Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 256. Jueves 30 de Diciembre de 2010 - 7189

ATENCION. La versión HTML de este documento no es oficial. Para obtener una versión oficial, debe descargar el archivo en formato PDF.

III. OTRAS RESOLUCIONES - Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente

7189 Viceconsejería de Medio Ambiente.- Resolución de 13 de diciembre de 2010, por la que se autoriza a la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife para el uso y tenencia de especies protegidas en la Comunidad Autónoma de Canarias.

7 páginas. Formato de archivo en PDF/Adobe Acrobat. Tamaño: 237 Kb.
BOC-A-2010-256-7189. Firma electrónica-Descargar

ANTECEDENTES

Visto escrito sobre asunto referido a "autorización inicio de tareas de desbroce del terreno en el área terrestre de las obras del Puerto de Granadilla" presentado por la Autoridad Portuaria y con registros de entrada en esta Consejería Medio Ambiente y Ordenación Territorial, MAOT nº 21.124 y nº Gral. 1.030.845, de 4 de agosto de 2010, validado a 16 de agosto de 2010, por el que se propone o recomienda una serie de medidas tendentes a salvaguardar la existencia de tres especímenes de la especie Pimelia canariensis halladas por el Observatorio Ambiental de Granadilla en una estrecha franja donde se dan los tarajales, en la zona de costa pasada la desembocadura del Barranco de la Abejera, en el frente de la Playa del Tanque de Vidrio.

Visto el escrito remitido por la Autoridad Portuaria, de corrección del informe del OAG, reconociendo que la presencia de la pimelia costera tinerfeña era conocida, con registros de entrada en esta Consejería, MAOT nº 21.562 y nº Gral. 1.055.409, de 11 de agosto de 2010, validado a 16 de agosto de 2010.

Visto el escrito de esta Viceconsejería dirigido al Sr. Director de la Autoridad Portuaria por el que se comunica cuáles han de ser los documentos técnicos aclaratorios que habrá de acompañar a los escritos presentados anteriormente y con registros de salida en esta Consejería, MAOT nº 14.684 y nº Gral. 554.465, de 24 de septiembre de 2010.

Visto el escrito remitido por la Autoridad Portuaria por el que comunica la decisión de encargar el Estudio Técnico Científico al Director del OAG (se adjunta el currículum vitae del Dr. D. Antonio Machado Carrillo), con registros de entrada en esta Consejería, MAOT nº 25.422 y nº Gral. 1.299.907, de 7 de octubre de 2010.

Visto el escrito remitido por la Autoridad Portuaria por el que aportan el Estudio y propuesta de traslocación de ejemplares de pimelia costera tinerfeña (Pimelia canariensis) desde la zona de obras del Puerto de Granadilla a la Reserva Natural Especial de Montaña Roja con registros de entrada en esta Consejería, MAOT nº 26.465 y nº Gral. 1.351.301, de 20 de octubre de 2010.

Vista la N.R.I. del Director General de Protección de la Naturaleza con registro de salida en esta Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, MAOT nº 9657, de 27 de octubre de 2010, validado en el Servicio de Biodiversidad a 28 de octubre de 2010. Remitiendo el "Estudio y Propuesta de Traslocación de ejemplares de pimelia costera tinerfeña (Pimelia canariensis) desde la zona de obras del Puerto de Granadilla a la Reserva Natural Especial de Montaña Roja" y solicitando informe técnico a este Servicio de Biodiversidad.

El 11 de noviembre de 2010, por el Director General de Protección de la Naturaleza se formula requerimiento a la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, con el fin de que subsanase algunos aspectos de la solicitud de traslocación de ejemplares de la pimelia tinerfeña costera desde el ámbito de las obras del Puerto de Granadilla a la Reserva Natural Especial de Montaña Roja, requerimiento que es atendido el pasado 23 de noviembre. A la Autoridad Portuaria se le requería que:

1.- Aportase un examen concreto, realizado por la misma, de que la actividad propuesta no vulneraba ninguna de las prohibiciones tipificadas en el artículo 54.1 de la Ley 42/2007 y justificase detalladamente por qué se entiende que se dan alguno de los supuestos excepcionales contenidos en el artículo 58.1 de la citada norma, señalando motivadamente por qué resulta necesaria la traslocación de los ejemplares.

