Está en:

Comprar un vehículo

Al comprar un vehículo hay dos posibilidades para su adquisición. Por un lado si se trata de un vehículo nuevo debemos dirigirnos a un concesionario oficial de la marca deseada, o si se trata de un vehículo usado a un establecimiento especializado en su venta o dueño particular del vehículo.

Tanto en el primer caso como en el segundo debemos tener en cuenta lo siguiente :

  1. Sea crítico y seleccione según sus necesidades y capacidad. Antes de empezar, tenga en cuenta que dependiendo del uso que le vaya a dar a su futuro vehículo y la capacidad económica de que disponga, encontrará varios que se adapten a sus necesidades.
  2. Acuda a diferentes concesionarios oficiales o establecimientos autorizados. De esta manera podrá descartar los vehículos que no le interesen y así encontrar el que realmente desea. Hay que tener en cuenta ofertas y garantías y negociar las facilidades de pago (mirando siempre la letra pequeña), así como las características propias del vehículo para llegar a una elección, aunque sin dejarse �engatusar� ya que es usted quien al final disfrutará y pagará el vehículo.

  3. Fíjese en los detalles y en la letra pequeña.Así evitará sorpresas desagradables como por ejemplo encontrar condiciones de pago no deseadas o que algunas ofertas solo son válidas para ciertas configuraciones del vehículo.

  4. Si hay algo que no tenga claro, pregunte.Si hay algo que no tenga claro, pregunte. En el caso de tener dudas es mejor preguntar ya que una vez que firme algo no habrá vuelta a atrás y ya sabe que más vale prevenir.

  5. Guarde la factura y la documentación del vehículo.Una vez que resuelva sus dudas y decida adquirir el vehículo pida y guarde la factura. Será importante para evitar problemas en el futuro, y conserve la documentación del mismo. Tenga en cuenta que la garantía legal será de dos años

Además de estas recomendaciones en el caso de tratarse de un vehículo usado, una vez realizada la compra, tenga en cuenta que se le debe entregar una copia del contrato de compraventa, la factura de compra y la documentación legal del vehículo. En estos casos la garantía tiene una validez de un año.