Lista especies terrestres

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias publicó en el año 2001 la primera lista de especies y subespecies terrestres del archipiélago, siguiendo las determinaciones de la Orden de 1 de junio de 1999, por la que se crea el Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias. Dicha lista era un fiel reflejo de la información registrada en el Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias que, de acuerdo con lo estipulado en la mencionada Orden, constituye el registro oficial taxonómico de la biota de Canarias. Dos años más tarde, en 2003, se editó la lista de taxones del medio marino, con lo que se pudo disponer por primera vez del inventario de todas las especies silvestres que de acuerdo con la información existente formaban parte de la biodiversidad del archipiélago. Posteriormente, en el año 2004, se publicó una nueva lista de especies terrestres con datos nuevos y actualizados respecto a la edición anterior, suponiendo nuevamente un avance considerable. En este mismo contexto se presenta ahora una lista ampliada y corregida de los hongos, plantas y animales terrestres que aglutina la información anterior y la que se ha ido generando desde entonces, progresando con ello en el objetivo de difundir y divulgar nuestros valores naturales.

Lista especies terrestres

 

Consultar libro en formato pdf

La presente lista incluye todas las especies y subespecies silvestres de hongos, plantas y animales terrestres de Canarias, descartándose las especies domésticas y las que no viven en el medio natural de las islas. Siguiendo los criterios del Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias el nivel taxonómico inferior considerado es el de subespecie, de modo que las variedades, formas, híbridos y poblaciones no tienen referencia alguna en este catálogo, incluso algunas variedades que son exclusivas de Canarias. En esta edición se incluyen diversos grupos de especies terrestres que no habían sido considerados hasta ahora, como es el caso de los briozoos, de los rotíferos o de los tardígrados, entre otros.