establecida, utilizando su conocimiento de las propiedades elementales (peso, volumen, dureza, flexibilidad, evaporación, disolución, etc.) de algunos materiales, sustancias y objetos presentes en el medio.

 

OBJETIVO 10

 

Para la etapa

 

10. Identificar algunos objetos y recursos tecnológicos y valorar su contribución para satisfacer determinadas necesidades humanas, desarrollando al mismo tiempo actitudes favorables para sus usos pacíficos y para una mayor calidad de vida.

 

Para el primer ciclo

 

10. Identificar algunos objetos y recursos tecnológicos que son ùtiles para satisfacer determinadas necesidades humanas.

 

Para el segundo ciclo

 

10. Identificar algunos objetos y recursos tecnológicos y señalar su contribución para satisfacer determinadas necesidades humanas, valorando positivamente su orientación hacia usos pacíficos y para una mayor calidad de vida.

 

Para el tercer ciclo

 

10. Identificar los objetos y recursos tecnológicos y valorar su contribución para satisfacer determinadas necesidades humanas, desarrollando una actitud crítica ante las consecuencias derivadas de su uso incorrecto e indiscriminado, al tiempo que una actitud favorable hacia sus usos pacíficos y para una mayor calidad de vida.

 

 

5.4. BLOQUES DE CONTENIDOS

 

Es en esta etapa primera de la escolaridad obligatoria cuando los alumnos y alumnas adquieren lo que se puede denominar rudimentos científicos, sobre los que se asentarán los desarrollos posteriores. Es oportuno destacar la construcción progresiva de los conceptos básicos que les van a permitir la categorización y la explicación de los principales fenómenos del entorno físico y social.

 

Será necesario que estos conceptos sean objeto de una aproximación sistemática mediante la realización de observaciones y de experimentos sencillos, siendo a la vez confrontados constantemente con las ideas y representaciones previas.

 

Una de las aportaciones más importantes será, sin duda, la que concierne a los procedimientos y actitudes relacionados con la aproximación científica al análisis del medio. Se incluyen en este punto, por ejemplo:

 

* La actitud indagadora.

* La tendencia a formular hipótesis y plantearse problemas.

* La elaboración de estrategias personales para resolverlos.

* La bùsqueda sistemática y confrontada de informaciones pendientes.

* El intercambio de opiniones y la confrontación de puntos devista.

* La bùsqueda de pruebas para apoyar explicaciones.

* El gusto por el rigor y la precisión...

 

Se agrupan los contenidos del área en diez bloques, en cada uno de los ciclos, se seleccionan y gradùan los contenidos de estos más adecuados al momento evolutivo y de aprendizaje de los niños y niñas. En la secuenciación realizada para los tres ciclos y contenida en los apartados quince, dieciséis y diecisiete de este proyecto, se indican los niveles de desarrollo de los diferentes conceptos, procedimientos y actitudes y se delimitan los ámbitos o escalas en que deben ser trabajados.

 

Seguidamente se comenta de forma sucinta cada uno de los bloques de contenidos en que se organiza el área.

 

1. El ser humano y la salud

 

Se trabajan en este bloque aspectos del cuerpo humano y de la salud, en su dimensión individual y social. En cada ciclo, el eje que permite articular los conceptos, procedimientos y actitudes es la experiencia vivida por el alumnado y su propio desarrollo corporal.

 

También se incide en la adquisión y práctica autónoma de los hábitos elementales de higiene, alimentación y cuidado personal, y en las actitudes relacionadas con la salud, la autonomía personal y la aceptación de las diferencias individuales.

 

2. El paisaje

 

Se integran en este bloque, de forma global y sintética, los rasgos visibles del medio físico y social. Los ámbitos espaciales se van ampliando a medida que el alumnado avanza en su educación. De esta forma, se posibilita el trabajo con los conceptos y procedimientos espaciales y las actitudes que valoran la diversidad de los paisajes y el respeto y conservación de los mismos, en marcos adecuados a la experiencia de los escolares.

 

3. El medio físico

 

Presenta el bloque contenidos que hacen referencia a los principales elementos inertes integrados en el medio y al uso que los seres humanos hacemos de estos recursos. Para trabajar los contenidos de este bloque y adquirir las nociones físicas, se propone partir de los hechos observables, con procedimientos más manipulativos en el primer ciclo, y progresivamente más complejos en los ciclos superiores.

 

4. Los seres vivos

 

Se aborda el estudio de las plantas y animales del medio, y su relación con los seres humanos. Los contenidos conceptuales planteados se trabajan, fundamentalmente, a partir de la observación sistemática y de la recogida de informaciones. A lo largo de los ciclos, se va propiciando en el alumnado lasuperación de la concepción infantil animista de la naturaleza, mediante la identificación de las propiedades específicas de los seres vivientes y los contrastes entre lo vivo y lo no vivo, y entre los animales y las plantas.

 

5. Los materiales y sus propiedades

 

Hace referencia este bloque a los materiales y sustancias del entorno próximo, aquellos con los que el alumnado está en contacto de forma habitual, y al cuidado en el uso de los mismos. Se aborda su estudio desde el punto de vista fenomenológico: características observables, propiedades percibidas por los sentidos y experiencias elementales. De nuevo, se partirá de los aspectos más manipulativos para avanzar progresivamente en el conocimiento.

 

6. La población y actividades humanas

 

Se recogen aspectos demográficos y económicos que se sitùan en ámbitos sucesivamente más amplios, a medida que el alumnado va pasando del primero al tercer ciclo. Su estudio se realiza a partir de situaciones sencillas y hechos próximos al alumnado, aunque progresivamente se van eligiendo situaciones más complejas y distantes. Los procedimientos básicos de recogida y tratamiento de la información tendrán gran protagonismo en este bloque, así como las actitudes relacionadas con la valoración del trabajo y el ocio, las situaciones de marginación y desigualdad social, la producción, el consumo y la publicidad.

 

7. La tecnología en las actividades humanas

 

Se propone un acercamiento a la tecnología a través del marco operativo de los aparatos y las máquinas habituales y familiares a los niños y las niñas. El enfoque es básicamente funcional, si bien se pretende la iniciación en conceptos tales como fuerza, energía, movimiento, etc. El punto de partida para el alumnado del primer ciclo será el de los juguetes y máquinas de estructura simple y uso fácil; más tarde, en ciclos superiores, se plantearán aspectos más complejos. Las actitudes que se trabajan son aquellas que valoran las habilidades manuales _independientemente del sexo_, los hábitos de respeto a las normas de seguridad, el buen uso y mantenimiento de los aparatos, y la importancia de la tecnología en el desarrollo humano.

 

8. La organización social

 

Plantea la dimensión social de los seres humanos. Las personas se integran en diferentes grupos sociales con organizaciones de diverso tipo. Los contenidos del bloque tratan de propiciar la inserción consciente de los niños y niñas en los diferentes grupos con los que progresivamente se ven relacionados, planificando gradualmente la participación, la responsabilidad y la reflexión sobre el funcionamiento de dichos grupos. De esta manera, el alumnado se desenvolverá cada vez con mayor autonomía en la vida social, dispondrá de los hábitos necesarios para ella y entenderá y respetará las normas de convivencia.

 

9. Medios de comunicación y transporte

 

Son relevantes en este bloque los contenidos que abordan la información, la comunicación, las redes y medios de transporte, y la circulación vial y el tráfico. Se trabajan en el primer ciclo partiendo de procedimientos que propician el uso y manipulación de los medios de comunicación interpersonales, la identificación de los de masas, la progresiva autonomía en la utilización adecuada del transporte local, la adquisición de hábitos de circulación vial, etc. En los ciclos superiores, se propicia el tratamiento de la información y la iniciación al ejercicio de la crítica frente a los medios de comunicación por su influencia en la formación de opiniones, analizando el papel de la publicidad como elemento que estimula el consumo.

 

10. Cambios y paisajes históricos

 

Se introducen en un ùnico bloque los contenidos correspondientes a los bloques. Los cambios históricos y la Historia reciente y las formas de vida a través del tiempo.

Se inician los conceptos básicos del tiempo histórico de forma elemental y ligada a las experiencias y a las representaciones mentales del alumnado. Aprovechando la evolución de su capacidad de representación, se va propiciando el desarrollo de las concepciones temporales. Se parte para ello de la historia personal, abordando luego la familiar en los ùltimos cien años y la historia cotidiana o formas de vida peculiares en las grandes épocas vividas por la humanidad. La progresiva conceptualización del tiempo se ve favorecida con la utilización de procedimientos gráficos para su representación: líneas del tiempo, ejes cronológicos, etc. Se inicia también el trabajo con las fuentes para reconstruir la historia. Este bloque favorece el desarrollo de actitudes de valoración, respeto y tolerancia.

 

 

5.5. ORIENTACIONES PARA LA EVALUACIÓN

 

La evaluación de los aprendizajes del alumnado sigue las directrices comunes a todas las áreas. Los ámbitos en que se han concretado los objetivos generales del área, que tienen como fin resaltar elementos relevantes de los mismos, serán los que servirán de guía para articular la evaluación. Será necesario, por tanto:

 

a) Comprobar el grado de autonomía adquirido en cada ciclo para desplazarse y orientarse en el espacio, la adquisición del sentido del tiempo personal o el conocimiento de la forma de organización de diversos grupos y la integración de modo consciente en ellos.

 

b) Prestar atención al grado de identificación personal con los grupos sociales de pertenencia y referencia, comprobando el grado de desarrollo de capacidades de valoración, respeto y participación.

 

c) Constatar los grados de adquisición, y la práctica, de hábitos y actitudes referentes a la calidad de vida, en cuestiones tales como la salud y el cuidado corporal, el uso racional y adecuado de los recursos y de los avances tecnológicos, y la conservación y mejora del medio.

 

d) Verificar el grado de desarrollo de las capacidades básicas en el quehacer científico, tales como las destrezas de observación, indagación, exploración y bùsqueda sistemática de datos; el uso y consulta de fuentes documentales y el respeto y valoración del trabajo bien hecho.

 

 

 

6. ÁREA DE EDUCACIÓN PLÁSTICA

 

6.1. CARACTERIZACIÓN DEL ÁREA

 

En este proyecto curricular se ha optado por presentar la Educación Plástica formalmente diferenciada de la Educación Musical y Dramática, pero sin perder la perspectiva de su pertenencia a un mismo tronco, de acuerdo con las disposiciones correspondientes a la Educación Primaria.

 

Con esta opción se trata de responder a las características profesionales del perfil del profesorado, con muy diferente nivel de formación inicial y dominio de los lenguajes plástico, corporal y musical, así como de su didáctica. Por otra parte, se intenta facilitar la mejor definición y adjudicación de competencias profesionales, puesto que se consagra en la LOGSE la presencia del profesor especialista de Mùsica en Educación Primaria, frente a la tarea más globalizadora del responsable, en principio, del desarrollo de la Educación Plástica conjuntamente con las otras áreas, a excepción de aquéllas que también tienen profesorado especial asignado.

 

No obstante _con independencia de que los bloques de contenidos incluyen en este proyecto curricular conceptos, procedimientos y actitudes referidos, fundamentalmente, al campo de la Educación Plástica_ se pretende recoger y reflejar la necesaria globalización de los procesos de percepción y discriminación sensorial, aprehensión, expresión y comunicación, comunes a los tres modos de representación: visual e icónica, corporal y dramática, sonora y rítmica. En este sentido, se formulan en diez objetivos específicos de Educación Plástica.

 

La Educación Plástica en Primaria trata de sistematizar la actividad espontánea y expresiva de los alumnos y alumnas de acuerdo con dos tipos de procesos básicos para la creación y la comunicación: la percepción y la representación.

 

Desde el punto de vista de la percepción es necesario ofrecer al alumnado cauces, progresivamente más amplios, de organización mental y afectiva del enorme cùmulo de sensaciones, emociones y vivencias que experimenta en un tramo de edad tan complejo y variado como éste; tanto desde la perspectiva de maduración personal como social.

 

Estos cauces, entendidos también como adquisición de hábitos, hacen predominar las actitudes, valores y procedimientos frente a los conceptos. La percepción y expresión espontánea serán el hilo conductor en el que se sustenta la actividad de los alumnos y alumnas en este proceso. La utilización de todos los sentidos, la variedad y riqueza de estímulos, la experimentación desinhibida con materiales, soportes y técnicas sencillas, el continuo contraste, valoración y establecimiento de relaciones entre lo que se contempla (o se recuerda sensorialmente) y las experiencias y conocimientos previos, etc., favorecerán sin duda la activación del conocimiento pasivo y provocarán en las niñas y niños la necesidad continua de expresión, y por tanto, derepresentación.

 

El proceso de representación plástica se articula en torno a la imagen visual, a través de la cual se actualizan, se hacen presentes y evidentes los rasgos, efectos y estímulos visuales que configuran la forma de los objetos y su situación en el espacio. La gran variedad y riqueza en posibilidades de descubrimiento, creación y utilización de las características de las imágenes hacen que esta área se convierta también en nùcleo globalizador de motivaciones y aprendizajes.

 

De modo sintético se enuncian algunos ejes temáticos para el desarrollo del proceso de representación icónica:

 

* Elementos y características de las imágenes (línea, color, textura, luz, composición).

 

* Formas de elaboración de la imagen (bidimensional, tridimensional) y de articulación (fija y en secuencia).

 

* Técnicas de producción clásica (dibujo, pintura, collage, estampación, modelado, escultura...) o promovidas por las nuevas tecnologías de la comunicación (fotografía, historieta, diaporama, cine, vídeo...).

 

* Intencionalidad expresiva (artes, espectáculos...) o comunicativa (funciones del emisor, tipos de código, papel del receptor consumidor...).

 

 

6.2. OBJETIVOS GENERALES

 

Los objetivos generales de Educación Plástica propuestos en este proyecto curricular para la Educación Primaria son:

 

1. Comprender las posibilidades de la imagen como elemento de representación y utilizarla para expresar ideas, sentimientos y vivencias, de forma personal y autónoma y en situaciones de comunicación y juego.

 

2. Aplicar en la observación de la realidad cotidiana los conocimientos adquiridos sobre las características visuales, cualidades plásticas y relaciones espaciales más significativas de situaciones y objetos del entorno, y desarrollar en la actividad expresiva y artística diferentes recursos para la representación gráfica y plástica.

 

3. Utilizar el conocimiento sobre los elementos básicos de la representación gráfico_plástica para la realización de las creaciones, así como en el análisis, interpretación y valoración de producciones propias y ajenas.

 

4. Expresarse y comunicarse produciendo mensajes diversos, utilizando para ello los códigos y formas básicas de los distintos lenguajes plásticos, así como sus técnicas específicas.

 

5. Realizar producciones artísticas de forma cooperativa que supongan papeles diferenciados y complementarios en la elaboración de un producto final.

 

6. Explorar materiales y experimentar con técnicas diversas para conocer sus propiedades y posibilidades de utilización con fines expresivos, comunicativos y lùdicos.

 

7. Utilizar el propio cuerpo como instrumento de representación y comunicación visual y plástica, para contribuir con ello al equilibrio afectivo y a mejorar la relación con los otros.

 

8. Conocer los diferentes modos de presencia de la imagen en los medios de comunicación, icónica y audiovisual, apreciar su importancia en el contexto en que se desarrolla, y saber diferenciar e interpretar elementos sencillos de interés expresivo y estético.

 

9. Tener confianza en las elaboraciones artísticas propias, disfrutar con su realización y apreciar su contribución al goce y al bienestar personal.

 

10. Conocer y respetar las principales manifestaciones artísticas presentes en el entorno, así como los elementos más destacados del patrimonio cultural canario, desarrollando criterios propios de valoración.

 

Desde la perspectiva del área, en el siguiente apartado, se concretan estos objetivos en cada uno de los ciclos que componen la etapa.

 

 

6.3. SECUENCIACIÓN POR CICLOS DE LOS OBJETIVOS GENERALES

 

OBJETIVO 1

 

Para la etapa

 

1. Comprender las posibilidades de la imagen como elemento de representación y utilizarla para expresar ideas, sentimientos y vivencias, de forma personal y autónoma y en situaciones de comunicación y juego.

 

Para el primer ciclo

 

1. Utilizar de manera espontánea el gesto gráfico para representar y expresar ideas, sentimientos y vivencias como medio de comunicación y de juego.

 

Para el segundo ciclo

 

1. Comprender las posibilidades de la actividad gráfica y plástica para representar en imágenes ideas, sentimientos y vivencias de forma personal y autónoma, y utilizarlas comomedio de comunicación y de juego.

 

Para el tercer ciclo

 

1. Comprender las posibilidades de la imagen como elemento de representación en la actividad gráfico_plástica y utilizarla de forma lùdica y autónoma para expresar y comunicar ideas, sentimientos y vivencias.

 

OBJETIVO 2

 

Para la etapa

 

2. Aplicar en la observación de la realidad cotidiana los conocimientos adquiridos sobre las características visuales, cualidades plásticas y relaciones espaciales más significativas de situaciones y objetos de su entorno, y desarrollar en su actividad expresiva y artística diferentes recursos para su representación gráfica y plástica.

 

Para el primer ciclo

 

2. Observar y diferenciar características visuales y de relación espacial significativas en la percepción de la realidad cotidiana y representarlas de forma autónoma y espontánea.

 

Para el segundo ciclo

 

2. Identificar y aplicar los conocimientos sobre las características visuales, plásticas y de relación espacial de situaciones y objetos del entorno en la percepción de la realidad cotidiana, y seleccionar aquellas que resulten más adecuadas para mejorar la actividad expresiva y de comunicación icónica.

 

Para el tercer ciclo

 

2. Aplicar en la observación de la realidad cotidiana los conocimientos adquiridos sobre las características visuales, cualidades plásticas y relaciones espaciales más significativas de situaciones y objetos del entorno, y desarrollar en la actividad expresiva y artística diferentes recursos para la representación gráfica y plástica.

 

OBJETIVO 3

 

Para la etapa

 

3. Utilizar el conocimiento sobre los elementos básicos de la representación gráfico_plástica para la realización de las creaciones, así como en el análisis, interpretación y valoración de producciones propias y ajenas.

 

Para el primer ciclo

 

3. Utilizar de manera expontánea los diferentes materiales y técnicas básicas de representación gráfica y plástica, y reconocer y apreciar los resultados de su utilización en la producción propia y ajena.

 

Para el segundo ciclo

 

3. Utilizar de forma espontánea y/o intencionada el conocimiento de materiales, técnicas y elementos básicos de representación gráfico_plástica, reconocerlos en producciones propias y ajenas e iniciarse en su interpretación y valoración.

 

Para el tercer ciclo

 

3. Utilizar el conocimiento sobre elementos básicos de representación gráfico_plástica en la realización de sus creaciones así como en el análisis, interpretación y valoración de producciones propias y ajenas.

 

OBJETIVO 4

 

Para la etapa

 

4. Expresarse y comunicarse produciendo mensajes diversos, utilizando para ello los códigos y formas básicas de los distintos lenguajes plásticos, así como sus técnicas específicas.

 

Para el primer ciclo

 

4. Expresar de manera expontánea y autónoma sensaciones, vivencias y percepciones acerca de la realidad, mediante los procedimientos básicos de representación gráfica y plástica.

 

Para el segundo ciclo

 

4. Expresarse y comunicarse mediante formas y códigos básicos del lenguaje icónico, tanto con las técnicas específicas tradicionales como con recursos sencillos de los medios audiovisuales.

 

Para el tercer ciclo

 

4. Expresarse y comunicarse produciendo mensajes diversos, utilizando para ello formas y códigos básicos del lenguaje icónico, así como las técnicas específicas, gráficas, plásticas y audiovisuales tanto de forma aislada como integrada en la expresión musical y corporal.

 

OBJETIVO 5

 

Para la etapa

 

5. Realizar producciones artísticas de forma cooperativa que supongan papeles diferenciados y complementarios en laelaboración de un producto final.

 

Para el primer ciclo

 

5. Intervenir en trabajos realizados por pequeños grupos, aceptando la colaboración de los demás en la elaboración de un producto final.

 

Para el segundo ciclo

 

5. Participar de forma cooperativa en trabajos de creación artística, aportar y asumir sugerencias y llevarlas a efecto para la obtención de un producto final realizado en equipo.

 

Para el tercer ciclo

 

5. Realizar producciones artísticas de forma cooperativa y asumir la parte de responsabilidad que suponga un papel diferenciado y/o complementario para la obtención de un producto final comùn y aceptado por todos.

 

OBJETIVO 6

 

Para la etapa

 

6. Explorar materiales y experimentar con técnicas diversas para conocer sus propiedades y posibilidades de utilización con fines expresivos, comunicativos y lùdicos.

 

Para el primer ciclo

 

6. Manipular materiales y soportes básicos de forma lùdica y experimentar algunas de sus propiedades con fines expresivos y creativos.

 

Para el segundo ciclo

 

6. Explorar materiales y utilizar instrumentos diferentes con el fin de iniciarse en las posibilidades y destrezas de las diversas técnicas de expresión gráfica, plástica y audiovisual.

 

Para el tercer ciclo

 

6. Explorar materiales y experimentar con técnicas diversas para conocer sus propiedades y posibilidades de utilización con fines expresivos, comunicativos y lùdicos.

 

OBJETIVO 7

 

Para la etapa

 

7. Utilizar el propio cuerpo como instrumento de representación y comunicación visual y plástica, para contribuir con ello al equilibrio afectivo y a mejorar la relación con los otros.

 

Para el primer ciclo

 

7. Utilizar de forma lùdica y espontánea las posibilidades del gesto y el movimiento corporal como medio de representación y expresión visual e identificar significados sencillos cuando las utilizan los demás.

 

Para el segundo ciclo

 

7. Utilizar de forma expontánea y/o intencionada el gesto y el movimiento corporal para representar y comunicar visualmente mensajes e ideas sencillas, y apreciar en sí mismo y en los demás las posibilidades de su utilización.

 

Para el tercer ciclo

 

7. Utilizar el propio cuerpo como instrumento de representación y comunicación visual y plástica, para contribuir con ello al equilibrio afectivo y a mejorar la relación con los otros.

 

OBJETIVO 8

 

Para la etapa

 

8. Conocer los diferentes modos de presencia de la imagen en los medios de comunicación, icónica y audiovisual, apreciar su importancia en el contexto en que se desarrolla, y saber diferenciar e interpretar elementos sencillos de interés expresivo y estético.

 

Para el primer ciclo

 

8. Identificar en las imágenes de su entorno icónico y audiovisual los diferentes conocimientos adquiridos sobre la realidad y establecer relaciones sencillas entre la realidad y su representación.

 

Para el segundo ciclo

 

8. Conocer diferentes formas de representación en imagen y la utilización que se hace de ellas en los medios de comunicación, iniciándose en la interpretación y valoración de elementos comunicativos, de expresión y estéticos.

 

Para el tercer ciclo

 

8. Conocer los diferentes modos de presencia de la imagen en los medios de comunicación, icónica y audiovisual, apreciar su importancia en el contexto en que se desarrolla y saber diferenciar e interpretar elementos sencillos de interés expresivo y estético.

 

OBJETIVO 9

 

Para la etapa

 

9. Tener confianza en las elaboraciones artísticas propias, disfrutar con su realización y apreciar su contribución al goce y al bienestar personal.

 

Para el primer ciclo

 

9. Expresarse gráfica y plásticamente con autonomía y confianza, disfrutar en su realización y buscar el aprecio y valoración de los demás.

 

Para el segundo ciclo

 

9. Tener confianza en el proceso de elaboración propia de trabajos de creación y producción plástica, disfrutar con su realización y defender ante los demás sus intenciones expresivas, creativas, y/o de comunicación.

 

Para el tercer ciclo

 

9. Tener confianza en las elaboraciones artísticas propias, disfrutar con su realización y apreciar su contribución al goce y al bienestar personal.

