Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 223. Viernes 11 de Noviembre de 2011 - 5888

ATENCION. La versión HTML de este documento no es oficial. Para obtener una versión oficial, debe descargar el archivo en formato PDF.

V. ANUNCIOS - Otros anuncios - Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad

5888 Dirección General de Relaciones Institucionales y Participación Ciudadana.- Anuncio de 2 de noviembre de 2011, por el que se procede a la publicación de la modificación de los estatutos del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife.

19 páginas. Formato de archivo en PDF/Adobe Acrobat. Tamaño: 205 Kb.
BOC-A-2011-223-5888. Firma electrónica-Descargar

En cumplimiento de lo establecido en el artículo 22 del Decreto 277/1990, de 27 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Colegios Profesionales de Canarias, se procede a la publicación de la modificación de los estatutos del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife, inscrita en el Registro de Colegios Profesionales de Canarias por Resolución de esta Dirección General de fecha 17 de octubre de 2011.

Las Palmas de Gran Canaria, a 2 de noviembre de 2011.- El Director General de Relaciones Institucionales y Participación Ciudadana, Pedro Manuel Ramos Negrín.

ESTATUTOS DEL COLEGIO OFICIAL DE AGENTES

DE LA PROPIEDAD INMOBILIARIA

DE SANTA CRUZ DE TENERIFE Y SU PROVINCIA

PREÁMBULO

En cumplimiento de lo establecido en el artículo 22 del Decreto 277/1990, de 27 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Colegios Profesionales de Canarias, se procede a la publicación de la modificación de los Estatutos y de las bases para la fijación de Honorarios para la Tasación de Costas Judiciales, conforme a la Disposición Adicional 4ª de la Ley 25/2009 de modificación de diversas Leyes para su adaptación a la Ley sobre libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife.

La Ley 10/1990, de 23 de mayo, de los Colegios Profesionales de Canarias, promulgada en desarrollo del artículo 30.Dos del Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Canarias, confiere a la materia en cuestión un nuevo ámbito de desarrollo y supone a la vez una exigencia para los Colegios Profesionales que ejercen su función dentro del ámbito geográfico de nuestra Comunidad de adecuación a la normativa que nos es propia.

Con fecha 23 de noviembre de 2001, mediante Decreto 277/1990, de la Consejería de Presidencia de la Comunidad Autónoma de Canarias, se regula el funcionamiento del Registro de Colegios Profesionales de Canarias de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia y de los Consejos de los Colegios Profesionales de Canarias.

Con la posterior promulgación del Real Decreto 1294/2007, de 28 de septiembre, por el que se aprueban los Estatutos Generales de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria y de su Consejo General, como norma jurídica innovadora y esencial dentro del régimen jurídico colegial, y en especial, el mandato contenido en la Disposición Transitoria Tercera de revisar y, en su caso, adaptar los Estatutos Particulares de cada Colegio, obliga a presentar el presente texto en cumplimiento de dicho mandato.

La fijación de honorarios orientativos profesionales se hace al objeto de la tasación de costas, conforme a la Disposición Adicional 4ª de la Ley 25/2009 de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley sobre libre acceso a las actividades de servicio y su ejercicio.

TÍTULO I

RÉGIMEN JURÍDICO Y FUNCIONES DEL COLEGIO

Artículo 1.- 1. El presente Estatuto se aplicará en el ámbito del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife, regulando su actuación y funcionamiento, acomodándose a la Ley de Colegios Profesionales de 13 de febrero de 1974, modificada por la Ley 74/1978, de 26 de diciembre, así como a los Estatutos Generales de la Profesión de Agente de la Propiedad Inmobiliaria y de sus Colegios Profesionales y Estatutos Generales de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria y Consejo General, aprobados por Real Decreto 1294/2007 de 28, de septiembre.

2. Los presentes Estatutos Particulares, y en atención al proceso autonómico previsto en la Ley 12/1983, se someterán en su cumplimiento a las normas autonómicas Canarias dictadas al respecto, la Ley 10/1990, de 23 de mayo, sobre Colegios Profesionales, y Decreto 277/1990, de 27 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Colegios Profesionales de Canarias.

3. El Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia es una Corporación de Derecho Público, con personalidad jurídica propia y con capacidad plena para cumplir sus fines.

4. El Colegio se constituye con estructura interna democrática, independiente de la Administración de la que no forma parte, sin perjuicio de las relaciones de derecho público que con ella legalmente le correspondan.

5. El Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia tiene, por tanto, plena capacidad de obrar en cumplimiento de sus fines, y en su consecuencia puede adquirir, enajenar, poseer, reivindicar, gravar, o llevar a cabo cualquier tipo de lícita actividad mediante los negocios jurídicos que correspondan, respecto toda clase de bienes y derechos, pudiendo celebrar contratos, obligarse y ejercitar acciones e interponer recursos en toda clase de vías y jurisdicciones.

6. Las competencias del Colegio y sus actividades no limitan actividad sindical alguna.

Artículo 2.- Relaciones con la Administración.

El Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia se relacionará con los órganos de la Comunidad Autónoma de Canarias a través de la Consejería de Presidencia, o con aquel órgano que por vía reglamentaria determine el Gobierno de Canarias; así como con la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Transporte y con cualquier otra, cuando ello resulte necesario, sin perjuicio de las funciones que pudiera asumir el Consejo Canario.

Artículo 3.- Ámbito territorial.

El ámbito territorial es el de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia, y su sede se encuentra en la calle de Álvarez de Lugo, 43, 1º izquierda, de Santa Cruz de Tenerife; sin perjuicio de que puedan funcionar delegaciones en otras localidades de la Provincia.

Artículo 4.- 1. Fines.

Son fines esenciales del Colegio:

a) La ordenación de la profesión de Agente de la Propiedad Inmobiliaria colegiado, dentro del marco legal respectivo, en el ámbito de su competencia en beneficio tanto de la sociedad a la que sirve como de los intereses generales que le son propios.

b) Vigilar el ejercicio de la profesión de Agente de la Propiedad Inmobiliaria colegiado, facilitando el conocimiento, y cumplimiento de todo tipo de disposiciones legales que afecten a la misma y haciendo cumplir la ética profesional y las normas deontológicas que le sean específicamente propias, así como velar por el adecuado nivel de calidad de las prestaciones profesionales realizadas por sus colegiados, promoviendo su formación continua y perfeccionamiento.

c) La defensa de los intereses profesionales de los colegiados y la representación exclusiva del ejercicio de la profesión como Agente de la Propiedad Inmobiliaria.

2. Para el cumplimiento de sus fines esenciales, son funciones propias del Colegio, las siguientes:

a) Ordenar, en el ámbito de su competencia, la actividad profesional de los colegiados; velar por la ética, deontología y dignidad profesional, así como por el respeto debido a los derechos de los particulares contratantes de sus servicios, y ejercer la potestad disciplinara en el orden profesional y colegial.

b) Procurar la armonía y colaboración entre los colegiados, impidiendo la competencia desleal entre ellos.

c) Intervenir en los procedimientos de arbitraje, en aquellos conflictos que por motivos profesionales se susciten entre colegiados, o en los que sea designado el Colegio para administrar el arbitraje, conforme a la Ley 60/2003, de 23 de diciembre, de Arbitraje.

d) Siempre que no vulnere la competencia, asesorar y orientar sobre el cobro de las remuneraciones y honorarios profesionales, cuando el colegiado lo solicite libremente y de forma expresa.

e) Visar los trabajos profesionales de los colegiados, acreditando su autoría y pertenencia al Colegio.

f) Organizar cursos de formación y perfeccionamiento para los colegiados, y sus colaboradores o personal, cuya asistencia será facultativa; así como organizar actividades y servicios comunes para los colegiados, de carácter profesional, cultural y análogos, sin perjuicio de las competencias de las Administraciones Públicas sobre las distintas materias.

g) Ejercer en el ámbito propio la representación y defensa de la profesión ante la administración, instituciones, tribunales, entidades y particulares, con legitimación para ser parte en cuantos litigios afecten a los intereses profesionales.

h) Participar en los órganos consultivos de la administración en la materia de su competencia cuando aquella lo requiera o resulte de las disposiciones sobre cada materia.

i) Ejercer cuantas funciones le sean encomendadas por las administraciones Santa Cruz de Tenerife y su Provincia y colaborar con estas mediante la realización de estudios, emisión de informes, elaboración de estadísticas y otras actividades análogas relacionadas con sus fines.

j) Colaborar con las Universidades en la elaboración de los planes de estudio, sin menoscabo del principio de autonomía universitaria, y preparar la información necesaria para facilitar el acceso a la vida profesional de los nuevos colegiados.

k) Aprobar sus presupuestos, así como regular y fijar las cuotas de los colegiados.

l) Facilitar a los tribunales y a la administración, conforme a las leyes, relación de colegiados que pudieran ser requeridos para intervenir como peritos en asuntos judiciales o expedientes administrativos; así como emitir informes y dictámenes a requerimiento de la autoridad judicial.

m) En materia de Honorarios. Se establece, la libertad de pactos en materia de honorarios, aceptando las recomendaciones sobre esta materia establecidas por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), establecer honorarios orientativos a requerimiento de los Tribunales de Justicia y todo ello, sin perjuicio de la libre competencia, así como establecer honorarios a los efectos de las tasaciones en costas y para la justicia gratuita incorporados en el anexo conforme a la Ley 25/2009.

n) Emitir informes o dictámenes, de carácter no vinculante, en procedimientos judiciales o administrativos en los que se susciten cuestiones relativas a los honorarios profesionales.

o) Aprobar sus estatutos y reglamentos de régimen interior.

p) Evacuar los informes que sean preceptivos sobre los proyectos de normas que afecten a la Profesión elaboradas por el Gobierno de Canarias.

q) Todas las demás funciones que sean beneficiosas para los intereses profesionales y que se encaminen al cumplimiento de los objetivos colegiales, dentro del marco legal vigente.

