BOC - 1998/014. Lunes 2 de Febrero de 1998 - 118

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Economía y Hacienda

118 - DECRETO 3/1998, de 9 de enero, por el que se establece el régimen específico de las subvenciones para el fomento y el mantenimiento del empleo y de la economía social y para las acciones de formación profesional ocupacional, de la competencia del Instituto Canario de Formación y Empleo.

Descargar en formato pdf

Las subvenciones para el fomento y el mantenimiento del empleo y de la economía social y para las acciones de formación profesional ocupacional cuya gestión corresponde al organismo autónomo Instituto Canario de Formación y Empleo en virtud de la Ley 7/1992, de 25 de noviembre, de su creación, adscrito a la Consejería de Empleo y Asuntos Sociales, tienen, dentro del marco jurídico establecido por los artículos 52 y 52 bis de la Ley 7/1984, de 11 de diciembre, de la Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, unas reglas específicas respecto del régimen general de las ayudas y subvenciones de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias contenidas en el Decreto 337/1987, de 19 de diciembre (B.O.C. nº 170, de 31.12.87).

Esa normativa específica se ha contenido en los Decretos reguladores de los Programas Territoriales de apoyo al empleo y la formación (el último de los cuales se aprobó por Decreto 142/1996, de 20 de junio), así como en los Decretos 186/1995, de 30 de junio, por el que se regulan de forma específica los medios de justificación de las subvenciones para formación profesional ocupacional; 69/1996, de 18 de abril, por el que se regulan los programas para el fomento y el mantenimiento del empleo y de la economía social; el Decreto 70/1996, de 18 de abril, por el que se regulan las medidas de actuación dirigidas a la formación profesional ocupacional en la Comunidad Autónoma de Canarias, así como las bases para el acceso y mantenimiento de la condición de Centro Colaborador homologado, modificado por los Decretos 230/1996, de 1 de agosto, y 249/1996, de 12 de septiembre, que exceptúa en esta materia la aplicación de reglas generales atinentes a la posibilidad de conceder nuevas subvenciones aun sin haberse producido la justificación de las anteriormente concedidas.

Con el fin de agilizar la gestión de las subvenciones en dichas materias, se hace preciso en la actualidad su nueva reglamentación, dentro del respeto a la ley y en la misma línea de mantener un régimen específico, atribuyendo a los órganos del mencionado Instituto las necesarias facultades para alcanzar la mayor eficacia de las acciones subvencionables.

En su virtud, a propuesta del Consejero de Economía y Hacienda, previa deliberación del Gobierno en su sesión celebrada el día 9 de enero de 1998, D I S P O N G O:

Artículo 1.- A las subvenciones para el fomento y mantenimiento del empleo y de la economía social y para acciones de formación profesional ocupacional que gestiona el organismo autónomo Instituto Canario de Formación y Empleo, se les aplicará el régimen general de ayudas y subvenciones de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias, con las especificidades que se establecen en el presente Decreto.

Artículo 2.- Sin perjuicio de la autorización que corresponda otorgar al Gobierno por razón de la cuantía, corresponde al Presidente del Instituto la concesión de las subvenciones específicas, las nominadas y genéricas, sean o no concertadas, así como la aprobación de las bases de las convocatorias, y en su caso, las resoluciones complementarias de las que puedan tener carácter indefinido, así como efectuar las oportunas convocatorias.

Artículo 3.- Para la efectividad del principio de publicidad a que se refiere el artículo 52.7 de la Ley de la Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, el Presidente del Instituto, previamente a la concesión de subvenciones específicas, podrá aprobar programas financiables mediante subvenciones de dicha clase, y ordenar su publicación en el Boletín Oficial de Canarias. El programa podrá incluir las características de las acciones a subvencionar y demás aspectos que se estimen convenientes, como los destinatarios y condiciones y requisitos que han de reunir éstos.

Artículo 4.- 1. Los órganos competentes para aprobar las bases de las convocatorias de subvenciones genéricas, o para conceder subvenciones nominadas o específicas, podrán eximir de la presentación del plan de financiación o la previsión de gastos e ingresos en los supuestos en que sea preceptivo, cuando la subvención se dirija a promover factores aislados de la producción de bienes o servicios, o concurran factores o circunstancias que hagan muy difícil o imposible la formulación del plan o previsión de gastos e ingresos.

2. Los beneficiarios de subvenciones solamente vendrán obligados a justificar el coste de la actividad o comportamiento cuando les hubiera sido exigido el plan de financiación o la previsión de gastos e ingresos y quede determinado en éstos el referido coste.