 

OBJETIVO 10

 

Para la etapa

 

10. Conocer y respetar las principales manifestaciones artísticas presentes en el entorno, así como los elementos más destacados del patrimonio cultural canario, desarrollando criterios propios de valoración.

 

Para el primer ciclo

 

10. Iniciarse en el conocimiento de las principales formas de manifestación plástica e icónica pertenecientes al patrimonio artístico y cultural canario.

 

Para el segundo ciclo

 

10. Conocer y respetar el patrimonio artístico y cultural canario como formas de representación actual e histórica, e iniciarse en el desarrollo de criterios para su valoración e interpretación.

 

Para el tercer ciclo

 

10. Conocer y respetar las principales manifestaciones artísticas presentes en Canarias, así como los elementos más destacados del patrimonio cultural, desarrollando criterios propios de valoración.

 

 

6.4. BLOQUES DE CONTENIDOS

 

Se proponen en este proyecto curricular para la Educación Plástica matices que aclaran y diferencian las tres formas de elaborar composiciones plásticas e imágenes, dividiéndolas en tres bloques: imágenes bidimensionales, tridimensionales y en secuenciación.

 

Por otra parte, se sitùa como segundo bloque el dedicado a los elementos formales de la composición plástica, a fin de que los alumnos y alumnas adquieran conocimientos y destrezas acerca de cuáles son los elementos básicos que inciden y condicionan la creación plástica, para poder aplicarlos después a sus propias producciones.

 

Los bloques de contenido son, por tanto, los siguientes:

 

1. El lenguaje plástico: la imagen y la forma.

2. Elementos formales en la composición plástica.

3. La elaboración de imágenes en el plano.

4. La elaboración de imágenes en tres dimensiones.

5. La elaboración de imágenes secuenciadas.

6. Artes y cultura.

 

A continuación se analizan estos bloques. En los apartados quince, dieciséis y diecisiete de este proyecto, se especifican por ciclos los contenidos desarrollados en cada uno de ellos.

 

1. El lenguaje plástico: la imagen y la forma

 

La imagen y la forma son los ejes fundamentales del lenguaje plástico. Desde siempre el ser humano ha tratado de reproducir con gestos, palabras, signos e imágenes el mundo que le rodea, no conformándose con su imitación sino que, además, ha intentado perfeccionar sus imágenes como representación de la realidad, pretendiendo, incluso, la superación de la misma.

 

Desde esta perspectiva, la capacidad creativa de los alumnos y alumnas de esta etapa favorece el desarrollo de esquemas de percepción y representación que enriquecen una progresiva conceptualización y afianzamiento de aprendizajes básicos sobre la realidad y sobre sí mismos en relación con los demás. A través de la percepción de las formas y de su representación en imágenes bidimensionales, tridimensionales y/o en secuencia, se formalizan progresivamente los códigos del lenguaje icónico, favoreciendo así una comunicación creativa y enriquecedora.

 

2. Elementos formales en la composición plástica

 

Este bloque pretende que los niños y niñas de estas edades valoren, en el nivel de iniciación, los elementos básicos que configuran una composición estética: líneas, colores, formas, ritmos, texturas... De esta manera aprenderán a comprender cómo hay elementos objetivos que hacen que una obra esté mejor o peor conseguida segùn la integración y la compensación de todos los elementos plásticos.

 

3. La elaboración de imágenes en el plano

 

Se pretende que los niños y niñas conozcan los materiales, adquieran destrezas y dominen algunas técnicas que les permitan desarrollar imágenes bidimensionales o sugerir las tres dimensiones a partir de ejercicios simples de perspectiva.

 

Los materiales pueden ser sencillos, reutilizados o de desecho (papel de periódico, revistas, cartones, telas...), aplicando también técnicas adecuadas a la edad: pintura, estampación, collage, mosaico...

 

4. La elaboración de imágenes en tres dimensiones

 

En este caso se trata de adquirir destrezas y conocer los materiales y técnicas que permitan realizar imágenes en volumen: modelado, talla y construcciones.

 

Los niños y niñas podrán valorar conceptos como lleno/vacío y forma/espacio, y manipular los materiales apreciando la calidad y textura de su superficie, así como iniciarse en el manejo de diferentes herramientas sencillas.

 

5. La elaboración de imágenes en secuencia

 

Las nuevas tecnologías y su importancia en nuestra sociedad no pueden pasar desapercibidas. Procedimientos, algunos tan antiguos como la fotografía, deben tratarse para conocer sus posibilidades, sus características y su aplicación como lenguaje expresivo y creativo. Esto mismo se plantea, en lo posible, con el cine, la televisión, el vídeo, el ordenador...

 

De esta manera los niños y niñas sabrán valorar críticamente los lenguajes específicos de esas técnicas, así como aplicarlos adecuadamente en sus propias creaciones, individualmente o en grupo.

 

6. Artes y cultura

 

Este es un bloque claramente globalizador de todos los contenidos anteriores. En él se destaca la importancia que tienen las artes como medio de expresión individual y colectivo de toda una sociedad. De ahí lo fundamental que resulta conocer y valorar el patrimonio artístico y cultural canario para saber cómo eran nuestros antepasados, apreciar los valores y colaborar en su conservación.

 

 

6.5. ORIENTACIONES PARA LA EVALUACIÓN

 

La evaluación en Educación Plástica respeta las directrices generales de este proyecto, y además tiene en cuenta que las características del área posibilitan un desarrollo muy abierto del currículo. La evaluación se debe dirigir hacia la constatación del logro de capacidades, evitando el estancamiento creativo de los alumnos y alumnas al utilizar estereotipos deimitación que impidan el necesario proceso interno de maduración y descubrimiento de los códigos de representación que formalmente se pueden encontrar en el lenguaje icónico.

 

En este sentido, tomando como referencia las capacidades que se esperan alcanzar al final de cada ciclo y de la etapa, es conveniente destacar las siguientes orientaciones específicas para el área:

 

* Verificar el grado de iniciativa y seguridad en sí mismos de los alumnos y alumnas.

 

* Observar la variedad y destreza en la utilización de técnicas, materiales y recursos expresivos.

 

* Constatar el grado de afianzamiento de enfoques y planteamientos originales, tanto en la elección de temas como en su proceso de realización.

 

* Apreciar y comprobar la actitud crítica y de participación en el grupo y en los trabajos en equipo.

 

Asimismo, en relación con los diferentes bloques de contenidos enunciados, se valorará el grado de adquisición y utilización de los recursos del lenguaje plástico, fundamentalmente en cuanto a las capacidades de:

 

* Identificar algunas características plásticas y visuales (línea, forma, color, textura, movimiento, proporción,...) en elementos naturales e imágenes y establecer relaciones con producciones propias y ajenas.

 

* Describir elementos icónicos en mensajes emitidos en soportes visuales y audiovisuales e interpretar posibles significados.

 

* Realizar representaciones plásticas en soporte plano, en volumen y en secuencia, experimentando las posibilidades de materiales y técnicas, y adecuándose a ellas.

 

o Analizar y valorar de forma razonada y crítica manifestaciones artísticas propias y ajenas de su entorno cultural, aplicando progresivamente sus conocimientos sobre el lenguaje plástico.

 

* Disfrutar de la creación artística y de los recursos de expresión y comunicación que están a su alcance.

 

7. ÁREA DE EDUCACIÓN MUSICAL Y DRAMÁTICA

 

7.1. CARACTERIZACIÓN DEL ÁREA

 

Si se considera al alumno y alumna como seres humanos en constante evolución, formación y transformación, es preciso tener en cuenta que deben estar abiertos en su proceso madurativo a las más ricas y diversas experiencias, entre las cuales se encuentran las correspondientes al área de Expresión Artística.

 

En el conjunto de lenguajes que articulan el currículo escolar, la mùsica y la expresión corporal y dramática ocupan un importante lugar. Conviene trabajar la mùsica, el movimiento y el juego dramático con la misma naturalidad con que los niños y niñas comienzan a hablar, a estructurar sus ideas, a expresarse y a comunicarse y, para ello, aprenderán el valor del silencio y a percibir, escuchar, discriminar, expresar, comunicar y elaborar interiormente lo que se denomina "pensamiento musical".

 

Como cualquier otro lenguaje, la mùsica posee sus propios códigos que deben ser descifrados paulatinamente, de modo que la organización y estructuración de los conocimientos musicales posibiliten una capacidad creadora, interpretativa y expresiva cada vez de mayor calidad técnica y estética.

 

La comprensión del lenguaje técnico se realiza por medio de la voz, los instrumentos y el movimiento, a través de los cuales también se aplican los conocimientos aprendidos y se expresan las emociones.

 

Además de la relación con los contenidos de las otras áreas, hay que tener en cuenta la importancia que en la Educación Primaria tiene la interacción de la Mùsica con la expresión corporal, con la psicomotricidad y con el juego dramático.

 

El desarrollo del esquema corporal y todo el complejo universo de conductas que integran la personalidad de los individuos es un factor determinante a la hora de trabajar la expresión y comunicación del lenguaje musical.

 

La voz sale del cuerpo, en ella se reflejan las emociones y, para que el discurso hablado y cantado sea emitido fluidamente, se requiere un control postural que implique capacidad de relajación, una respiración adecuada, una colocación corporal correcta y soltura en la articulación.

 

La interpretación instrumental conlleva destreza manipulativa: capacidad y posibilidad de desarrollo de las coordinaciones, tanto manuales como generales.Extendiendo este proceso a la coordinación y estructuración espacio_temporal, se llega al punto en el que la psicomotricidad colabora, por medio de los instrumentos y del movimiento corporal, al aprendizaje comprensivo del lenguaje musical. Ello se debe a que el ritmo es un conjunto de estructuras ordenadas en el tiempo y las nociones de altura son conceptos espaciales organizados linealmente en la melodía, construyendo bloques verticales en el lenguaje armónico.

 

Si todas las actividades de aprendizaje se desarrollan integradamente, la palabra surge durante el proceso a través de la rítmica verbal y del canto, tanto de modo espontáneo como intelectualizado.

 

La afectividad se implica en las improvisaciones y en el discurso hablado, que fluyen tras las vivencias y las dificultades sensoriales, emocionales y técnicas; éstas, percibidas y resueltas por medio de la expresión corporal y la danza libre y popular, se encadenan y configuran en un hilo conductor que finaliza en el intercambio de experiencias y en el juego dramático.

 

La enseñanza de la mùsica se organiza con rigor epistemológico, teniendo en cuenta los principios básicos de la psicopedagogía y partiendo del bagaje cultural y social de los alumnos y alumnas. Además, debe ser desarrollada en el aula integrando los diferentes procedimientos en unas actividades de aprendizaje ajustadas y entramadas con una concepción interdisciplinar, ya que:

 

1. Agudiza la percepción auditiva general.

2. Desarrolla la sensibilidad emocional y estética.

3. Contribuye a favorecer el proceso madurativo de los alumnos y alumnas.

4. Amplía el ámbito de las capacidades de expresión.

5. Favorece la relación, la comunicación y la integración social.

6. Colabora en la ordenación y estructuración del pensamiento lógico.

7. Desarrolla la imaginación y la capacidad creadora.

8. Es un factor de equilibrio personal.

9. Posibilita la valoración técnica y estética de la propia cultura y la de los otros pueblos.

10. Facilita el aprendizaje de otros contenidos.

 

 

7.2. OBJETIVOS GENERALES

 

Para la formulación de los objetivos generales de esta área, se han tenido en cuenta los señalados en las disposiciones que establecen el currículo para esta etapa.

 

En los objetivos incluidos en este proyecto se han relacionado de forma integrada la mùsica, la expresión corporal, la danza, las conductas básicas psicomotrices y la iniciación al juego dramático, ya que se estima imprescindible en la Educación Primaria no seccionar ninguno de estos aspectos. De este modo, no sólo se trabajan en el aula, sino que se conciben, organizan e interpretan de una manera integral y globalizada.

 

Por otra parte, se respetan igualmente en este proyecto las nociones básicas que sobre la Educación Musical fueron suscritas por el Consejo de Europa. En sus recomendaciones a los Estados que la integran se encomienda:

 

a) "Que la iniciación a la mùsica tome el lugar que le corresponde, tanto en la escuela maternal como en la primaria y secundaria.

 

b) Que esta iniciación sea, en primer lugar, una iniciación a la práctica, una revelación de las posibles creaciones del niño y del individuo en general, a la que siga un descubrimiento de todo tipo de mùsica; para posibilitar la escucha activa y crítica, no solamente de los maestros del pasado, sino de los actuales, de las mùsicas extraoccidentales, de las mùsicas tradicionales y también de las mùsicas populares de nuestro tiempo.

 

c) Que la práctica colectiva (corales e instrumentales) sea un componente esencial de la educación musical.

 

d) Que el despertar a la mùsica, proporcionado por la enseñanza general, permita a aquellos que lo deseen abordar la enseñanza especializada de la misma con los conocimientos básicos ya adquiridos y una auténtica motivación".

 

En definitiva, los objetivos propuestos para la Educación Primaria son los siguientes:

 

1. Percibir y comprender las posibilidades del sonido, las palabras, la imagen, el gesto y el movimiento como elementos de representación para expresar ideas, sensaciones, emociones y vivencias.

 

2. Conocer, aceptar, valorar y utilizar el cuerpo combinando las diferentes destrezas físicas, a través de la voz, los instrumentos y el movimiento, desarrollando la capacidad de consciencia y técnica corporal e interpretativa.

 

3. Explorar, construir y utilizar los materiales e instrumentos constitutivos del lenguaje musical y dramático, para conocer sus propiedades, ampliar la visión de sus posibilidades y adquirir seguridad en su utilización con fines expresivos, comunicativos y lùdicos.

 

4. Participar en actividades expresivas colectivas, estableciendo relaciones integradas, equilibradas y constructivas, respetando y valorando las diferencias individuales.

 

5. Reconocer y aceptar con naturalidad las capacidades y limitaciones propias, y las de los compañeros en el ámbito de la expresión musical y dramática, y adquirir consciencia de la importancia del esfuerzo individual.

 

6. Aplicar los conocimientos artísticos a la observación de las características más significativas que configuran las situaciones sonoras y actitudinales cotidianas, desarrollando la percepción de los diferentes "climas" sonoros o "paisajes" acùsticos.

 

7. Utilizar el conocimiento de los aspectos musicales y dramáticos en la elaboración de las producciones propias y en el análisis y valoración crítica de las producciones ajenas y propias.

 

8. Expresar, comunicar y producir mensajes de forma autónoma, utilizando los códigos y formas básicas de los distintos lenguajes artísticos, así como sus técnicas específicas.

 

9. Realizar, de forma cooperativa, producciones artísticas que supongan papeles diferenciados y complementarios en la elaboración del producto final, con una actitud responsable y solidaria.

 

10. Conocer y valorar los diferentes medios de comunicación en los que operan la imagen y el sonido, apreciando y analizando críticamente los elementos de interés expresivo y estético.

 

11. Comprender y utilizar los elementos básicos constitutivos del lenguaje musical (códigos del lenguaje, principios armónicos y formales, etc.) como medio de representación, expresión y conocimiento de ideas musicales, tanto propias como ajenas.

 

12. Conocer, valorar y respetar las principales manifestaciones artísticas presentes en el entorno, disfrutando con la participación activa, comprendiendo el valor de las actuaciones en directo y posibilitando el desarrollo de la sensibilidad emocional y estética, así como el empleo constructivo del ocio.

 

13. Investigar y conocer la cultura musical propia y la de otros pueblos, ubicándola en su contexto, desarrollando actitudes de curiosidad, valoración y respeto, y participando activamente en el intento de recuperar el patrimonio popular musical.

 

 

7.3. SECUENCIACIÓN POR CICLOS DE LOS OBJETIVOS GENERALES

 

OBJETIVO 1

 

Para la etapa

 

1. Percibir y comprender las posibilidades del sonido, las palabras, la imagen, el gesto y el movimiento como elementos de representación para expresar ideas, sensaciones, emociones y vivencias.

 

Para el primer ciclo

 

1. Percibir y explorar las posibilidades del sonido, las palabras, la imagen, el gesto y el movimiento como medios de autoexpresión en el juego individual y colectivo.

 

Para el segundo ciclo

 

1. Percibir, explorar, reflexionar y utilizar las posibilidades del sonido, las palabras, la imagen, el gesto y el movimiento como vehículos para expresar ideas, sensaciones, emociones y vivencias en situaciones de comunicación y juego, individual y colectivamente.

 

Para el tercer ciclo

 

1.1. Percibir y comprender las posibilidades del sonido, las palabras, la imagen, el gesto y el movimiento como elementos de representación.

1.2. Explorar y utilizar el sonido, las palabras, la imagen, el gesto y el movimiento para expresar ideas, sensaciones, emociones y vivencias, en situaciones de comunicación y juego, tanto individual como colectivamente.

 

OBJETIVO 2

 

Para la etapa

 

2. Conocer, aceptar, valorar y utilizar el cuerpo combinando las diferentes destrezas físicas, a través de la voz, los instrumentos y el movimiento, desarrollando la capacidad de consciencia y técnica corporal e interpretativa.

 

Para el primer ciclo

 

2. Conocer, aceptar, valorar y utilizar el cuerpo combinando las diferentes destrezas físicas a través de la expresión de la voz, los instrumentos y el movimiento, mejorando la confianza en sí mismo y la relación con los demás.

 

Para el segundo ciclo

 

2. Conocer, aceptar, valorar y utilizar el cuerpo combinando las diferentes destrezas físicas a través de la expresión de la voz, los instrumentos y el movimiento, desarrollando la consciencia corporal e interpretativa, afirmando la confianza en si mismo y mejorando la relación con los demás.

 

Para el tercer ciclo

 

2. Conocer, aceptar, valorar y utilizar el cuerpo, combinando las diferentes destrezas físicas a través de la voz, los instrumentos y el movimiento, desarrollando la consciencia y técnica corporal e interpretativa, mejorando la autoestima, afirmando la confianza en sí mismos y facilitando la relación con los demás.

 

OBJETIVO 3

 

Para la etapa

 

3. Explorar, construir y utilizar los materiales e instrumentos constitutivos del lenguaje musical y dramático, para conocer sus propiedades, ampliar la visión de sus posibilidades y adquirir seguridad en su utilización con fines expresivos, comunicativos y lùdicos.

 

Para el primer ciclo

 

3. Manipular, explorar, construir y utilizar sencillos materiales (instrumentos musicales, máscaras, títeres, móviles, etc.) con fines expresivos, comunicativos y lùdicos.

 

Para el segundo ciclo

 

3. Explorar, construir y utilizar los materiales e instrumentos básicos constitutivos del lenguaje artístico (instrumentos musicales, máscaras, títeres, marionetas, grabaciones, vídeos, etc.), para conocer sus propiedades y ampliar la visión de sus posibilidades de utilización con fines expresivos, comunicativos y lùdicos.

 

Para el tercer ciclo

 

3. Explorar, construir y utilizar los materiales e instrumentos constitutivos del lenguaje artístico (musical, icónico, dramático, plástico) para conocer sus propiedades, ampliar la visión de sus posibilidades y adquirir seguridad en su utilización con fines expresivos, comunicativos y lùdicos.

 

OBJETIVO 4

 

Para la etapa

 

4. Participar en actividades expresivas colectivas, estableciendo relaciones integradas, equilibradas y constructivas, respetando y valorando las diferencias individuales.

 

Para el primer ciclo

 

4. Participar en actividades expresivas colectivas (canto escolar, bandas rítmicas, danzas, juegos, etc.), respetando las diferencias individuales (edad, sexo, características físicas, etc.), estableciendo relaciones espontáneas, abiertas y cooperativas.

 

Para el segundo ciclo

 

4. Participar en actividades expresivas colectivas (canto escolar, bandas rítmicas, danzas, juegos tradicionales, etc.), estableciendo relaciones espontáneas y aprendiendo a observar y reconocer las actitudes básicas que configuran el propio comportamiento y el de los compañeros con una disposición tolerante y comprensiva.

 

Para el tercer ciclo

 

4. Participar en actividades expresivas colectivas (canto, bandas rítmicas, danzas, juegos tradicionales, etc.), aprendiendo a observar y a reconocer en sí mismo y en los otros los comportamientos agresivos y las actitudes tanto inhibidas como exhibicionistas, articulando mecanismos personales de tolerancia, comprensión y resolución personal de los mismos.

 

OBJETIVO 5

 

Para la etapa

 

5. Reconocer y aceptar con naturalidad las capacidades y limitaciones propias, y las de los compañeros en el ámbito de la expresión musical y dramática, y adquirir consciencia de la importancia del esfuerzo individual.

 

Para el primer ciclo

 

5. Reconocer las habilidades y destrezas y aceptar con naturalidad las limitaciones en el ámbito de la expresión musical y dramática, observando y reflexionando sobre los resultados de las acciones realizadas con esfuerzo personal.

 

Para el segundo ciclo

 

5. Reconocer las habilidades y destrezas y aceptar con naturalidad las limitaciones en el ámbito de la expresión musical y dramática (dificultades técnicas, inhibición, sentido del ridículo, etc.), mejorando la autoestima y la capacidad comprensiva en los inicios del lenguaje técnico musical y reflexionando sobre los resultados de las acciones realizadas con esfuerzo personal.

 

Para el tercer ciclo

 

5. Reconocer y aceptar con naturalidad las capacidades y limitaciones propias y las de los compañeros en el ámbito de la expresión musical y dramática y adquirir consciencia de la importancia del esfuerzo individual, desarrolando la receptividad, la capacidad de escucha activa, el interés por el trabajo bien realizado y la adquisición del hábito de articular enfoques positivos.

 

OBJETIVO 6

 

Para la etapa

 

6. Aplicar los conocimientos artísticos a la observación de las características más significativas que configuran las situaciones sonoras y actitudinales cotidianas, desarrollando la percepción de los diferentes "climas" sonoros o "paisajes" acùsticos.

 

Para el primer ciclo

 

6. Aplicar la discriminación auditiva a la observación de las situaciones sonoras y actitudinales de la realidad, percibiendo los distintos climas sonoros, valorando la calidad de los mismos y generando actitudes de respeto hacia las necesidades de los demás.

 

Para el segundo ciclo

 

6. Aplicar la discriminación auditiva a la observación de la realidad, percibiendo los distintos climas sonoros, afinando la sensibilidad auditiva, valorando la calidad de los mismos, elaborando criterios selectivos apropiados para su personalidad y generando actitudes de respeto hacia las necesidades de los otros.

 

Para el tercer ciclo

 

6.1. Aplicar los conocimientos artísticos a la observación de las características más significativas que configuran las situaciones sonoras de la realidad cotidiana.

6.2. Desarrollar la capacidad de percibir los diferentes "climas" o "paisajes" acùsticos, valorando y respetando el espacio sonoro individual y del medio como un factor básico de equilibrio.

6.3. Afinar la sensibilidad auditiva y descubrir la posibilidad de seleccionar aquellos espacios y situaciones más adecuados para su desarrollo personal y el de las actividades artísticas y expresivas.

 

OBJETIVO 7

 

Para la etapa

 

7. Utilizar el conocimiento de los aspectos musicales y dramáticos en la elaboración de las producciones propias y en el análisis y valoración crítica de las producciones ajenas y propias.

 

Para el primer ciclo

 

7. Utilizar las experiencias de los aspectos musicales, dramáticos, icónicos y plásticos en la realización de sencillas improvisaciones y producciones propias, iniciando la reflexión analítica sobre las mismas, y atendiendo y respetando el trabajo de los otros.

 

Para el segundo ciclo

 

7. Utilizar las experiencias con los elementos musicales, dramáticos, icónicos y plásticos en la elaboración de sencillas producciones, desarrollando el interés y la reflexión analítica por las producciones tanto propias como ajenas.

 

Para el tercer ciclo

 

7. Utilizar el conocimiento de los contenidos musicales, dramáticos, icónicos y plásticos en la elaboración de las producciones propias y en el análisis y valoración crítica de las producciones ajenas y propias.

