Recomendaciones sobre alquilar una vivienda

Cuando se decide alquilar un piso debe tenerse en cuenta lo siguiente:

  1. Recuerde los gastos antes de empezar. Hay tres gastos que posiblemente deberá depositar antes de disfrutar la vivienda :
    • La primera mensualidad. Ya que, como el resto, se pagarán en los primeros 7 días del mes.
    • La fianza. Normalmente se trata de una mensualidad, aunque también se pueden pedir avales u otras garantías para asegurar el pago.
    • Honorarios. Del agente inmobiliario o administrador de fincas.
  2. Deje constancia escrita del contrato y pida la cédula de habitabilidad. Aunque un pacto oral es legalmente suficiente, para evitar problemas, debe tenerse un contrato con la duración, dirección del inmueble y condiciones en las que se alquila, así como la cédula de habitabilidad de la vivienda que certifica a la misma con los requisitos mínimos para ser usada.

  3. Fije la duración del contrato y guarde su copia. Debe tener en cuenta que un contrato de menos de cinco años se renovará en plazos anuales obligatoriamente, hasta los cinco años, a no ser que usted decida lo contrario. Mientras que cuando la duración es de por lo menos cinco años, al finalizar esa duración, el alquiler se renovará también anualmente hasta tres años más.

  4. Cuando está viviendo en ella. Los gastos como la comunidad pueden correr a su cargo si así se refleja en el contrato y durante los cinco primeros años la renta (alquiler) pueden aumentar, pero solo en menor o misma medida que el porcentaje del IPC (Índice de Precios al Consumo) anual del año anterior. En cuanto a los arreglos de la vivienda, el propietario está obligado a realizar los se necesiten para mantener la cédula de habitabilidad. Todos aquellos desperfectos que no afecten a ésta corren a su cargo.