BOC - 2005/159. Martes 16 de Agosto de 2005 - 1160

III. OTRAS RESOLUCIONES - Consejería de Educación, Cultura y Deportes

1160 - DECRETO 184/2005, de 2 de agosto, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento "La Fachada del Inmueble números 23 y 25 de la calle León y Castillo", en el término municipal de Arrecife, isla de Lanzarote, delimitando su entorno de protección.

Descargar en formato pdf

Por Resolución de la Presidencia del Cabildo Insular de Lanzarote de fecha 9 de junio de 2003, se incoa expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, a favor de La Fachada del Inmueble números 23 y 25 de la calle León y Castillo, en el término municipal de Arrecife, isla de Lanzarote.

Considerando que la tramitación del mismo se ha llevado a efecto según lo determinado en la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias.

En su virtud, a propuesta del Consejero de Educación, Cultura y Deportes y tras la deliberación del Gobierno en su reunión del día 2 de agosto de 2005,

D I S P O N G O:

Declarar Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento "La Fachada del Inmueble números 23 y 25 de la calle León y Castillo", en el término municipal de Arrecife, isla de Lanzarote, delimitando su entorno de protección, según la descripción y delimitación que figuran en el anexo I, así como la ubicación en plano que se contiene en el anexo II de este Decreto.

Contra el presente acto, que pone fin a la vía administrativa, cabe interponer recurso potestativo de reposición ante el Gobierno, en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente al de su notificación o publicación, o directamente recurso contencioso-administrativo ante la Sala competente de lo Contencioso-Administrativo, del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación o publicación; significando que, en el caso de presentar recurso de reposición, no se podrá interponer recurso contencioso-administrativo hasta que se resuelva expresamente el recurso de reposición o se produzca la desestimación presunta del mismo, y todo ello sin perjuicio de cualquier otro que pudiera interponerse.

Dado en Santa Cruz de Tenerife, a 2 de agosto de 2005.

EL PRESIDENTE

DEL GOBIERNO,

Adán Martín Menis.

EL CONSEJERO DE EDUCACIÓN,

CULTURA Y DEPORTES,

Isaac Cristóbal Godoy Delgado.

A N E X O I

DESCRIPCIÓN.

A lo largo del siglo XIX la ciudad de Arrecife evoluciona y en el antiguo Camino Real que comunica el Puerto del Arrecife con la capital de la isla, la Villa de Teguise, se construyen diversos edificios. En esta ciudad comercial el componente urbano se encuentra representado por viviendas, lonjas, almacenes, bodegas, destilerías, tahonas, molinos, aljibes, maretas y graneros fundamentalmente. La mayor parte de estos inmuebles se caracterizan por ser edificios terreros y sólo ocasionalmente se levantan edificios altos que además se muestran singulares y aportan el perfil más elevado de la isla.

La importancia a nivel de Patrimonio Histórico de la calle León y Castillo, que hoy todavía conocemos como Real, es porque en ella se concentra el más antiguo centro comercial urbano de la isla y porque en ella se sitúan las mejores muestras de la arquitectura decimonónica de Lanzarote.

Es la calle más emblemática de la ciudad y en ella la concentración de comercios, almacenes, viviendas, muchas de ellas de dos plantas, dotan a la calle del perfil más elevado del Lanzarote histórico.

De esta calle sobresalen los inmuebles números 23 y 25, conocidos comúnmente y en la actualidad como "Segarra", en función de la zapatería que se sitúa en una parte de él.

El edificio posee una fachada con profusión de elementos decorativos y comparte, con la mayoría de edificios de la época, una sola planta si atendemos exclusivamente a su fachada. Ésta se compone de cinco vanos de los que destaca el central por su decoración exuberante. El zócalo combina el cemento con la tirolesa, formando dibujos de cuarterones. A partir de él se desarrolla una decoración que va desde los elementos constructivos como los propiamente decorativos con motivos vegetales y geométricos.

La puerta central y principal adquiere la forma de arco de medio punto cuya clave se resalta con una palmeta bordeada de dos hojas de acanto o cardo. Desde la parte superior del zócalo hasta la línea de imposta, flanquean la puerta dos columnillas, una a cada lado, que se apoyan sobre basamento.

El fuste es estriado y el capitel posee dos volutas simulando el estilo jónico.

Entre el arco y la primera cornisa se localizan unos espacios a modo de enjutas que se utilizan para situar elementos geométricos a ambos lados del arco. Estos elementos poseen cuatro lados: dos rectos y dos curvos.

