Usted tiene javascript desactivado por lo que algunos elementos de la página puede que no funcionen correctamente.

Estás en:

Bienes de Interés Cultural



Roque de Vento

Roque de Vento

Isla: Tenerife

Municipio: Arona

Categoria: Zona Arqueológica

Declaración: Decreto 77/2008, de 22 de abril

La Zona Arqueológica se ubica sobre la eminencia orográfica conocida como Roque de Vento, una extrusión o pitón de composición sálica que aflora entre una formación de coladas basálticas de la Serie I o Antigua, con una gran variedad y complejidad petrológica y en el que las rocas fonolíticas o de naturaleza ácida contrastan con las oscuras rocas básicas que sirven de caja. La vegetación que lo recubre es muy escasa debido a la práctica inexistencia de suelos, desarrollándose en el tramo inferior del roque una formación muy abierta de tabaibal-cardonal, con numerosas tuneras, así como especies xeróficas aisladas en el sector más rocoso del pitón, que aprovecha el intenso diaclasado de la fonolita para su enraizamiento. El conjunto arqueológico se encuentra situado en la cima del roque, a unos 560 m.s.n.m., aprovechando un conjunto de bloques de grandes dimensiones dispuestos horizontalmente o con inclinaciones inferiores a 20º. La temática predominante está integrada por motivos figurativos, que comúnmente han sido definidos como podomorfos o siluetas de pies humanos, si bien existen autores que prefieren utilizar el término "paracircular" para referirse a estos grabados. Sobresale un panel principal con un conjunto de cazoletas de diferentes dimensiones -algunas de ellas de origen natural y posteriormente agrandadas de forma artificial-, no siempre comunicadas por canalillos conectores, que en todos los casos se presentan como leves incisiones de escasa profundidad; completándose con dos pares de podomorfos, de unos 15 cm y 25 cm respectivamente, realizados mediante la técnica del picado discontinuo, la incisión profunda y el acabado en acanaladura para la representación de las digitaciones. En otro de los paneles se distinguen una serie de podomorfos, algunos tenuemente trazados, que presentan una orientación NE, sobresaliendo una figura compuesta de trazos ondulantes que se cierra en sus extremos y superpuesta a uno de los anteriores. El conjunto se completa con otras figuras cerradas, realizadas mediante incisión muy superficial, que se asocian tipológicamente a las anteriores, si bien en la actualidad no resulta sencillo distinguir los grabados debido a los numerosos rayados modernos y "graffitis" que cubren los bloques de la cima del roque, a lo que hay que unir las abundantes "pintadas" en rojo y blanco que cubren gran parte de su superficie y que suponen un gravísimo atentado contra este conjunto rupestre. Esta Zona Arqueológica constituye un ejemplo de conjunto rupestre de valor excepcional por cuanto acoge los únicos grabados podomorfos reconocidos como tales en la literatura arqueológica en la isla de Tenerife. La silueta de pie humano, trazada con mayor o menor realismo, se encuentra ampliamente representada en el Archipiélago, aunque no se ha podido interpretar su significado, coincidiendo todos los autores en vincularlo al mundo mágico-religioso de los primitivos habitantes de las islas. Simbolización de un lugar sagrado, representación de alguna forma de divinidad, materialización de espíritus invisibles, se argumentan como hipótesis explicativas de estos motivos figurativos, cuyo carácter religioso parece confirmarse en el Roque de Vento por su asociación con cazoletas y canalillos. La presencia de estos elementos en los yacimientos insulares ha sido tradicionalmente interpretada como receptáculos para el vertido ritual de líquidos, como la leche, o para recibir el agua de la lluvia, en el contexto de ceremonias destinadas a su demanda. Este carácter religioso se confirma por la ubicación del yacimiento rupestre sobre una eminencia orográfica de gran singularidad, con un dominio visual y estratégico sobre la totalidad del Valle de San Lorenzo y zonas adyacentes, hasta el mar. En este sentido, debe consignarse la más que probable relación espacial entre este conjunto arqueológico y otras estaciones rupestres situadas en los roques que delimitan el citado valle: Montaña Centinela, Los Cambados, El Cabuquero, Roque de Chijafe, Roque de Hígara, Roque de la Abejera, etc.
 

© Gobierno de Canarias