Usted tiene javascript desactivado por lo que algunos elementos de la página puede que no funcionen correctamente.

Noviembre 2017
LuMaMiJuViSaDo
   1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    
 
Trondheim Soloists

Febrero de 2011. Un grupo de intérpretes de música clásica de Noruega está de regreso en el Staples Center en Los Ángeles, compartiendo la alfombra roja con los más grandes intérpretes de la música. No son de ninguna potente orquesta de Oslo o Bergen, sino de una pintoresca ciudad encajada entre montañas y un fiordo. Son los Trondheim Soloists bajo la dirección artística de Øyvind Gimse, aceptando su quinta nominación a los Grammy en tres años.

Es la última de una larga lista de reconocimientos. El espírtitu del ensemble, su diligencia e innovación recompensan de nuevo: este grupo puro, ágil,  impredecible y de una especial idiosincrasia está creando rápidamente una gran reputación por su calidad y originalidad.

Comenzó en 1988. El ensemble para ensayo de jóvenes intérpretes de cuerda pronto adquirió reconocimiento por su energía y amabilidad. En su primera gira internacional, las audiencias de Londres no pararon de aplaudir. Los Trondheim Soloists se convirtieron en profesionales, pero el espíritu de aprendizaje permaneció: el ensemble está formado en parte por estudiantes.

Después siguieron colaboraciones de primer nivel. Anne-Sophie Mutter se interesó por el ímpetu y la energía del ensemble. Leif Ove Andsnes accedió a su suavidad y sensibilidad. Artistas de folk y rock descubrieron su versatilidad y mentalidad abierta.

Hoy la orquesta disfruta bajo la dirección de Øyvind – un músico con el entusiasmo de un adolescente y el cerebro de un virtuoso. Él ha conectado con la fuerza vital de juventud y descubrimiento del ensemble.

Ha desplazado las fronteras de su repertorio y lo ha llevado alrededor del mundo. La visión fundacional del violinista Bjarne Fiskum permanence, pero ahora los Trondheim Soloists son escuchados en Nueva York y Beijing, Londres, Berlín y Ciudad del Cabo.

Sin embargo Trondheim siempre permanece. La llaman “la ciudad con corazón” y eso es precisamente lo que oyes cuando escuchas el inconfundible sonido Trondheim.