Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 112. Viernes 12 de Junio de 2015 - 2782

ATENCION. La versión HTML de este documento no es oficial. Para obtener una versión oficial, debe descargar el archivo en formato PDF.

IV. ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA - Juzgado de Primera Instancia nº 15 de Las Palmas de Gran Canaria

2782 Edicto de 22 de mayo de 2015, relativo al fallo de la sentencia dictada en los autos de familia. Guarda, custodia y alimentos de hijos menores no matrimoniales no consensuados nº 0001164/2014.

2 páginas. Formato de archivo en PDF/Adobe Acrobat. Tamaño: 229.78 Kb.
BOC-A-2015-112-2782. Firma electrónica - Descargar

D./Dña. Montserrat Gracia Mor, Secretario/a Judicial del Juzgado de Primera Instancia nº 15 de Las Palmas de Gran Canaria y su Partido:

HACE SABER: que en este Juzgado se ha dictado sentencia en los autos que luego se dirá, cuyo encabezamiento y fallo tienen el siguiente tenor literal:

"SENTENCIA

En Las Palmas de Gran Canaria, a veintiuno de mayo de dos mil quince.

Vistos por doña Carmen María Simón Rodríguez, Magistrada del Juzgado de Primera Instancia nº Quince (Familia) de Las Palmas de Gran Canaria, los autos sobre Guarda y Custodia y Alimentos, seguido con el nº 1164/2014 a instancia de Dña. María Isabel Rocha Moreira, representada por el Procurador don José Carlos García Artiles, asistida del letrado don Enrique Núñez Rodríguez, contra D. Daniel Eduardo Aponte Soliz, en situación procesal de rebeldía, siendo parte el Ministerio Fiscal, recayendo la presente resolución con base a lo siguiente."

FALLO

Que estimando la demanda formulada por la representación procesal de Dña. María Isabel Rocha Morera, contra D. Daniel Eduardo Aponte Soliz, se aprueban como medidas personales y económicas en relación a la hija común menor de edad, las siguientes:

1.- La patria potestad sobre la menor será de titularidad conjunta y de ejercicio exclusivo por la madre.

2.- La hija quedará bajo la guarda y custodia de la progenitora materna.

3.- No procede señalar régimen de visitas a favor del padre.

4.- D. Daniel Eduardo Aponte Soliz deberá abonar en concepto de prestación alimenticia para su hija la cantidad de cien euros mensuales (100 euros mensuales) en doce mensualidades, a ingresar dentro de los cinco primeros días de mes en la cuenta que designe la madre actualizándose anualmente conforme a las variaciones del IPC para Canarias.

El demandado estará obligado también a abonar el 50% de los gastos extraordinarios de la hija común, entendiendo por tales los que tengan carácter excepcional y no sean previsibles, como gastos de enfermedad, prótesis ópticas o dentales, o cualquier otro gasto sanitario no cubierto por el Sistema Público de Salud de la Seguridad Social, serán sufragados por ambos progenitores por mitad siempre que medie previa consulta (salvo supuestos excepcionales urgentes en que ello no sea posible) al progenitor no custodio sobre la procedencia del gasto y acuerdo de ambos, o en su defecto, autorización judicial.

No se imponen las costas a ninguna de las partes.

Notifíquese la presente resolución a las partes y al Ministerio Fiscal, haciéndoles saber que la misma no es firme y que contra la misma se podrá interponer recurso de apelación en el plazo de veinte días que será resuelto por la Audiencia Provincial de Las Palmas.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia por la Magistrada que la ha dictado, estando constituida en Audiencia Pública en el mismo día.

Y para que sirva de notificación al demandado en paradero desconocido D./Dña. Daniel Eduardo Apote Soliz, expido y libro el presente en Las Palmas de Gran Canaria, a 22 de mayo de 2015.- El/la Secretario/a Judicial.

© Gobierno de Canarias