3. El Colegio podrá ejercer funciones propias de la Administración Pública cuando así lo disponga la normativa aplicable, o mediante acuerdo o convenio con la Administración competente.

Artículo 5.- Régimen general de recursos.

1. Contra las decisiones o resoluciones de cualesquiera órganos del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia cabe interponer recurso de alzada, en el plazo de un mes desde su notificación a los interesados o, en su caso, desde su publicación, ante el Consejo Autonómico Canario.

2. Los recursos podrán ser presentados ante el Consejo Autonómico Canario cuando este sea el competente para resolver, en los términos previstos en los presentes Estatutos y Estatutos del Consejo Autonómico Canario o ante la Junta de Gobierno del Colegio, la cual deberá elevarlo al Consejo Autonómico Canario, dentro de los diez días siguientes a la fecha de presentación, con su informe y con una copia completa y ordenada del expediente. El Consejo Autonómico Canario, cuando sea el competente para resolver, previos los informes que estime convenientes, deberá dictar y notificar la resolución expresa dentro de los tres meses siguientes a su interposición, entendiéndose, en caso de silencio, que el recurso ha sido desestimado.

TÍTULO II

DE LOS MIEMBROS DEL COLEGIO

CAPÍTULO I

Artículo 6.- Miembros del Colegio.

El Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia agrupa a los ciudadanos españoles y extranjeros que ostenten la condición de Agente de la Propiedad Inmobiliaria, dentro de su jurisdicción colegial.

Artículo 7.- Requisitos de colegiación.

1. Para la incorporación al Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia se requiere acreditar, como condiciones generales de aptitud, las siguientes:

a) Ser mayor de edad y no estar incurso en causa de incapacidad.

b) Estar en posesión del título de graduado, licenciado, diplomado, ingeniero, arquitecto, ingeniero técnico o arquitecto técnico, o del Título Oficial de Agente de la Propiedad Inmobiliaria expedido por el Ministerio competente o certificado de equivalencia emitido por el Ministerio competente correspondiente y validado por el Consejo Rector de Coapis de España.

c) Carecer de antecedentes penales que le inhabiliten para el ejercicio profesional.

2. El ingreso efectivo en el Colegio se ajustará a los siguientes requisitos:

a) Solicitud del interesado dirigida al Presidente del Colegio.

b) Constitución de fianza en las condiciones fijadas por el Colegio.

c) Abono de la cuota de colegiación, en las condiciones fijadas por cada Colegio, y en su caso por el Consejo Autonómico Canario de acuerdo con lo previsto en el artículo 6.3.f) de la Ley 2/1974, sobre Colegios Profesionales.

3. Quienes se inscriban en el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia tendrán las obligaciones y derechos que se prevén en este Estatuto y en los Estatutos Generales de la profesión y Estatuto del Consejo Autonómico Canario.

Artículo 8.- Denominación de los colegiados.

1. Los colegiados en situación ejerciente podrán utilizar en su actividad profesional la denominación de agente de la propiedad inmobiliaria.

2. La pérdida o suspensión de la condición de colegiado o el paso a situación de no ejerciente privará al colegiado del uso del escudo oficial y logotipos corporativos.

Artículo 9.- Solicitudes de colegiación.

1. Para solicitar la inscripción en el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia, se debe presentar, junto a la solicitud en documento normalizado, el correspondiente título original habilitante, de conformidad con lo previsto en la normativa vigente, o testimonio notarial del mismo y certificación académica. El justificante por la Universidad de procedencia del abono de los derechos de expedición del título podrá suplir la ausencia del original, quedando obligado el colegiado a su presentación una vez le sea expedido. Se acompañará igualmente certificación de antecedentes penales, a fin de acreditar que el solicitante no se halla incurso en causa alguna que le impida su ejercicio profesional como agente de la propiedad inmobiliaria.

2. Corresponde a la Junta de gobierno del Colegio resolver sobre las solicitudes de incorporación al mismo. La Junta de gobierno acordará, en el plazo máximo de un mes, lo que estime pertinente acerca de la solicitud de inscripción. Pasado ese plazo sin contestación, se entenderá aprobada.

3. Las solicitudes de incorporación serán aprobadas o denegadas, de conformidad con lo dispuesto en estos Estatutos y en los Estatutos Generales de la Profesión. Y los Estatutos del Consejo Autonómico Canario. La Junta de gobierno practicará las diligencias y recibirá los informes que, en su caso, considere oportunos y notificará la resolución motivada que proceda.

4. Contra la decisión de la Junta de gobierno en esta materia cabrá recurso de alzada ante el Consejo Autonómico Canario, conforme a lo dispuesto en los Estatutos Generales de la Profesión.

Artículo 10.- Situaciones colegiales.

La persona que solicite su incorporación al Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia podrá hacerlo en situación de ejerciente o de no ejerciente, sin perjuicio de solicitar el pase de una situación a otra en cualquier momento posterior.

Artículo 11.- Denegación de colegiación.

La solicitud de colegiación será denegada en los siguientes casos:

a) Cuando los documentos presentados con la solicitud de ingreso sean insuficientes u ofrezcan dudas sobre su legitimidad y no se hayan complementado o subsanado en el plazo señalado al efecto.

b) Cuando se hubiere sufrido alguna condena por sentencia firme de los Tribunales que en el momento de la solicitud le inhabilite para el ejercicio profesional.

c) Cuando hubiere sido expulsado de otro colegio sin haber sido rehabilitado.

d) Cuando al formular la solicitud se hallare suspenso del ejercicio de la profesión, en virtud de corrección disciplinaria corporativa firme. Obtenida la rehabilitación o desaparecidos los obstáculos que se opusieran a la colegiación, esta deberá aceptarse por el Colegio sin dilación ni excusa alguna.

Artículo 12.- Trámites posteriores a la admisión del colegiado.

Admitido el solicitante en el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia, se le expedirá la tarjeta de identidad correspondiente, dándose cuenta de su inscripción al Consejo General de Colegios de la Propiedad Inmobiliaria y al Consejo Autonómico Canario para su inscripción en el censo.

Asimismo, se abrirá un expediente en el que se constatarán los datos profesionales y personales del solicitante que sean necesarios, viniendo obligado el colegiado a informar al Colegio de los cambios que se produzcan en los mismos, con objeto de poder mantener un censo debidamente actualizado.

Artículo 13.- Pérdida de la condición de colegiado.

1. Sin perjuicio de lo dispuesto por el Estatuto particular de cada Colegio, la condición de colegiado se perderá por las siguientes causas:

a) Fallecimiento.

b) Incapacidad física o mental permanente que impida el ejercicio de la profesión.

c) Condena firme que lleve consigo la accesoria de inhabilitación para el ejercicio de la profesión.

d) Sanción firme de suspensión o de expulsión impuesta al término del preceptivo expediente disciplinario.

e) Renuncia o baja voluntaria, dirigida a la Junta de Gobierno del Colegio.

f) Por impago de las cargas colegiales de contenido económico.

2. En los casos previstos en las letras c), d), y e) los efectos económicos de la baja se producirán a partir de la cuota colegial siguiente a la fecha a que la baja se refiere.

3. La pérdida de la condición de colegiado será acordada por la Junta de Gobierno del colegio, mediante resolución motivada, que será debidamente notificada al mismo.

4. Las bajas serán comunicadas al Consejo General de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria y al Consejo Autonómico Canario.

CAPÍTULO II

Artículo 14.- Derechos.

Son derechos de los colegiados:

a) Utilizar los servicios que proporcione el Colegio.

b) Utilizar los anagramas, insignias y distintivos propios de la Profesión que les identifique como miembros del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia.

c) Ser electores y elegibles para formar parte de los órganos del Colegio cuyos puestos puedan cubrirse por elección de acuerdo con los requisitos establecidos en los presentes estatutos y normas que los complementen.

d) Intervenir y emitir su voto en las Juntas Generales.

e) Obtener información sobre las actividades colegiales, y la situación económica del Colegio.

f) Formular quejas ante la Junta de Gobierno de su Colegio, de conformidad con la normativa establecida para cada caso y exigir la diligente tramitación de las solicitudes que se le dirijan.

g) Exigir del Colegio respectivo el cumplimiento de los objetivos legal y estatutariamente fijados.

h) Ser amparados por el Colegio en el ejercicio de su actividad profesional.

i) Las demás que resulten de las normas legales y de los Estatutos Generales.

Artículo 15.- Obligaciones de los colegiados.