 

OBJETIVO 8

 

Para la etapa

 

8. Expresar, comunicar y producir mensajes de forma autónoma, utilizando los códigos y formas básicas de los distintos lenguajes artísticos, así como sus técnicas específicas.

 

Para el primer ciclo

 

8. Expresar y comunicar mensajes por medio de la voz, el gesto, los instrumentos y el movimiento, iniciando la utilización de los recursos característicos básicos de cada uno de ellos: pequeña percusión, juegos de disfraces, elaboración de pequeñas coreografías, etc., solicitando ayuda a otras personas en caso necesario.

 

Para el segundo ciclo

 

8. Expresar y comunicar mensajes por medio de la voz, el gesto, los instrumentos y el movimiento, progresando en la utilización de los códigos y formas básicas que caracterizan los distintos lenguajes artísticos y utilizando las técnicas básicas de cada uno de ellos: instrumentos, grabaciones, elaboración de títeres, marionetas, pequeñas coreografías, etc.

 

Para el tercer ciclo

 

8. Expresar y comunicar mensajes por medio de la voz, el gesto y el movimiento, utilizando los códigos y formas básicas características de los distintos lenguajes artísticos, desarrollando y utilizando cada una de las técnicas específicas de los mismos: instrumentos, grabaciones, vídeos e informática aplicada a la mùsica, creación de coreografías, representaciones mùsico_dramáticas, etc.

 

OBJETIVO 9

 

Para la etapa

 

9. Realizar, de forma cooperativa, producciones artísticas que supongan papeles diferenciados y complementarios en la elaboración del producto final, con una actitud responsable y solidaria.

 

Para el primer ciclo

 

9. Realizar conjuntamente pequeñas representaciones en las que

 

se plasmen de una manera sencilla las diversas técnicas, con una actitud receptiva, abierta y cooperativa.

 

Para el segundo ciclo

 

9. Realizar cooperativamente pequeñas producciones artísticas, combinando e integrando las diferentes técnicas individualizadas, con una actitud responsable, abierta y valorativa del trabajo conjunto bien desarrollado.

 

Para el tercer ciclo

 

9. Realizar producciones artísticas de forma cooperativa, de manera que cada una de las técnicas individualizadas y trabajadas individual o grupalmente, se integre y complemente en el conjunto final con una actitud solidaria.

 

OBJETIVO 10

 

Para la etapa

 

10. Conocer y valorar los diferentes medios de comunicación en los que operan la imagen y el sonido, apreciando y analizando críticamente los elementos de interés expresivo y estético.

 

Para el primer ciclo

 

10. Conocer y valorar los diferentes medios de comunicación en los que operan la imagen y/o el sonido: radio, televisión, disco, vídeo, etc., identificando y reconociendo las preferencias individuales y las de los compañeros.

 

Para el segundo ciclo

 

10. Conocer y valorar los diferentes medios de comunicación en los que operan la imagen y/o el sonido: radio, televisión, conciertos, actuaciones teatrales, disco, vídeo, representaciones, etc., identificando y reconociendo las preferencias individuales y de los compañeros, y estableciendo grupos de opinión.

 

Para el tercer ciclo

 

10. Conocer y valorar los diferentes medios de comunicación en los que operan la imagen y/o el sonido: radio, televisión, disco, vídeo, representaciones de diverso carácter, etc., observando los diferentes contextos en los que se desarrollan e iniciando la reflexión sobre las preferencias individuales y colectivas.

 

OBJETIVO 11

 

Para la etapa

 

11. Comprender y utilizar los elementos básicos constitutivosdel lenguaje musical (códigos del lenguaje, principios armónicos y formales, etc.) como medio de representación, expresión y conocimiento de ideas musicales, tanto propias como ajenas.

 

Para el primer ciclo

 

11. Iniciar la utilización de los códigos elementales básicos del lenguaje musical (lecto_escritura, reconocimiento melódico, forma y estructura, etc.), a través de la vivencia preconceptual desarrollada por medio de la audición activa, la voz, el cuerpo y los instrumentos.

 

Para el segundo ciclo

 

11. Ampliar la utilización comprensiva de los elementos básicos del lenguaje musical (lecto_escritura, reconocimiento formal y estructural, etc.) a través de la expresión espontánea y analítica desarrollada por medio de la audición activa, la voz, el cuerpo y los instrumentos.

 

Para el tercer ciclo

 

11. Comprender y utilizar los elementos básicos del lenguaje musical (códigos, principios estructurales armónicos y formales, etc.), como medio de representación, expresión y conocimiento de ideas musicales, tanto propias como ajenas, expresadas y desarrolladas por medio de la audición, la voz, el cuerpo y los instrumentos.

 

OBJETIVO 12

 

Para la etapa

 

12. Conocer, valorar y respetar las principales manifestaciones artísticas presentes en el entorno, disfrutando con la participación activa, comprendiendo el valor de las actuaciones en directo y posibilitando el desarrollo de la sensibilidad emocional y estética, así como el empleo constructivo del ocio.

 

Para el primer ciclo

 

12. Conocer, valorar y respetar las manifestaciones artísticas presentes en el entorno, disfrutando con la participación activa, asistiendo a diferentes programas específicos: conciertos didácticos, teatro de animación, títeres, actuaciones pùblicas de diferente carácter, etc.

 

Para el segundo ciclo

 

12. Conocer, valorar y respetar las manifestaciones artísticas presentes en el entorno, disfrutando con la participación activa (conciertos didácticos, teatro infantil, actuaciones pùblicas de diferente carácter: bandas, etc.), desarrollando la curiosidad, el interés y la sensibilidad estética.

 

Para el tercer ciclo

 

12. Conocer, valorar y respetar las principales manifestaciones artísticas presentes en el entorno, disfrutando con la participación activa, comprendiendo el valor de las actuaciones en directo y posibilitando el desarrollo de la sensibilidad emocional y estética, así como el empleo constructivo del ocio.

 

OBJETIVO 13

 

Para la etapa

 

13. Investigar y conocer la cultura musical propia y la de otros pueblos, ubicándola en su contexto, desarrollando actitudes de curiosidad, valoración y respeto, y participando activamente en el intento de recuperar el patrimonio popular musical.

 

Para el primer ciclo

 

13. Iniciar la investigación de la cultura popular propia y descubrir el atractivo y las particularidades de la de los otros pueblos.

 

Para el segundo ciclo

 

13. Ampliar la investigación de la cultura musical popular propia e iniciar el reconocimiento de las particularidades que definen la de los otros pueblos, relacionándola con el contexto, descubriendo su atractivo y desarrollando actitudes de valoración y respeto hacia las mismas.

 

Para el tercer ciclo

 

13. Investigar y conocer la cultura musical popular propia y ampliar el conocimiento de las particularidades que definen las de los otros pueblos, relacionándolas con el contexto, descubriendo su atractivo, despertando actitudes de valoración y respeto hacia las mismas y participando activamente en el intento de recuperar y conservar el patrimonio popular musical contextualizado (fiestas, ritos, etc.).

 

 

7.4. BLOQUES DE CONTENIDOS

 

En este proyecto, la Educación Musical y Dramática se estructura en los siguientes bloques de contenidos:

 

1. La voz y el cuerpo

 

Se considera en este primer bloque el trabajo vocal como la integración de la voz y el cuerpo.

 

A partir de la consciencia paulatina del esquema corporal, y por medio del esfuerzo tónico, se trabajan el control postural, la capacidad de relajación, la respiración, la articulación y la resonancia.

 

Todo ello conduce a una óptima colocación del cuerpo y de los órganos de fonación, tanto para la emisión correcta de la voz, como para el discurso hablado y el canto.

 

A través de las improvisaciones y los juegos realizados, tanto individual como colectivamente, se inicia el camino que conduce desde el canto natural instintivo al intelectual o consciente, desarrollándose en este proceso la capacidad interpretativa, analítica y estética.

 

Las diferentes actividades dirigidas al aprendizaje de las canciones seleccionadas para cada ciclo se encaminan tanto a la adquisión de conocimientos como a la valoración y disfrute de las propias canciones.

 

2. Expresión verbal, corporal y psicomotriz, juegos, movimiento rítmico y danza

 

En este bloque troncal, se organizan las vivencias y experiencias que apoyan el aprendizaje significativo del lenguaje de la mùsica.

 

El cuerpo y su control, el desarrollo de las coordinaciones (individuales y colectivas, asociadas y disociadas) y la articulación y estructuración del espacio y del tiempo se trabajan por medio de la expresión corporal, los juegos, el movimiento rítmico y la danza, libre y dirigida.

Estas conductas perceptivas y motrices son a la vez requisito obligado para la realización de actividades en las que la sincronización rítmico_motriz implique el ajuste al pulso, al acento, al ritmo.

 

Además, la reacción corporal espontánea contribuirá a discriminar cambios melódicos, temáticos, formales, estructurales, etc. Por medio de este trabajo se articulan los preconceptos que se plasmarán posteriormente en los conceptos constitutivos del bloque cuarto.

 

De la verbalización de las sensaciones, emociones, vivencias y experiencias, fruto de los trabajos realizados, surgirán los elementos que ayudarán al profesorado a relacionar con el contexto y a realizar improvisaciones, juegos, actuaciones y representaciones, individuales y colectivas, por medio de títeres, marionetas, mimo, pantomima y juego dramático.

 

3. Expresión y coordinación instrumental

 

La expresión instrumental se concreta en los siguientes aspectos:

 

_ A partir del cuerpo como instrumento sonoro, se accede a la manipulación y desarrollo de las coordinaciones visomanualesy generales, mediante el manejo de sencillos instrumentos de percusión. Su objeto es desarrollar las destrezas y la precisión rítmico_motriz para la realización de improvisaciones, creaciones propias y juegos que acompañen, tanto en las canciones interpretadas por los propios alumnos como en las danzas y piezas instrumentales previamente grabadas, apoyando de este modo los conceptos del lenguaje musical.

 

_ La construcción de instrumentos artesanales para realizar improvisaciones y acompañamientos rítmicos, melódicos, etc.

 

_ El conocimiento de los instrumentos populares más significativos y peculiares, iniciando el aprendizaje de alguno de ellos: flautas dulces, dulzainas, guitarras, panderos, castañuelas, etc.

 

_ La posible creación de una banda rítmica escolar.

 

4. El lenguaje musical

 

Este bloque parte de la discriminación perceptiva de los parámetros del sonido y, a través de la rítmica verbal y de las fórmulas rítmico_melódicas elementales, inicia el aprendizaje de los códigos convencionales y no convencionales de la técnica musical básica o lenguaje musical; es decir, lecto_escritura, dictados, interpretación y composición de sencillas creaciones, etc., tanto a nivel individual como colectivo.

 

Por medio de la escucha activa en la audición, y en un proceso que lleva implícita la aplicación de gran parte del trabajo de los bloques anteriores, se accede a la comprensión y valoración de la obra musical, tanto en el reconocimiento de algunos elementos básicos constitutivos de la misma (ritmo, melodía, velocidad, estilo, carácter, timbres vocales, instrumentales, etc.) como en la organización de la estructura formal.

 

El compositor ubicado en su tiempo, y la evolución de los instrumentos hasta nuestros días por medio de la interpretación, histórica o no de la obra, cierran la visión de conjunto de este bloque temático.

 

5. Las artes y la cultura

 

Son tres los aspectos que se concretan en este ùltimo bloque:

 

_ Por un lado, se ensamblan los distintos contenidos del área en producciones individuales y colectivas, realizadas de una forma cooperativa dentro de la propia aula o centro escolar, intentando su inmediata proyección en el entorno social: barrio, localidad, etc.

 

_ Por otro, se pretende que el alumno valore y respete el patrimonio artístico cultural y que esta valoración se plasme a través de las actitudes desarrolladas en las actividades realizadas fuera del aula: asistencia aconciertos didácticos, visitas a museos, exposiciones, talleres, representaciones teatrales, etc. Se presta una atención especial a la mùsica propia de la Comunidad Autónoma Canaria.

 

Finalmente, se intenta realizar un sencillo análisis de los medios de comunicación y el tratamiento que la obra artística recibe en los mismos, comprendiendo, valorando y diferenciando la tecnología y los espacios propios de cada uno de ellos.

 

 

7.5. ORIENTACIONES PARA LA EVALUACIÓN

 

Si en todas las áreas está plenamente justificado el modelo de evaluación continua y formativa que se propone en este proyecto, más aùn, si cabe, se pueden aplicar los argumentos expuestos para la Educación Musical y Dramática, en la que se hace hincapié fundamentalmente en el desarrollo de la sensibilidad personal, en el conocimiento, valoración y respeto de toda manifestación artística y, por fin, en la capacidad de disfrutar la belleza que existe en el entorno.

 

Por tanto, es imprescindible poder valorar las actitudes y procedimientos de modo fundamental, pues constituyen, para la mayoría del alumnado, la finalidad de esta parcela educativa; aunque no se abandonen los contenidos relativos a conceptos, mediante los cuales se podrán trabajar los anteriormente citados.

 

Así la valoración de procesos es tan importante como la de resultados. Por ello, en esta área se utilizarán las técnicas e instrumentos de evaluación ya mencionados como generales para el conjunto del proyecto, insistiendo la necesidad de valorar procedimientos y actitudes como contenidos importantes y decisivos para la formación del sujeto a través de la Mùsica y la Dramatización.

 

Por lo demás, conviene resaltar la necesidad de constatar en el área el nivel adquirido por los alumnos en dictados musicales, lecto_grafía, improvisaciones, entonación, composiciones, interpretaciones, realizaciones, etc., y las técnicas grupales en actividades expresivas con verbalización final, en las que, además del hecho discriminativo sonoro, se verifique la capacidad de organización musical, percibida a través de la voz, el cuerpo y los instrumentos.

 

En cuanto a consideraciones más específicas, cabe señalar la necesidad de:

 

a) La observación y verificación paulatina del desarrollo y control del cuerpo y de las capacidades y destrezas propias del área.

 

b) La constatación del grado de autonomía personal, conseguida mediante las actividades expresivas.

 

c) La utilización que se hace de las posibilidades sonoras enactividades de comunicación y juego, constatando la exploración, experimentación y emisión de mensajes.

 

d) La valoración de la capacidad de producción individual y cooperativa en las realizaciones integradoras.

 

e) La estimación que se hace del arte en general, y de cada uno de sus aspectos en particular, y el respeto hacia el patrimonio cultural.

 

8. ÁREA DE EDUCACIÓN FÍSICA

 

8.1. CARACTERIZACIÓN DEL ÁREA

 

La sociedad ha ido tomando conciencia en los ùltimos años de la importancia del cuerpo en todos sus aspectos, por lo que es frecuente hoy el uso de términos empleados antes por una minoría y relacionados con la imagen corporal, la forma física, la salud, el deporte, etc. Es lógico, por tanto, que el sistema educativo proporcione al individuo una cultura física básica, puesto que debe dar respuesta a sus intereses y necesidades.

 

En la orientación actual del área de Educación Física, no todo gira en torno a la psicomotricidad, gimnasia o expresión corporal, sino que toma una orientación más amplia al utilizar como ejes básicos el cuerpo y el movimiento. Se propone desarrollar en el individuo todas sus capacidades físicas y dotarle de una mayor conciencia de las potencialidades de su cuerpo, asumiendo la responsabilidad que tiene con el mismo y sus condiciones de salud.

 

Será a través del movimiento como el escolar adquirirá hábitos, técnicas y usos corporales, desde los más simples a los más complejos, como la danza o el deporte.

 

En la Primaria, el área de Educación Física debe formar las capacidades motrices del individuo; sólo así podrá llegar a alcanzar el desarrollo y perfeccionamiento del cuerpo. Pero inseparables de los aspectos motrices, son los afectivos, cognitivos y comunicativos.

 

Las consecuencias del desarrollo de las capacidades motoras son:

 

* La adquisición de mùltiples conductas motrices que servirán para construir otras nuevas y aplicarlas a la resolución de problemas.

 

* La adquisición de destrezas motoras, trabajando factores de percepción, para posteriormente hacerlo con los de ejecución y decisión.

 

* El aprendizaje social del alumno o alumna, ya que su capacidad motora es el principal mecanismo físico de interrelación y de interacción con el mundo que le rodea.

 

* El conocimiento de las posibilidades del cuerpo, gracias al desarrollo de conductas motrices, permitirá mejorar la capacidad de decisión motriz, lo que llevará a adquirir mayor autonomía personal, seguridad y autoconfianza (bases que posibilitarán que los alumnos y alumnas realicen aprendizajes significativos por sí solos).

 

Para poder llevar a cabo este currículo, el profesor o profesora debe tomar como punto de partida:

 

a) El nivel del desarrollo evolutivo de los alumnos y alumnas.

b) Las características individuales de éstos (ritmos de aprendizaje, niveles de maduración, peculiaridades psicológicas, etc.).

c) Las diferencias que establece el sexo respecto a las capacidades motoras.

d) La coeducación en vez del currículo mixto.

e) Las ideas y conocimientos previos de los alumnos y alumnas.

 

 

8.2. OBJETIVOS GENERALES

 

Los objetivos generales de la Educación Física concretan algunos de la Educación Primaria (autonomía de acción en el medio, socialización y adquisición de instrumentos básicos) en forma de capacidades y contribuyen, a su vez, al logro de los diferentes objetivos generales de la etapa, fundamentalmente en lo que se refiere a las capacidades de tipo motor, de relación interpersonal, de actuación e inserción social, de tipo cognitivo y de equilibrio personal.

 

Todos los objetivos del área están íntimamente relacionados entre sí, no existiendo prioridad de unos sobre otros. Se puede decir que lo que se pretende en ella es conseguir que, al final de la Educación Primaria, la persona haya adquirido la capacidad de conocer, respetar y responsabilizarse de su propio cuerpo, adoptar conductas correctas en diversas situaciones motoras, transmitir diferentes sensaciones y sentimientos, relacionarse con los demás independientemente del sexo o condición social, llevando a cabo estos aprendizajes, en la medida de lo posible, de forma lùdica.

 

Para ello se establecen los siguientes objetivos generales del área, que posteriormente se contextualizan por ciclos teniendo en cuenta los parámetros evolutivos propios de la edad, la lógica del área y las características propias del proceso de enseñanza-aprendizaje. Por tanto, al finalizar la etapa, los alumnos y alumnas serán capaces de:

 

1. Conocer y apreciar el propio cuerpo y la actividad física como medio de exploración y disfrute de sus posibilidades motoras, de relación con los demás y recurso para organizar el tiempo libre.

 

2. Adoptar hábitos de higiene, de alimentación, de posturas y de ejercicio físico, manifestando una actitud responsable hacia su propio cuerpo y de respeto a los demás, relacionando estos hábitos con los efectos sobre la salud.

 

3. Regular y dosificar el esfuerzo llegando a un nivel de autoexigencia acorde con sus posibilidades y la naturaleza de la tarea que se realiza, utilizando como criterio fundamental de valoración dicho esfuerzo y no el resultado obtenido.

 

4. Resolver problemas que exijan el dominio de patrones motores básicos, adecuándose a los estímulos perceptivos yseleccionando los movimientos, previa valoración de sus posibilidades.

 

5. Utilizar las capacidades físicas básicas y destrezas motoras, y el conocimiento de la estructura y funcionamiento del cuerpo para la actividad física y para adaptar el movimiento a las circunstancias y condiciones de cada situación.

 

6. Participar en juegos y actividades estableciendo relaciones equilibradas y constructivas con los demás, evitando la discriminación por características personales, sexuales y sociales, así como los comportamientos agresivos y las actitudes de rivalidad en las actividades competitivas.

 

7. Conocer y valorar la diversidad de las actividades físicas y deportivas y los entornos en que se desarrollan, participando en su conservación y mejora.

 

8. Utilizar los recursos expresivos del cuerpo y del movimiento para comunicar sensaciones, ideas y estados de ánimo y comprender mensajes expresados de este modo.

 

 

8.3. SECUENCIACIÓN POR CICLOS DE LOS OBJETIVOS GENERALES

 

OBJETIVO 1

 

Para la etapa

 

1. Conocer y apreciar el propio cuerpo y la actividad física como medio de exploración y disfrute de sus posibilidades motoras, de relación con los demás y recurso para organizar el tiempo libre.

 

Para el primer ciclo

 

1. Reconocer las diferentes partes de su cuerpo, descubriendo sus posibilidades de movimiento y utilizando el juego como medio de actividad física.

 

Para el segundo ciclo

 

1.1. Interiorizar y tomar conciencia de la movilidad, tanto del eje corporal como de los diferentes segmentos en posiciones diferentes.

1.2. Identificar y valorar situaciones de juego, así como tomarlo como medio para establecer relaciones con los compañeros.

 

Para el tercer ciclo

 

1.1. Concienciarse de la posición del cuerpo, así como de su control, en situaciones que no sean cotidianas o habituales.

1.2. Aceptar su realidad corporal, empleando el juego como recurso. Realizar y organizar juegos en su tiempo libre (recreos, excursiones, etc.).

 

OBJETIVO 2

 

Para la etapa

 

2. Adoptar hábitos de higiene, de alimentación, de posturas y de ejercicio físico, manifestando una actitud responsable hacia su propio cuerpo y de respeto a los demás, relacionando estos hábitos con los efectos sobre la salud.

 

Para el primer ciclo

 

2.1. Adoptar una correcta actitud postural, conociendo los riesgos que la falta de ésta entraña para su salud.

2.2. Conocer las situaciones de riesgo que conlleva la actividad física.

2.3. Consolidar hábitos de limpieza personal.

 

Para el segundo ciclo

 

2.1. Conocer normas básicas de alimentación, así como consolidar los hábitos de limpieza personal más específicos de la Educación Física.

2.2. Adoptar las medidas necesarias para prevenir accidentes.

 

Para el tercer ciclo

 

2.1. Sistematizar los aprendizajes de ciclos anteriores en lo que respecta a hábitos alimenticios higiénicos y medidas de seguridad.

 

OBJETIVO 3

 

Para la etapa

 

3. Regular y dosificar el esfuerzo llegando a un nivel de autoexigencia acorde con sus posibilidades y la naturaleza de la tarea que se realiza, utilizando como criterio fundamental de valoración dicho esfuerzo y no el resultado obtenido.

 

Para el primer ciclo

 

3.1. Identificar diferentes grados de complejidad en la actividad física (duración, distancia, etc.).

3.2. Reconocer la relación existente entre las actividades físicas realizadas y los efectos inmediatos en el organismo.

3.3. Disfrutar de la actividad física independientemente de los resultados.

 

Para el segundo ciclo

 

3.1. Desarrollar la autoestima a partir de la valoración del grado de esfuerzo necesario en determinadas actividades físicas.

3.2. Participar con agrado en cualquier actividad física,independientemente de su capacidad.

 

Para el tercer ciclo

 

3.1. Dosificar el esfuerzo reconociendo sus propias capacidades y las de los compañeros.

3.2. Adoptar una buena disposición hacia cualquier tipo de actividad física, obteniendo el máximo rendimiento de sí mismo.

 

OBJETIVO 4

 

Para la etapa

 

4. Resolver problemas que exijan el dominio de patrones motores básicos, adecuándose a los estímulos perceptivos y seleccionando los movimientos, previa valoración de sus posibilidades.

 

Para el primer ciclo

 

4.1. Desarrollar las capacidades motoras mediante situaciones de juego.

4.2. Experimentar las posibilidades y limitaciones del movimiento en entornos habituales.

4.3. Consolidar las relaciones topológicas básicas.

4.4. Adecuar el movimiento a partir de estímulos visuales y/o auditivos.

4.5. Apreciar las distancias, el sentido y la velocidad en los desplazamientos propios.

 

Para el segundo ciclo

 

4.1. Utilizar su repertorio motor para la resolución de problemas que impliquen una adecuada percepción espacio-temporal.

