. . SEPTENIO DE CANARIAS / 17 / ABRIL / 2009

Gran acogida de los cuatro artistas canarios que participan en la
X Bienal de La Habana

  • Pedro Déniz, Paco Guillén, Pipo Hernández y Rafael Hierro exhiben propuestas de gran nivel en diferentes espacios de la Bienal, con el respaldo del Septenio
  • La prestigiosa cita internacional, que concluye el 30 de abril, centra esta edición en la Integración y Resistencia en la Era Global

Pedro Déniz. Trinchera De Pensamiento

La X Bienal de La Habana (Cuba) acoge la intervención de cuatro artistas canarios: Pedro Déniz, Paco Guillén, Pipo Hernández y Rafael Hierro. Es la quinta participación oficial del arte canario en esta cita internacional, la más extensa hasta la fecha, que cuenta de nuevo con la colaboración del curador isleño Orlando Britto Jinorio.
A través del programa Septenio, esta participación en la Bienal está respaldada por el Gobierno de Canarias, que comenzó a intervenir con la cita artística cubana en el año 2000. Para ello, antes de cada edición se desplaza a Canarias un especialista del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, institución organizadora, para seleccionar a los artistas isleños que acuden a cada edición.

La participación de estos cuatro artistas canarios se ha hecho notar de nuevo en Cuba con un alto nivel de calidad en sus propuestas, tal y como constatan especialistas internacionales que han mostrado un gran interés en las obras de nuestros creadores, circunstancia que se traduce en una mayor proyección internacional, objetivo de esta presencia en La Habana y del programa Septenio en general.

Con esta X edición se cumplen veinticinco años de una de las bienales más asentadas y emblemáticas en el contexto internacional artístico contemporáneo. Nació con la intención de dar visibilidad al totalmente desconocido, por aquel entonces, arte desarrollado por los creadores del Tercer Mundo. Junto a estos objetivos, mantenidos en todas sus ediciones, se ha ido constituyendo de igual forma como una Bienal absolutamente internacional donde los artistas occidentales desean ser seleccionados por el  equipo de comisarios. La presente edición se desarrolla sobre el marco temático Integración y Resistencia en la Era Global.

El artista Pedro Déniz ha sido partícipe de uno de los apartados más interesantes de esta Bienal en la construcción y montaje de su espectacular Trinchera del Pensamiento. Para la creación de esta obra necesitó treinta toneladas de tierra que fueron metidas en 1.500 sacos, porteados y colocados con la ayuda de un enorme grupo de jóvenes colaboradores de esta Bienal, integrantes de un proyecto del artista cubano Kcho. Estos jóvenes, procedentes de todo el país, están viviendo durante dos meses acampados en los fosos de la fortaleza de La Cabaña como brigada de apoyo a los artistas.

Déniz se integró y convivió durante más de una semana con estos jóvenes, sus ayudantes, en este campamento, por lo que ha escrito una de las páginas humanas más gratificantes de esta Bienal.  La obra de Pedro Déniz se ubicó en los jardines de La Cabaña, uno de los espacios más transitados de la Bienal.

Pipo Hernández presentó una singular intervención de su última serie de montajes con tubos fluorescentes. Bajo el título Doble Muro y con más de doscientos tubos el artista montó un corral que contenía tierra y gallinas vivas en su interior. Una pieza que Britto define como “espacio y animales bajo la luz y textos transliterados que el artista sitúa en sus series alternas de tubos encendidos”. Se trata, por tanto, de una obra de múltiples referencias conceptuales “armada con gran equilibrio y precisión estética”, que ha gozado de una gran repercusión en esta Bienal.

Por su parte, en las salas de La Cabaña, el artista Rafael Hierro presentó una versión actualizada de su instalación Global Village Hotel. Thematic Park. La sala abovedada se convierte en  una habitación siniestra, en blanco y negro, “de un ficticio Hotel de la Aldea Global, suerte de Parque Temático macabro del capitalismo”, señala Orlando Britto. Numerosos referentes visuales y conceptuales a las multinacionales y los fenómenos negativos de los poderes transnacionales y la globalización, integran este proyecto en el que el visitante es recibido por una voz de bienvenida grabada en inglés.

Por su parte, la intervención de Paco Guillén está ubicada en la fortaleza de El Morro. El artista ha dibujado sus ácidas y singulares series de dibujos y viñetas sobre la pared y bóveda de su sala creando una auténtica “capilla o escenario sinfónico resumen de su universo creativo tan irónico como simbólico”. En la parte posterior de la sala se proyectó su pieza audiovisual Las predicciones del Gran Chin. Tanto sus series de dibujos como su vídeo han despertado un gran interés en el público especializado de la  X Bienal de La Habana.

Además de la exhibición de estas propuestas, el Gobierno de Canarias intervino en la Bienal cubana con una presentación de la II Bienal de Canarias, a cargo de su director Juan Manuel Palerm. Este encuentro, que tuvo lugar el pasado 3 de abril, se celebró con el objetivo de crear puentes de colaboración entre ambas bienales, que se espera puedan dar frutos en sus próximas ediciones.

Paco Guillen. Dibujos en la pared

Pipo Hernández. Doble Muro 2
GOBIERNO DE CANARIAS - PÁGINA PRINCIPAL CONSEJERIA DE EDUCACION CULTURA Y DEPORTES - PÁGINA PRINCIPAL