Los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria colegiados deberán cumplir en el ejercicio de la profesión las siguientes obligaciones:

a) Realizar las actuaciones con eficacia, ética y deontología profesionales, reserva y legalidad, observando la adecuada diligencia en el ejercicio de la profesión.

b) Respetar y velar por el íntegro cumplimiento del ordenamiento jurídico que afecte a sus funciones profesionales, velando especialmente por la aplicación de la normativa reguladora de las garantías legalmente establecidas para la percepción de cantidades a cuenta para viviendas en construcción.

c) Observar las disposiciones legales sobre protección del consumidor en materia de compraventa y de arrendamientos inmobiliarios, en cuanto incida en su actividad profesional.

d) Cumplir fielmente los preceptos de la normativa reguladora de la actividad profesional que les sea aplicable, de estos Estatutos y de los Estatutos Generales de la Profesión, El Estatuto del Consejo Autonómico así como del Reglamento de Régimen Interior del Colegio, del Código Deontológico y de Conducta Profesional y de cuantas disposiciones aprueben los órganos rectores de la profesión dentro de sus respectivas competencias.

e) Actuar con responsabilidad directa en el ejercicio de las funciones profesionales de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria colegiados.

f) Asistir a las Asambleas Generales, Plenos, Juntas de Gobierno, Comisiones y demás sesiones para las que hayan sido convocados y desempeñar celosamente los cargos para los que fuesen elegidos, con la eficacia que los mismos requieran.

g) Comunicar al Colegio los cambios referentes a sus domicilios profesionales, así como cualquier otra circunstancia que expresamente se señale y que sea relevante para su actividad profesional, y facilitar los datos que le sean solicitados a los servicios de inspección que, en su caso, tenga establecido el Colegio, salvo que se trate de informaciones estrictamente reservadas.

h) Comunicar a la Junta de Gobierno del Colegio los actos contrarios al ordenamiento jurídico de que tengan noticia, aportando cuantos datos e información le sean solicitados compareciendo ante cuantos órganos judiciales o administrativos sea requerido para ratificar sus denuncias, y en general, comunicar cuantas incidencias o anomalías pueda encontrar o tener noticia en el ejercicio de la profesión.

i) Colaborar con la Junta de Gobierno del Colegio, Pleno del Consejo General, Consejo Rector y Consejo Autonómico Canario, y demás órganos rectores de la profesión y con organismos públicos y entidades privadas de protección al consumidor en la emisión de informes, dictámenes y estudios sobre aspectos relacionados con su actividad profesional.

j) Satisfacer, dentro de los plazos fijados para ello, las cuotas, derramas y demás cantidades que deban ser satisfechas en virtud de la normativa profesional o de los acuerdos de los órganos rectores competentes.

k) Actuar con toda lealtad y diligencia respecto a sus clientes considerándose obligado a proteger los intereses de los mismos.

l) Remitir la pertinente comunicación al Colegio, cuando pretenda ejercer su actividad profesional en el ámbito territorial de un Colegio Oficial distinto a aquel en el que se haya colegiado.

m) Tener suscrito un seguro de responsabilidad civil que cubra las incidencias que pudiera dar lugar el ejercicio profesional, según los mínimos que anualmente fijará la Junta de Gobierno.

n) Presentar los trabajos y/o dictámenes profesionales que les sean requeridos por particulares, empresas, Administración Pública, o Juzgados y Tribunales, siempre que les sean demandados por los solicitantes para su visado por el Colegio.

ñ) Las demás que resulten de las normas legales.

TÍTULO III

ÓRGANOS DE REPRESENTACIÓN DEL COLEGIO

CAPÍTULO I

Artículo 16.- Órganos de representación.

Los órganos de representación, desarrollo normativo, control, gobierno y administración del Colegio son: la Junta General y la Junta de Gobierno.

CAPÍTULO II

Artículo 17.- Junta General.

1. La Junta General es el órgano de desarrollo normativo y control de la gestión de la Junta de Gobierno. La Junta General como órgano supremo del Colegio está constituida por todos los colegiados y adoptará sus acuerdos por el principio de mayoría de votos.

2. En las votaciones que se lleven a cabo en la Junta General los colegiados ejercientes tendrán dos votos, y un voto los no ejercientes. Sus acuerdos y resoluciones obligan a todos los colegiados, inclusive a los que hubieran votado en contra, se hubiesen abstenido, o se encontrasen ausentes.

3. Las Juntas Generales podrán tener carácter ordinario o extraordinario. En ambos casos se convocarán siempre con una antelación mínima de diez días respecto de la fecha de su celebración, debiendo remitirse comunicación escrita a todos los colegiados. La convocatoria incluirá la fecha y hora de la reunión así como el orden del día y cuantos datos de interés se consideren necesarios por la Junta de Gobierno para su adecuado desarrollo. Con carácter general, la Junta General, sea ordinaria o extraordinaria, quedará válidamente constituida en primera convocatoria cuando a la hora fijada para su celebración estén presentes al menos el 25% de los colegiados. En caso de no alcanzarse dicho porcentaje, la segunda convocatoria quedará fijada media hora más tarde de la primera, quedando válidamente constituida cualquiera que sea el número de colegiados asistentes. Sin perjuicio de la deliberación que pudiera llevarse a cabo, queda expresamente prohibido adoptar acuerdos respecto a asuntos que no figuren en el orden del día.

Artículo 18.- Participación y representación en la Junta General.

Todos los colegiados tienen el derecho de asistir con voz y voto a las Junta Generales.

Artículo 19.- Funcionamiento de la Junta General.

Las sesiones de la Junta General estarán presididas por el Presidente del Colegio, que estará acompañado por los miembros de la Junta de Gobierno.

El Presidente tiene la función de moderar los debates, concediendo o retirando el uso de la palabra y ordenar las votaciones.

Actuará como Secretario de la Junta General el que lo sea del Colegio, quien levantará Acta con el visto bueno del Presidente, siendo esta aprobada si técnicamente es posible en la misma o en la inmediata siguiente Junta General.

Los acuerdos se adoptarán por mayoría simple entre los votos emitidos. Igualmente, se exigirá una mayoría de dos tercios de los votos emitidos cuando se trate de la fusión, absorción o disolución del Colegio.

Artículo 20.- Sesiones ordinarias.

La Junta General se reunirá en sesión ordinaria, al menos, dos veces al año.

La primera de ellas antes del 30 de junio en cuyo orden del día se incluirá la discusión y balance del ejercicio anterior, así como memoria de la gestión de la Junta de Gobierno en el ejercicio precedente.

La Junta General deberá reunirse en sesión ordinaria antes del 30 de noviembre de cada año para proceder a la aprobación del presupuesto del ejercicio siguiente. En ambas sesiones ordinarias se incluirá, además, la lectura y aprobación, en su caso, del acta de la sesión anterior así como ruegos y preguntas.

No obstante a lo anterior, la Junta de Gobierno podrá decidir la celebración de sólo una Asamblea General Ordinaria en la que se refundan los dos puntos anteriores.

Artículo 21.- Sesiones extraordinarias.

La Junta General se reunirá con carácter extraordinario:

1. Por iniciativa de la Junta de Gobierno cuando lo considere necesario para el funcionamiento del Colegio.

2. A petición de un número de colegiados que, en todo caso, deberá ser superior al 20% de los ejercientes. En este supuesto, la petición a la Junta de Gobierno deberá incluir las cuestiones a tratar, que jamás podrán suponer la modificación del presupuesto aprobado en la correspondiente Junta ordinaria.

Artículo 22.- Régimen de las votaciones.

La votación será pública, a mano alzada, salvo que una mayoría de los asistentes solicite la votación secreta. No obstante, cuando se trate de la designación de miembros de la Junta de Gobierno, el voto se emitirá de forma secreta personalmente o por correo certificado en la forma establecida en el presente Estatuto.

CAPÍTULO III

Artículo 23.- Composición de la Junta de Gobierno.

1. La Junta de Gobierno es el órgano democráticamente elegido para llevar a cabo la dirección ejecutiva y la representación del Colegio. La Junta de Gobierno está constituida por un Presidente, uno o dos Vicepresidentes según necesidad, un Secretario, un Tesorero, un Contador y dos Vocales más, que a su vez lo son del Colegio. El Presidente se designará de entre los vocales electos.

Si el número de colegiados ejercientes superase los 100 en el momento de procederse a la convocatoria de elecciones a la Junta de Gobierno, se elegirá un Vocal más por cada cincuenta colegiados ejercientes, o fracción, sin que el número de estos pueda superar el número de nueve.

2. Los miembros de la Junta de Gobierno deberán ser colegiados ejercientes. Excepcionalmente, y a criterio de dicha Junta, esta podrá autorizar que un colegiado en situación de no ejerciente forme parte de la misma en calidad de asesor, por sus méritos y en caso excepcional. En tal caso el voto de dicho miembro valdrá lo mismo que para los colegiados no ejercientes en la Asamblea General.

3. El Presidente deberá tener una antigüedad mínima en su condición de colegiado ejerciente de cinco años, y el resto de la Junta de uno, en el momento de convocarse elecciones para cubrir dichos cargos.

Artículo 24.- Periodicidad de las elecciones.

Los cargos de la Junta de Gobierno se elegirán cada cuatro años mediante elección que deberá celebrarse obligatoriamente dentro del último trimestre del año en que corresponda su elección. Los candidatos que hayan resultado elegidos tomarán posesión en sesión de Junta de Gobierno que deberá celebrarse necesariamente antes del 10 de enero del año siguiente al de su elección.

Artículo 25.- De la ejecución de los acuerdos y archivo de actas.

1. Los acuerdos de la Junta General y de la Junta de Gobierno serán inmediatamente ejecutivos, salvo que al haber sido adoptados se motive un aplazamiento en uno u otro caso.

2. Los acuerdos de la Junta de Gobierno se tomarán por mayoría simple de votos, teniendo el Presidente voto de calidad.

3. En el Colegio se llevarán obligatoriamente dos registros de actas donde se transcribirán separadamente y en papel timbrado las correspondientes a la Junta General y a la Junta de Gobierno. Dichas actas deberán ser firmadas por el Presidente y por el Secretario, o quien hubiere desempeñado las funciones de estos en las sesiones correspondientes.

