BOC - 2003/052. Lunes 17 de Marzo de 2003 - 447

III. OTRAS RESOLUCIONES - Consejería de Educación, Cultura y Deportes

447 - ORDEN de 5 de marzo de 2003, por la que se prorroga el mandato de los directores de los centros docentes públicos no universitarios dependientes de esta Consejería.

Descargar en formato pdf

Con periodicidad anual, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes publica la convocatoria para la elección de directores de centros educativos públicos donde vayan a producirse vacantes, entre otras razones, por terminar el período de su mandato. De esta forma, los centros docentes mantienen la adecuada cobertura de un órgano de gobierno tan destacado, así como del resto de los componentes de su equipo directivo, todos ellos piezas claves en su organización y funcionamiento.

Los actuales directores fueron nombrados conforme a las prescripciones establecidas en la Ley Orgánica 9/1995, de 20 de noviembre, de la Participación, la Evaluación y el Gobierno de los centros docentes (LOPEG), pero, en la medida en que la reciente Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación (LOCE), modifica, a partir de su entrada en vigor, el procedimiento para su selección y nombramiento, aparece en este momento una situación singular.

A este respecto, la Disposición Transitoria Primera de la LOCE prevé, en su apartado 2, que las Administraciones educativas podrán prorrogar, por un período máximo de un año, el mandato de los directores y demás miembros del equipo directivo de los centros públicos cuya finalización se produzca en el año natural de entrada en vigor de la misma. Por su parte, su Disposición Transitoria Quinta preceptúa que en las materias cuya regulación remite la Ley a ulteriores disposiciones reglamentarias, y en tanto éstas no sean dictadas, serán de aplicación, en cada caso, las normas de este rango hasta ahora vigentes.

En el referido contexto, al ser necesario realizar un complejo proceso de revisión normativa que concuerde el marco jurídico-educativo de nuestra Comunidad Autónoma a las nuevas normas básicas contenidas en la LOCE, es por lo que resulta aconsejable prorrogar el mandato de los actuales directores y demás cargos directivos de los centros docentes públicos dependientes de esta Consejería, tratando así de propiciar en los centros un tránsito adecuado de quienes ejercen funciones directivas.

En su virtud, estando próximo a concluir el período de mandato de determinados equipos directivos y considerando lo establecido en la citada Disposición Transitoria Quinta de la Ley y en los Decretos 128/1998 y 129/1998, de 6 de agosto, por los que se aprueban los Reglamentos Orgánicos de las Escuelas de Educación Infantil y de los Colegios de Educación Primaria y de los Institutos de Educación Secundaria, respectivamente, así como en el Decreto 93/1999, de 25 de mayo, por el que se regula la creación de los Centros de Educación Obligatoria y se aprueba su Reglamento Orgánico, que autorizan a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, en sus respectivas Disposiciones Finales Primeras, a desarrollar lo dispuesto en ellos y a regular cuantas cuestiones se deriven de su aplicación, por todo ello en uso de las atribuciones que me son propias,

D I S P O N G O:

Primero.- 1. Prorrogar por un año el mandato de los directores de los centros docentes públicos no universitarios dependientes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Comunidad Autónoma de Canarias que estén ejerciendo el cargo con nombramiento hasta el 30 de junio de 2003.

2. Prorrogar, asimismo, el mandato del resto de los miembros de los equipos directivos, es decir, de los jefes de estudios, de los secretarios y, en su caso, de los vicedirectores y de los jefes de estudios adjuntos, que estén ejerciendo sus cargos con nombramiento hasta el 30 de junio de 2003.

3. Tales prórrogas, amparadas en la Disposición Transitoria Primera de la Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación (LOCE), tendrán efectos económicos y administrativos del 1 de julio de 2003 al 30 de junio de 2004.