4.2. Apreciar las distancias, el sentido y la velocidad en los desplazamientos de móviles.

4.3. Resolver problemas motores cuya exigencia se centre en los mecanismos de percepción y decisión.

4.4. Ejecutar habilidades conocidas, seleccionando los movimientos más adecuados a sus posibilidades (engrama motor).

 

Para el tercer ciclo

 

4.1. Resolver problemas de estructuración espacio-temporal propiciados por la introducción de elementos más complejos.

4.2. Resolver problemas en los que disminuya el tiempo empleado segùn sea la selección de forma y el tipo de movimientos, ejecutándolos de modo satisfactorio.

4.3. Reconocer y valorar la capacidad de resolver problemas motores de uno mismo y de los compañeros.

 

OBJETIVO 5

 

Para la etapa

 

5. Utilizar las capacidades físicas básicas y destrezas motoras, y el conocimiento de la estructura y funcionamiento del cuerpo para la actividad física y para adaptar el movimiento a las circunstancias y condiciones de cada situación.

 

Para el primer ciclo

 

5.1. Tomar conciencia de los movimientos de los miembros superiores y eje corporal, y adecuar los movimientos a diferentes situaciones conocidas.

5.2. Consolidar los conceptos topológicos básicos, en sí mismo y sobre los demás.

 

Para el segundo ciclo

 

5.1. Tomar conciencia de la movilidad corporal, independizando segmentos superiores e inferiores del eje corporal.

5.2. Utilizar correctamente el espacio en que se mueve (mecanismos de adaptación).

 

Para el tercer ciclo

 

5.1. Tomar conciencia del tono, relajación y equilibrio estático y dinámico en diferentes situaciones.

5.2. Apreciar con corrección diferentes trayectorias de móviles en situaciones de juego.

5.3. Adaptar las capacidades físicas básicas y destrezas motoras a otros medios no conocidos.

 

OBJETIVO 6

 

Para la etapa

 

6. Participar en juegos y actividades, estableciendo relaciones equilibradas y constructivas con los demás, evitando la discriminación por características personales, sexuales y sociales, así como los comportamientos agresivos y las actitudes de rivalidad en las actividades competitivas.

 

Para el primer ciclo

 

6.1. Participar de forma habitual en cualquier tipo de actividad física, de forma lùdica, independientemente del resultado.

6.2. Aceptar a sus compañeros independientemente de sus características personales, sociales y sexuales.

6.3. Respetar las normas de juego establecidas, bien sea por el grupo o por el reglamento.

6.4. Controlar conductas que desestabilicen la armonía del grupo en los juegos de cooperación y oposición.

 

Para el segundo ciclo

 

6.1. Participar de forma habitual en juegos populares y tradicionales, iniciándose en los de exploración y aventura.

6.2. Aceptar el papel que le corresponde desempeñar en cualquier tipo de juego.

6.3. Conocer los diferentes tipos de juegos.

6.4. Conocer las estrategias básicas del juego.

 

Para el tercer ciclo

 

6.1. Manifestar solidaridad y compañerismo en cualquier actividad física.

6.2. Conocer las estrategias básicas del juego (cooperación, oposición, cooperación/oposición).

6.3. Discriminar entre deportes consolidados y deportes que se adaptan a ellos.

6.4. Incrementar la competencia motora mediante los deportes adaptados.

 

OBJETIVO 7

 

Para la etapa

 

7. Conocer y valorar la diversidad de las actividades físicas y deportivas y los entornos en que se desarrollan, participando en su conservación y mejora.

 

Para el primer ciclo

 

7.1. Conocer distintas actividades físicas que constituyan parte del entorno habitual.

7.2. Participar activamente en las actividades físicas que se celebren en la escuela y en el entorno habitual.

7.3. Utilizar adecuadamente los espacios donde se desarrollen actividades físicas.

 

Para el segundo ciclo

 

7.1. Conocer diferentes actividades físicas regladas y practicarlas.

7.2. Ayudar a organizar diferentes actividades físicas y deportivas ocupándose de disponer e lmaterial necesario para su realización.

7.3. Conocer actividades físicas propias de la región donde se vive y practicarlas.

 

Para el tercer ciclo

 

7.1. Valorar, conocer y practicar diferentes deportes, adaptados y alternativos.

7.2. Conocer actividades deportivas de diferentes regiones y el entorno en donde se desarrollan.

7.3. Ocuparse del mantenimiento tanto de materiales como de los lugares aptos para la práctica de los deportes aprendidos.

 

OBJETIVO 8

 

Para la etapa

 

8. Utilizar los recursos expresivos del cuerpo y del movimiento para comunicar sensaciones, ideas y estados de ánimo y comprender mensajes expresados de este modo.

 

Para el primer ciclo

 

8.1. Adecuar los movimientos corporales a ritmos sencillos.

 

Para el segundo ciclo

 

8.1. Practicar ritmos y bailes populares disociando diferentes segmentos corporales.

 

Para el tercer ciclo

 

8.1. Imitar movimientos con un cierto grado de complejidad a partir de modelos establecidos.

 

8.2. Transmitir diferentes sensaciones y estados de ánimo, utilizando las posibilidades que nos ofrece nuestro cuerpo en movimiento.

 

8.3. Reconocer sensaciones, ideas y estados de ánimo en otros compañeros, a través del gesto y del movimiento.

 

 

8.4. BLOQUES DE CONTENIDOS

 

Los contenidos de la Educación Física en este proyecto curricular giran alrededor de los siguientes aspectos:

 

* El conocimiento y percepción del propio cuerpo y el desarrollo de las capacidades para su cuidado, mejora y mantenimiento y para su salud e higiene.

 

* El conocimiento y experimentación de los recursos expresivos del cuerpo para lograr el dominio de capacidades que se orienten hacia la expresión corporal y que posibiliten la comunicación no verbal.

 

* El conocimiento y experimentación de las habilidades motrices corporales para resolver problemas significativos relacionados con las técnicas de ejecución y las formas de actuar en relación con los objetos y con los demás.

 

* El conocimiento y experimentación de capacidades para la práctica de juegos de diferentes tipos y de recursos para organizar el tiempo libre.

 

A continuación se analiza cada uno de los bloques de contenidos:

 

1. El cuerpo: imagen y percepción

 

Los contenidos que integran este bloque se refieren principalmente a habilidades perceptivas y de coordinación y están íntimamente relacionados con el conocimiento del cuerpo.Para desarrollar estos contenidos será necesario que cada niño o niña experimente con su propio cuerpo, con el fin de alcanzar unas nociones básicas. Es un bloque que se debe trabajar, fundamentalmente, mediante el tratamiento de los contenidos procedimentales.

 

El alumno o alumna comienza organizando su esquema corporal para poder relacionarlo con otros parámetros externos como son los demás compañeros, el espacio y el tiempo.

 

Dentro del conocimiento del cuerpo, no se debe olvidar la importancia que tiene su control, en cuanto a la tensión, relajación, respiración y actitud postural, aspectos que se desarrollan en este bloque.

 

2. El cuerpo: habilidades y destrezas

 

El desarrollo de habilidades y destrezas se realiza a través de la experimentación y exploración de las diferentes posibilidades de respuesta. Se trabajan los giros, saltos, desplazamientos, lanzamientos, recepciones, etc., pero se busca una mayor calidad en el movimiento, además de aumentar el repertorio motor del alumno o alumna.

 

Los contenidos de este bloque se organizan entorno a la mejora de la estabilidad del propio cuerpo, de la coordinación dinámica espacial y de su sincronización espacio-temporal.

 

3. El cuerpo: expresión y comunicación

 

El cuerpo, como medio de expresión y comunicación, conduce a que los contenidos que se trabajan en este bloque provoquen una reflexión por parte del alumnado, de modo que los de tipo conceptual adquieran quizá mayor relevancia que en bloques anteriores.

 

Procedimentalmente se trata de que el escolar adecùe el movimiento a la propia ejecución motora y descubra en un principio las posibilidades y recursos expresivos del propio cuerpo, para más tarde adquirir una habilidad motriz expresiva.

 

A través de este bloque se fomenta en el alumnado la imaginación, creatividad y expresión corporal. Se favorece también la discriminación preceptiva del cuerpo (simetría corporal, diferenciación lateral, etc.) en relación con el espacio (ubicación y apreciación de distancias) y con el tiempo (apreciación de velocidades y ritmos).

 

4. Salud corporal

 

Se pretende que, a través de estos contenidos, los alumnos y alumnas adquieran hábitos de higiene, posturales y de salud en general, y que conozcan los efectos beneficiosos que el ejercicio tiene para el cuidado de ésta. En definitiva, el alumnado tiene que ser capaz de relacionar ejercicio físico con salud corporal. Por ello se parte de contenidos procedimentales, fomentando unaserie de hábitos de higiene corporal y salud, para que una vez aprendidos se practiquen de una manera responsable.

 

Los contenidos de este bloque tienen un carácter interdisciplinar, por lo que su tratamiento se realizará coordinadamente con las otras áreas, incidiendo todas en una de las enseñanzas transversales: la educación para la salud.

 

5. Juegos

 

Gracias al gran valor educativo que tienen los juegos, se consideran éstos, además de como un recurso para el aprendizaje, como un contenido con entidad propia.

 

El alumno o alumna debe conocer y practicar los diferentes tipos de juegos. Adquieren especial importancia en esta etapa todos los juegos reglados y también los juegos genéricos de iniciación deportiva y los puramente deportivos. El alumnado podrá aplicar su habilidad y destreza, su esfuerzo, y a medida que vaya profundizando en el conocimiento y dominio corporales abordará actividades progresivamente complejas y especializadas.

 

Son de vital importancia los contenidos de tipo actitudinal, ya que a través de los juegos los niños y niñas se relacionan con el medio que les rodea y también servirán de base para otro tipo de aprendizajes más complejos. Podrán también ponerse en práctica juegos y deportes exclusivamente canarios, como es el caso del juego del palo y de la lucha canaria.

 

 

8.5. ORIENTACIONES PARA LA EVALUACIÓN

 

Cada alumno o alumna será evaluado, como en el resto de las áreas, de forma personalizada, para lo que es necesario partir de sus propias posibilidades y observar cuál ha sido su progresión personal, sin tomar como referencia la totalidad del grupo.

 

Para llevar a cabo la evaluación, conviene contar con referentes externos e internos al sujeto. Entre los primeros, están los niveles de desarrollo considerados apropiados a cada edad, en función de la evolución general de la persona. Entre los segundos, cabe considerar la forma de trabajar de cada alumno o alumna, la relación con sus compañeros, el interés y grado de participación en las actividades, etc.

 

Además, para valorar a los alumnos y alumnas se pueden utilizar los tests motores, en particular los perceptivos, que resultan imprescindibles en los primeros ciclos. Ayudarán a conocer desde la dominancia lateral hasta cualquier problema de tipo psicomotor, permitiendo determinar el grado de desarrollo de las habilidades básicas y las capacidades físicas.

 

Los instrumentos que pueden utilizarse para efectuar las diferentes valoraciones son los mencionados tests motores, el cuaderno de control de la clase, las fichas personalizadas dedesarrollo..., además de las técnicas (principalmente, la observación) e instrumentos ya recomendados en este proyecto para todas las áreas.

 

9. ÁREA DE LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

 

9.1. CARACTERIZACIÓN DEL ÁREA

 

Si se acepta que, desde el punto de vista funcional, el lenguaje verbal implica el desarrollo y la maduración de capacidades complejas, mediante las que se atienden tres necesidades básicas del ser humano: la comunicación, la representación y la regulación de conductas, entonces debe concederse a su enseñanza y aprendizaje en el aula una importancia esencial.

 

Puesto que la lengua es el instrumento privilegiado y más eficaz para lograr la recepción y emisión de mensajes y la interacción social, la comunicación (incluso con uno mismo) es, por tanto, la función primaria del lenguaje. Ahora bien, para que ésta sea efectiva, los hablantes deben asumir la convención de los signos y la representación que éstos implican con respecto a la realidad a la que se refieren con el fin de organizar así sus pensamientos. Por otra parte, la lengua sirve para relacionar la información, confrontar opiniones, proyectar planes de acción, memorizar, etc.; en definitiva, para orientar y regular la propia conducta y la de los otros.

 

De acuerdo con lo dicho anteriormente, y teniendo en cuenta la etapa de Educación Primaria, se puede decir que cuando el niño aprende a usar su lengua, no adquiere simplemente palabras o estructuras, sino también significados culturales, concepciones acerca del mundo y de sí mismo. La atención hacia ambas funciones _la comunicativa y la representativa_ tiene implicaciones fundamentales en el currículo. Así, la lengua se convierte en un instrumento esencial para construir significativamente el conocimiento del medio físico y social por parte del niño (compartido, en general, con los suyos y, por lo tanto, comunicable); además, es un mecanismo primordial para la realización de nuevos aprendizajes y para una plena (crítica y creativa) integración en la comunidad. En este sentido habrá que partir de la norma lingüística canaria para ir enriqueciendo la capacidad expresiva del alumnado.

 

De ahí que la enseñanza del lenguaje, durante los primeros años, deba "mimarse" desde todas las áreas y más aùn dentro de las propuestas metodológicas globalizadas o aquellas que, en general, relacionan las diversas áreas.

 

La consideración de la lengua como un uso social, como un instrumento intelectual y como objeto ella misma de conocimiento, explica la exigencia de su inclusión destacada en la Educación Primaria, pues:

 

1. Contribuye de manera esencial a la formación de un pensamiento organizado y claro.

2. Desarrolla y madura la competencia comunicativa (teniendo en cuenta registros, situaciones, contextos, intenciones, etc.).

3. Ayuda a tomar conciencia de la realidad exterior e interior, a verla en cuanto que es nombrada.

4. Favorece la incorporación plena a la vida social (crítica, solidaria, participativa, creativa, etc.).

5. Colabora en la valoración lingüístico_literaria de los logros estéticos del lenguaje (la literatura como plasmación plena de la lengua).

6. Permite la adquisición de la propia cultura y el respeto de las demás.

7. Facilita la adquisición de todos los contenidos curriculares.

 

Por eso, la finalidad de la enseñanza y aprendizaje de la lengua y la literatura en esta etapa consiste en la adquisición de la lectura y escritura, en la profundización del dominio del código oral (que el alumnado ya utiliza cuando llega a la escuela) y en el aprendizaje y dominio adecuado y enriquecedor del código escrito, pensando siempre en el alumno y la alumna como receptores y emisores activos de mensajes. Sin olvidar que la escuela debe subsanar carencias y nivelar las diferencias discriminatorias que los niños puedan arrastrar de su medio social y familiar.

 

Por otra parte, las necesidades de cultura general, cada vez mayores, para un conjunto también cada vez más numeroso de personas, exigen optimizar los métodos de enseñanza, tener claros los objetivos, ser rigurosos en la selección de los contenidos y además prever las exigencias cambiantes de la sociedad actual.

 

Así, el sistema educativo que postula la LOGSE y este proyecto en particular, incorporan contenidos (humanísticos, científicos, técnicos...) que antes no se consideraban curriculares porque se aprendían fuera de él o porque resultaban demasiado específicos. Además, también se tienen en cuenta aquellos que antes formaban parte del currículo oculto, como los valores, actitudes y normas, en este caso asumidos por toda la sociedad española, como la no discriminación por razón de raza, sexo, religión, lo que implica el respeto por los derechos humanos, la tolerancia y la convivencia ciudadana, la defensa del patrimonio natural y cultural, etc.

 

En consecuencia, en el diseño del área de Lengua y Literatura, además de los objetivos, contenidos y enfoques tradicionales, se han incorporado otros nuevos, fruto de la actualización y adecuación con las necesidades presentes y de la valoración crítica de las ùltimas aportaciones de la psicología cognitiva y evolutiva, la didáctica especial, la lingüística, las teorías literarias y, sin olvidar en ningùn caso, las aportaciones y experiencias realizadas por los profesores que se han dedicado a la enseñanza de esta área.

 

Obviamente, todos los contenidos explicitados y referidos a procedimientos y actitudes son nuevos en cuanto tales. De la misma manera que el enfoque comunicativo subraya los correspondientes a la comunicación oral y escrita, también aparecen sistematizados, por primera vez, los que corresponden a "lenguajes no verbales". El mantenimiento de contenidos gramaticales y literarios destaca la importancia de éstos encualquier enfoque que se realice del área, como mecanismos para recibir y emitir mensajes de la mejor manera posible; aquí se incorpora, además, la consideración del texto como unidad de sentido.

 

En la Educación Primaria se tiene como presupuesto básico, en lo que se refiere a la enseñanza de la lengua y la literatura, que todos los contenidos deben subordinarse a las metas finales que se persiguen en el área: el desarrollo de la capacidad de utilizar el lenguaje fundamentalmente como instrumento de comunicación, de conocimiento y de plasmación estética.

 

Aprender lengua no es sólo ni fundamentalmente memorizar reglas gramaticales; aprender lengua, en esta etapa, es capacitarse para usarla cada vez mejor, comprender sus estructuras y ser capaz de recrearla y disfrutarla; por eso, el trabajo sistemático de reflexión sobre la lengua no debe nunca sobrepasar la capacidad de abstracción de los alumnos. Además, teniendo en cuenta que la Educación Obligatoria concluye en la Secundaria, y que lo que en la Primaria se aprende no tiene carácter terminal, ello explica, junto con la edad de los estudiantes, su tratamiento integrado, cíclico y progresivamente analítico en el área.

 

El desarrollo que se hace en este proyecto del área de Lengua castellana y Literatura quiere facilitar que las alumnas y los alumnos posean competencias comunicativas (verbales y no verbales) para las diferentes situaciones en que puedan encontrarse durante su vida; por eso se incluyen, por ejemplo, los distintos tipos de textos de uso frecuente en nuestra sociedad y se insiste en el aprendizaje de procedimientos generales, aplicables para resolver con eficacia mùltiples tareas, como el comentario de texto, la traducción de un lenguaje a otro, etc.

 

Ello sin olvidar que los contenidos que se enseñan, siendo adecuados para el profesorado, deben resultar significativos para el alumnado, de manera que se consiga transmitir y generar una actitud positiva hacia la lengua y la literatura. Para lograrlo, habrá que orientar la inducción, la creatividad, la intuición lingüística o estética, los ensayos que realicen los alumnos, recordando que la deducción, la clasificación, la generalización o la definición son mecanismos posteriores.

 

Con el fin de respetar el proceso de aprendizaje de los niños y niñas, todo conocimiento lingüístico_literario partirá de los ya adquiridos (ideas previas) y su presentación será diversificada y adecuada a la edad de los alumnos, sin dejar de ser riguroso epistemológicamente. Si bien la lengua es el mejor instrumento de comunicación con que cuenta el ser humano, en la literatura, además, el lenguaje es fin en sí mismo, por lo que ciertas realizaciones sólo se dan en ella, de manera que su estudio permite la observación y adquisición de recursos especialmente valiosos desde el punto de vista lingüístico, estilístico y cultural en general.

 

Por otra parte, se considera que la mera lectura de textos odiscursos relega a los estudiantes a la conducta de receptores, y no les facilita la adquisición de estrategias para la producción (emisión). Por eso, en esta propuesta se trabajan sistemáticamente tanto la lectura comprensiva como la escritura creativa, de acuerdo con modelos cuidadosamente seleccionados tanto en función de su frecuencia de uso, como de sus posibilidades didácticas, lingüísticas o literarias. Así, los estudiantes conseguirán un dominio adecuado de las cuatro destrezas básicas: escuchar y leer comprensivamente, hablar y escribir de forma apropiada, correcta y coherente.

 

 

9.2. OBJETIVOS GENERALES

 

Esta formulación de objetivos generales de área respeta plenamente los prescritos en el Real Decreto que establece las enseñanzas mínimas, pero a la vez se basa en los criterios asumidos para la enunciación de los objetivos generales de Educación Primaria en este proyecto. Además, concreta aspectos que aparecen imprecisos en el mencionado Real Decreto, reestructura otros y pone énfasis en aquellas capacidades que estima imprescindible destacar en esta etapa. Todo ello se evidencia en la redacción de los mismos. Para posibilitar su comparación se mantiene el mismo orden que en el Real Decreto, entendiendo que dicha numeración no implica jerarquía ni secuenciación ninguna.

 

En función de lo expuesto se considera que al finalizar la Educación Primaria, y como resultado de los aprendizajes realizados en el área de Lengua castellana y Literatura, los estudiantes habrán desarrollado las capacidades siguientes:

 

1. Comprender discursos orales y escritos, con actitud crítica y respetuosa, relacionándolos con situaciones de aprendizaje.

 

2. Expresarse oralmente y por escrito de manera correcta y coherente, teniendo en cuenta las diferentes intenciones y situaciones y respetando las normas de la comunicación.

 

3. Valorar y usar reflexivamente la variedad lingüística canaria en sus diferentes modos de expresión, y situarla en el marco de la realidad plurilingüe de España, apreciándola como hecho cultural enriquecedor.

 

4. Utilizar de manera apropiada el código oral y escrito para intercambiar ideas, experiencias y sentimientos, valorando las aportaciones de los demás y respetando sus características físicas y su realidad socio_cultural.

 

5. Combinar diferentes códigos comunicativos (verbal, gestual, icónico, etc.) para interpretar y expresar mensajes con diferentes intenciones y para mejorar la convivencia, la creatividad, el conocimiento personal y del entorno...

 

6. Habituarse a la lectura con finalidades diversas(enriquecimiento lingüístico, diversión, gozo, información, resolución de problemas, enriquecimiento cultural...), valorándola como una destreza básica en nuestra sociedad.

 

7. Explorar las posibilidades expresivas de la lengua, orales y escritas, desarrollando la sensibilidad estética, la seguridad en las propias habilidades comunicativas y los usos desautomatizados y personales del lenguaje.

 

8. Reflexionar acerca de los usos de la lengua, relacionándolos con estructuras gramaticales (morfológicas, sintácticas, textuales...) para mejorar la propia producción de mensajes y la comprensión de los ajenos.

 

9. Reflexionar críticamente acerca del uso de la lengua, como vehículo de valores y prejuicios clasistas, racistas, sexistas, lingüísticos, etc., con el fin de cuestionar y corregir expresiones no pertinentes.

 

10. Utilizar el lenguaje como instrumento de aprendizaje, planificación y regulación de la propia actividad, tanto en las tareas manuales como intelectuales, reconociendo la existencia de diferentes usos y registros lingüísticos.

 

Estos objetivos generales de Lengua castellana y Literatura para la etapa se contextualizan en los tres ciclos que la componen teniendo en cuenta los criterios enunciados en los objetivos generales del proyecto y las propias aportaciones del área.

 

 

9.3. SECUENCIACIÓN POR CICLOS DE LOS OBJETIVOS GENERALES

 

OBJETIVO 1

 

Para la etapa

 

1. Comprender discursos orales y escritos, con actitud crítica y respetuosa, relacionándolos con situaciones de aprendizaje.

 

Para el primer ciclo

 

1. Comprender discursos orales y escritos, relacionándolos con las propias ideas y experiencias.

 

Para el segundo ciclo

 

1. Comprender discursos orales y escritos, relacionándolos con las propias ideas y experiencias, interpretándolos y valorándolos con cierta actitud crítica.

 

Para el tercer ciclo

 

1. Comprender discursos orales y escritos, relacionándolos con las propias ideas y experiencias, interpretándolos y valorándolos con actitud crítica, y aplicándolos a nuevassituaciones de aprendizaje.

 

OBJETIVO 2

 

Para la etapa

 

2. Expresarse oralmente y por escrito de manera correcta y coherente, teniendo en cuenta las diferentes intenciones y situaciones y respetando las normas de la comunicación.

 

Para el primer ciclo

 

2. Expresarse oralmente y por escrito, respetando las normas básicas de la lengua.

 

Para el segundo ciclo

 

2. Expresarse oralmente y por escrito de manera correcta y coherente y respetando las normas básicas de la lengua.

 

Para el tercer ciclo

 

2. Expresarse oralmente y por escrito, teniendo en cuenta las características de las diferentes intenciones y situaciones de comunicación y respetando las normas del código oral y del código escrito.