2.- Comunicase e identificase al personal técnico (entomólogo) así como a los operarios que llevarán a cabo las acciones propuestas.

La Autoridad Portuaria atiende al requerimiento el día 23 de noviembre exponiendo, respecto del primer punto, que la misma ejecuta en estos momentos las obras de construcción del Puerto de Granadilla, que fue declarado de interés general de primer orden por el Gobierno de Canarias. Previamente al inicio de las labores de desbroce del terreno en el que se desarrolla el proyecto, se solicitó por la Autoridad Portuaria al Observatorio Ambiental del Puerto de Granadilla que inspeccionara el ámbito de las obras, el cual informó de la presencia de tres ejemplares de la especie Pimelia canariensis en un área muy reducida, no detectándose microhábitats equivalentes en la zona. Con el fin de proteger los ejemplares citados presentes en la zona, que podrían verse afectados por el desarrollo de las obras y, en su caso, por la explotación del puerto, se procedió a delimitar y vallar las zonas señaladas en el informe emitido en su día por el Observatorio y a solicitar autorización para trastocar los ejemplares que se pudieran encontrar. Por todo ello, la Autoridad Portuaria entiende que la traslocación cuya autorización se solicita, persigue proteger la fauna de la zona, dándose por lo tanto, la circunstancia del apartado f) del artículo 58.1 de la Ley 42/2007; siendo además la única solución satisfactoria para proteger los individuos de la especie.

En lo que al segundo punto se refiere, la Autoridad Portuaria asigna a los siguientes técnicos (entomólogos): Salvador de la Cruz López y Elena María Morales Delgado, ambos Licenciados en Biología por la Universidad de La Laguna, con orientación en Biología Animal y Biología Ambiental y de los Organismos. Como operarios de apoyo se designan a Jonathan Castro Marrero, Antonio Sergio Quesada López y a David Cruz Suárez; todos oficiales de 1ª.

Con anterioridad el 27 de octubre de 2010 se solicita al Servicio de Biodiversidad informe sobre el expediente de autorización de uso y tenencia de especies protegidas referido en el encabezado, el cual se emite en los siguientes términos:

"La solicitud de autorización de traslocación (capturar, trasladar y soltar) se plantea para un máximo de sesenta (60) ejemplares de la pimelia costera tinerfeña (Pimelia canariensis), cuarenta (40) adultos y veinte (20) larvas."

1. Visto que los motivos en los que se fundamenta la solicitud son:

Con el reinicio de las obras del Puerto de Granadilla se constata en la zona de obras la pimelia costera tinerfeña (Pimelia canariensis) especie catalogada "en peligro de extinción".

El Observatorio Ambiental de Granadilla, entre cuyas funciones figura la de garantizar que la construcción del puerto se gestione de manera respetuosa con el medio ambiente, propuso a la Autoridad Portuaria la traslocación de los ejemplares (larvas y adultos) de la pimelia costera tinerfeña localizados en la zona a transformar por las obras.

Dado que cualquier uso de las especies amenazadas está regulado y las excepciones a las prohibiciones están sujetas a autorización administrativa, la Autoridad Portuaria presentó en esta Viceconsejería de Medio Ambiente la correspondiente solicitud.

Por requerimiento de esta Viceconsejería, la Autoridad Portuaria presentó el "Estudio y Propuesta de Traslocación de ejemplares de pimelia costera tinerfeña (Pimelia canariensis) desde la zona de obras del Puerto de Granadilla a la Reserva Natural Especial de Montaña Roja". Este estudio y propuesta de traslocación ha sido elaborado y en el que se expone que será ejecutado bajo la dirección del OAG.

2. Visto que los medios, instalaciones, sistemas o métodos a emplear son los siguientes:

El estudio y propuesta de traslocación plantea los siguientes objetivos:

· Evaluar la situación de la especie en la zona de obras y estimar el número de individuos presentes en el área.

· Proponer el método de colecta (manual levantando piedras y con trampas de caída), traslado y suelta de los ejemplares capturados y el lugar de destino (propone tres localidades: Llanada de la Playa del Medio, Montaña Pelada y Montaña Roja).

· Evaluar las condiciones de las zonas propuestas de destino y la viabilidad de los especímenes traslocados en el nuevo emplazamiento.

· Evaluar el impacto que en el estado de conservación de la especie supondría la traslocación de unos pocos individuos.

· Evaluar la viabilidad de las acciones y procesos de traslocación.