Artículo 5.- En las resoluciones de concesión de subvenciones solamente se hará constar el porcentaje que la cuantía de las mismas representa sobre el coste de la actividad o conducta subvencionable cuando fuera exigible la presentación del plan de financiación o la previsión de gastos e ingresos y quede determinado en éstos el referido coste.

Artículo 6.- 1. El Presidente del Instituto Canario de Formación y Empleo podrá conceder, en atención a la actividad o comportamiento determinado que se pretende fomentar, a la naturaleza de la subvención o a la condición de los beneficiarios, nuevas subvenciones para formación profesional ocupacional, aunque el beneficiario no haya justificado las que le hubieran sido concedidas por la Administración de la Comunidad Autónoma para cualquier finalidad excepto las destinadas a formación profesional ocupacional, y siempre que no haya transcurrido un plazo superior a dos años, contado a partir de la fecha de terminación del plazo de justificación establecido al efecto, y sin perjuicio de la subsistencia del deber de justificación y de la aplicación de las normas de control y comprobación del destino de las subvenciones.

2. El Presidente del Instituto podrá asimismo eximir a los interesados de formular, en la solicitud de subvención, la declaración de haber procedido a la justificación de las subvenciones concedidas con anterioridad por los órganos de la Administración de esta Comunidad Autónoma.

3. En la convocatoria o en la resolución de concesión han de quedar suficientemente motivadas las causas que justifiquen el uso de las facultades señaladas en los dos apartados anteriores, debiéndose dar cuenta con carácter trimestral al Gobierno de las resoluciones que se dicten y sus causas.

Artículo 7.- A efectos del abono anticipado de subvenciones, se considerará que los beneficiarios se encuentran al corriente en el cumplimiento de las obligaciones exigidas en el artículo 29 del Decreto 337/1997, de 19 de diciembre, además de en los supuestos de carácter general, cuando las deudas tributarias y con la Seguridad Social estén aplazadas o suspendidas.

Artículo 8.- Por razones de interés público o social que lo justifiquen, y en atención a la actividad o comportamiento determinado que se pretende fomentar, a la naturaleza de la subvención o a la condición de los beneficiarios, el Presidente del Instituto podrá eximir a los beneficiarios de la prestación de garantías para el abono anticipado del importe total o parcial de las subvenciones que fueran exigibles conforme a la reglamentación general de las ayudas y subvenciones.

Del ejercicio de dicha facultad se dará cuenta, asimismo, al Gobierno con periodicidad trimestral.

Artículo 9.- 1. En los supuestos en que al beneficiario de la subvención se le imponga la obligación de realizar periódicamente y durante determinado plazo la justificación de ciertas circunstancias, y proceda la devolución por incumplimiento en parte de ésta debido a un cese en la actividad fundado en causas legalmente establecidas y autorizado por la autoridad competente, el órgano concedente exigirá el reintegro parcial de las cantidades percibidas. 2. En las subvenciones para el fomento y mantenimiento del empleo, no se exigirá el reintegro de la subvención si se produce, durante el período de justificación de la misma, la extinción del contrato de trabajo por alguna de las siguientes causas:

a) Muerte, incapacidad o extinción de la personalidad jurídica del contratante.

b) Fuerza mayor.

c) Despido colectivo fundado en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

Artículo 10.- Para la concesión de subvenciones mediante la suscripción de contratos-programa o convenios de colaboración suscritos entre el Instituto Canario de Formación y Empleo, y las personas naturales o jurídicas que hayan de tener la consideración de beneficiarias, éstas deberán acreditar la plena capacidad de obrar, no siendo exigible la acreditación de la solvencia económico-financiera o técnica.

Artículo 11.- En las subvenciones para acciones de formación profesional ocupacional, cualquiera que fuese su cuantía, se podrá establecer como mecanismo de comprobación la realización a cargo del beneficiario de una auditoría limitada al empleo en la actividad subvencionada de los fondos recibidos.

Artículo 12.- 1. En las subvenciones concedidas para la realización de acciones de formación profesional ocupacional, la justificación podrá realizarse mediante certificación expedida por el titular o el representante de la entidad correspondiente, acreditativa de la efectiva realización de la actividad subvencionada, del empleo de los fondos públicos recibidos en dicha actividad y comprensiva de los gastos soportados por la realización de la misma, ajustándose para ello a los modelos que se establezcan.

2. Los beneficiarios de dichas subvenciones están sujetos a la obligación de guardar y custodiar los originales de los documentos civiles, mercantiles o laborales acreditativos del gasto, durante al menos cinco años, contados a partir de la fecha de abono total de la subvención.