 

OBJETIVO 3

 

Para la etapa

 

3. Valorar y usar reflexivamente la variedad lingüística canaria en sus diferentes modos de expresión, y situarla en el marco de la realidad plurilingüe de España, apreciándola como hecho cultural enriquecedor.

 

Para el primer ciclo

 

3. Respetar los diversos usos de la lengua.

 

Para el segundo ciclo

 

3. Respetar y apreciar la diversidad lingüística de la Comunidad Autónoma de Canarias y valorar su existencia.

 

Para el tercer ciclo

 

3. Valorar y usar reflexivamente la variedad lingüística canaria en sus diferentes modos de expresión, y situarla el el marco de la realidad plurilingüe de España, apreciándola como un hecho cultural enriquecedor.

 

OBJETIVO 4

 

Para la etapa

 

4. Utilizar de manera apropiada el código oral y escrito para intercambiar ideas, experiencias y sentimientos, valorando las aportaciones de los demás y respetando sus características físicas y su realidad socio_cultural.

 

Para el primer ciclo

 

4. Utilizar el código oral y elementalmente el escrito para intercambiar ideas, experiencias y sentimientos.

 

Para el segundo ciclo

 

4. Utilizar el código oral y escrito para intercambiar ideas, experiencias y sentimientos, adoptando una actitud respetuosa ante las aportaciones de los otros.

 

Para el tercer ciclo

 

4. Utilizar el código oral y escrito de manera apropiada para intercambiar ideas, experiencias y sentimientos, adoptando una actitud respetuosa ante las aportaciones de los otros y respetando sus características físicas y su realidad sociocultural.

 

OBJETIVO 5

 

Para la etapa

 

5. Combinar diferentes códigos comunicativos (verbal, gestual, icónico, etc.) para interpretar y expresar mensajes con diferentes intenciones y para mejorar la convivencia, la creatividad, el conocimiento personal y del entorno...

 

Para el primer ciclo

 

5. Combinar códigos comunicativos variados.

 

Para el segundo ciclo

 

5. Combinar diferentes códigos comunicativos lingüísticos y no lingüísticos (movimiento corporal, gráfico, mùsical, etc.), para interpretar y trasmitir mensajes con una determinada intención comunicativa.

 

Para el tercer ciclo

 

5. Combinar diferentes códigos lingüísticos (oral y escrito) y no lingüísticos (gestual, icónico, musical) para interpretar y trasmitir mensajes con una determinada intención comunicativa y para mejorar la convivencia, la creatividad, el conocimiento personal y del entorno...

 

OBJETIVO 6

 

Para la etapa

 

6. Habituarse a la lectura con finalidades diversas (enriquecimiento lingüístico, diversión, gozo, información, resolución de problemas, enriquecimiento cultural...), valorándola como una destreza básica en nuestra sociedad.

 

Para el primer ciclo

 

6. Utilizar la lectura con finalidades diversas, valorándola como fuente de disfrute, aventura, ocio y diversión.

 

Para el segundo ciclo

 

6. Habituarse a la lectura con finalidades diversas, valorándola como fuente de disfrute, aventura, ocio y diversión, y como medio de información y de aprendizaje.

 

Para el tercer ciclo

 

6. Habituarse a la lectura con finalidades diversas, valorándola como fuente de disfrute, aventura, ocio, diversión, información, aprendizaje y como destreza básica para el enriquecimiento de la propia lengua y de la cultura personal.

 

OBJETIVO 7

 

Para la etapa

 

7. Explorar las posibilidades expresivas de la lengua, orales y escritas, desarrollando la sensibilidad estética, la seguridad en las propias habilidades comunicativas y los usos desautomatizados y personales del lenguaje.

 

Para el primer ciclo

 

7. Explorar de manera simple las posibilidades expresivas de la lengua oral y escrita.

 

Para el segundo ciclo

 

7. Explorar las posibilidades expresivas básicas de la lengua, oral y escrita, adquiriendo seguridad en las propias habilidades comunicativas y en usos personales del lenguaje.

 

Para el tercer ciclo

 

7. Explorar las posibilidades expresivas de la lengua, orales y escritas, desarrollando la sensibilidad estética, la seguridad en las propias habilidades comunicativas y los usos desautomatizados y personales del lenguaje.

 

OBJETIVO 8

 

Para la etapa

 

8. Reflexionar acerca de los usos de la lengua, relacionándoloscon estructuras gramaticales (morfológicas, sintácticas, textuales_) para mejorar la propia producción de mensajes y la comprensión de los ajenos.

 

Para el primer ciclo

 

8. Iniciar la reflexión acerca de los usos y estructuras simples de la lengua.

 

Para el segundo ciclo

 

8. Reflexionar acerca de los usos de la lengua, relacionándolos con estructuras gramaticales básicas.

 

Para el tercer ciclo

 

8. Reflexionar acerca de los usos de la lengua, relacionándolos con estructuras gramaticales (morfológicas, sintácticas, textuales...) para mejorar la propia producción de mensajes y la comprensión de los ajenos.

 

OBJETIVO 9

 

Para la etapa

 

9. Reflexionar críticamente acerca del uso de la lengua, como vehículo de valores y prejuicios clasistas, racistas,sexistas, lingüísticos, etc., con el fin de cuestionar y corregir expresiones no pertinentes.

 

Para el primer ciclo

 

9. Reflexionar acerca del uso discriminatorio de la lengua.

 

Para el segundo ciclo

 

9. Reflexionar críticamente acerca del uso de la lengua como vehículo de valores y prejuicios clasistas, racistas, sexistas, lingüísticos, etcétera.

 

Para el tercer ciclo

 

9. Reflexionar críticamente acerca del uso de la lengua, como vehículo de valores y prejuicios clasistas, racistas, sexistas, lingüísticos, etc., con el fin de cuestionar y corregir expresiones no pertinentes.

 

OBJETIVO 10

 

Para la etapa

 

10. Utilizar el lenguaje como instrumento de aprendizaje, planificación y regulación de la propia actividad, tanto en las tareas manuales como intelectuales, reconociendo la existencia de diferentes usos y registros lingüísticos.

 

Para el primer ciclo

 

10. Utilizar el lenguaje como instrumento de aprendizaje.

 

Para el segundo ciclo

 

10. Utilizar el lenguaje oral y escrito como instrumento de aprendizaje y planificación de actividades simples, tanto en las tareas manuales como intelectuales.

 

Para el tercer ciclo

 

10. Utilizar el lenguaje como instrumento de aprendizaje, planificación y regulación de la propia actividad, tanto en las tareas manuales como intelectuales, reconociendo la existencia de diferentes usos y registros lingüísticos.

 

 

9.4. BLOQUES DE CONTENIDOS

 

La propuesta de este proyecto curricular de Lengua castellana y Literatura respeta, pero adapta, los contenidos prescritos para la etapa de Educación Primaria y los rediseña de acuerdo con criterios didácticos y lingüístico_literarios que posteriormente se enuncian.

 

Así, incorpora un bloque específico de lecto_escritura, dada la importancia de estos aprendizajes para el alumnado de estas edades y otro de Iniciación a la Literatura, para tratar adecuadamente el fenómeno literario. Además reordena los dos bloques referidos al estudio y uso del código oral y del código escrito; sin embargo, el ùltimo bloque se mantiene prácticamente sin alteración. Por lo tanto, los bloques propuestos de acuerdo con esta organización del área son:

 

1. La adquisición y desarrollo del proceso lecto_escritor.

 

2. Usos y formas de la comunicación oral.

 

3. Usos y formas de la comunicación escrita.

 

4. Análisis y reflexión sobre la propia lengua.

 

5. Iniciación a la Literatura.

 

6. Sistemas de comunicación verbal y no verbal.

 

Seguidamente se analizan los bloques enunciados. Los contenidos tratados en cada uno de ellos se explicitan por ciclos en los tres ùltimos apartados de este proyecto (quince, dieciséis y diecisiete).

 

1. La adquisición y desarrollo del proceso lecto_escritor

 

Para la adquisición y desarrollo del proceso lecto_escritor, hay que tener en cuenta que las niñas y niños deben aprender unsegundo código (el escrito), tanto en cuanto a su descodificación (lectura), como en lo referente a su codificación (escritura). Por eso, estos contenidos resultan complejos para los estudiantes y serán trabajados en el aula con rigor y flexibilidad. El desarrollo de este bloque está presente en toda la etapa, pero es, evidentemente, esencial en el primer ciclo, ya que en él deben adquirirse los conceptos y los mecanismos básicos (interrelación entre el código oral y el escrito, reconocimiento y realización de grafías, etc.; el ritmo, la velocidad, la entonación y la comprensión lectora, etc.). Posteriormente, el dominio de reglas, la comprensión de los diferentes elementos del mensaje escrito, la valoración y sensibilidad ante este tipo de comunicación..., que completarán y ampliarán el dominio de estos contenidos.

 

2. La lengua oral como medio de comunicación

 

En el bloque referente a la lengua oral como medio de comunicación, se pretende una enseñanza planificada y un aprendizaje sistemático de la lengua oral, su necesidad y usos, las características de la situación e intención comunicativa, y la identificación y producción de diferentes textos orales. Resulta de fundamental importancia la adquisición de destrezas para comprender, analizar, comentar y crear distintos textos orales, así como las actitudes positivas con respecto a este código (valoración positiva y uso de la modalidad lingüística canaria, interés, sensibilidad, aprecio por los intercambios orales). La relevancia de este bloque en la Educación Primaria es básica, pues si bien la expresión oral se ha trabajado tradicionalmente, no se hacía con todo el rigor y la claridad adecuada, sobre todo en lo referente a su evaluación sistemática.

 

En el primer ciclo los alumnos y alumnas se comunican con espontaneidad de manera simple y directa, pero luego, poco a poco, sus aprendizajes les permiten usar la lengua de manera más compleja y rica, hasta que en el tercer ciclo ya son capaces de argumentar sus opiniones, de reconocer y asumir las reglas gramaticales y de valorar la elegancia comunicativa.

 

3. La lengua escrita como medio de comunicación

 

Los contenidos del bloque referidos a la lengua escrita como medio de comunicación, se trabajarán, quizá aùn más que los otros, en relación con los de los demás bloques del currículo y de manera interdisciplinar con las otras áreas (la adquisición del código escrito es un aprendizaje eminentemente escolar), pues en todas se escribe y en todas debe cuidarse la corrección, coherencia y propiedad de los mensajes. En este sentido, presentan contenidos paralelos y complementarios con respecto al bloque de comunicación oral.

 

Este bloque representa, de alguna manera, la continuación natural del de lecto_escritura, pero ambos poseen perfiles propios. Aquí los aprendizajes se centran en el tratamiento de los diferentes tipos de textos (situaciones e intenciones), las variantes del lenguaje escrito (registros, dialectos, lenguas) y su importanciapara la comunicación humana. Desde el punto de vista procedimental, la producción, comprensión, análisis, comentario y juicio personal sobre textos escritos enriquece y permite la adquisición y utilización plena de este código, además de fomentar las actitudes necesarias para su valoración, gusto, disfrute y aprecio.

 

4. La lengua como objeto de conocimiento

 

La lengua como objeto de conocimiento exige el análisis y la reflexión sobre la misma; por lo tanto, todos los contenidos enumerados bajo este epígrafe sólo pueden trabajarse tomando como base los de los otros bloques. Se deben analizar, pues, y comentar los mensajes orales y escritos, los textos literarios y los no literarios, tratando siempre de resolver problemas reales, de explicar producciones concretas o de lograr usos más adecuados, más eficaces o más estéticos. Con estos conocimientos se pretende que el alumnado se inicie en la toma de conciencia sobre los mecanismos que rigen la lengua, y pueda así alcanzar seguridad y libertad en la comprensión y expresión verbales.

 

A lo largo de la etapa, las niñas y niños van incrementando su capacidad de abstracción y generalización y, paulatinamente, se pueden dedicar al estudio de construcciones y funciones de la lengua (los textos y sus partes, la oración y sus partes, los tipos de palabras...), así como a la manipulación de estructuras, valorando positivamente el respeto por las normas.

 

5. Iniciación a la Literatura

 

Se incorpora en este proyecto un bloque específico de Iniciación a la Literatura, porque estos contenidos son irrenunciables en el diseño del área. Obviamente, su programación y desarrollo posterior se hará de manera funcional y significativa.

 

Las obras literarias son parte del patrimonio cultural de su comunidad de hablantes y aportan valores e identidad social. Además, son fuente de placer y fantasía, ejemplos de usos lingüísticos desautomatizados, modelos de logros estéticos y de construcción de sentido. Por eso, mediante la lectura de textos originales y adecuados (y no malas traducciones o versiones) se amplía la visión del mundo, se experimentan como propias las aventuras de otros, se desarrolla la capacidad de análisis y crítica, la sensibilidad literaria y artística en general, el gusto por los juegos verbales...; todo ello, facilita que las alumnas y alumnos adquieran un uso autónomo y creativo del lenguaje (utilizando conscientemente recursos, técnicas, estructuras), además, de una formación cultural integral y matizada.

 

6. Sistemas de comunicación verbal y no verbal

 

La realidad social y los avances tecnológicos actuales hacen que la mayor parte de los mensajes que recibe el individuo estén integrados por diferentes lenguajes (verbal, icónico, musical, gestual, informático, etc.). En este bloque, Sistemas decomunicación verbal y no verbal, se intentan reunir y sistematizar los aprendizajes básicos imprescindibles para poder analizar, juzgar e interactuar mediante ellos. Resulta obvia la interdependencia de estos contenidos con todos los otros del área, y la relación que requiere su tratamiento con áreas como Conocimiento del Medio, Educación Artística, Lengua Extranjera y Educación Física.

 

Además de la comprensión y el análisis de estos tipos de mensaje, se pretende la producción sistemática de algunos de ellos. Resulta de fundamental importancia desarrollar actitudes críticas ante los mismos, para evitar que su reconocido poder de seducción convierta a los ciudadanos en receptores pasivos, fácilmente manipulables. Pero, a la vez, los estudiantes deben adquirir, progresivamente, una formación que les capacite para aprovecharlos, disfrutarlos y producirlos.

 

 

9.5. ORIENTACIONES PARA LA EVALUACIÓN

 

La evaluación es parte del proceso de enseñanza_aprendizaje, por eso hablamos de evaluación inicial, procesual y final, para que resulte continua, formativa e individualizada para cada alumno y alumna. La evaluación, además de valorar los avances de los niños, sirve al docente para reorientar el mencionado proceso siempre que resulte necesario. En ningùn caso, los juicios del profesor deben dañar la autoimagen del estudiante e incluso en las correcciones, deben orientar y estimular los aprendizajes.

 

La evaluación está estrechamente vinculada con los objetivos generales del área y, más concretamente, con los específicos de cada unidad didáctica, por eso tiene como fin constatar el grado de consecución de los mismos. Para ello, hay que tener en cuenta ciertos criterios básicos:

 

a) Verificar tanto la adquisición de conceptos como de procedimientos y actitudes (por ejemplo, la noción de adjetivo, el uso o reconocimiento de los adjetivos y la valoración de la adjetivación).

 

b) Observar no sólo los resultados finales, sino los procesos de elaboración (por ejemplo, en los comentarios, realización de textos, adquisición de normas,...).

 

c) Constatar, en los casos que así lo requieran, que se han adquirido los conocimientos previos necesarios antes de abordar otros nuevos (evaluación inicial para detectar ideas previas; por ejemplo, dominio de las conjugaciones regulares antes de trabajar los verbos irregulares).

 

d) Comprobar la adquisición pertinente, considerada apropiada para cada ciclo, del lenguaje "técnico" lingüístico_literario y de los lenguajes no verbales, propios de los contenidos del área seleccionados para esta etapa.

 

e) Comprobar el dominio funcional (con fines especialmente comunicativos) de los contenidos del área y de las enseñanzas transversales que la impregnan.

 

f) Verificar el hábito de la lectura y la escritura, la utilización de diccionarios, enciclopedias, libros específicos de consulta, repertorios de imágenes, textos publicitarios, etc.

 

g) Observar el grado de corrección, coherencia y propiedad en el uso del código oral y del escrito.

 

h) Apreciar el paulatino desarrollo de la capacidad crítica y estética del alumnado como receptor y emisor de mensajes.

 

i) Prestar atención a la valoración que se haga del patrimonio literario y al respeto hacia la propia modalidad lingüística y hacia las distintas lenguas del Estado español.

 

j) Constatar la capacidad de reflexión lingüístico_literaria mediante destrezas como la observación, la investigación, la manipulación, la comparación, el comentario, el análisis, etc.

 

k) Valorar el cuestionamiento y la eliminación de usos verbales y no verbales discriminatorios (sexuales, lingüísticos, raciales, religiosos...).

 

10. ÁREA DE LENGUAS EXTRANJERAS

 

10.1. CARACTERIZACIÓN DEL ÁREA

 

Si se considera como punto de partida que el lenguaje constituye una actividad humana compleja que asegura dos funciones básicas, la de comunicación y la de representación, debe aceptarse que ambas funciones aparezcan estrechamente interrelacionadas en el intercambio social. La confluencia de las dos funciones en la actividad lingüística tiene numerosas implicaciones y se puede decir que la lengua se convierte en un instrumento esencial para construir la representación del mundo, la elaboración y expresión del pensamiento y la participación en el ámbito social y cultural.

 

En estas consideraciones debe atenderse también a los aspectos estructurales de la lengua, a los elementos que la configuran y a las reglas que rigen su organización. Los tres sistemas (fonético_fonológico, morfosintáctico y semántico) deben ser tenidos en cuenta a la hora de estudiar una lengua; las reglas que los rigen no constituyen elementos aislados y pueden verse modificadas por el uso que se haga de ellas, segùn el contexto y la situación.

 

Al llevar a la práctica los tres sistemas mencionados anteriormente se pone en marcha la competencia comunicativa, en la cual el alumno o alumna aprende a "decir algo". Se destaca así la finalidad del aprendizaje de la lengua extranjera que es comunicarse en la misma, hecho que se puede considerar más como una habilidad que como un conocimiento teórico.

 

Para conseguir la competencia comunicativa es necesario tener en cuenta el tipo de lengua a la que se expone al alumno o alumna. Ésta debe ser relevante para sus intereses y adaptada a su capacidad cognitiva y afectiva, ofreciéndole modelos claros y precisos sobre los que pueda ir construyendo su competencia comunicativa.

 

El aprendizaje de una lengua extranjera se debe contemplar en sus dos formas, oral y escrita, pues los códigos en los que ambas se apoyan son distintos.

 

En el desarrollo de las cuatro destrezas lingüísticas (escuchar, hablar, leer y escribir) se debe caminar hacia una integración de las mismas dentro del proceso de enseñanza_aprendizaje. No obstante, las actividades auditivas adquieren una importancia primordial en los primeros estadios del aprendizaje puesto que ayudarán al alumno o alumna a familiarizarse con el nuevo código en contextos determinados, los cuales deberán tener un valor potencial comunicativo y ser cercanos a su experiencia personal e intereses.

 

Así pues, el alumno o alumna, al practicar la comprensión oral de la lengua, está desarrollando estrategias que le ayudan a interpretar y relacionar los mensajes recibidos. El educarles en la escucha comprensiva, debe desarrollar en ellos, una actitudabierta, activa y participativa, paso previo para llegar a un pensamiento crítico.

 

Las actividades orales deben ser muy variadas y estar regidas por las normas de la competencia socio_lingüística, es decir, deben producir enunciados acordes, tanto en la forma como en el significado, con la situación de comunicación (necesidades, intencionalidades, interlocutores, etc.). El desarrollo de la capacidad lingüística, dependerá en gran parte del intercambio comunicativo con los compañeros y con el profesorado del área, dentro del ámbito escolar, ya que para muchos éste será el ùnico lugar en el que el alumno o alumna pueda practicar la lengua extranjera; por lo que debe practicarse sistemáticamente en el aula.

 

La lectura comprensiva acercará al alumnado al código escrito y le permitirá descubrir las posibilidades que le ofrece como fuente de información, esparcimiento e incluso juego y le ayudará a ampliar su visión del mundo. La escritura en esta etapa se contempla como aproximación al código escrito.

 

La interrelación de las cuatro destrezas estimulará la participación del niño o niña y le permitirá tener experiencias satisfactorias de aprendizaje.

 

Otro aspecto que se debe subrayar es la atención que se prestará al sistema fonológico de la lengua extranjera, de modo que los alumnos no sólo distingan una palabra de otra, sino que también se familiaricen con el ritmo y la entonación para producir verdaderas unidades de significado.

 

Previa a la reflexión sistemática sobre la lengua que se llevará a cabo en la Educación Secundaria Obligatoria, es importante que el alumnado se inicie en la construcción y uso de conceptos básicos y adquiera una terminología elemental que le permita aclarar algùn problema lingüístico y ordenar las informaciones recibidas.

 

La gramática en la Educación Primaria debe propiciar patrones lingüísticos que amplíen las posibilidades de comunicación, eligiendo aquellos que tienen el máximo de aplicabilidad, aspecto que también se tendrá en cuenta en la elección de las funciones y nociones lingüísticas que a su vez dependerán de los intereses, necesidades y motivaciones de los alumnos.

 

Conviene señalar a su vez que la progresión en el aprendizaje se produce de manera global, lo cual implica una simplificación considerable de aquellos elementos que no se perciben como esenciales. Serán las sucesivas aproximaciones las que vayan matizando y enriqueciendo la aprehensión global. De ahí que las unidades de trabajo se lleven a cabo en una progresión acumulativa y cíclica, con el fin de conseguir reforzar y consolidar los distintos componentes del aprendizaje.

 

Por ùltimo, cabe añadir que el aprendizaje de la lengua extranjera en el segundo ciclo coincide con el momento en que elalumnado desarrolla particularmente las estrategias cognitivas y de modo especial las relacionadas con la memoria. El estudio de una nueva lengua contribuirá a la consolidación del aprendizaje de la suya propia, a la vez que le ofrecerá la oportunidad de superar el egocentrismo y localismo propios de la edad, al tomar contacto con otras culturas y formas de vida distintas a las propias.

 

 

10.2. OBJETIVOS GENERALES

 

Siguiendo los criterios generales establecidos en este proyecto, en el área de Lenguas Extranjeras se considera que los alumnos y alumnas, al finalizar la Educación Primaria, habrán adquirido las capacidades siguientes:

 

1. Comprender textos orales y sencillos relativos a objetos, situaciones y acontecimientos próximos y conocidos.

 

2. Utilizar de forma oral la lengua extranjera para comunicarse con los demás en el aula mediante las situaciones creadas para este fin, atendiendo a las normas básicas de la comunicación interpersonal y adoptando una actitud respetuosa hacia las aportaciones de los demás.

 

3. Producir textos escritos breves y sencillos sobre temas familiares, respetando las reglas básicas del código escrito.

 

4. Leer de forma comprensiva textos cortos y sencillos, relacionados con sus conocimientos, experiencias e intereses.

 

5. Reconocer y apreciar el valor comunicativo de las lenguas extranjeras y la propia capacidad para aprender a utilizarlas, mostrando una actitud positiva de comprensión y respeto hacia otras lenguas, sus hablantes y su cultura.

 

6. Comprender y utilizar algunas convenciones lingüísticas y no lingüísticas empleadas por los hablantes de la lengua extranjera (saludos, despedidas, presentaciones, felicitaciones, etc.) para facilitar la comunicación.

 

7. Utilizar los conocimientos y las experiencias previas con otras lenguas y desarrollar progresivamente las estrategias de aprendizaje autónomo.

 

8. Establecer relaciones entre el significado, la pronunciación y la representación gráfica de algunas palabras y frases sencillas, así como reconocer aspectos sonoros rítmicos y de entonación característicos de la lengua extranjera.

 

9. Utilizar los recursos expresivos no lingüísticos (gestos, postura corporal, sonidos diversos, dibujos, etc.) para comprender y hacerse comprender en la lengua extranjera.