Los miembros de la Junta de Gobierno serán responsables de los acuerdos adoptados aunque no estuvieren presentes en la reunión en que se adopte, excepto cuando quede constancia expresa de su voto en contra, que en el supuesto de ausencia deberá manifestarse en el plazo de 15 días después de haberse celebrado la correspondiente Junta de Gobierno, a cuyo fin se remitirá a todos los miembros de la misma ausentes copia del acta.

Artículo 26.- Competencias.

Son competencias de la Junta de Gobierno:

a) Acordar la admisión de colegiados con sujeción a lo establecido en las leyes y en los presentes estatutos.

b) Representar al Colegio ante las distintas Administraciones, entidades públicas o privadas, así como en cualquier clase de actos y contratos que se celebren.

c) Contratar laboralmente o mediante prestación de servicios al personal y profesionales al servicio del Colegio.

d) Suscribir convenios de colaboración con cualquier tipo de Administración, entidades públicas o privadas, en cumplimiento de los fines colegiales.

e) Organizar, dirigir e inspeccionar la marcha del Colegio, y aprobar las normativas internas necesarias para el funcionamiento de los servicios prestados para la correcta ejecución de estos Estatutos.

f) Proponer a la Junta General el importe de los ingresos colegiales y de las fianzas, y decidir el devengo y forma de pago de las cuotas colegiales y de cualquier otra obligación económica de los colegiados, adoptando las medidas necesarias para el cumplimiento de estas obligaciones.

g) Elaborar el presupuesto anual y ejecutarlo, contabilizando cada uno de los pagos o ingresos de acuerdo con la normativa contable que sea de aplicación.

h) Abrir o cerrar cuentas bancarias en nombre del Colegio, disponer o aplicar fondos, depositar o retirar valores, prestar avales y levantarlos en favor del Colegio, y realizar cuantas operaciones bancarias, mercantiles o civiles considere oportunas.

i) Defender los intereses del Colegio y de la Profesión en juicio y fuera de el, otorgando poderes para pleitos en favor de Abogados y Procuradores.

j) Ejercitar la potestad sancionadora respecto de los miembros del Colegio.

k) Evacuar consultas y elaborar informes o dictámenes, a petición de terceros interesados, de la Administración Pública, del Poder Judicial, o a iniciativa propia.

l) Velar por el desarrollo formativo y profesional continuo de los colegiados.

m) Velar por el cumplimiento de las disposiciones legales y éticas en las intervenciones profesionales de sus miembros, muy particularmente por el respeto a los derechos de consumidores y usuarios, así como la normativa aplicable en materia de viviendas sociales de cualquier tipo, coadyuvando con la Administración Pública en la correcta ejecución de la política de vivienda que en cada momento fijen los poderes públicos.

n) Dar a conocer baremos orientativos de honorarios profesionales, manteniendo el respeto hacia la libre competencia, adecuándolos a la realidad social en cada momento.

ñ) Colaborar con la Administración Pública cuando esta lo solicite y proponer a esta cuantas iniciativas considere de interés general en materia de vivienda y urbanismo, o de interés particular para el desarrollo profesional de los colegiados.

o) Aprobar su propio reglamento de funcionamiento y el de los servicios del Colegio.

p) Acordar la baja colegial por impagos de cuotas u otros motivos fijados en los presentes estatutos.

q) Cuantas otras funciones deba desarrollar el Colegio y no correspondan a la Junta General.

Artículo 27.- Sesiones.

La Junta de Gobierno se reunirá cuantas veces sea convocada por el Presidente, a iniciativa propia o a petición de un tercio, al menos, de sus componentes. En todo caso se reunirá como mínimo diez veces al año.

La convocatoria se formulará con una antelación no inferior a cinco días salvo que por circunstancias de extremada urgencia, debidamente razonadas, deba procederse a su celebración con al menos 24 horas de antelación. En la convocatoria se expresará el orden del día, sin que puedan tomarse acuerdos sobre materias no incluidas en este.

La Junta de Gobierno quedará válidamente constituida cuando se encuentren presentes la mayoría de sus miembros, y caso de ser número par la mitad más uno de ellos.

El Secretario levantará acta de las sesiones que deberá ser aprobada por la Junta de Gobierno en la misma sesión y/o como primer punto del orden del día de la siguiente convocatoria.

Los acuerdos se adoptarán por mayoría simple, en caso de empate el voto del Presidente se computará doble.

La Junta de Gobierno podrá invitar, en algún punto de sus sesiones, en calidad de asesores sin voto a las personas cuya asistencia se considere conveniente.

Artículo 28.- Bajas.

Se causa baja en la Junta de Gobierno por:

a) El cumplimiento del período para el que se fue elegido.

b) Fallecimiento.

c) Por la pérdida de condición de colegiado ejerciente.

d) Inhabilitación.

e) La no asistencia, sin causa justificada, a tres Juntas consecutivas, y cinco alternas, en el transcurso de dos años.

f) Cualquier otra establecida en los presentes estatutos.

Artículo 29.- Para una mejor organización del trabajo de la Junta de Gobierno, los miembros de la misma podrán formar comisiones de trabajo sobre diversas materias.

CAPÍTULO IV

Artículo 30.- Atribuciones del Presidente.

1. Corresponde al Presidente la más alta representación del Colegio dentro y fuera de el, así como el impulso y supervisión de todos los asuntos que afectan a la vida colegial.

2. En particular son funciones del Presidente:

a) Representar al Colegio ante la Administración Pública, ante otros organismos profesionales o de cualquier tipo, y ante la opinión pública.

b) La representación legal del Colegio tanto en juicio como fuera de el, quedando legitimado para otorgar poderes generales o especiales a Procuradores, Letrados o a cualquier clase de mandatarios, previo acuerdo de la Junta de Gobierno.

c) Firmar, en nombre del Colegio, cuantos contratos públicos o privados obliguen a este.

d) Ejecutar o hacer ejecutar los acuerdos adoptados por la Junta de Gobierno y la Junta General.

e) Presidir las Juntas Generales y las reuniones de la Junta de Gobierno.

Artículo 31.- Atribuciones de los Vicepresidentes.

En el caso de tener dos Vicepresidentes, corresponderá a los Vicepresidentes por antigüedad de colegiación, sustituir al Presidente en todas sus funciones en caso de ausencia, enfermedad o dimisión de este. En este último supuesto deberá promover el proceso electoral para la elección de nuevo Presidente.

Artículo 32.- Atribuciones del Secretario.

Corresponde al Secretario:

a) Actuar como Secretario en las reuniones de la Junta General, y de la Junta de Gobierno, levantando acta de lo que en ellas se delibere y decida, y emitir certificaciones de los acuerdos adoptados.

b) Comunicar a los colegiados los acuerdos que se adopten por los órganos colegiales.

c) Emitir certificaciones sobre los documentos y circunstancias que consten en la secretaría y archivos colegiales.

En caso de ausencia, enfermedad o dimisión del Secretario, realizará sus funciones el Vocal de mayor antigüedad como colegiado ejerciente, que no ostente otro cargo en la Junta Directiva del Colegio, debiendo en caso de dimisión, cese, o fallecimiento del Secretario nombrarse otro en la Junta Directiva inmediatamente posterior a la que se haga efectiva o se tenga constancia, de alguna de las anteriores circunstancias.

Artículo 33.- Atribuciones del Tesorero.

a) Custodiar los fondos económicos del Colegio.

b) Expedir justificantes de cobro.

c) Proveer al cobro de las cuotas y de las demás obligaciones económicas de los miembros del Colegio e instar el cobro de las cantidades que deben percibirse de terceros.

Artículo 34.- Atribuciones del Contador.

a) Organizar y asegurar la llevanza de la contabilidad del Colegio.

b) Intervenir los documentos de cobros y pagos que realice el Colegio, asegurando un acompañamiento ordenado de los mismos.

Artículo 35.- Atribuciones de los Vocales.

Los Vocales que no tengan alguno de los cargos específicamente mencionados en la Junta de Gobierno coadyuvarán al buen funcionamiento de esta, prestando su asistencia en cuantas actividades sean necesarias para el buen desarrollo de la Junta de Gobierno y el cumplimiento de los fines colegiales.

CAPÍTULO V

Artículo 36.- Elecciones de la Junta de Gobierno.

La convocatoria de elecciones ordinarias y extraordinarias se hará, al menos, con treinta días de antelación a la fecha en que deba desarrollarse esta, y en ella se especificarán cuantas normas sean útiles para el buen desarrollo de la elección y contendrá un detallado calendario de todo el proceso electoral, así como información de la certificación que el Secretario deberá emitir al día de la convocatoria de elecciones, comprensiva de los colegiados dados de alta en ejercicio y sin ejercicio.

Artículo 37.- Miembros electores, elegibles y tipo de elección.

Todos los colegiados que, en el día de la convocatoria electoral, no se hallen sancionados con suspensión de sus derechos colegiales, y hallan cumplido con sus obligaciones colegiales, tienen derecho a actuar como electores.

Podrán ser elegidos todos aquellos colegiados en ejercicio que en el momento de presentar su candidatura, y hayan cumplido con sus obligaciones colegiales, no se encuentren afectados por ningún expediente disciplinario, no se encuentren suspendidos en el ejercicio de la Profesión o inhabilitados para el desempeño de cargos directivos, y cumplan los requisitos establecidos para ello.

