Está en:

Ayudas de Estado

 

La política europea de la competencia es fundamental para la realización del mercado interior. Estas normas tienen como objetivo que las empresas puedan competir en igualdad de condiciones en el mercado de cualquier Estado miembro.

Las normas de las instituciones europeas que regulan la competencia tienen por objeto fomentar la eficacia económica creando un clima propicio para la innovación y el progreso técnico y protege los intereses de los consumidores permitiéndoles obtener bienes y servicios en las mejores condiciones.

Permite asimismo evitar que las empresas o las autoridades nacionales puedan ejercer prácticas contrarias a la competencia que entorpezcan una dinámica sana.

El objetivo del control de las ayudas del Estado es, tal y como está establecido en los tratados de la Unión Europea, asegurar que las intervenciones de los gobiernos no distorsionen la competencia y el comercio entre Estados miembros. En esta materia, la ayuda de Estado está definida como una ventaja de cualquier tipo o forma que se le otorgue a las empresas de manera selectiva por las autoridades públicas nacionales. 

Última actualización: mayo de 2015