 

 

10.3. SECUENCIACIÓN POR CICLOS DE LOS OBJETIVOS GENERALES

 

Objetivo 1

 

Para la etapa

 

1. Comprender textos orales y sencillos relativos a objetos, situaciones y acontecimientos próximos y conocidos.

 

Para el segundo ciclo

 

1. Comprender la información global de textos orales sencillos referentes a situaciones conocidas.

 

Para el tercer ciclo

 

1. Comprender la información global y específica de textos orales sencillos referentes a situaciones conocidas.

 

Objetivo 2

 

Para la etapa

 

2. Utilizar de forma oral la lengua extranjera para comunicarse con los demás en el aula mediante las situaciones creadas para este fin, atendiendo a las normas básicas de la comunicación interpersonal y adoptando una actitud respetuosa hacia las aportaciones de los demás.

 

Para el segundo ciclo

 

2. Utilizar la lengua extranjera de forma oral para comunicarse con el profesor y con los compañeros en las actividades habituales de la clase y en las situaciones creadas para este fin, respetando las distintas aportaciones.

 

Para el tercer ciclo

 

2. Utilizar la lengua extranjera de forma oral para comunicarse con el profesor y con los compañeros en las actividades habituales de la clase y en las situaciones creadas para este fin, respetando, valorando y atendiendo a las normas básicas de la comunicación interpersonal.

 

Objetivo 3

 

Para la etapa

 

3. Producir textos escritos breves y sencillos sobre temas familiares, respetando las reglas básicas del código escrito.

 

Para el segundo ciclo

 

3. Producir textos escritos muy sencillos sobre funciones osituaciones familiares, mostrando interés por conocer las reglas básicas del código escrito.

 

Para el tercer ciclo

 

3. Producir textos escritos dirigidos a distintos tipos de lectores, valorando el papel del texto escrito en la comunicación y mostrando una actitud abierta ante las reglas distintas a las de la lengua materna.

 

Objetivo 4

 

Para la etapa

 

4. Leer de forma comprensiva textos cortos y sencillos, relacionados con sus conocimientos, experiencias e intereses.

 

Para el segundo ciclo

 

4. Leer de forma comprensiva textos cortos y sencillos, previamente trabajados de forma oral, y relacionados con sus ámbitos de interés y experiencia.

 

Para el tercer ciclo

 

4. Leer de forma comprensiva textos cortos relacionados con sus intereses y experiencias.

 

Objetivo 5

 

Para la etapa

 

5. Reconocer y apreciar el valor comunicativo de las lenguas extranjeras y la propia capacidad para aprender a utilizarlas, mostrando una actitud positiva de comprensión y respeto hacia otras lenguas, sus hablantes y su cultura.

 

Para el segundo ciclo

 

5. Reconocer y desarrollar las capacidades personales para aprender a utilizar la lengua extranjera como vehículo de comunicación.

 

Para el tercer ciclo

 

5. Reconocer y apreciar la importancia de poder comunicarse en una lengua extranjera y respetar las características propias de su realidad socio_cultural.

 

Objetivo 6

 

Para la etapa

 

6. Comprender y utilizar algunas convenciones lingüísticas y no lingüísticas empleadas por los hablantes de la lenguaextranjera (saludos, despedidas, presentaciones, felicitaciones, etc.) para facilitar la comunicación.

 

Para el segundo ciclo

 

6. Comprender algunas convenciones lingüísticas y no lingüísticas para interpretar el mensaje transmitido.

 

Para el tercer ciclo

 

6. Comprender y utilizar algunas convenciones lingüísticas empleadas por los hablantes de la lengua extranjera en situaciones habituales, valorando su intención comunicativa.

 

Objetivo 7

 

Para la etapa

 

7. Utilizar los conocimientos y las experiencias previas con otras lenguas y desarrollar progresivamente las estrategias de aprendizaje autónomo.

 

Para el segundo ciclo

 

7. Reconocer la importancia de los recursos utilizados en el aprendizaje de otras lenguas para su aplicación en el aprendizaje de la lengua extranjera.

 

Para el tercer ciclo

 

7. Utilizar las experiencias previas de aprendizaje para desarrollar nuevas estrategias que le ayuden a caminar hacia un aprendizaje autónomo en la lengua extranjera.

 

Objetivo 8

 

Para la etapa

 

8. Establecer relaciones entre el significado, la pronunciación y la representación gráfica de algunas palabras y frases sencillas, así como reconocer aspectos sonoros rítmicos y de entonación característicos de la lengua extranjera.

 

Para el segundo ciclo

 

8. Establecer relaciones entre significado, pronunciación y representación gráfica del vocabulario estudiado y utilizarlo en frases sencillas (enunciativas e interrogativas) con el ritmo y entonación adecuados.

 

Para el tercer ciclo

 

8. Reconocer y utilizar las variantes de entonación y ritmo en diálogos, descripciones y narraciones sencillas.

 

Objetivo 9

 

Para la etapa

 

9. Utilizar los recursos expresivos no lingüísticos (gestos, postura corporal, sonidos diversos, dibujos, etc.) para comprender y hacerse comprender en la lengua extranjera.

 

Para el segundo ciclo

 

9. Iniciar la reflexión sobre el uso de los recursos no lingüísticos como vehículo de comunicación en la lengua extranjera.

 

Para el tercer ciclo

 

9. Habituarse a utilizar los recursos no lingüísticos para comprender y hacerse comprender en la lengua extranjera.

 

 

10.4. BLOQUES DE CONTENIDOS

 

A diferencia de como se plantea en las otras áreas del proyecto, se ha optado en Lenguas Extranjeras por no incluir en este apartado el comentario sobre los distintos bloques que configuran el área. Dicho comentario se realiza en los apartados dieciséis y diecisiete, que desarrollan ampliamente el segundo y tercer ciclo de la Educación Primaria.

 

La razón obedece a la organización propuesta para el área, que globaliza los procedimientos y actitudes de los bloques del currículo en torno a determinados conceptos y al tratamiento de unos mismos contenidos en uno y otro ciclo, estableciéndose la diferencia en la profundidad con que se desarrollan los mismos.

 

Por tanto, los tres bloques en que se organiza el área son los siguientes:

 

1. Usos y formas de la comunicación oral.

 

2. Usos y formas de la comunicación escrita.

 

3. Aspectos socioculturales.

 

 

10.5. ORIENTACIONES PARA LA EVALUACIÓN

 

Si en todas las áreas es necesaria la evaluación inicial, no lo es menos en el área de Lenguas Extranjeras, ya que no se puede obviar la diferencia de niveles de conocimiento con que acceden los escolares y que son debidas a razones geográficas, ambientales y socioculturales, así como al apoyo externo que hayan podido recibir.

 

La evaluación se plantea en esta área siguiendo las directrices generales establecidas en el proyecto, además de las siguientes consideraciones específicas:

 

a) Verificar si el escolar entiende partes esenciales del discurso cuando se le habla claro y a velocidad normal o si por el contrario sólo comprende datos esenciales u, ocasionalmente, palabras y frases.

 

b) Comprobar que en su producción oral, aunque se den errores fonéticos y de entonación, el mensaje es inteligible y el grado de fluidez y propiedad adecuado cuando se manifiesta en pequeños diálogos.

 

c) Constatar que aunque puede haber errores gramaticales, éstos no interfieren la comprensión.

 

d) Verificar si maneja las estructuras gramaticales estudiadas y si los errores gramaticales se deben al desconocimiento de la forma, del uso, o de ambos.

 

e) Comprobar la adquisición y el uso del vocabulario en las situaciones estudiadas.

 

f) Valorar la adecuación del gesto y de la entonación en la comprensión y en la transmisión del mensaje.

 

g) Observar el grado de corrección, coherencia y propiedad en el código escrito.

 

h) Valorar la capacidad de poder transferir una comunicación oral al código escrito o a la imagen gráfica.

 

i) Valorar la capacidad de comprender textos breves, muy contextualizados y cercanos a los intereses de los niños y niñas.

 

j) Comprobar en la expresión que el error ortográfico o morfosintáctico no afecta a la comprensión del mensaje.

 

11. ÁREA DE MATEMÁTICAS

 

11.1. CARACTERIZACIÓN DEL ÁREA

 

La visión general del área que sustenta este proyecto se justifica tanto por un análisis de las nuevas demandas sociales sobre la educación matemática, como por una reflexión sobre la propia experiencia pedagógica y el conocimiento de lo que son las Matemáticas.

 

Actualmente es incuestionable que toda la población escolar debe acceder a una educación matemática básica, ya que, por una parte, las Matemáticas son cada vez más necesarias para desenvolverse en nuestra sociedad y, por otra, serán ùtiles en las futuras opciones laborales y profesionales de alumnos y alumnas. Pero hay que tener también en cuenta que vivimos en una sociedad que evoluciona constantemente, en la que las necesidades y aplicaciones matemáticas a la vida cotidiana y profesional cambian con rapidez y, por tanto, el currículo ha de prever la adaptación del alumnado a estos cambios.

 

Como consecuencia de estas nuevas exigencias sociales, han entrado a formar parte del currículo escolar de la Educación Primaria ramas nuevas de las Matemáticas, como la estadística, la probabilidad y los gráficos, necesarias para interpretar los mensajes de la comunicación actual, y se han reforzado otros conceptos que hasta el momento han estado un tanto relegados, como la proporción y la escala, aplicables a la lectura de mapas y planos, así como los aspectos más dinámicos de la geometría.

 

Correlativamente desaparecen, pierden importancia o se ven desde una óptica nueva otros contenidos hoy en vigor; así, la predominancia que hasta ahora han tenido los automatismos de cálculo en el currículo cede relativamente terreno frente al cálculo mental, la capacidad de estimar resultados y el uso razonable de la calculadora en el ùltimo ciclo de la etapa.

 

Una manera de posibilitar que alumnos y alumnas se adapten a las nuevas exigencias matemáticas que se les plantearán con seguridad en su vida adulta es primar el aprendizaje de procedimientos generales, aplicables a situaciones muy variadas, frente a otros más específicos, quizás más exactos, pero poco ùtiles en la práctica; de este modo, en el nuevo currículo se potencia el cálculo aproximado del área de una figura cualquiera mediante la estimación, el cuadriculado, la descomposición y recomposición en otra figura conocida, etc., frente al actual, que concede mucha importancia al aprendizaje de fórmulas aplicables a pocos casos.

 

Pero no es sólo el cambio de unos contenidos más abstractos por otros más prácticos lo que va a permitir que alumnos y alumnas sepan aplicarlos convenientemente fuera del aula. Para ello es necesario mostrar, desde el comienzo de la escolarización, las aplicaciones de las Matemáticas a situaciones significativas e interesantes para el alumnado. Finalmente, lo que mejor puede garantizar este trasvase de saberes entre el aula y la vidacotidiana es la adquisición de una actitud positiva hacia las Matemáticas (disposición a utilizarlas en situaciones cotidianas, conciencia de la propia valía frente a ellas), actitud que se incorpora como nuevo e importante contenido al currículo.

 

Desde el punto de vista del propio conocimiento matemático, uno de los rasgos más aceptados en la actualidad es considerar las Matemáticas como fruto de un proceso de construcción histórico, impulsado por la necesidad de resolver problemas procedentes, casi siempre, del mundo real. En este proceso, los conceptos abstractos, el rigor deductivo, el lenguaje formal, han sido siempre el punto de llegada, nunca de partida. La inducción, el tanteo, la creatividad, han sido los motores del conocimiento en mayor medida, si cabe, que la deducción formal.

 

Las Matemáticas se han configurado, asimismo, como un lenguaje poderoso que contribuye a describir, analizar, explicar y predecir realidades de muy distinto tipo. Por tanto, el problema estriba no tanto en manejar y desarrollar las reglas de un lenguaje matemático formal, sino en descubrir debajo de problemas aparentemente no relacionados con esta área, los conceptos y la estructura que permitirá reformularlos en términos matemáticos; resumiendo, en modelizar.

 

Como elemento de contraste, hay que recordar otras concepciones de esta ciencia, hoy superadas, que priman la visión de las Matemáticas como "producto acabado", bien organizado en secuencias lógicas y altamente formalizado en su lenguaje.

 

Consecuentemente a la visión epistemológica que sustenta este proyecto, se hace necesario en la práctica diaria construir el conocimiento matemático en cada uno de los alumnos y alumnas a partir de problemas y situaciones concretas, manipulables a veces, en muchas ocasiones provenientes de sectores externos a las Matemáticas. También, como en el desarrollo de las Matemáticas en la historia, hay que darles oportunidades para la inducción, el tanteo y las soluciones incompletas o inexactas. No se puede olvidar tampoco que el pensamiento deductivo es el final de un largo proceso, que difícilmente se culmina en la Educación Primaria. Igualmente, la adquisición de un lenguaje matemático formal ha de estar sustentado por una amplia experiencia con lenguajes naturales (verbal, icónico, gráfico...).

 

En general, puede afirmarse que los conceptos matemáticos importantes _y casi todos los del currículo de Primaria lo son_ no se construyen de una vez por todas, ni se puede esperar que de manera correcta las primeras veces, como ha ocurrido históricamente. Es necesario retomarlos a lo largo de la etapa, ajustando y enriqueciendo cada vez más su significado y sus aplicaciones. Es por ello que el desarrollo de los contenidos en este proyecto no es lineal sino helicoidal.

 

Desde el punto de vista de la reflexión psicopedagógica, en esta área, como en las demás, se tiene en cuenta que los alumnos y las alumnas son los protagonistas de su propio aprendizaje, el cualsólo es posible a partir de su actividad intelectual. Aprender, en este sentido, consiste en modificar los esquemas conceptuales que ya poseen, enriqueciéndolos con nuevos significados y adecuándolos mejor a la realidad. La motivación, el interés del alumnado por aquello que está aprendiendo, es el factor desencadenante de esta actividad.

 

De estos enunciados generales no se deduce un ùnico método de enseñanza, válido en todas las situaciones y para todo tipo de alumnos. Es más, la experiencia muestra que, preferiblemente, el profesor o profesora debe utilizar un método flexible adecuado a cada momento y circunstancia. Así, en este proyecto se preconiza una gran variedad en el tipo de actividades, en la forma de trabajo en el aula, en el uso de diversos apoyos materiales.

 

Como consecuencia, la resolución de problemas y la realización de investigaciones han de coexistir junto al aprendizaje de conceptos y la consolidación de las rutinas básicas. El trabajo individual y en equipo serán el complemento imprescindible a las explicaciones del profesor. Actividades prácticas (salidas, encuestas, mediciones...) alternarán con otras de carácter más reflexivo. Escribir, hablar y leer sobre Matemáticas constituyen, asimismo, elementos imprescindibles en toda práctica docente.

 

 

11.2. OBJETIVOS GENERALES

 

Los objetivos generales de Matemáticas expresan las capacidades que se espera hayan desarrollado los alumnos y alumnas al final de la etapa. Para su redacción se han tenido en cuenta los objetivos generales incluidos en las disposiciones que establecen el curriculo de la etapa, de los que se ha tomado, en líneas generales, el orden y el significado. Se ha procurado simplificar la redacción, seleccionando para ello en cada objetivo el conjunto de capacidades consideradas más importantes, mientras que se obvian otras menores que están al servicio de las primeras.

 

Además de estas variaciones de tipo general, se han introducido otras más específicas: se reformula el objetivo nùmero 1, y se centra en el uso de los distintos lenguajes matemáticos; se refunden el 2 y el 8, cuyo contenido es muy similar, pasando a ser el segundo de la nueva lista; se desdobla el nùmero 7, dada su importancia, y se amplía el rango de actitudes que originalmente figuran.

 

En resumen, se ha pretendido poner de manifiesto a través de los objetivos generales que las capacidades que el alumnado puede desarrollar a través del aprendizaje de las Matemáticas no son sólo de tipo intelectivo o cognitivo, como se considera tradicionalmente. Por ejemplo, se pone énfasis en el papel de las Matemáticas como lenguaje de comunicación, ya que favorecen capacidades de relación interpersonal; como instrumento de análisis, las Matemáticas permiten conocer mejor el entorno propio y tomar decisiones sobre él, puesto que desarrollancapacidades de inserción y actuación social; finalmente, lograr una confianza razonable en lo que se refiere a la propia actividad matemática, favorece el equilibrio personal y el desarrollo afectivo.

 

Por todo lo comentado hasta ahora, se pretende que al finalizar la Educación Primaria y como resultado de los aprendizajes realizados en el área de Matemáticas, los estudiantes sean capaces de:

 

1. Utilizar los distintos lenguajes matemáticos para interpretar y valorar informaciones sobre fenómenos conocidos, así como para comunicar los propios pensamientos con mayor precisión.

 

2. Reconocer situaciones de su medio habitual para cuyo tratamiento se requiera el uso de los nùmeros y de las operaciones elementales de cálculo, formularlas mediante formas sencillas de expresión matemática y resolverlas utilizando los algoritmos correspondientes.

 

3. Utilizar instrumentos sencillos de cálculo y medida con un propósito determinado, decidiendo en cada caso sobre la pertinencia y ventajas que implica su uso y sometiendo los resultados a una revisión sistemática.

 

4. Elaborar y utilizar estrategias personales de estimación, aproximación y cálculo mental para la resolución de problemas sencillos, modificándolas si fuera necesario.

 

5. Comprender mejor el propio entorno y desarrollar nuevas posibilidades de acción sobre el mismo, utilizando sus conocimientos sobre las formas geométricas, sus propiedades y sus tamaños, y describiendo apropiadamente posiciones y trayectorias de objetos en el espacio.

 

6. Obtener, interpretar y valorar información sobre fenómenos y situaciones de su entorno y formarse un juicio sobre la misma, utilizando técnicas elementales de recogida de datos, y representándola de forma gráfica y numérica.

 

7. Reconocer la utilidad de las Matemáticas en la vida cotidiana, disfrutar con su uso y valorar las propias capacidades frente a ellas, afrontando sin inhibiciones las situaciones que requieran su empleo.

 

8. Actuar en situaciones cotidianas y de resolución de problemas de acuerdo con actitudes matemáticas, como son la exploración de distintas alternativas, la creatividad, la conveniencia de la precisión o la perseverancia en la bùsqueda de soluciones.

 

En el siguiente apartado, estos objetivos generales se ofrecen secuenciados por ciclos segùn las directrices generales del proyecto y las consideraciones específicas del área.

 

 

11.3. SECUENCIACIÓN POR CICLOS DE LOS OBJETIVOS GENERALES

 

Objetivo 1

 

Para la etapa

 

1. Utilizar los distintos lenguajes matemáticos para interpretar y valorar informaciones sobre fenómenos conocidos, así como para comunicar los propios pensamientos con mayor precisión.

 

Para el primer ciclo

 

1. Utilizar los distintos lenguajes matemáticos (numérico, geométrico y figurativo) para interpretar y producir informaciones y mensajes sobre situaciones familiares de su entorno.

 

Para el segundo ciclo

 

1. Utilizar los distintos lenguajes matemáticos (numérico, geométrico y gráfico) para interpretar, valorar y producir informaciones y mensajes sobre situaciones familiares de su entorno.

 

Para el tercer ciclo

 

1. Utilizar los distintos lenguajes matemáticos para interpretar, valorar y producir informaciones y mensajes sobre fenómenos conocidos, así como para comunicar los propios pensamientos con mayor precisión.

 

Objetivo 2

 

Para la etapa

 

2. Reconocer situaciones de su medio habitual para cuyo tratamiento se requiera el uso de los nùmeros y de las operaciones elementales de cálculo, formularlas mediante formas sencillas de expresión matemática y resolverlas utilizando los algoritmos correspondientes.

 

Para el primer ciclo

 

2.1. Reconocer situaciones de la vida cotidiana que puedan ser descritas con la ayuda de nùmeros naturales sencillos.

2.2. Resolver situaciones de la vida cotidiana cuyo tratamiento requiera de una sola de las operaciones elementales de cálculo, utilizando el algoritmo correspondiente e interpretando el resultado.

 

Para el segundo ciclo

 

2.1. Reconocer situaciones de la vida cotidiana que puedan ser descritas con la ayuda de códigos, de nùmeros naturales yfracciones muy sencillas.

2.2. Resolver situaciones y problemas de la vida cotidiana cuyo tratamiento requiera como máximo de dos operaciones de cálculo, utilizando las expresiones y los algoritmos correspondientes e interpretando el resultado.

 

Para el tercer ciclo

 

2.1. Reconocer situaciones de su medio habitual que puedan ser analizadas con ayuda de códigos y nùmeros.

2.2. Resolver situaciones y problemas de la vida cotidiana cuyo tratamiento requiera el uso de las operaciones de cálculo, utilizando las expresiones y los algoritmos correspondientes e interpretando el resultado.

 

Objetivo 3

 

Para la etapa

 

3. Utilizar instrumentos sencillos de cálculo y medida con un propósito determinado, decidiendo en cada caso sobre la pertinencia y ventajas que implica su uso y sometiendo los resultados a una revisión sistemática.

 

Para el primer ciclo

 

3. Utilizar instrumentos sencillos de cálculo (ábacos y materiales discretos) y medida (cintas métricas, regla, unidades corporales, recipientes diversos, relojes de agujas,...) que le puedan ayudar en su tarea.

 

Para el segundo ciclo

 

3. Utilizar instrumentos sencillos de cálculo (ábaco) y medida (regla graduada, unidades de capacidad y masa, reloj...), revisando los resultados.

 

Para el tercer ciclo

 

3. Utilizar instrumentos sencillos de cálculo (calculadora de cuatro operaciones) y medida (regla graduada, compás, unidades de capacidad y masa...), decidiendo sobre la pertinencia y ventajas que implica su uso y sometiendo los resultados a una revisión sistemática.

 

Objetivo 4

 

Para la etapa

 

4. Elaborar y utilizar estrategias personales de estimación, aproximación y cálculo mental para la resolución de problemas sencillos, modificándolas si fuera necesario.

 

Para el primer ciclo

 

4. Elaborar y utilizar estrategias personales de estimación yde cálculo mental para la resolución de problemas sencillos a partir de su conocimiento de los nùmeros y de las operaciones aditivas.

 

Para el segundo ciclo

 

4. Elaborar y utilizar estrategias personales de estimación, aproximación y cálculo mental para la resolución de problemas sencillos a partir de su conocimiento de los nùmeros y de las cuatro operaciones básicas.

 

Para el tercer ciclo

 

4. Elaborar y utilizar estrategias personales de estimación, aproximación y cálculo mental para la resolución de problemas sencillos a partir de su conocimiento de los nùmeros y de las cuatro operaciones básicas, modificándolas si fuera necesario.

 

Objetivo 5

 

Para la etapa

 

5. Comprender mejor el propio entorno y desarrollar nuevas posibilidades de acción sobre el mismo, utilizando sus conocimientos sobre las formas geométricas, sus propiedades y sus tamaños, y describiendo apropiadamente posiciones y trayectorias de objetos en el espacio.

 

Para el primer ciclo

 

5.1. Comprender mejor el propio entorno y desarrollar nuevas posibilidades (físicas, estéticas...) de acción sobre el mismo, identificando algunas formas geométricas y utilizando el conocimiento de sus propiedades (simetría, redondez...).

5.2. Describir la propia situación y la posición de los objetos visibles en el espacio utilizando sistemas de referencia familiares.

 

Para el segundo ciclo

 

5.1. Comprender mejor el propio entorno y desarrollar nuevas posibilidades de acción sobre el mismo, reconociendo formas geométricas y utilizando el conocimiento de sus propiedades y tamaños.

5.2. Definir la propia situación y la de los objetos utilizando diferentes puntos de vista y sistemas de referencia apropiados.

5.3. Interpretar sencillos croquis, planos, mapas y maquetas reconociendo en ellos elementos importantes y recorridos.

 

Para el tercer ciclo

 

5.1. Comprender mejor el propio entorno y desarrollar nuevas posibilidades de acción en el mismo, utilizando el conocimiento de las formas geométricas, sus propiedades ytamaños.

