Obligaciones del gestor por tipo de actividad

De forma general la gestión de los residuos debe realizarse siguiendo las siguientes pautas:

  • Recogerlos y transportarlos siguiendo las prescripciones de las normas de transportes y demás normativa aplicable en función del tipo de residuo, cumpliendo con la acreditación documental de transporte y entrega. En el caso de los residuos peligrosos deben estar envasados y etiquetados con arreglo a las normas internacionales y comunitarias vigentes.
  • Mantenerlos correctamente almacenados por el tiempo máximo que se estipula legalmente.
  • No mezclar los residuos peligrosos con otras categorías de residuos peligrosos ni con otros residuos, sustancias o materiales. La mezcla incluye la dilución de sustancias peligrosas. Será la Comunidad Autónoma quien puede permitir estas mezclas sólo cuando se den unas condiciones tasadas.
  • En cualquier caso siempre se tendrán que cumplir los requisitos que reglamentariamente se establezcan en función del tipo de residuo y de las operaciones de gestión.
  • En la gestión de residuos peligrosos es obligatorio constituir una fianza que tendrá por objeto responder ante la administración del cumplimiento de las obligaciones que se deriven del ejercicio de la actividad.


TransporteDesplegar

Instalaciones donde se desarrollen operaciones de tratamiento de residuos*Desplegar

Operadores de instalaciones de tratamiento Desplegar

NegocianteDesplegar

AgenteDesplegar