Segundo.- Cuando el director no continúe en su cargo por motivo de renuncia aceptada, destitución o revocación, suspensión de funciones, jubilación, traslado voluntario o forzoso, pase a situación de servicios especiales, excedencia voluntaria o forzosa o comisión de servicios, desempeñará las funciones de dirección el vicedirector o el jefe de estudios, en su caso, en los términos previstos en los respectivos Reglamentos Orgánicos, por un año y con todos cuantos efectos económicos y administrativos lleven consigo. Igualmente, y con los mismos efectos, continuarán por un año más los vicedirectores o jefes de estudios que en la fecha de la publicación de la presente Orden estuvieran desempeñando las funciones del director por los indicados motivos.

En los supuestos en los que no sea posible la prórroga de las anteriores sustituciones temporales, las Direcciones Territoriales de Educación procederán al nombramiento, por el período especificado en el apartado primero de esta Orden, de un profesor del centro que asuma el desempeño de las funciones de manera accidental con reconocimiento de los mismos derechos económicos y administrativos del sustituido (percepción de complementos, descuentos horarios o certificación de funciones desempeñadas).

Asimismo, y por igual tiempo, las Direcciones Territoriales de Educación efectuarán el nombramiento de un profesor del centro educativo, previamente designado y propuesto por el director en funciones, para que cubra por sustitución el ejercicio accidental del cargo directivo que haya quedado vacante (vicedirector o jefe de estudios). Este profesor tendrá los derechos económicos y administrativos derivados del cargo que ejerza por sustitución (percepción de complementos, descuentos horarios o certificación de funciones desempeñadas).

Tercero.- 1. Con arreglo a lo previsto en el artículo 91 de la LOCE, en los centros de nueva creación las Direcciones Territoriales de Educación nombrarán como director, con carácter extraordinario y por un período de tres años, a un profesor funcionario de alguno de los niveles educativos y régimen de los que imparta en el centro de que se trate, siempre que reúna los siguientes requisitos:

a) Tener una antigüedad de al menos cinco años en el Cuerpo de la función pública docente de procedencia.

b) Haber sido profesor, durante un período de cinco años, en un centro público que imparta enseñanzas del mismo nivel y régimen.

Asimismo, el mandato del resto de los miembros del equipo directivo será también por tres años.

2. En el supuesto de que el centro educativo de nueva creación fuera de Educación Infantil, incompleto de Educación Primaria, de Educación Secundaria de menos de ocho unidades, de impartición de Enseñanzas Artísticas, de Idiomas o de personas adultas con menos de ocho profesores, las Direcciones Territoriales de Educación podrán eximir a los candidatos de cumplir los requisitos mencionados en el punto 1 del presente apartado.

Cuarto.- Queda prorrogado el mandato de los coordinadores de los Colectivos de Escuelas Rurales (CER) por igual tiempo al señalado en el apartado primero de esta Orden y con los mismos efectos administrativos y económicos. En los supuestos en que concurriera alguna de las circunstancias enunciadas en el anterior apartado segundo, será sustituido el coordinador del CER por un maestro con destino en cualquiera de los colegios de su ámbito para que desempeñe sus funciones con idénticas condiciones a las previstas en el citado apartado tercero.

Quinto.- Aquellos otros directores o miembros de equipos directivos nombrados con anterioridad al 13 de enero de 2003, y por un período que no finalice el 30 de junio de 2003, continuarán desempeñando sus cargos por la totalidad del tiempo consignado en el nombramiento que efectuó en su momento la Dirección Territorial de Educación correspondiente, en virtud de la normativa vigente en ese momento, de acuerdo con lo establecido en el apartado 1 de la Disposición Transitoria Primera de la Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre.

Sexto.- Se autoriza a las Direcciones Generales de Centros y de Promoción Educativa para que, en el ámbito de sus respectivas competencias, puedan dictar las instrucciones necesarias para la aplicación de la presente Orden.

Santa Cruz de Tenerife, a 5 de marzo de 2003.

EL CONSEJERO DE EDUCACIÓN,

CULTURA Y DEPORTES,

José Miguel Ruano León.



© Gobierno de Canarias