BOC - 1990/064. Miércoles 23 de Mayo de 1990 - 586

III. OTRAS RESOLUCIONES - C.Educación, Cultura y Deportes

586 - ORDEN de 11 de mayo de 1990, por la que se hace pública Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Territorial de Las Palmas, de 27 de abril de 1988, referente al recurso contencioso-administrativo nº 448/87, confirmada por Sentencia de la Sala Tercera, Sección Segunda del Tribunal Supremo en el recurso de apelación nº 1328/88.

Descargar en formato pdf

En el recurso contencioso-administrativo seguido a nombre de Dña. Nieves Páez Fernández, D. Juan Sebastián Henríquez González y D. Jesús Sánchez Díaz, versando sobre el reingreso al servicio activo de funcionarios, la Sala de lo Contencioso-Administrativo, en fecha 27 de abril de 1988, ha dictado la Sentencia cuyo fallo es el siguiente:

"Fallo: En atención a lo expuesto, la Sala ha decidido:

1º.- Estimar el recurso contencioso-administrativo interpuesto por Dña. Nieves Páez Fernández, D. Juan Sebastián Henríquez González y D. Jesús Sánchez Díaz, contra las Resoluciones de 15 de mayo y 8 de julio de 1987, del Director General de Personal de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, que desestimaron los recursos de reposición formulados por los recurrentes contra las Resoluciones (expresas dos -de 13 de enero y 4 de marzo de 1987-, y presunta una) de la misma Dirección General, que denegaron las reclamaciones formuladas por los recurrentes respecto de las fechas de sus respectivas jubilaciones en las Resoluciones de la Dirección Territorial de Las Palmas de la Consejería de Educación de 8 de octubre de 1984, 1 de octubre de 1985 y 27 de enero de 1986; Resoluciones que anulamos en cuanto no aplicaron la Disposición Transitoria Novena, 2, de la Ley 30/1984, de 2 de agosto.

2º.- Reconocer a los recurrentes el derecho a haberse jubilado como profesores de Educación General Básica -hoy Maestros- en la fecha que resultare de la aplicación de la citada Disposición Transitoria.

3º.- Reconocer a los mismos recurrentes el derecho a ser indemnizados en la diferencia existente entre lo percibido por derechos pasivos, desde la fecha de su indebida jubilación, y lo que les hubiera correspondido percibir si hubiesen permanecido en activo, hasta la fecha en que realmente debieron ser jubilados; indemnizaciones que, en su caso, se determinarán en ejecución de Sentencia.

4º.- No imponer las costas del recurso."

En su virtud,

Esta Consejería ha dispuesto que se cumpla la citada Sentencia en sus propios términos.

Santa Cruz de Tenerife, a 11 de mayo de 1990.

EL CONSEJERO DE EDUCACION, CULTURA Y DEPORTES, Juan M. García Ramos.



© Gobierno de Canarias