Marco competencial

  Marco competencial

En materia de residuos, la armonización de la gestión pública debe cumplir con los siguientes criterios:

  • La optimización del empleo de medios y recursos.
  • el aprovechamiento de los contenidos útiles de los residuos.
  • la minimización de los residuos en origen.

En Canarias, los residuos domiciliarios son competencia de los ayuntamientos. No obstante, según lo previsto en la legislación de régimen local, el servicio municipal de recogida y tratamiento de residuos podrá ser delegado al correspondiente Cabildo Insular, si este fuera el ámbito más idóneo para su ejercicio y organización.

Será obligación de todos los cabildos insulares disponer en cada isla de un área suficientemente extensa denominada “complejo ambiental de residuos”, adecuadamente equipada en función de las necesidades insulares con los equipamientos mínimos que se requieran para el tratamiento de los residuos domiciliarios que en cada caso corresponda. En aquellas islas cuyo tamaño y complejidad en la gestión de residuos así lo requieran, deberán disponer de una o varias plantas de transferencia, cuya gestión también corresponderá a los cabildos insulares, y que, como fase intermedia del tratamiento, se compacten los residuos derivados de la recogida domiciliaria para su traslado al complejo ambiental de residuos.

Las competencias del Gobierno de Canarias incluyen diferentes labores entre las que se destaca:

  • Registro de Producción y Gestión de Residuos,
  • Autorizaciones de instalaciones de operaciones de tratamiento de residuos
  • Autorizaciones de los gestores explotadores de las instalaciones de residuos
  • Comunicaciones previas a las actividades de producción y gestión de residuos.
  • Seguimiento y control de los residuos.
  • Trazabilidad de los residuos peligrosos.