Definición de Ayudas de Estado


El concepto de ayuda de Estado en el ámbito europeo procede del artículo 107 apartado 1 del TFUE (antiguo art. 87 del TCE), que las define como “las ayudas otorgadas por los Estados o mediante fondos estatales, bajo cualquier forma, que falseen o amenacen falsear la competencia, favoreciendo a determinadas empresas o producciones”, “en la medida que afecten a los intercambios comerciales entre Estados miembros”.

Son, por lo tanto, cuatro las características fundamentales de una ayuda de Estado, de tal forma que las normas europeas sobre ayudas estatales solo se aplicarán a las medidas que reúnan todos los criterios que contempla el artículo 107. 1:

1. Transferencia de recursos estatales, en su más amplio sentido:

  • Pueden proceder de cualquier autoridad del Estado en cuestión, sea nacional, regional o local, directamente o a través de una institución u organismo de carácter público.
  • Pueden ser concedidas directamente por el organismo público, o a través de un intermediario de carácter público o incluso privado.
  • La transferencia de recursos puede revestir gran variedad de formas: subvenciones, reducción de tipos de interés, garantías de crédito, beneficios fiscales, etc.

2. Ventaja económica: Para calificar una transferencia de recursos estatales a una empresa como una ayuda de Estado, es preciso que la empresa en cuestión haya obtenido mediante la misma una ventaja económica especial que no habría obtenido en el desarrollo normal de su actividad.

3. Carácter selectivo: Esta característica es fundamental y diferencia a las ayudas estatales de las denominadas “medidas generales”. Las ayudas estatales no se aplican a la generalidad de las empresas, sino a un grupo de las mismas que cumplen con una serie de requisitos establecidos por el Estado en cuestión (p. e., selectividad en función del sector o del área geográfica). Por el contrario, una medida de carácter general se aplicará a la totalidad de los sectores económicos y con alcance nacional.

4. Repercusiones sobre la competencia y los intercambios comerciales: Se entiende que una ayuda tiene o puede tener incidencia en la competencia y los intercambios comerciales entre los Estados miembros si el beneficiario de la misma desarrolla cualquier tipo de actividad económica y opera en un mercado en el que existen intercambios comerciales entre los Estados miembros, con independencia de la naturaleza jurídica de dicho beneficiario.

Prohibición general de las ayudas de Estado

Las ayudas de Estado, con carácter general, son “incompatibles con el mercado interior”(art. 107.1 TFUE). Esto es así puesto que la Comisión Europea es garante, fundamentalmente a través de la Dirección General de la Competencia, de la competencia efectiva y el libre comercio entre los Estados miembros en condiciones equitativas, que se podrían ver afectados por la utilización indiscriminada de medidas selectivas por parte de los Estados miembros para favorecer o proteger a determinadas empresas o grupos de empresas en función de criterios de política económica estrictamente nacionales, al margen de los intereses comunes de la Unión Europea y del respeto de las libertades fundamentales del Tratado.

Excepciones a la prohibición general

No obstante, el propio artículo 107 del TFUE establece dos categorías de ayudas compatibles con el mercado interior en sus apartados 2 y 3:

  • Medidas siempre compatibles (artículo 107. 2 TFUE): se trata de medidas que, pese a falsear la competencia y afectar a los intercambios comerciales, se declaran compatibles con el mercado comunitario. Respecto de estas medidas el texto del artículo es suficientemente claro y no requiere más explicación:

Serán compatibles con el mercado interior:

a) las ayudas de carácter social concedidas a los consumidores individuales, siempre que se otorguen sin discriminaciones basadas en el origen de los productos;

b) las ayudas destinadas a reparar los perjuicios causados por desastres naturales o por otros acontecimientos de carácter excepcional;

c) las ayudas concedidas con objeto de favorecer la economía de determinadas regiones de la República Federal de Alemania, afectadas por la división de Alemania, en la medida en que sean necesarias para compensar las desventajas económicas que resultan de tal división. [...].”

  • Medidas compatibles en la medida que así lo determine la Comisión (artículo 107. 3 TFUE): existen una serie de ayudas que pueden ser compatibles con el mercado interior, pero que deben ser analizadas previamente por la Comisión, quien determinará si existe justificación suficiente para que se puedan conceder:

Podrán considerarse compatibles con el mercado interior:

a) las ayudas destinadas a favorecer el desarrollo económico de regiones en las que el nivel de vida sea anormalmente bajo o en las que exista una grave situación de subempleo, así como el de las regiones contempladas en el artículo 349 (regiones ultraperiféricas, entre ellas Canarias), habida cuenta de su situación estructural, económica y social;

b) las ayudas para fomentar la realización de un proyecto importante de interés común europeo o destinadas a poner remedio a una grave perturbación en la economía de un Estado miembro;

c) las ayudas destinadas a facilitar el desarrollo de determinadas actividades o de determinadas regiones económicas, siempre que no alteren las condiciones de los intercambios en forma contraria al interés común;

d) las ayudas destinadas a promover la cultura y la conservación del patrimonio, cuando no alteren las condiciones de los intercambios y de la competencia en la Unión en contra del interés común;

e) las demás categorías de ayudas que determine el Consejo por decisión, tomada a propuesta de la Comisión.”

  • Medidas compatibles por circunstancias excepcionales (artículo 108. 2 TFUE): por último, se ha de tener en cuenta lo dispuesto por el artículo 108.2, tercer párrafo del TFUE:

A petición de un Estado miembro, el Consejo podrá decidir, por unanimidad y no obstante lo dispuesto en el artículo 107 o en los reglamentos previstos en el artículo 109, que la ayuda que ha concedido o va a conceder dicho Estado sea considerada compatible con el mercado interior, cuando circunstancias excepcionales justifiquen dicha decisión. [...].” Por lo tanto, el Consejo puede autorizar, de forma excepcional, ayudas de Estado que no cumplan los requisitos del artículo 107 del TFUE, ni de los reglamentos de desarrollo que haya adoptado para determinadas categorías de ayudas. La justificación de la necesidad de la medida debe ser aportada por el Estado en cuestión y ser juzgada suficiente por el Consejo por unanimidad.”

Última actualización: mayo de 2015