Los miembros de la Junta de Gobierno serán elegidos por todos los colegiados a través de sufragio universal libre, directo y secreto, teniendo los colegiados ejercientes dos votos, y los no ejercientes un voto. Se admite la delegación de voto y el voto por correo.

Artículo 38.- Convocatoria de elecciones.

1. La Junta de Gobierno acordará obligatoriamente la convocatoria de elecciones en los siguientes casos:

a) Dentro del año en que corresponda su renovación, en el plazo legal previsto.

b) Cuando se produzca una vacante en la Junta de Gobierno, en cuyo caso esta será cubierta dentro de los treinta días siguientes a la fecha en la que se produjo.

c) Cuando haya fallecido, dimitido, cesado o dejado de ser Presidente por cualquier causa, el elegido en las últimas elecciones, siempre que no nos encontremos en el último año de mandato, en cuyo caso será Presidente en funciones el Vicepresidente.

2. En el supuesto de las letras b) y c), el tiempo por el cual se elegirá al nuevo miembro, será el mismo que reste de la legislatura vigente en ese momento.

Artículo 39.- Acuerdo de convocatoria de elecciones.

El acuerdo de convocatoria de elecciones se comunicará individualmente a todos los colegiados, y se publicará en el tablón de anuncios de la Sede Colegial.

Artículo 40.- Formación y composición de la Junta Electoral.

1. Inmediatamente después de la adopción de acuerdo de convocatoria de elecciones se llevará a cabo la constitución de la Junta Electoral.

2. La Junta Electoral se compondrá de cuatro miembros, que serán: el más antiguo, el más anciano, el más moderno y al más joven del censo electoral.

De los cuatro miembros de la Junta Electoral, el más antiguo, la presidirá, con la denominación de Moderador, y ejercerá las funciones propias habituales de quienes presiden Órganos Pluripersonales; y al más moderno le recaerá la secretaría, que procurará el buen y eficaz funcionamiento de la misma, los dos restantes deliberarán, junto con los demás, y decidirán sobre cuantas cuestiones se planteen, y se llamarán Vocales.

3. La Junta Electoral es el máximo órgano decisorio sobre el procedimiento electoral, y decidirá sobre las reclamaciones, peticiones y escritos que con ocasión del proceso electoral se presenten.

Sus decisiones podrán ser recurridas ante la vía contencioso-administrativa.

4. Los miembros de la Junta electoral deberán tomar posesión de sus cargos dentro del plazo de los cinco a diez días inmediatos siguientes a su designación por la Junta de Gobierno.

Artículo 41.- La Presentación de candidaturas a cargos de la Junta de Gobierno se llevará a efecto en la Secretaría del Colegio. Del Escrito de presentación, tras su registro, se obtendrán dos fotocopias; el original se incorporará a las oportunas Actuaciones abiertas al efecto; y de las fotocopias una, se archivará en la carpeta existente en la Sección de Agentes del Archivo Colegial a nombre del aspirante a candidato, y la otra, se devolverá a la persona que la presente, tras consignar los datos necesarios para acreditar su presentación.

En las candidaturas se expresará si se concurre al cargo de Presidente o Vocal.

El plazo para la presentación de candidaturas será de cinco a diez días inmediatos siguientes al de publicación de la Lista de Electores.

Artículo 42.- Modalidad de candidaturas.

Previo a la convocatoria de elecciones, en Junta de Gobierno se decidirá la modalidad de elecciones como Candidatura Abierta o Cerrada.

Podrán presentarse candidatos de forma separada, al cargo de Presidente, y al de Vocal de la Junta de Gobierno.

Quien se presente al cargo de Presidente no podrá presentar candidatura al cargo de Vocal.

Se llevará a cabo una única elección, para cubrir tanto el cargo de Presidente, como los de los correspondientes Vocales, en el número que resulte de la certificación que emita el Secretario del Colegio, en atención al número de colegiados ejercientes que existan en el momento de convocarse las elecciones.

La modalidad será la de Candidatura Abierta o Cerrada, en la que figurarán todos los candidatos de cada candidatura, ordenados alfabéticamente. Distinguiendo, como es lógico, entre los que optan al cargo de Presidente y los que lo hacen a los de Vocal.

Artículo 43.- Publicación y proclamación de candidaturas.

1. La publicación de Candidaturas se producirá entre los dos y los seis días inmediatos siguientes al último señalado para la presentación de las mismas. La Junta Electoral publicará las candidaturas presentadas que se ajusten a los requisitos exigibles, o acordará motivadamente la inadmisión de alguna de ellas.

2. Las candidaturas admitidas, y las rechazadas, con expresión de los motivos para ello, se publicarán en el tablón de anuncios del Colegio, indicando el orden de su presentación. Tras dicha publicación se abrirá un plazo de entre dos y seis días para la impugnación, en su caso, de las Candidaturas publicadas.

3. Concluido el plazo de impugnación, la Junta Electoral dispondrá de un plazo de entre dos y seis días hábiles para resolver las alegaciones presentadas y proclamar las candidaturas aceptadas.

4. La decisión de la Junta Electoral respecto a la definitiva proclamación de candidaturas será recurrible en vía contencioso-administrativa, pero la interposición del recurso no suspenderá el proceso electoral.

5. A los efectos previstos en este artículo no se considerará hábil el sábado.

Artículo 44.- La Junta Electoral publicará en el tablón de anuncios de la Sede Colegial la relación de las candidaturas proclamadas.

Artículo 45.- El período de campaña electoral se iniciará el siguiente día hábil de la Proclamación de candidaturas, terminando el día laborable inmediato anterior al de celebración de la Elección.

Artículo 46.- Las candidaturas y demás material a emplear.

1. La candidatura para el ejercicio del derecho de voto se entregará dentro de un sobre.

2. Para el voto por correo se utilizarán, además, una plica y un sobre exterior que lo contenga todo.

3. Al ser dos las situaciones profesionales: "En Ejercicio" y "Sin Ejercicio", y ser doble el voto de los Colegiados comprendidos en la primera y sencillo el de los afectados por la segunda, serán de color distinto la Candidatura y el sobre que la contenga (o sea, un color distinto de Candidatura para cada una de las situaciones y un color distinto de sobre también para cada una de tales situaciones profesionales, pudiendo ser iguales o no los colores de Candidatura y sobre a emplear por un mismo votante), e igualmente la plica para el voto por correo, llevando escritas, además, las palabras "En Ejercicio" y "Sin Ejercicio", según proceda. El sobre exterior, para el voto por correo, será igual para todos los casos.

Artículo 47.- Acto de emitir el voto y subsiguientes.

1. En el supuesto de que el número de Candidatos sea igual al de puestos a cubrir, se suprimirá el acto de emitir el voto respecto a los mismos y, lógicamente, serán declarados por la Junta Electoral "Candidatos Electos" y aclamados con igual carácter por la Junta General en la reunión convocada al efecto.

2. Voto por correo.

a) Quienes deseen votar por correo podrán valerse de dicho procedimiento, utilizando el servicio postal certificado en cualquier Oficina de Correos.

b) El voto por correo se hará introduciendo la Candidatura dentro del sobre correspondiente y ambos en una plica, que se cerrará y en cuya solapa de cierre firmará el votante; se introducirá en el sobre exterior, donde se harán constar en la parte posterior, inexcusablemente, los datos del remitente (nombre completo y dirección postal), y se depositará en una Oficina de Correos, remitiéndose a la Junta Electoral, certificado. Tales votos podrán depositarse en la Oficina Postal a partir del día inmediato siguiente a la "Proclamación de Candidatos" y tener entrada en la Oficina Colegial hasta el día no festivo inmediato anterior a la celebración de la reunión de la Junta General en la que haya de emitirse el voto.

c) La fotocopia del D.N.I. se hará de forma que anverso y reverso queden en un mismo plano o cara del papel que se utilice, a efectos de que puedan verse uno y otro del referido D.N.I., simultáneamente y sin necesidad de dar la vuelta a lo fotocopiado. Terminada su función, esta fotocopia se archivará en la carpeta existente a nombre del titular en la Sección de Agentes del Archivo Colegial.

d) Si por cualquier circunstancia se recibieran más de una candidatura por correo con igual remite, se considerarán nulas las recibidas en segundo y posteriores momentos, a menos que, abierto el sobre de la primera, no se estimara auténtica la firma de la plica; supuesto en el que se abrirá la segunda, para comprobar la firma, y así sucesivamente, hasta encontrar una con firma auténtica o desestimarlas todas.

e) A efectos de determinar la fecha de recibo, la Junta electoral hará se consigne esta en cada sobre.

3. Conservación de este voto.

La Junta electoral, con las debidas garantías, conservará en su poder tales documentos hasta el acto de emitir el voto.

4. Emisión del mismo.

a) La Junta Electoral, tras verificar la corrección del sobre exterior: remite, datos acreditativos de su corrección y legalidad, etc., irá abriendo cada uno de los sobres exteriores comprobará si es correcto su contenido (o sea, plica firmada y fotocopia del D.N.I. hecha en la forma establecida) y entregará la plica al Secretario del Colegio (quien examinará la firma estampada en la solapa y acreditará o no su autenticidad, lo que reflejará poniendo las palabras "Auténtica", "Dudosa" o "No Auténtica", según proceda, y visará dicha plica) y la fotocopia del D.N.I. a quien ostente la Jefatura de la Oficina Colegial, para su posterior archivo. El Secretario del Colegio tras cumplimentar las dichas funciones de verificación, abrirá la plica, que entregará a la Junta Electoral, tras extraer el sobre con el voto, y entregará el sobre conteniendo el voto al Presidente de la Junta electoral.

b) Para autenticar las firmas, en caso de duda, el Secretario comparará la de la plica con otras del mismo interesado, obrantes en el Archivo Colegial y con la que figure en la fotocopia del D.N.I.; tras lo cual eliminará la calificación de "Dudosa" y consignará la que, definitivamente, estime procedente.