La primera cornisa decora la parte inferior con elementos vegetales a modo de canes. Entre la primera y segunda cornisa existe un espacio rectangular trazado con relieves geométricos. En la parte central de este espacio se documenta una roseta floral. La segunda cornisa, más resaltada que la primera, decora el inferior con canes y la parte superior constituye el remate del edificio, coronado en la parte central con un elemento de medio punto simulando un frontón curvo, coronado en la parte central y lateral con elementos vegetales -palmetas o acróteras- en el centro. En esta área del edificio y en el interior de un círculo figura la fecha de construcción, 1914. La parte central de la edificación se encaja entre dos pilares muy resaltados.

Los vanos contiguos a la puerta central poseen amplitud y altura y responden a las características de la época en que fue levantado el inmueble.

La altura de estos vanos es similar al central pero posee una decoración diferente. En este caso, se utiliza el arco mixtilíneo y sobre él y en la parte central llega hasta la primera cornisa una decoración vegetal, con elementos curvilíneos estilizados que finalizan en pequeñas volutas.

En el espacio entre esta pequeña cornisa y la superior se colocan elementos decorativos geométricos utilizando fundamentalmente la forma cuadrada.

En el cuadrado central se sitúa un rosetón floral idéntico al que se localiza en la parte principal. La cornisa superior descansa sobre canes, pero en estos vanos es menos pronunciada que en la puerta principal. Los vanos se coronan con espacios rectangulares en donde se sitúan, con finalidad decorativa, siete relieves cuadrados, que simulan leves puntas de diamante. Estos cuerpos acaban con frontones triangulares.

Las dos puertas restantes son más sencillas, de menor altura y más austeras en cuanto a elementos decorativos. En el centro y sobre sus dinteles se localiza un sencillo relieve.

En los espacios laterales de las puertas antes de llegar al dintel se documenta una decoración sencilla de motivos vegetales (palmetas). Una cornisa, a modo de frontón triangular recorre las partes superiores de esta puerta y da paso a unas ventanas rectangulares y de pequeñas dimensiones con unos semicírculos en los lados inferiores del rectángulo. Las ventanas poseen un enrejado de hierro que se curvan formando volutas. Sobre estas pequeñas ventanas, unas cornisas dan paso a un segundo tramo decorativo de la fachada en donde se siguen utilizando las figuras geométricas cuadradas rectangulares.

La cornisa superior, más pronunciada, se asienta sobre canes. El remate de estas puertas se solventa con cuerpos planos y rectangulares, con los mismos relieves cuadrados que aparecen en otras partes de la fachada.

El remate del edificio que se encuentra entre los vanos se resuelve con elementos decorativos vegetales a modo de balaustrada. El edificio posee una considerable altura y en el exterior sólo presenta una planta. Desde el punto de vista histórico-social sabemos que en la segunda mitad del siglo XIX, la familia Cabrera Martinón es una de las más prósperas del lugar y regenta uno de los comercios más importantes de Arrecife. En el siglo XX, esta familia continúa a cargo del comercio y lo expande construyendo un innovador inmueble, frente al comercio familiar. El inmueble edificado es el objeto de esta Declaración.

En la segunda mitad del siglo XIX los monocultivos que jalonan la historia económica de Lanzarote muestran una especial crisis de alternativas. A finales del siglo XIX sólo logra mantener cierto nivel de exportación de productos significativos, tales como la cebolla, el tabaco y en menor medida, el tomate. A partir de la tercera década del siglo XX, la familia propietaria del inmueble apuesta por el tabaco. Es un producto que se cultiva en Lanzarote y que comienza a tener problemas de exportación hacia Gran Canaria y Tenerife. A ello se le une la constante crisis del cultivo de la cebolla.

En 1932 se instala en el inmueble una fábrica de tabaco con amplios locales y se llegan a elaborar en ella 7.000 cigarrillos por día. El inmueble pasa a denominarse Fábrica de cigarrillos, tabaco y picadura "La Defensa".

Esta fábrica de tabaco es la primera y única que ha tenido Lanzarote. Representa desde el punto de vista económico una apuesta por la industrialización de los cultivos. Sin embargo, no sobrepasa los años cincuenta porque decae junto con el cultivo del que depende.

Por estas fechas, el edificio se divide en dos partes. En una se abre un estanco, que existe hasta la actualidad. En la otra se instala una zapatería mutilando para ello la parte inferior derecha de la fachada. El resultado de esta transformación lo podemos contemplar en la actualidad.

La fachada representa desde el punto de vista del Patrimonio Histórico un conjunto de elementos derivados de la actividad económica, inmobiliaria, artística, urbanística, social y cultural. Se trata de una fachada emblemática para la ciudad en tanto se configura única en su estilo con profusión de elementos decorativos.

DELIMITACIÓN.