5.2. Definir de forma precisa posiciones y trayectorias de objetos en el espacio.

5.3. Construir e interpretar sencillos croquis, planos, mapas y maquetas utilizando una escala gráfica adecuada.

 

Objetivo 6

 

Para la etapa

 

6. Obtener, interpretar y valorar información sobre fenómenos y situaciones de su entorno y formarse un juicio sobre la misma, utilizando técnicas elementales de recogida de datos, y representándola de forma gráfica y numérica.

 

Para el primer ciclo

 

6. Obtener información sobre fenómenos y situaciones familiares de su entorno inmediato y representarla con gráficos figurativos.

 

Para el segundo ciclo

 

6. Obtener e interpretar información sobre fenómenos y situaciones de su entorno inmediato, organizando los datos y representándolos en forma de tabla o gráfico.

 

Para el tercer ciclo

 

6. Obtener, interpretar y valorar información sobre fenómenos y situaciones de su entorno, utilizando técnicas elementales de recogida de datos y representándola de forma gráfica y numérica (tablas o parámetros).

 

Objetivo 7

 

Para la etapa

 

7. Reconocer la utilidad de las Matemáticas en la vida cotidiana, disfrutar con su uso y valorar las propias capacidades frente a ellas, afrontando sin inhibiciones las situaciones que requieran su empleo.

 

Para el primer ciclo

 

7. Identificar la presencia de las Matemáticas en la vida cotidiana, confiar en las propias habilidades matemáticas para afrontar con autonomía las situaciones que requieran su empleo, y disfrutar con algùn aspecto (creativo, manipulativo, lùdico...) de las mismas.

 

Para el segundo ciclo

 

7. Percibir la utilidad de las Matemáticas en la vida cotidiana, confiar en las propias habilidades matemáticas, valorándolas, para afrontar con autonomía las situacionesque requieran su empleo, y disfrutar con algùn aspecto (creativo, manipulativo, lùdico...) de las mismas.

 

Para el tercer ciclo

 

7. Reconocer la utilidad de las Matemáticas en la vida cotidiana, disfrutar con su uso y valorar las propias capacidades frente a ellas, afrontando sin inhibiciones las situaciones que requieran su empleo.

 

Objetivo 8

 

Para la etapa

 

8. Actuar en situaciones cotidianas y de resolución de problemas de acuerdo con actitudes matemáticas, como son la exploración de distintas alternativas, la creatividad, la conveniencia de la precisión o la perseverancia en la bùsqueda de soluciones.

 

Para el primer ciclo

 

8. Manifestar creatividad y perseverancia en la resolución de situaciones problemáticas cotidianas.

 

Para el segundo ciclo

 

8. Manifestar creatividad, perseverancia y tendencia a explorar distintas alternativas en la resolución de problemas sencillos.

 

Para el tercer ciclo

 

8. Reconocer el valor de algunas actitudes matemáticas como son la exploración de distintas alternativas, la creatividad, la conveniencia de la precisión o la perseverancia en la bùsqueda de soluciones a problemas, actuando de acuerdo a ellas.

 

 

11.4. BLOQUES DE CONTENIDOS

 

Los contenidos de Matemáticas en este proyecto curricular no son sólo los preceptivos en el currículo obligatorio, sino que se desarrollan y completan con otros acordes con las intenciones y objetivos educativos del mismo. Estos contenidos nuevos son, generalmente, de tipo procedimental y actitudinal. Tal es el caso, como ejemplo de actitud, de la adquisición de confianza en las propias capacidades para hacer frente a situaciones matemáticas de la vida cotidiana. En procedimientos, se insiste en la utilización de diversos lenguajes para describir una misma situación, y en el desarrollo de estrategias personales de estimación (de medidas, de cálculos, de resultados).

 

Los contenidos se presentan en este proyecto organizados en cuatro bloques. A continuación se describe el planteamientogeneral de cada uno de estos bloques. Los contenidos tratados en ellos se explicitan por ciclos en los apartados quince, dieciséis y diecisiete de este proyecto.

 

1. Nùmeros y operaciones: significados y estrategias

 

Se consideran los contenidos del bloque Nùmeros y operaciones como herramientas fundamentales para el tratamiento del resto de los contenidos del currículo, con los que guardan una estrecha vinculación. El desarrollo del sentido del nùmero y la magnitud, de los diferentes significados de los nùmeros y de las operaciones, de la notación decimal, son los ejes conceptuales de este bloque.

 

En cuanto a procedimientos, se concede especial importancia a la elaboración de estrategias personales de conteo y cálculo mental y a la capacidad de estimar resultados, basados a su vez en un dominio razonable de los algoritmos de cálculo. Como procedimiento más complejo, y que utiliza parte de los contenidos citados anteriormente, está el de identificar y resolver problemas numéricos en el ámbito de la vida cotidiana.

 

Este bloque es particularmente interesante para desarrollar actitudes como la curiosidad (descubrir reglas o pautas en conjuntos numéricos...) y la valoración de las propias capacidades frente a los nùmeros, esta ùltima muy vinculada a la producción y uso de estrategias personales.

 

2. La medida

 

El bloque de la Medida recoge una buena parte de los contenidos matemáticos que más explícitamente aparecen en la vida cotidiana.

 

Se abordan en él las unidades convencionales del Sistema Métrico Decimal (longitud, superficie, capacidad y masa) y las unidades de medida del tiempo.

 

En los procedimientos se concede importancia a la estimación de medidas, a la utilización de distintas estrategias para medir y al empleo de unidades e instrumentos variados para tal fin.

 

Entre las actitudes hay que reseñar la importancia de las mediciones en la vida diaria, el gusto por la precisión y la necesidad de expresar el resultado numérico de una medición con la unidad utilizada.

 

3. Formas geométricas y situación en el espacio

 

El bloque Formas geométricas y situación en el espacio se centra, por una parte, en los contenidos que desarrollan la capacidad de orientarse en el espacio, describirlo y localizar en él objetos. Por otra parte, recoge los contenidos relativos a cuerpos y formas geométricas simples presentes en el entorno, cómo reconocerlos desde distintas representaciones y puntos de vista, cómo construirlos o dibujarlos en casos sencillos, y, finalmente, algunas propiedades y relaciones elementales.

 

Algunos de los contenidos actitudinales tienen gran interés como medio de exploración y acceso a los conceptos: por ejemplo, la precisión y cuidado en el uso de instrumentos de dibujo. Otros, como el de la valoración de la belleza en las composiciones geométricas, contribuyen a lograr una buena actitud general hacia las Matemáticas.

 

4. Organización de la información

 

En el ùltimo bloque, se agrupan los contenidos que permiten interpretar sencillas informaciones presentes en la comunicación habitual y que utilizan el lenguaje estadístico, así como elaborar y transmitir las informaciones recogidas por el propio alumnado. También se hace una aproximación al concepto de probabilidad a partir de las experiencias de los escolares.

 

Tiene especial relevancia la adquisición de contenidos procedimentales como la exploración, descripción e interpretación de gráficos, o la expresión sencilla del grado de probabilidad de un suceso aleatorio, y los contenidos actitudinales, ya que a través de la estadística, los escolares aprenden a interpretar de forma crítica determinadas informaciones.

 

 

11.5. ORIENTACIONES PARA LA EVALUACIóN

 

Se considera la evaluación como una parte del proceso de enseñanza_aprendizaje, desarrollándose durante el mismo de forma continua y diferenciada para cada uno de los alumnos y alumnas; también se considera la evaluación como un instrumento de realimentación del mencionado proceso. El seguimiento que se haga en él se traducirá, además, en orientación, apoyo y estímulo para el alumnado y, en ningùn caso, deberá originar sentimiento de fracaso.

 

Además de las orientaciones para la evaluación comunes para todas las áreas de la etapa, cabe señalar las siguientes más específicas relativas a Matemáticas:

 

a) Verificar en el proceso de enseñanza_aprendizaje tanto la adquisición de conceptos y procedimientos, como la de actitudes (creatividad, originalidad, colaboración, actitud crítica...).

 

b) Comprobar no sólo los resultados exactos de las operaciones, sino también las medidas y cálculos estimativos que se realizan al inicio o al final de cualquier actividad, y el razonamiento lógico en los procesos seguidos.

 

c) Prestar tanta atención a las estrategias personales que se utilicen en la resolución de problemas como al resultado final.

 

d) Cerciorarse, debido al carácter jerárquico de las Matemáticas, de que se han adquirido los conocimientosnecesarios previos antes de abordar nuevos aprendizajes.

 

e) Comprobar la utilización correcta del lenguaje matemático, el uso adecuado de los símbolos y signos en cada edad, la interpretación y elaboración de tablas, diagramas, gráficas, etc.

 

f) Constatar la utilización de instrumentos de medida o de dibujo (tijeras, reglas, escuadras, compás, balanza, etc.) adecuados a los contenidos que se desarrollan.

 

g) Verificar el dominio funcional de los contenidos matemáticos.

 

12. ÁREA DE RELIGIÓN Y MORAL CATÓLICA

 

12.1. CARACTERIZACIÓN DEL ÁREA

 

La importancia de la Religión dentro del currículo escolar viene dada por su contribución al objetivo global de la educación, que es "el pleno desarrollo de la persona". Es innegable que la Religión está en la raíz misma de nuestra cultura, en la sociedad, en la historia y en la misma persona. Su estudio contribuye a una adecuada interpretación del pasado y de la realidad actual, a una inserción crítica y creativa en la sociedad y a la maduración de la identidad personal, social y cultural.

 

La enseñanza religiosa escolar cuenta con una larga tradición en el sistema educativo español, aunque sus planteamientos han ido adaptándose a las sensibilidades y demandas de la sociedad española desde una mayor profundización en la epistemología de la Religión, en la psicología del alumnado y en la pedagogía. Actualmente la enseñanza religiosa presta mayor atención a los aspectos fenomenológicos, históricos, sociológicos y antropológicos de la Religión, descubriendo la incidencia que ha tenido en la cultura del pueblo. La enseñanza religiosa escolar no se concibe como una catequesis, sino como "una disciplina específica y rigurosamente escolar".

 

Así pues, el área de Religión se sitùa bajo los objetivos de la escuela y es una parcela más dentro del amplio ámbito escolar; se concibe como un diálogo entre la fe y los demás saberes; se ofrece desde la fe, pero está abierta a todos los que la soliciten, creyentes y no creyentes. Este carácter confesional y opcional afecta tanto a los objetivos como a los contenidos; concretamente, el área de Religión y Moral Católica pretende que el alumno o alumna aprenda a fundamentar los contenidos de la fe cristiana; para ello será necesario presentarla con absoluto rigor y honestidad intelectual, desde una actitud creyente, pero sin imposiciones.

 

La Religión se considera como un hecho integrante del entramado social. Gran parte del patrimonio cultural, histórico y antropológico_axiológico que los pueblos reciben del pasado está vertebrado por contenidos de signo religioso. En nuestra cultura el hecho religioso viene expresado en el hecho cristiano; más concretamente, los elementos religiosos que entran dentro del ámbito cultural del niño o la niña tienen un significado que sólo puede ser captado desde el contexto cristiano. El área de Religión proporciona a los alumnos las claves necesarias para interpretar los datos religiosos que encuentran en su entorno: fiestas, folklore, calendario, costumbres, expresiones, creaciones artísticas, sistemas de valores, símbolos, mitos, rituales...

 

En los intercambios culturales, cada vez más frecuentes, puede experimentarse fácilmente el peso de la religión en la formación de la idiosincrasia de los pueblos; el elemento religioso es quizá la seña más profunda de la identidad de éstos. Por encimade las fronteras políticas, lingüísticas o económicas, el conocimiento de los contenidos religiosos se hace necesario para la comprensión, diálogo y aproximación entre las culturas y entre personas de distintas civilizaciones. La propia religión constituye un punto de referencia para conocer las otras religiones, al igual que el idioma materno es punto de referencia necesario para aprender otro idioma. El área de Religión y Moral Católica se caracteriza también por su dimensión ecuménica y de diálogo con las otras religiones, abriéndose a ellas desde la propia identidad de la religión católica.

 

El pleno desarrollo de la personalidad implica un nùcleo referencial de ideas, valores y creencias que den sentido a las experiencias fundamentales de la vida y respondan a las preguntas más radicales, con todas sus implicaciones éticas. A través del área de Religión, la escuela suscita y aclara los por qué y para qué de las opciones libres, compromete al alumno en una cierta apertura hacia el fundamento ùltimo de la vida, ayuda a buscar respuestas a las grandes preguntas que surgen en torno a sí mismo, a la relación con los demás, a la actuación social, al sentido ùltimo de la historia y del mundo, de los grandes deseos y de las limitaciones, del dolor y de la muerte.

 

En una época de crisis de valores y de vacío interior, el conocimiento de lo religioso se hace más necesario en cuanto que es generador de valores y actitudes para el desarrollo de la personalidad y de la integración social. En este sentido, el área de Religión aporta a los alumnos y alumnas orientación y luz para desenmascarar los ídolos seductores de una sociedad consumista, competitiva, hedonista, que prometen felicidad y lo que dan es ansiedad, frustración, vacío, desesperanza, por un lado; y por otro, inseguridad, marginación, desintegración social, violencia.

 

El área de Religión se caracteriza, sobre todo, como el lugar de encuentro y de diálogo ciencia_fe. La realidad, fragmentada y analizada por los distintos saberes y disciplinas científicas, necesita ser reordenada en la simplicidad inabarcable de los ùltimos por qué. Ciencia y religión se necesitan mutuamente. La religión reconoce los grandes beneficios de la ciencia, reconoce que necesita de sus ojos; al mismo tiempo, la ciencia reconoce que necesita de la religión para andar derecha, para orientar el progreso hacia fines gratificantes. Precisamente lo que la sociedad echa hoy de menos es esta orientación del progreso: con la autonomía de la ciencia ha surgido un sentimiento de inseguridad; con el perfeccionamiento de la técnica, la posibilidad de una manipulación humana más sofisticada; con el dominio de la naturaleza, su destrucción; con el aumento de bienes de consumo, la seducción esclavizante de la publicidad; con el mayor bienestar, mayor desencanto.

 

De este modo, el ser humano se siente preso en el mundo artificial que él ha creado; los medios por los que vive superan los fines para los que vive. El área de Religión tiene aquí una función ineludible, descubriendo el valor relativo de los medios por los que se vive para orientarlos hacia los fines para los que se vive, descubriendo el valor simbólico de la realidad paraensanchar los límites del mundo sensorial, lógico_racional y tecnológico, y abrirse hacia un mundo más humanizante que calme los deseos a los que no llega el plus de producción, consumo o sensaciones.

 

Segùn se desprende de lo anteriormente expuesto, el área de Religión no se concibe independiente de los alumnos y alumnas; al contrario, se parte de sus propias necesidades, experiencias y sensibilidades; y son ellos quienes van construyendo su propio aprendizaje, segùn sus posibilidades socioculturales y psicológicas. Por tanto, se tiene en cuenta la situación del grupo y la especial del individuo. El contenido no se presenta como algo acabado y cerrado, que el alumnado aprende de una vez por todas; esto sería un esfuerzo estéril. Se trata más bien de un aprendizaje significativo, que conecta con los esquemas ya existentes y los va modificando y ampliando, segùn el desarrollo de las capacidades; es decir, se trata de aprender a aprender, lo que exige cuidar mucho los procedimientos.

 

El desarrollo de los contenidos no se hace de una manera lineal sino cíclica. El desarrollo de las capacidades de los alumnos y alumnas, sus nuevas experiencias y sensibilidades obligan a conectar periódicamente con los conceptos anteriores, si no se quiere que se hagan pequeños e inservibles; es, por tanto, preciso retomarlos a lo largo de la etapa, para que los vayan ajustando y enriqueciendo.

 

 

12.2. OBJETIVOS GENERALES

 

A la hora de fijar los objetivos generales de área, se deben tener en cuenta los objetivos generales de etapa, recogiendo las capacidades desarrollables a través de los contenidos específicos. En la formulación de los objetivos generales de Religión se ha seguido el Diseño Curricular Base de Religión y Moral Católica, de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis; introduciendo algunas modificaciones tendentes a simplificar, a resaltar ciertas capacidades que se consideran más importantes y a ensamblar los objetivos generales de área con los objetivos de cada ciclo.

 

Por tanto, al finalizar la etapa, el alumnado deberá alcanzar las siguientes capacidades:

 

1. Conocer el significado de determinados hechos y expresiones claves de la fe católica y aprender a relacionarlos para conseguir una síntesis del mensaje cristiano.

 

2. Manejar los principales libros de la fe cristiana e iniciarse en la utilización del Nuevo Testamento, para adquirir una visión general del mensaje bíblico.

 

3. Interesarse por la vida de Jesùs, describiendo los hechos principales, situándolos en el contexto histórico y relacionándolos con la Historia de la Salvación.

 

4. Conocer los aspectos esenciales del mensaje de Jesùs a través del análisis de los textos bíblicos y aprender a relacionarlos para conseguir una síntesis en torno a su significado en el marco de la Historia de la Salvación y de la Iglesia.

 

5. Mostrar la importancia y significado de la Iglesia Universal y de las comunidades locales, valorando su acción evangelizadora, caritativa, social y cultural.

 

6. Utilizar los recursos del lenguaje corporal y simbólico que permiten expresar experiencias religiosas, con vistas a adquirir una visión elemental y estructurada de los sacramentos, y también una visión del ciclo litùrgico.

 

7. Reconocer la importancia de la naturaleza y de la vida, preguntarse por su sentido profundo y conocer y valorar la respuesta religiosa y cristiana.

 

8. Descubrir el sentido cristiano de actitudes y acciones de inserción y participación social y valorarlas, para comprender lo que aporta en la vida personal y social.

 

9. Conocer y valorar los principales modelos de vida propuestos por la fe cristiana a través del Antiguo Testamento, del Nuevo Testamento y de la Historia de la Iglesia.

 

10. Descubrir la dimensión de compromiso de la fe cristiana, valorando su acción para mejorar las relaciones con uno mismo, con los demás y con el medio ambiente.

 

11. Recoger e identificar datos de la religiosidad del entorno (costumbres, cultura, arte, fiestas) para aprender a interpretar los distintos lenguajes religiosos (simbólico, icónico, folklórico...).

 

 

12.3. SECUENCIACIÓN POR CICLOS DE LOS OBJETIVOS GENERALES

 

OBJETIVO 1

 

Para la etapa

 

1. Conocer el significado de determinados hechos y expresiones claves de la fe católica y aprender a relacionarlos para conseguir una síntesis del mensaje cristiano.

 

Para el primer ciclo

 

1. Conocer el significado de hechos y expresiones claves de la fe católica cercanos a las experiencias de los alumnos.

 

Para el segundo ciclo

 

1. Conocer el significado de hechos y expresiones claves de la fe católica cercanos a las experiencias de los alumnos yrelacionarlos.

 

Para el tercer ciclo

 

1. Conocer el significado de hechos y expresiones claves de la fe católica cercanos a las experiencias de los alumnos, relacionarlos y realizar una síntesis del mensaje cristiano.

 

OBJETIVO 2

 

Para la etapa

 

2. Manejar los principales libros de la fe cristiana e iniciarse en la utilización del Nuevo Testamento, para adquirir una visión general del mensaje bíblico.

 

Para el primer ciclo

 

2. Aproximación al conocimiento de la Biblia, principal libro de la fe cristiana.

 

Para el segundo ciclo

 

2. Manejar la Biblia, buscando textos del Nuevo Testamento, que contengan el mensaje de Jesùs para elaborar una síntesis.

 

Para el tercer ciclo

 

2. Manejar los principales libros de la fe cristiana, buscando e interpretando textos. Adquirir una visión general del Antiguo Testamento, ordenando cronológicamente los grandes hitos de la historia de la Salvación e identificando a los principales protagonistas.

 

OBJETIVO 3

 

Para la etapa

 

3. Interesarse por la vida de Jesùs, describiendo los hechos principales, situándolos en el contexto histórico y relacionándolos con la Historia de la Salvación.

 

Para el primer ciclo

 

3. Interesarse por la vida de Jesùs, describiendo relatos evangélicos sobre su nacimiento, vida, muerte y resurrección.

 

Para el segundo ciclo

 

3. Interesarse por la vida de Jesùs, aproximándolo a su contexto histórico, localizando los principales hechos de su vida y reconstruyendo el itinerario de su Pasión y Muerte.

 

Para el tercer ciclo

 

3. Interesarse por la vida de Jesùs, situándolo en su contexto histórico y relacionándolo en el marco de la Historia de la Salvación.

 

OBJETIVO 4

 

Para la etapa

 

4. Conocer los aspectos esenciales del mensaje de Jesùs a través del análisis de los textos bíblicos y aprender a relacionarlos para conseguir una síntesis en torno a su significado en el marco de la Historia de la Salvación y de la Iglesia.

 

Para el primer ciclo

 

4. Conocer los aspectos esenciales del mensaje de Jesùs sobre Dios Padre, estableciendo un paralelismo con la paternidad/maternidad.

 

Para el segundo ciclo

 

4. Conocer los aspectos esenciales del mensaje de Jesùs a través del análisis de textos bíblicos y elaborando una síntesis de dicho mensaje.

 

Para el tercer ciclo

 

4. Conocer los aspectos esenciales del mensaje de Jesùs a través del análisis de textos bíblicos, elaborando una síntesis de dicho mensaje y relacionándolo en el marco de la Historia de la Salvación y de la Iglesia.

 

OBJETIVO 5

 

Para la etapa

 

5. Mostrar la importancia y significado de la Iglesia Universal y de las comunidades locales, valorando su acción evangelizadora, caritativa, social y cultural.

 

Para el primer ciclo

 

5. Mostrar la importancia y significado de la Iglesia, identificándola como la Familia de los Hijos de Dios.

 

Para el segundo ciclo

 

5. Mostrar la importancia y significado de la Iglesia, descubriendo la unión entre sus miembros mediante el análisis del símil del cuerpo que aplica San Pablo.

 

Para el tercer ciclo

 

5. Mostrar la importancia y significado de la Iglesia y de lascomunidades locales, descubriéndola como Pueblo de Dios al servicio del Reino y valorando su acción evangelizadora, caritativa, social y cultural.

 

OBJETIVO 6

 

Para la etapa

 

6. Utilizar los recursos del lenguaje corporal y simbólico que permiten expresar experiencias religiosas, con vistas a adquirir una visión elemental y estructurada de los Sacramentos, y también una visión del ciclo litùrgico.

 

Para el primer ciclo

 

6.1. Utilizar los recursos del lenguaje corporal y simbólico que permiten comunicarse con Dios, mediante expresiones espontáneas y en celebraciones litùrgicas.

6.2. Conocer y valorar el Bautismo y la Eucaristía, descubriendo la presencia de Jesùs en ellos.

 

Para el segundo ciclo

 

6.1. Utilizar los recursos del lenguaje (corporal, simbólico, gráfico, etc.) para hacer una síntesis elemental y estructurada de los Sacramentos referentes a la persona.

6.2. Profundizar en el conocimiento de la Eucaristía y de la Penitencia.

 

Para el tercer ciclo

 

6.1. Utilizar los recursos del lenguaje simbólico que permiten hacer una síntesis de los Sacramentos referentes a la comunidad.

6.2. Conocer los elementos fundamentales del ciclo litùrgico y descubrir su significado.

 

OBJETIVO 7

 

Para la etapa

 

7. Reconocer la importancia de la naturaleza y de la vida, preguntarse por su sentido profundo y conocer y valorar la respuesta religiosa y cristiana.

 

Para el primer ciclo

 

7. Reconocer la importancia de la naturaleza y de la vida, descubriéndolas y valorándolas como regalos de Dios al hombre.

 

Para el segundo ciclo

 

7. Reconocer la importancia de la naturaleza y de la vida, preguntarse por su sentido y origen, y descubrirlos como creación de Dios.