5. Constitución Mesa Electoral.

a) Llegado el momento de emitir el voto la Junta Electoral se constituirá en Mesa Electoral en lugar adecuado del local en que se celebre la votación y, tras ello, se procederá a la votación dentro del horario fijado.

b) A estos efectos se habrán habilitado dos recipientes para depositar las papeletas: uno, para los Agentes "En Ejercicio", y otro, para los "Sin Ejercicio".

c) Dentro del horario fijado, irán votando a medida que lleguen los colegiados e irá introduciendo el Presidente los votos en la urnas establecidas para los "en Ejercientes" y para " no Ejercientes".

Para el voto de los presentes serán llamados nominativamente por el Presidente; primero los "En Ejercicio" y después los "Sin Ejercicio", y, a continuación, la Junta de Gobierno. Procediendo a emitir el voto el requerido tras identificarse ante el Moderador mediante su tarjeta de Agente o, en su defecto, su D.N.I.

d) Terminada la votación de los presentes se procederá a abrir los sobres que contengan los votos recibidos por correo, conforme a lo dicho anteriormente y, finalmente, votará la Mesa Electoral.

6. Escrutinio.

a) Concluida la votación se procederá al escrutinio de los votos.

b) Para dicha operación irá abriendo el Presidente y miembros de la mesa electoral, los sobres y extrayendo las Candidaturas o papeletas de voto, las que leerá en voz alta; primero, las de "En Ejercicio", y después, las de "Sin Ejercicio".

c) Tras la lectura de cada papeleta la entregará a la persona que desempeñe la Jefatura de la Oficina Colegial, que la numerará, la sellará y la devolverá a los miembros de la mesa Electoral, que verificará si el número de Candidatos votados es correcto.

d) Terminado el escrutinio, el Presidente publicará su resultado y declarará Candidatos Electos a los que hayan obtenido mayor número de votos, y, asimismo y en su caso, a los que correspondan a puestos elegibles coincidentes con el número de Candidatos presentados.

7. Interventores.

a) Para cuantos actos afecten a todo el proceso electoral, cada candidato podrá nombrar un Representante que intervenga las operaciones y vele por su pureza; defendiendo los derechos de su representado.

b) Los representantes podrán ser convocados a reuniones de la Junta Electoral, cuando esta lo estime procedente, y habrán de serlo obligatoriamente cuando hayan de tratarse cuestiones que afecten directa o indirectamente a su representado. En uno y otro caso tendrán derecho a voz y nunca a voto.

8. Actas.

La Mesa Electoral levantará la correspondiente Acta en la que reflejará lo concerniente a su intervención y la incorporará a las actuaciones; asimismo, el Secretario consignará en el Acta de la reunión el resultado de la elección, así como cualquier incidente que estime debe incluir en la citada Acta.

9. Candidatos no elegidos y condiciones a reunir por las candidaturas.

a) Cada votante tachará en la Candidatura que utilice los nombres de aquellos Candidatos que no elija.

b) Se considerará nula la Candidatura en la que figuren sin tachar más de un Candidato a Presidente y más del número de vocales elegibles. En todo supuesto con las excepciones limitativas derivadas de haberse producido la proclamación previa de Candidatos Electos; referido, lógicamente, al hecho coincidente de número de Candidatos y cargos a cubrir.

c) Serán nulas, asimismo, aquellas papeletas que no reúnan las condiciones de tamaño, formato, impresión, etc. establecidas, o sea, las que no se ajusten a lo que después se determina; asimismo las que se contengan en sobres sin remitente (o este sea defectuoso), la fotocopia del D.N.I. no reúna los requisitos establecidos o no se encuentre en el sobre o estén afectadas por cualquier otra discrepancia con lo aquí establecido.

Artículo 48.- Generalidades.

1. Todo el material a emplear (Candidaturas, sobres que las contengan, plicas y sobres exteriores para el voto por correo, etc.) se ajustará a modelo normalizado facilitado por el Colegio, que, además, llevará en alguna parte el sello del Colegio y un "visé" del Secretario de la Junta Electoral. El sellado y visado de este material se llevará a efecto por el Secretario en un solo acto o, al menos, realizándolo cada vez respecto a más de cincuenta ejemplares, de un mismo modelo.

2. Quienes lo deseen podrán retirar la cantidad de dicho material que estimen procedente, abonando el precio que fije la Junta Electoral.

3. No obstante, cada elector podrá retirar gratuitamente un juego completo de impresos para votar por correo; a tal efecto lo solicitará personalmente en la Oficina Colegial o mediante escrito dirigido al Moderador de la Junta Electoral; de todo se dejará la debida constancia.

4. De igual forma, cada Candidato podrá retirar sin desembolso alguno, un número de juegos no superior al 10% del de Colegiados, para votar por correo.

5. Asimismo, en el acto de la votación, habrá a disposición de los electores candidaturas y sobres para introducirlas, totalmente gratuitos.

6. Los electores que, para su uso, retiren un juego de impresos para votar por correo, suscribirán el oportuno recibo. De igual modo, los Candidatos que retiren los juegos que puedan utilizar gratuitamente, para el mismo fin, suscribirán también recibo de ellos.

También suscribirá volante que acredite el material que, del propio para la elección, retire, toda persona que, mediante pago de su coste, lo adquiera.

7. El material para el ejercicio del voto se producirá y pondrá a disposición de los interesados, tras la proclamación de Candidatos.

CAPÍTULO VI

Artículo 49.- Moción de censura.

1. Una vez transcurrido un año desde la toma de posesión de la Junta de Gobierno, podrá celebrarse Junta General Extraordinaria, a petición de un 25% de los colegiados ejercientes, en cuyo único punto del orden del día se contemple la censura de la Junta de Gobierno en pleno.

Si en la citada Junta General Extraordinaria se votara a favor por una mayoría absoluta de los asistentes, que representen al tiempo el 25% de los colegiados ejercientes, la censura de la Junta de Gobierno, esta tendrá la obligación de convocar elecciones en el plazo máximo de un mes desde la celebración de la Junta General Extraordinaria.

2. El mandato del Presidente y resto de la Junta de Gobierno elegidos en dichas elecciones durará, desde del día uno del mes siguiente al día de las elecciones, en el cual tomarán posesión de los respectivos cargos los elegidos, hasta completar el plazo del mandato pendiente de conclusión en el momento de celebrarse las elecciones.

CAPÍTULO VII

Artículo 50.- Elección de cargos dentro de la Junta de Gobierno.

En la primera reunión de la nueva Junta Directiva se elegirán por sus miembros y entre los Vocales elegidos, los cargos de Vicepresidente, Secretario, Tesorero y Contador, así como los Vocales que sustituirán a estos en caso de imposibilidad de desempeñar sus cargos.

Artículo 51.- Vacantes en la Junta de Gobierno.

Si durante el período para el que fueron elegidos alguno de los Vocales cesaran en sus cargos, se procederá al nombramiento de Vocal en la persona que, habiéndose presentado a tal en las últimas elecciones, hubiere obtenido mayor número de votos, sin que fueren suficientes para alcanzar el cargo de Vocal en aquellas elecciones; salvo que tal vacante se produzca en el último año de mandato.

En todo caso, la elección para cubrir la vacante tendrá efectos exclusivamente por el período de tiempo que reste para la elección de nueva Junta de Gobierno completa.

TÍTULO IV

RÉGIMEN ECONÓMICO DEL COLEGIO

CAPÍTULO I

Artículo 52.- Recursos colegiales.

El Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Santa Cruz de Tenerife y su Provincia tendrá plena capacidad jurídica en el ámbito económico patrimonial. Deberá contar con recursos propios para atender sus fines, quedando obligados todos los colegiados a atender su sostenimiento en la forma reglamentaria.

Los recursos del Colegio son:

a) Cuotas de colegiación (patrimonial).

b) Cuotas ordinarias.

c) Cuotas extraordinarias.

d) Visados.

e) Cargos por servicios individualmente prestados a algún colegiado.

f) Ingresos derivados de convenios de colaboración y cursos de formación.

g) Subvenciones.

h) Herencias, legados y liberalidades.

i) Ingresos financieros.

j) Los procedentes del patrimonio colegial y de las publicaciones.

k) Otros que puedan ser aprobados en la Junta General.

La recaudación de los recursos económicos es competencia de la Junta de Gobierno.

CAPÍTULO II

Artículo 53.- El presupuesto general del Colegio será elaborado por la Junta de Gobierno, con arreglo a los principios de eficacia, equidad y economía, e incluirá la totalidad de ingresos y gastos previstos, y se elaborará por el año natural.

En tanto no sea aprobado nuevo presupuesto, queda prorrogado el del año anterior, a razón de 1/12 parte cada mes.

Artículo 54.- Los gastos del Colegio serán los exclusivamente presupuestados, sin que pueda efectuarse pago alguno no previsto, salvo por razones de urgencia justificada y debidamente razonado en el acuerdo correspondiente de Junta de Gobierno.