El Bien de Interés Cultural se delimita atendiendo estrictamente a la fachada y a las características que ésta presenta. Por ello el área afectada por la incoación del Bien de Interés Cultural se remite a la actual fachada del inmueble de la calle León y Castillo de Arrecife. Se protegen todos los elementos originales de la fachada, vanos, carpinterías, elementos decorativos, arquitectónicos, zócalos, herrajes, etc., con las dimensiones y características que presenta. La parte mutilada deberá restituirse siguiendo el criterio de la similitud y equilibrio de la fachada para aproximarnos a la fachada original del inmueble.

La delimitación del Bien de Interés Cultural afecta a la fachada en toda su longitud de 20 metros en toda su altura y ancho.

Delimitación literal del Bien de Interés Cultural.

Línea 1-2: línea recta que parte del punto nº 1, con coordenadas X = 641.384,9540 e Y = 3.204.452,3370, hasta el punto nº 2, con coordenadas X = 641.392,0480 e Y = 3.204.433,8180, y una longitud de 20,00 metros.

Criterio para establecer el entorno de protección.

El criterio para establecer el entorno de protección de la fachada del inmueble, números 23 y 25, de la calle León y Castillo de Arrecife es espacial y tiene la finalidad de prevenir y proteger al Monumento de obras, inmuebles u otras actividades que afecten a su integridad o impidan su visualización, apreciación o el disfrute del mismo.

La delimitación cuenta con un ámbito de protección que garantiza su preservación, la de su entorno, además de una perfecta y correcta visualización y contemplación del Monumento.

Delimitación literal del entorno de protección del Bien de Interés Cultural.

Línea 1-2: línea recta que parte del punto nº 1, con coordenadas X = 641.385,2160 e Y = 3.204.481,0240, hasta el punto nº 2, con coordenadas X = 641.405,4083 e Y = 3.204.421,0842, y una longitud de 62,50 metros.

Línea 2-3: línea recta con origen en el punto nº 2 y final en el punto nº 3, con coordenadas X = 641.400,3380 e Y = 3.204.413,2320, y una longitud de 10,00 metros.

Línea 3-4: línea recta con origen en el punto nº 3 y final en el punto nº 4, con coordenadas X = 641.394,5986 e Y = 3.204.411,0719, y una longitud de 6,00 metros.

Línea 4-5: línea recta con origen en el punto nº 4 y final en el punto nº 5, con coordenadas X = 641.386,5372 e Y = 3.204.432,6129, y una longitud de 23,00 metros.

Línea 5-6: línea recta con origen en el punto nº 5 y final en el punto nº 6, con coordenadas X = 641.373,4630 e Y = 3.204.429,7550, y una longitud de 13,50 metros.

Línea 6-7: línea recta con origen en el punto nº 6 y final en el punto nº 7, con coordenadas X = 641.375,3000 e Y = 3.204.440,7470, y una longitud de 11,00 metros.

Línea 7-8: línea recta con origen en el punto nº 7 y final en el punto nº 8, con coordenadas X = 641.359,0070 e Y = 3.204.443,6250, y una longitud de 16,50 metros.

Línea 8-9: línea recta con origen en el punto nº 8 y final en el punto nº 9, con coordenadas X = 641.372,3410 e Y = 3.204.448,1010, y una longitud de 14,00 metros.

Línea 9-10: línea recta con origen en el punto nº 9 y final en el punto nº 10, con coordenadas X = 641.368,6400 e Y = 3.204.458,2720, y una longitud de 11,00 metros.

Línea 10-11: línea recta con origen en el punto nº 10 y final en el punto nº 11, con coordenadas X = 641.371,6960 e Y = 3.204.459,6320, y una longitud de 3,50 metros.

Línea 11-12: línea recta con origen en el punto nº 11 y final en el punto nº 12, con coordenadas X = 641.369,0560 e Y = 3.204.466,0160, y una longitud de 7,00 metros.

Línea 12-13: línea recta con origen en el punto nº 12 y final en el punto nº 13, con coordenadas X = 641.374,3680 e Y = 3.204.467,7120, y una longitud de 6,00 metros.

Línea 13-14: línea recta con origen en el punto nº 13 y final en el punto nº 14, con coordenadas X = 641.371,9330 e Y = 3.204.474,3170 y una longitud de 7,00 metros.

Línea 14-15: línea recta con origen en el punto nº 14 y final en el punto nº 15, con coordenadas X = 641.375,6340 e Y = 3.204.475,6810, y una longitud de 4,50 metros.

Línea 15-1: línea recta con origen en el punto nº 15 y final en el punto nº 1, con una longitud de 11,00 metros.

Ver anexos - página 15781



© Gobierno de Canarias