 

Para el tercer ciclo

 

7. Reconocer la importancia de la naturaleza y de la vida, preguntarse por la causa del mal, identificando el pecado como ruptura con Dios y reconociendo los signos de la nueva Creación.

 

OBJETIVO 8

 

Para la etapa

 

8. Descubrir el sentido cristiano de actitudes y acciones de inserción y participación social y valorarlas, para comprender lo que aporta en la vida personal y social.

 

Para el primer ciclo

 

8. Descubrir el sentido cristiano de actitudes morales frente a la propiedad de los bienes, a la verdad y a la paz, para comprender lo que aporta en la vida personal y social.

 

Para el segundo ciclo

 

8. Descubrir el sentido cristiano de actitudes morales, estableciendo la relación entre los diez mandamientos y el mandamiento del amor.

 

Para el tercer ciclo

 

8. Descubrir el sentido cristiano de actitudes y acciones de inserción y participación social y valorarlos, elaborando un vocabulario descriptivo de los términos bíblicos que configuran la moral cristiana.

 

OBJETIVO 9

 

Para la etapa

 

9. Conocer y valorar los principales modelos de vida propuestos por la fe cristiana a través del Antiguo Testamento, del Nuevo Testamento y de la Historia de la Iglesia.

 

Para el primer ciclo

 

9. Identificar a María como modelo de creyentes, madre de Jesùs y de la Iglesia.

 

Para el segundo ciclo

 

9. Reconocer a Jesùs como modelo de vida y principio de identificación moral.

 

Para el tercer ciclo

 

9. Describir diversas respuestas a las llamadas de Dios en laBiblia y la Historia de la Iglesia (Abraham, Moisés, Samuel, María, Apóstoles, Santos...).

 

OBJETIVO 10

 

Para la etapa

 

10. Descubrir la dimensión de compromiso de la fe cristiana, valorando su acción para mejorar las relaciones con uno mismo, con los demás y con el medio ambiente.

 

Para el primer ciclo

 

10. Descubrir la dimensión de compromiso de la fe cristiana, conociendo las exigencias del mandamiento del amor que propone Jesùs.

 

Para el segundo ciclo

 

10. Descubrir la dimensión de compromiso de la fe cristiana, analizando los rasgos que definen el amor que proclama Jesùs.

 

Para el tercer ciclo

 

10. Descubrir la dimensión de compromiso de la fe cristiana, valorando su acción para mejorar las relaciones con uno mismo, con los demás y con el medio ambiente.

 

OBJETIVO 11

 

Para la etapa

 

11. Recoger e identificar datos de la religiosidad del entorno (costumbres, cultura, arte, fiestas) para aprender a interpretar los distintos lenguajes religiosos (simbólico, icónico, folklórico...).

 

Para el primer ciclo

 

11. Buscar y recoger datos relacionados con la religiosidad de su entorno (palabras, expresiones, celebraciones populares, obras de arte), y descubrir su significado.

 

Para el segundo ciclo

 

11. Recoger e identificar datos relacionados con la religiosidad del entorno, analizándolos y buscando sus fundamentos religiosos.

 

Para el tercer ciclo

 

11. Recoger e identificar datos relacionados con la religiosidad del entorno, interpretando los distintos lenguajes religiosos.

 

 

12.4. BLOQUES DE CONTENIDOS

 

Los contenidos del área de Religión y Moral Católica se formulan en siete bloques, que giran en torno a un solo eje: la relación de Dios con nosotros. Pero esta relación sólo puede ser conocida a través de las distintas manifestaciones que de un modo relevante la hacen visible.

 

Se podrían haber agrupado los contenidos de otra manera, siguiendo otros criterios (más antropológicos, culturales o históricos, etc.). Aquí se ha buscado el sentido de mediación de las distintas manifestaciones religiosas, a través de las cuales el alumno o alumna puede conocer más fácilmente la relación de Dios con los seres humanos.

 

1. La relación de Dios con los seres humanos en la vida de éstos y en la naturaleza

 

En todas las religiones, la vida y la naturaleza son auténticas mediaciones en la relación de la persona con Dios; son fuentes de experiencia e inspiración religiosa, pues ambas reclaman un sentido que ellas no pueden darse a sí mismas. Este bloque tiene una gran incidencia en los primeros años escolares, pues son éstos unos años de descubrimiento de la vida.

 

2. La relación con Dios en la historia del pueblo de Dios

 

El segundo bloque es la Biblia. Para millones de creyentes la Biblia constituye la gran mediación a través de la cual se pueden conocer las mùltiples facetas de la relación de Dios con los seres humanos. Por otro lado, el conocimiento de la Biblia es necesario para comprender aspectos básicos de nuestra cultura.

 

3. Nuestra relación con Dios en Jesucristo, el Señor

 

Los contenidos giran en torno a Jesucristo, que para el cristiano constituye el culmen de la manifestación en nuestra relación con Dios. Este bloque recoge todos los aspectos referidos a Jesucristo y que están presentes dentro del entorno del alumnado.

 

4. La relación con Dios en la vida de la comunidad cristiana (la Iglesia)

 

En este bloque se recogen aspectos que el alumno o alumna capta dentro de su entorno cultural y cuyos significados necesita descubrir. El contenido de este bloque, como el de los demás, viene expresado en su triple dimensión de conceptos, procedimientos y actitudes.

 

5. La relación con Dios en la oración y el culto de la Iglesia

 

El quinto bloque hace referencia al culto. A través de los contenidos recogidos se trata de desarrollar la capacidad de simbolización del alumnado, necesaria para expresar las experiencias más radicales, tanto en el ámbito personal como enel colectivo.

 

6. La relación con Dios en la actuación de los creyentes

 

El sexto bloque hace referencia a la Moral cristiana, recogiendo contenidos que permiten que los alumnos y alumnas puedan construir sus criterios morales, capacitándolos para formar su conciencia y poner en práctica opciones morales.

 

7. La relación con Dios expresada a través de la cultura y el arte

 

Se agrupan en este bloque contenidos referidos a la cultura en todas sus formas, pero en cuanto que son expresión del sentido religioso. A través de estos contenidos los alumnos y alumnas desarrollarán su sensibilidad artístico_religiosa, tanto en el nivel de captación como de expresión. Dentro de este bloque aparecen también otras religiones distintas a la católica; con ello se pretende que el alumnado desarrolle la capacidad de relación y diálogo con respeto y tolerancia, valorando lo bueno que hay en los demás.

 

 

12.5. ORIENTACIONES PARA LA EVALUACIÓN

 

La evaluación se propone en el área de Religión siguiendo las pautas comunes establecidas con carácter general en este proyecto, sin introducir ningùn otro criterio que merezca ser considerado específicamente. Al desarrollar los ciclos, en los tres ùltimos apartados de este proyecto, se proponen, como en el resto de las áreas, criterios de evaluación para valorar el progreso del alumnado.

 

13. CONTENIDOS PROCEDIMENTALES Y ACTITUDINALES COMUNES

 

13.1. CONSIDERACIONES PREVIAS

 

En este proyecto curricular se estima conveniente resaltar aquellos contenidos procedimentales y actitudinales que deben ser tratados desde todas las áreas. Esta decisión se justifica por:

 

a) Razones psicopedagógicas que aconsejan para el alumnado de esta etapa que todas las áreas estén al servicio de una percepción integral de la realidad.

 

b) La necesidad de establecer unas proposiciones intermedias entre los objetivos generales de cada área y los contenidos procedimentales y actitudinales propios de ellas, como recurso para una mejor consecución del desarrollo armónico y completo de las capacidades infantiles.

 

c) El deseo de facilitar la labor del profesor responsable de impartir las áreas de Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas y Conocimiento del Medio a un mismo grupo de alumnos y alumnas, al proporcionarle una visión general de los contenidos comunes, lo que le servirá como pauta para la programación de actividades y del propio proceso de evaluación. Asimismo, se pretende establecer un contexto que favorezca la coordinación del profesor anteriormente citado con los profesores especialistas que imparten alguna de estas áreas: Educación Física, Mùsica, Lengua Extranjera y Religión.

 

 

13.2. CONTENIDOS PROCEDIMENTALES COMUNES

 

Por las consideraciones anteriormente expuestas, este proyecto define unos contenidos procedimentales comunes que se pueden aplicar a diferentes ámbitos y contextos, lo que favorece la funcionalidad de los aprendizajes y refuerza la visión global de la realidad en la etapa.

 

Su adquisición significa el dominio de los lenguajes y una aproximación al método científico, que permitirá aprehender la realidad. Como la experiencia docente indica, el deficiente uso de procedimientos por parte del alumnado perturba gravemente el proceso de enseñanza_aprendizaje, lo que hace necesario un trabajo sistemático y coordinado para la adquisición de estos contenidos.

 

Dichos procedimientos comunes se agrupan en ocho grandes categorías que tienen en cuenta la totalidad del currículo de la etapa y, muy especialmente, los objetivos generales y de área. La disposición con que se presentan no implica prioridad, orden u organización, que dependerá de las características psicológicas y sociológicas del alumnado:

 

* Utilización de diferentes lenguajes y medios de expresión de manera correcta y creativa; traducción de unos a otros.

 

* Observación, exploración, experimentación y recogida sistemática de informaciones sobre objetos, fenómenos y sucesos.

 

* Utilización de instrumentos y materiales propios de cada área, y diseño y construcción de algunos.

 

* Utilización de técnicas y estrategias propias de cada área y desarrollo de otras estrategias alternativas en casos sencillos.

 

* Establecimiento de relaciones entre objetos o situaciones con un nùmero limitado de variables.

 

* Formulación y comprobación de conjeturas o hipótesis.

 

* Análisis, interpretación y valoración de informaciones o resultados.

 

* Diseño y planificación de actuaciones futuras, tanto en situaciones de trabajo como de juego u ocio.

 

En el cuadro siguiente se contextualizan en las áreas cada uno de los procedimientos comunes propuestos y se indican criterios para establecer su secuenciación por ciclos.

 

CONTENIDOS PROCEDIMENTALES COMUNES

 

Formulación del procedimiento 1

 

Utilización de diferentes lenguajes y medios de expresión de manera correcta y creativa; traducción de unos a otros.

 

Contextualización

 

Lenguaje oral, escrito, gráfico, numérico, corporal, musical..., para describir situaciones, procesos, resultados..., de manera más personal y expresiva.

 

Criterios de secuenciación

 

De los lenguajes más naturales y espontáneos a los más formalizados, sin que la adquisición progresiva de diferentes códigos perjudique la creatividad del alumnado.

 

 

Formulación del procedimiento 2

 

Observación, exploración, experimentación y recogida sistemática de informaciones sobre objetos, fenómenos y sucesos.

 

Contextualización

 

Descripción de situaciones, enumeración de sus diferentes aspectos,...; identificación de problemas y de las variables que

 

intervienen en los mismos; registro de los datos observados, acudiendo a otras fuentes...

 

Criterios de secuenciación

 

La realización de estas actividades se llevará a cabo sobre pocos elementos y en unos ámbitos cercanos y restringidos en los primeros niveles, para pasar a otros más numerosos y amplios en niveles superiores.

 

 

Formulación del procedimiento 3

 

Utilización de instrumentos y materiales propios de cada área, y diseño y construcción de algunos.

 

Contextualización

 

Ùtiles de medida y dibujo, de laboratorio, mapas y planos, instrumentos musicales, objetos tecnológicos con un propósito determinado...

 

Criterios de secuenciación

 

El nivel de complejidad de los instrumentos y aparatos utilizados, diseñados o construidos, variará en razón de los diferentes niveles de habilidad manual y de comprensión teórica del alumnado.

 

 

Formulación del procedimiento 4

 

Utilización de técnicas y estrategias propias de cada área y desarrollo de otras estrategias alternativas en casos sencillos.

 

Contextualización

 

Rutinas y algoritmos del cálculo aritmético, técnicas para conocer plantas, animales o minerales, estrategias alternativas para contar y medir, para narrar, describir, argumentar...; técnicas para elaborar e interpretar gráficos, mapas, dibujos...; manejo de diccionarios, enciclopedias y archivos...

 

Criterios de secuenciación

 

De la utilización de técnicas muy simples, que implican pocos pasos y con un lenguaje poco formalizado (ver una imagen icónica antes que su representación simbólica), a la de técnicas más complicadas que exijan la aplicación de un mayor nùmero de conocimientos y lenguajes más formales.

 

 

Formulación del procedimiento 5

 

Establecimiento de relaciones entre objetos o situaciones con un nùmero limitado de variables.

 

Contextualización

 

Mediante la comparación, la clasificación, la ordenación sistemática, la observación de pautas de comportamiento, de regularidades, de relaciones causales simples...

 

Criterios de secuenciación

 

De relaciones en las que intervienen una o dos variables muy concretas y con una relación muy evidente entre ellas, hasta aquellas en las que intervienen tres de categoría más abstracta.

 

 

Formulación del procedimiento 6

 

Formulación y comprobación de conjeturas o hipótesis.

 

Contextualización

 

Avance de explicaciones de hechos o soluciones de problemas, estimación de resultados, comprobando la conjetura formulada mediante diversas técnicas: consulta de otras fuentes, ensayo y error, tanteo, pequeñas experiencias...

 

Criterios de secuenciación

 

De conjeturas sobre situaciones cercanas y muy simples, en las que se usarán técnicas de comprobación tipo ensayo-error, a situaciones más complicadas que exigen un cierto marco de referencia teórico y cuya comprobación requiere técnicas de tipo hipotético-deductivo.

 

 

Formulación del procedimiento 7

 

Análisis, interpretación y valoración de informaciones o resultados.

 

Contextualización

 

Obtención de conclusiones del trabajo realizado o de informaciones recibidas, analizando previamente los datos disponibles a la luz de los propios conocimientos.

 

Criterios de secuenciación

 

El tratamiento de las informaciones (análisis, interpretación y valoración) variará en función de la comprensión de los códigos en que vienen expresadas dichas informaciones, y de los elementos de análisis disponibles (conocimientos con los que establecer relaciones, etc). El tratamiento de la información será tanto más complejo a medida que sean más abundantes los puntos de referencia con los que cuenta el alumnado.

 

 

Formulación del procedimiento 8

 

Diseño y planificación de actuaciones futuras, tanto en situaciones de trabajo como de juego u ocio.

 

Contextualización

 

Decisión acerca del mejor camino que se puede seguir, elección de los medios necesarios, previsión sobre las consecuencias de la actuación, etc.

 

Criterios de secuenciación

 

De la elaboración de planes sencillos, de pequeño alcance y con pocos aspectos para considerar (un itinerario corto), a la planificación de actuaciones más complejas en las que se deben tener en cuenta numerosas condiciones e intereses (un viaje de fin de curso).

 

 

13.3. CONTENIDOS ACTITUDINALES COMUNES

 

Para la determinación de las actitudes comunes formuladas en este proyecto, también se ha tenido presente la totalidad del currículo de la etapa, desde sus elementos más generales como son las intenciones educativas y objetivos generales de la Educación Primaria, hasta los objetivos y contenidos específicos de cada una de las áreas. Se estima como especialmente interesante y enriquecedor el análisis de las llamadas "enseñanzas transversales del currículo", que cruzan e impregnan todos sus elementos, como son la Educación para la salud, para el consumidor, para la paz, europeísta, no sexista, etc.

 

Se considera la escuela como lugar privilegiado para la adquisición de hábitos y actitudes en la infancia, por lo que el aprendizaje de los contenidos actitudinales es uno más de los que el profesorado ha de tener en cuenta, planificar, programar y evaluar en paralelo al de conceptos y procedimientos, con los que guarda una estrecha relación. Hay que resaltar el importante papel que juega la escuela como agente socializador durante la Educación Primaria, etapa en que se perfilan casi definitivamente en los niños y las niñas las actitudes que marcan su estilo futuro de afrontar la realidad.

 

Este proyecto agrupa los contenidos actitudinales en cuatro grandes categorías:

 

* Autonomía personal, valoración y aceptación del yo.

 

* Valoración y aceptación de los otros y de las normas sociales.

 

* Respeto y valoración de la utilidad del conocimiento y de la cultura.

 

* Adquisición de hábitos positivos frente al trabajo.

 

Esta organización de las actitudes responde a la necesidad de ofrecer una visión global de las mismas: todos los contenidos actitudinales se resumen en cuatro que, además, se interrelacionan. Así, y por ejemplo, la imagen positiva que el alumno o alumna adquiere de su propio yo, influye decisivamente en la construcción de buenas relaciones con otras personas, y también en su forma de interactuar con el medio. Otro ejemplo lo tenemos en la adquisición de hábitos sistemáticos de trabajo que contribuye positivamente a la autonomía personal e intelectual del alumno.

 

Consecuentemente, todas las actitudes han de considerarse en sus mùltiples interrelaciones y han de trabajarse así en el aula. Desde todas las áreas se puede contribuir a la adquisición de estos contenidos actitudinales, aun desde sus contextos específicos.

 

El aprendizaje de los contenidos actitudinales es un proceso a largo plazo y, por tanto, aunque el alumno siente bases firmes para el futuro durante la Educación Primaria, manifestará haberlos adquirido plenamente años después. Tampoco hay que olvidar que en este aprendizaje juegan un papel muy importante elementos externos a la escuela, como son la familia, los medios de comunicación social, las amistades, etc.

 

En el cuadro siguiente se ilustra cada contenido actitudinal con su contextualización en áreas y se indican criterios para establecer su secuenciación por ciclos.

 

CONTENIDOS ACTITUDINALES COMUNES

 

Formulación de las actitudes 1

 

Autonomía personal, valoración y aceptación del yo.

 

Contextualización

 

Práctica de buenos hábitos de alimentación, higiene, limpieza y salud personal; valoración positiva de uno mismo, confiando y desarrollando las propias posibilidades y conociendo las propias limitaciones; control y autonomía en la conducta personal y en las opiniones sobre lo que le rodea; actitud creativa y espontánea en sus actuaciones.

 

Criterios de secuenciación

 

Progresiva adquisición de autonomía personal (distinguir cuándo es realmente necesario pedir ayuda o un favor, saber "decir no" en determinadas circunstancias, sin miedo a ser rechazado, preguntar por qué, defender los propios derechos, tomar decisiones y afrontar conflictos).

 

Del egocentrismo inicial a la colaboración solidaria, pasando de una aceptación pasiva de las normas a la asunción voluntaria de responsabilidades.

 

 

Formulación de las actitudes 2

 

Valoración y aceptación de los otros y de las normas sociales.

 

Contextualización

 

Aceptación, respeto y valoración crítica de las normas sociales y de las de los grupos a los que pertenece; participación e integración plena en los grupos a los que pertenece; actitud de comunicación y diálogo con otras personas; práctica de buenos hábitos de consumo, así como de higiene y de salud social; tendencia a establecer relaciones interpersonales y sociales constructivas, creativas y espontáneas; respeto y aceptación de los demás y de sus opiniones, no discriminando a nadie por diferencias culturales, sociales, sexuales, etc; sensibilidad, responsabilidad y solidaridad en el tratamiento de problemas sociales, conservación del patrimonio natural y cultural, etc.

 

Criterios de secuenciación

 

Del egocentrismo inicial a la colaboración solidaria, pasando de una aceptación pasiva de las normas a la asunción voluntaria de responsabilidades.

 

De pequeños grupos familiares a otros diferentes, más lejanos y complejos.

 

 

Formulación de las actitudes 3

 

Respeto y valoración de la utilidad del conocimiento y de la cultura.

 

Contextualización

 

Curiosidad e interés por aprender; reconocimiento de la utilidad del conocimiento para desenvolverse en la vida cotidiana; disfrute con la realización o visualización de ciertas manifestaciones artísticas y culturales; sensibilidad y respeto hacia las manifestaciones artísticas y culturales; apertura y respeto hacia formas culturales distintas de la propia.

 

Criterios de secuenciación

 

Del disfrute de las producciones propias (textos, dibujos, objetos...) a la valoración y respeto de las producciones ajenas.

 

 

Formulación de las actitudes 4

 

Adquisición de hábitos positivos frente al trabajo.

 

Contextualización

 

Planificación de tareas; iniciativa y creatividad en la bùsqueda de métodos y soluciones; constancia y tenacidad ante las tareas propuestas; revisión y contraste de los resultados obtenidos; valoración y gusto por el trabajo bien hecho y cuidadosamente presentado.

 

Criterios de secuenciación

 

De tareas muy pautadas, con indicaciones claras de planificación, realización, presentación, etc., a otras de ejecución más autónoma.

 

De tareas sencillas para el alumno, a otras que entrañen mayor complejidad, tomando conciencia progresiva del disfrute ante el trabajo bien hecho.








SOBRE EL PROYECTO EDUCATIVO



Aspectos Generales

Áreas

Primer Ciclo de Primaria

Segundo Ciclo de Primaria

Tercer Ciclo de Primaria






ENLACES



Enlaces educativos 1

Enlaces educativos 2

Enlaces educativos 3

Datos relacionados con el Colegio

Datos sobre las Islas Canarias

Datos históricos sobre Candelaria

Ampliación histórica de Candelaria I

Ampliación histórica de Candelaria II

La Cueva de San Blas y los Dominicos

Buscadores de datos

Página personal







RECURSOS APORTADOS POR:




Enlaces de Rosa María Remón Estévez









LEGISLACIÓN EDUCATIVA



Programa LEG-BAS Disco-1

Programa LEG-BAS Disco-2







LEGISLACIÓN EDUCATIVA PARA APLICAR EN EL CURSO 2007-08




Orden de Educación Primaria 28-07-2006


Orden de Educación Secundaria 28-07-2006


Resolución y corrección de errores Educación primaria de 3 de agosto de 2007


Normativa 2007 Primaria y Secundaria en un fichero PDF Indexado










 

Vista de las Islas Canarias desde un satélite


 

Estamos esperando cualquier contacto educativo tanto del profesorado como del alumnado de todo el mundo.


Para cualquier aclaración. sirius300@hotmail.com




 

Archipiélago canario

 

 

 


¿ Cómo contactar ?

 

Anímate y únete a nosotros



LA LOE Y DECRETOS DE DESARROLLO CURRICULAR MAYO 2007


DECRETO DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DE MAYO DE 2007


Currículo DE CIENCIAS NATURALES 2007


Currículo DE FISICA Y QUIMICA 2007


Currículo DE BIOLOGIA Y GEOLOGIA 2007


Currículo DE CIENCIAS SOCIALES. GEOGRAFÍA E HISTORIA 2007


Currículo DE CULTURA CLÁSICA 2007


Currículo DE EDUCACIÓN FÍSICA 2007


Currículo DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANIA 2007


Currículo DE EDUCACIÓN_ÉTICO CÍVICA 2007


Currículo DE EDUCACIÓN PLÁSTICO VISUAL 2007


Currículo DE INFORMATICA 2007


Currículo DE LATÍN 2007


Currículo DE LENGUA CASTELLANA 2007


Currículo TECNOLOGÍA


Currículo HISTORIA Y CULTURA DE LAS RELIGIONES 2007


Currículo HISTORIA Y CULTURA DE LAS RELIGIONES 2007


Currículo DE LENGUA EXTRANJERA 2007


Currículo DE MATEMÁTICAS 2007


Currículo DE MÚSICA 2007


Currículo DE SEGUNDA LENGUA EXTRANJERA 2007


Currículo EL HORARIO 2007
















Eres el visitante número :



EL TIEMPO EN SAN CRISTOBAL DE LA LAGUNA
















El Tiempo en San Cristobal de La Laguna - Predicción a 7 días y condiciones actuales.





BLOG MIRADAS EDUCATIVAS



BLOG MIRADAS EDUCATIVAS CON MAS DATOS. PULSA EN ESTE ENLACE
















BLOG MIRADAS EDUCATIVAS








Canarias educativa








Google
 


Nombre
Apellidos
Email
Comentario
País
Profesión
Comentarios
Suscripciones
Colaboraciones