Artículo 55.- La Junta de Gobierno decidirá sobre la forma de pago de las cuotas ordinarias, fecha de devengo y demás circunstancias, salvo pronunciamiento expreso de la Junta General en la asamblea de aprobación de presupuestos.

Una vez aprobados los presupuestos, no podrá convocarse nueva Junta General para su modificación, salvo que por razones de urgencia sea convocada Junta General extraordinaria, la cual, caso de aprobar nuevos ingresos deberá pronunciarse obligatoriamente sobre su destino.

Artículo 56.- Herencias, legados y liberalidades.

La Junta Directiva está facultada para la aceptación de herencias, legados u otras liberalidades, si bien se requerirá informe previo, que deberá constar en el acta correspondiente, del Asesor Jurídico del Colegio.

Artículo 57.- La Junta de Gobierno propondrá a la Junta General el importe y forma de pago de la fianza que se depositará por los colegiados con carácter previo a su colegiación.

La fianza deberá ser reintegrada al colegiado en el momento de su baja colegial, o en el porcentaje que corresponda, caso de pasar a la situación de "no ejerciente".

La fianza podrá ser utilizada para compensar las cantidades que el colegiado adeude al colegio, bien ante una baja solicitada por el colegiado, bien tras el correspondiente expediente por impago de cuotas.

Artículo 58.- Una vez causada la baja del colegiado con cuotas impagadas, si el importe de la fianza no fuera suficiente, podrá acordarse por la Junta de Gobierno entablar acciones de reclamación contra el deudor para resarcirse de la deuda.

Artículo 59.- El patrimonio del Colegio no es exigible por los colegiados de forma individual, salvo lo que resulte en caso de liquidación por disolución, en cuyo caso sólo podrán percibir cantidades producto de aquella los colegiados en el momento del acuerdo de disolución en forma proporcional a las cuotas pagadas en los cinco últimos años naturales de colegiación.

Artículo 60.- El ejercicio económico será siempre referido al año natural, con independencia de los posibles cambios en la Junta de Gobierno del Colegio.

El Colegio llevará a cabo una contabilidad adecuada en contenido y forma, ajustada al Plan General Contable y a las necesidades del Colegio, con la documentación de Libros contables necesaria en todo momento según la legislación vigente.

Los libros contables deberán conservarse un mínimo de diez años, y no podrán ser destruidos aquellos que contengan datos significativos para el conocimiento de la vida e historia colegial.

Artículo 61.- Se llevará en la secretaría un libro de colegiados, y otro de registro de entrada y salida de documentos.

TÍTULO V

DE LA DISOLUCIÓN Y LIQUIDACIÓN DEL COLEGIO

Artículo 62.- El acuerdo de disolución del Colegio deberá adoptarse necesariamente por la Junta General, expresamente convocada de forma extraordinaria con dicho punto del orden del día en exclusiva, por mayoría de dos tercios de los asistentes que deberán suponer, cuanto menos la mitad de los colegiados ejercientes.

Artículo 63.- Liquidación de los bienes.

En caso de disolución del Colegio, la Junta de Gobierno actuará como comisión liquidadora, sometiendo a la Junta General la propuesta de destino de los bienes sobrantes, una vez satisfechas las obligaciones pendientes.

Artículo 64.- Durante su liquidación el Colegio conservará su personalidad jurídica, siguiendo su funcionamiento hasta el momento del acuerdo de distribución de bienes y ejecución del mismo. Con el reparto de los haberes, el Colegio quedará extinguido, perdiendo su personalidad jurídica.

Artículo 65.- En cualquier momento antes del reparto del haber social, podrá acordarse en Junta General, convocada por la Junta de Gobierno por propia iniciativa, o tras solicitud motivada de al menos un cinco por ciento de colegiados ejercientes, revocar la decisión de disolución, mediante acuerdo que deberá adoptarse con las mismas mayorías que el de disolución.

TÍTULO VI

RÉGIMEN SANCIONADOR

CAPÍTULO I

Artículo 66.- Principios disciplinarios básicos.

1. Los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria que infrinjan sus deberes colegiales o los regulados por estos Estatutos serán sancionados disciplinariamente, con independencia de cualquier otra responsabilidad civil, penal o administrativa en que puedan incurrir.

2. Igualmente, las personas que ocupen cargos directivos en el Colegio, serán susceptibles de ser sancionados disciplinariamente.

3. El régimen disciplinario de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria colegiados se regirá por los principios de legalidad, tipicidad, contradicción, no indefensión y presunción de inocencia.

Artículo 67.- Ejercicio de la potestad sancionadora.

1. No podrán imponerse sanciones disciplinarias, sino en virtud de expediente instruido al efecto, previa audiencia del interesado.

2. El ejercicio de la potestad sancionadora respecto de los colegiados corresponde a la Junta de gobierno del Colegio.

3. El enjuiciamiento y potestad sancionadora, en relación con los miembros de la Junta de gobierno del Colegio corresponderá al Consejo General.

4. El Colegio dará cuenta inmediata al Consejo General de todas las sanciones que imponga que lleven aparejada la suspensión en el ejercicio profesional con remisión de un extracto del expediente.

Artículo 68.- Competencias sancionadoras del Colegio.

El Colegio sancionará disciplinariamente todas las acciones y omisiones de los colegiados que infrinjan el presente Estatuto o los Estatutos Generales, los reglamentos de régimen interior, las normas deontológicas o cualesquiera otras normas colegiales.

Artículo 69.- Clasificación de las infracciones.

Las infracciones cometidas por los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria colegiados se clasificarán en leves, graves y muy graves.

Las infracciones que realice el personal al servicio de un colegiado, respecto a la actividad de mediación, se reputarán, a los efectos colegiales, como realizadas por el propio colegiado.

Artículo 70.- Infracciones muy graves.

Tendrán la consideración de infracciones muy graves las siguientes:

a) La utilización en beneficio propio o de terceros, con perjuicio para el cliente, de información derivada de las transacciones en que intervenga.

b) El consentimiento a la utilización indebida por terceros de la denominación de Agente de la Propiedad Inmobiliaria por personas que carezcan de los títulos que habilitan para el ejercicio de la profesión, o de los signos distintivos de colegiación, mediante contraprestación o sin ella, para que dichos terceros intervengan en la mediación inmobiliaria bajo la apariencia de la cualidad de Agente de la Propiedad Inmobiliaria y miembro del colegio. Se entenderá cometido este tipo cuando el colegiado no desarrolle la gestión y supervisión de su Agencia.

c) La realización de actos de competencia desleal cuando así haya sido declarado por la Jurisdicción competente.

d) La negligencia inexcusable o la actuación dolosa en el desempeño de sus actividades o deberes colegiales, que haya ocasionado perjuicio a tercero.

e) El impago por el colegiado de las cuotas o derramas acordadas por los órganos colegiales competentes.

f) Las conductas que hayan acarreado sanción administrativa en resolución firme por infracción grave de disposiciones en materia tributaria u otras previstas en la legislación especial que resulte aplicable al sector inmobiliario, siempre que dicha infracción esté directamente relacionada con el ejercicio de su profesión.

g) La vulneración del secreto profesional.

h) El ejercicio de la profesión estando incurso en causa de inhabilitación profesional, en causa de incompatibilidad, o en prohibición de cualquier tipo.

i) La comisión de delitos dolosos, en cualquier grado de participación, con ocasión de la actividad profesional.

j) La comisión de, al menos, dos infracciones graves en el plazo de dos años. Se exceptúa de este tipo el hecho de que las infracciones graves lo sean por comisión de cinco infracciones leves en el plazo de dos años.

k) Violar el secreto de la correspondencia o el contenido de documentos reservados a la Junta de Gobierno.

Artículo 71.- Infracciones graves.

Tendrán la consideración de infracciones graves las siguientes:

a) El incumplimiento de los acuerdos de los órganos colegiales y la desobediencia a sus órdenes o mandatos.

b) La desconsideración hacia los compañeros, los clientes o los miembros de los órganos rectores.

c) La negligencia inexcusable o la actuación dolosa en el desempeño de sus actividades o deberes colegiales, que no haya ocasionado perjuicio a tercero.

d) El amparo o protección en cualquier manera a la realización de actos de competencia desleal cuando haya sido así declarado por la Jurisdicción competente.

e) Las conductas que hayan acarreado sanción administrativa en resolución firme por infracción de disposiciones en materia tributaria u otras previstas en la legislación especial que resulte aplicable al sector inmobiliario, siempre que dicha infracción esté directamente relacionada con el ejercicio de su profesión y no constituyan infracciones muy graves.

f) El incumplimiento del deber de aseguramiento.

g) El incumplimiento del deber de visado por el Colegio de los trabajos y/o dictámenes profesionales que les sean requeridos.

h) Negarse a llevar a cabo las tareas encomendadas en condición de colegiado, por el propio Colegio o la Administración, en caso de catástrofe o calamidad.

i) La comisión de cinco o más faltas leves, en el plazo de dos años.

Artículo 72.- Infracciones leves.

a) No observar las normas establecidas para el buen orden y desarrollo del colegio.

b) El incumplimiento de cualquier deber como colegiado, siempre que no constituya infracción grave o muy grave.

c) Toda demora o negligencia leve del colegiado en el desempeño de sus actividades o deberes colegiales.

Artículo 73.- Sanciones.

1. Las sanciones que podrán imponerse por la comisión de infracciones leves serán las siguientes:

a) Amonestación privada.

b) Multa de 30 euros a 300 euros.