Artículo 13.- 1. En la iniciación, tramitación y terminación del procedimiento para la concesión de ayudas y subvenciones podrán ser eficaces los documentos emitidos por el Instituto Canario de Formación y Empleo que hayan sido producidos por medios electrónicos, informáticos y/o telemáticos en soportes de cualquier naturaleza, siempre que quede acreditada su integridad, conservación y la identidad del autor, así como la autenticidad de su voluntad, mediante la constancia de códigos u otros sistemas de identificación, los cuales estarán protegidos de forma que únicamente puedan ser utilizados por las personas autorizadas por razón de sus competencias o funciones. 2. Las copias de documentos originales almacenados por medios o en soportes electrónicos, informáticos o telemáticos, expedidas por el Instituto Canario de Formación y Empleo, tendrán la misma validez y eficacia del documento original siempre que quede garantizada su autenticidad, integridad y conservación.

3. Las aplicaciones para el tratamiento de la información que vayan a ser utilizadas por el Instituto Canario de Formación y Empleo para la emisión o expedición de los documentos a que se refieren los apartados 1 y 2 anteriores habrán de ser previamente aprobadas por la Consejería competente en materia de informática y difundidas públicamente sus características en los términos del artículo 45.4 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

DISPOSICIÓN DEROGATORIA

1. Quedan derogadas las siguientes disposiciones:

a) El Decreto 69/1996, de 18 de abril, por el que se regulan los programas para el fomento y el mantenimiento del empleo y de la economía social, así como el Decreto 136/1997, de 11 de julio, que modificó el anterior.

b) El Decreto 70/1996, de 18 de abril, por el que se regulan las medidas de actuación dirigidas a la formación profesional ocupacional en la Comunidad Autónoma de Canarias, así como las bases para el acceso y mantenimiento de la condición de Centro Colaborador homologado, y el Decreto 249/1996, de 12 de septiembre, por el que se modifica la Disposición Transitoria Primera del anterior Decreto.

Sin perjuicio de lo anterior, mantendrán su vigencia las normas contenidas en los artículos 22 al 32 del mencionado Decreto 70/1996, relativas al acceso y mantenimiento de la condición de Centro Colaborador homologado según especialidades formativas, hasta la entrada en vigor de una nueva reglamentación en la materia, cuya aprobación corresponde al titular del Departamento al que esté adscrito el Instituto Canario de Formación Empleo.

c) El Decreto 142/1996, de 20 de junio, por el que se regula el Programa Territorial de Apoyo al Empleo y la formación en acciones que respondan a necesidades colectivas.

d) El Decreto 186/1995, de 30 de junio, por el que se regulan de forma específica los medios de justificación de las subvenciones para la formación profesional ocupacional.

2. No obstante quedar derogados según el apartado anterior, los Decretos 69 y 70/1996 surtirán efectos como resoluciones del Presidente del Instituto Canario de Formación y Empleo, por un período máximo de seis meses a partir de la entrada en vigor del presente Decreto.

Iguales efectos, y en los mismos términos que los señalados en el inciso anterior, tendrá la Orden de la Consejería de Empleo y Asuntos Sociales de 10 de julio de 1996 (B.O.C. de 15), por la que se aprueban las bases generales a que habrán de someterse las convocatorias públicas para la aprobación de determinadas medidas de actuación dirigidas a la Formación Profesional Ocupacional y para la concesión de las correspondientes subvenciones.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera.- Los procedimientos de concesión de ayudas y subvenciones en materia de fomento y mantenimiento del empleo y de la economía social y formación profesional ocupacional iniciados y las ayudas y subvenciones concedidas con anterioridad a la entrada en vigor del presente Decreto seguirán rigiéndose por las disposiciones vigentes en el momento de su iniciación o concesión.

Segunda.- Cuando por causas no imputables a los interesados existan pendientes de conceder subvenciones para el fomento y el mantenimiento del empleo correspondientes a procedimientos iniciados en el ejercicio anterior, las mismas podrán imputarse a los créditos presupuestarios incluidos en el estado de gastos del presupuesto del Instituto Canario de Formación y Empleo para el ejercicio siguiente.

DISPOSICIÓN FINAL

El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Dado en Santa Cruz de Tenerife, a 9 de enero de 1998.

EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, Manuel Hermoso Rojas.

EL CONSEJERO DE ECONOMÍA Y HACIENDA, José Carlos Francisco Díaz.



© Gobierno de Canarias