2. Las sanciones que podrán imponerse por la comisión de infracciones graves serán las siguientes:

a) Multa de 300,01 euros a 3.000 euros.

b) Suspensión en la condición de colegiado por un período máximo de seis meses.

3. Las sanciones que podrán imponerse por la comisión de infracciones muy graves serán las siguientes:

a) Suspensión en la condición de colegiado por un período superior a seis meses e inferior a dos años, que llevará aparejada la de inhabilitación para ocupar cargos directivos por el tiempo que dure aquella.

b) Privación definitiva de la condición de colegiado, con expulsión del Colegio.

c) Inhabilitación al presidente y demás miembros de la Junta de Gobierno para ocupar cargos directivos por un período máximo de cuatro años, para el supuesto previsto por la letra f) del apartado 3 del artículo anterior.

4. La sanción procedente en cada caso se graduará teniendo en cuenta las circunstancias del hecho y del infractor. La reiteración permitirá la imposición de la sanción en su límite máximo.

Artículo 74.- Inhabilitación.

La sanción de inhabilitación impedirá el ejercicio de la profesión de Agente de la Propiedad Inmobiliaria durante el tiempo de su duración.

CAPÍTULO II

Artículo 75.- Procedimiento sancionador.

1. El acuerdo de incoación del expediente deberá ser adoptado por la Junta de Gobierno, que podrá actuar de oficio o a instancia de parte. Dicho acuerdo fijará los hechos constitutivos de una posible infracción, la calificación provisional de los mismos, la sanción imponible y la designación del correspondiente instructor, que deberá ser un miembro del órgano competente para resolver. El instructor, que podrá estar asistido de un secretario, no podrá intervenir en la votación de la propuesta de resolución.

El procedimiento sancionador se regirá por los principios que inspiran la Ley 30/1992 y sus Reglamentos de desarrollo, así como siendo dichas normas supletorias a las que aquí se contemplan.

No se podrá imponer ninguna sanción colegial sin la apertura e instrucción previa de un expediente disciplinario y con audiencia al interesado.

La Junta de Gobierno se abstendrá de iniciar procedimiento sancionador, o suspenderá su tramitación si tiene conocimiento de la existencia de algún procedimiento judicial o administrativo conducente a sancionar las mismas conductas.

Si recayera sentencia judicial firme, los hechos probados en aquella lo serán también para el procedimiento sancionador seguido contra un colegiado o asociado.

2. Son causas de abstención y recusación los siguientes:

a) Tener interés personal en el asunto de que se trate o en otro en cuya resolución pudiera influir la de aquel, ser administrador de sociedad o entidad interesada, o tener cuestión litigiosa pendiente con algún interesado.

b) Tener parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado o de afinidad dentro del segundo, con cualquiera de los interesados, con los administradores de entidades o sociedades interesadas y también con los asesores, representantes legales o mandatarios que intervengan en el procedimiento, así como compartir despacho profesional o estar asociado con estos para el asesoramiento.

3. Instruido el procedimiento y antes de redactar la propuesta de resolución, se pondrá de manifiesto al interesado, el cual en un plazo no inferior a 10 días ni superior a 15, podrá alegar y presentar los documentos y justificaciones que estime pertinentes. Se podrá prescindir del trámite de audiencia, cuando no figuren en el procedimiento, ni sean tenidos en cuenta en la resolución otros hechos ni otras alegaciones y pruebas que las aducidas por el interesado, durante la instrucción del expediente.

El plazo máximo en el que deberá notificarse la resolución expresa no podrá exceder de seis meses, entendiéndose suficiente la notificación que contenga el texto íntegro de la resolución, así como el intento de notificación debidamente acreditado.

4. La Junta de Gobierno del Colegio actuará en materia disciplinaria con un mínimo de asistencia de dos tercios de sus miembros.

5. Las multas que, como sanciones disciplinarias, se impongan a los colegiados expedientados, una vez sean firmes, de haber finalizado con la imposición de una sanción el expediente, así como los gastos que, en su caso, hubiera ocasionado la práctica de pruebas, de conformidad con lo previsto en el artículo 81.3 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, deberán ser abonados por aquellos en el plazo máximo de quince días desde la notificación de la firmeza de la sanción. Transcurrido dicho plazo sin haberse verificado el abono, la Junta de Gobierno ejecutará dichas cantidades con cargo a la fianza que, en su caso, hubiera sido constituida.

Artículo 76.- Extinción de la responsabilidad disciplinaria.

1. La responsabilidad disciplinaria se extinguirá:

a) Por muerte del colegiado o declaración de fallecimiento.

b) Por cumplimiento de la sanción impuesta.

c) Por prescripción de la sanción.

d) Por pago de las cuotas o derramas impagadas.

2. Si durante la tramitación del expediente sancionador se produjera la muerte o declaración de fallecimiento del colegiado imputado, se declarará dicho expediente extinguido y se ordenará el archivo de las actuaciones.

Artículo 77.- Recursos.

1. Los acuerdos de sanción de la Junta de Gobierno serán susceptibles de recurso conforme a lo que se establece en la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, los Estatutos Generales de la Profesión y los presentes Estatutos.

2. Los acuerdos de sanción serán ejecutivos, salvo que en el transcurso del recurso administrativo, o contencioso-administrativo se acuerde su suspensión.

En caso de que se haya producido la interposición de recurso, la sanción será ejecutiva salvo que se solicite la suspensión y así se acuerde por la Junta de Gobierno o por los órganos de la jurisdicción competente.

Artículo 78.- Prescripción de infracciones y sanciones.

1. Las infracciones leves prescriben a los seis meses; las graves a los dos años, y las muy graves a los tres años.

2. El plazo de prescripción de las infracciones comenzará a contarse desde el día en que la infracción se hubiera cometido. La prescripción de las infracciones se interrumpirá en el momento en que, con conocimiento del interesado, se acuerde la iniciación del procedimiento sancionador, volviendo a correr el plazo si el expediente sancionador permaneciera paralizado durante más de un mes por causa no imputable al colegiado sujeto al procedimiento.

3. Las sanciones impuestas por la comisión de infracciones leves prescriben al año, por la comisión de infracciones graves a los dos años y por la comisión de infracciones muy graves a los tres años.

4. El plazo de prescripción de las sanciones comenzará a contarse desde el día siguiente a aquel en que adquiera firmeza la resolución por la que se impone la sanción. Interrumpirá la prescripción la iniciación, con conocimiento del interesado, del procedimiento de ejecución, volviendo a transcurrir el plazo si aquel está paralizado durante más de un mes por causa no imputable al infractor.

CAPÍTULO III

Artículo 79.- Impago de cuotas y otras cargas económicas.

1. El impago de las cargas económicas dará lugar a la baja colegial siendo el procedimiento específico para este caso el que se indica a continuación.

2. Al colegiado se le comunicará la apertura de expediente sancionador advirtiendo de las consecuencias del mismo, e indicando la deuda existente y conceptos.

Caso de no abonar en el plazo de un mes dicha deuda se acordará la baja automática por parte de la Junta de Gobierno.

El colegiado moroso podrá, en el transcurso de dicho mes acreditar el pago, o el error en alguno de los conceptos reclamados, así como proponer un aplazamiento en el pago o fraccionamiento del mismo que deberá ser estudiado y aceptado si existiera causa justificada grave por la Junta de Gobierno.

3. En caso de alegar el miembro del colegio la existencia de justificación para no proceder a la baja, la Junta aceptará o denegará estos mediante resolución motivada, la cual será susceptible de recurso contencioso-administrativo.

TÍTULO VII

DE LOS HONORES Y LAS DISTINCIONES

Artículo 80.- La insignia profesional de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria estará constituida por el Estado de España y los demás atributos tradicionales, y orlado con la inscripción "Eficacia y Honorabilidad en la Transacción Inmobiliaria".

Artículo 81.- Uso de distinciones corporativas.

Los miembros de la Junta de Gobierno, cuando intervengan en los actos oficiales o solemnes, deberán utilizar los distintivos propios de su cargo.

Artículo 82.- Clases de distinciones y otorgamiento.

1. El Colegio instituye las siguientes distinciones:

a) Diploma de Honor del Colegio Oficial, que deberá ser otorgado a aquellos Colegiados que estén en ejercicio en la actividad profesional, con más de veinte años ininterrumpidos.

b) Medalla de Plata del Colegio Oficial a los colegiados que sumen treinta años ininterrumpidos en la profesión.

c) Medalla de Oro del Colegio Oficial a los Colegiados que sumen cuarenta años ininterrumpidos en la profesión.

d) Colegiado de honor.

e) Presidente de honor, que lo será todo Colegiado que hubiera ostentado la Presidencia del Colegio Oficial, siempre que no haya sido cesado o sancionado.

2. La concesión de los honores será acordada por la Junta de Gobierno y podrán recaer excepcionalmente en personas no colegiadas en atención a los méritos contraídos por los servicios prestados a favor de la profesión.

DISPOSICIÓN ADICIONAL

Siguiendo la tradición existente en el Colegio, Santa Teresa de Jesús será la patrona del mismo.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA PRIMERA

Los actos y acuerdos adoptados por los órganos de dirección nacionales o autonómicas y provinciales de la Profesión de Agente de la Propiedad Inmobiliaria, al amparo de la normativa vigente en el momento en que se dictaron, se entenderán vigentes en todo su contenido una vez aprobados los presentes Estatutos, sin que pueda acordarse su nulidad por el simple hecho de su aprobación.- Vº.Bº. el Presidente, Lorenzo Salvador Perera Salavarría.

© Gobierno de Canarias