Estrategia de trabajo:

· Recolección de los ejemplares (métodos manuales y trampeo).

· Trasporte a una zona apropiada y libre de riesgo.

· Suelta de los ejemplares.

3. Visto que las circunstancias de tiempo y lugar a que se refiere la solicitud y los posibles riegos asociados a la misma son:

El cronograma del proyecto establece que la recogida de los ejemplares trampeados (en caso de haberlos), el trasporte y la suelta tendrán lugar al día siguiente de obtener la autorización administrativa. La duración de la ejecución de las acciones será de dos (2) días. Y que la época ideal para la traslocación son las estaciones de otoño e invierno.

Que el ámbito geográfico de actuación de los diversos pasos de la traslocación será la isla de Tenerife en varias localidades del municipio de Granadilla.

Los posibles riesgos se analizan en el documento en el apartado 4 Viabilidad de la traslocación, desglosado en los siguientes subapartados:

· Estado de conservación de la especie.

· Evaluación del impacto sobre la especie.

· Análisis de la viabilidad.

· Conclusiones.

El OAG se compromete a informar a ambas partes (Viceconsejería de Medio Ambiente y la Autoridad Portuaria) del resultado obtenido y de cualquier incidencia digna de mención, así como a asistir a Puertos de Tenerife en la elección del personal operario cualificado en entomología para ejecutar las actuaciones previstas.

4. Visto que el personal encargado de la elaboración del proyecto y de realizar la supervisión de la actividad a que se refiere la solicitud posee la cualificación suficiente por tratarse del Director del Observatorio Ambiental de Granadilla, el Doctor en Biología D. Antonio Machado Carrillo, como acredita en su currículum vitae.

Visto que a la solicitud referida le son de aplicación la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, la Ley 4/2010, de 4 de junio, del Catálogo Canario de Especies Protegidas, y el Decreto 151/2001, de 23 de julio, por el que se crea el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias.

A la vista de la documentación técnica que obra en la solicitud, se realizan las siguientes consideraciones:

Considerandos técnicos

Que consultada en el Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias la especie, se obtiene el cuadro de distribución insular y categoría de amenaza que ostenta el taxón.

Ver anexo en la página 32884 del documento Descargar

Que el técnico propuesto por la Autoridad Portuaria, Dr. D. Antonio Machado Carrillo pertenece o ha trabajado en instituciones científicas destacadas, ha colaborado con esta Dirección General en diversos programas de investigación y asesoramiento en el ámbito de la biota terrestre, especialmente con los invertebrados incluidos en el anterior Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias. Y ha demostrado a lo largo de los años, con el ejercicio de su profesión, con sus múltiples publicaciones en prestigiosas revistas científicas, una experiencia y profesionalidad suficiente, que garantiza el cumplimiento de todos los objetivos. Asimismo el personal técnico (entomólogos) designados por la Autoridad Portuaria son Salvador de la Cruz López y Elena María Morales Delgado, ambos licenciados en Biología por la Universidad de La Laguna. Orientación en Biología Animal y Biología Ambiental y los Organismos. Éstos serán apoyados en sus labores por los operarios Jonathan Castro Marrero, Antonio Sergio Quesada López y David Cruz Suárez, siendo todos ellos oficiales 1ª.

Que los objetivos y los métodos de la traslocación de la especie solicitada son técnicamente adecuados y no suponen un peligro para la supervivencia de los especímenes implicados y más aun con la conservación de la especie.

El sistema de colecta es adecuado para la captura de los adultos, pero teniendo en cuenta que también conforman las poblaciones de la especie las larvas y los huevos, proponemos desde este Servicio aumentar el esfuerzo de muestreo y colecta para complementar la recuperación de los demás individuos en los distintos estadios de desarrollo. Para ello proponemos que se recoja parte del sustrato arenoso-terroso en las áreas donde se encuentran individuos adultos y donde se estime que es terreno factible para el desove y desarrollo de las larvas. Para la recuperación de las larvas el sustrato se deberá cernir a través de un sistema múltiple de diferentes luz de mallas, de tal manera que las fracciones de granulometría más gruesa (piedras) no ocasionen daños a estos frágiles individuos.

En la propuesta de traslocación se plantean tres lugares alternativos, la Llanada de la Playa del Medio, Montaña Pelada y Montaña Roja, decantándose los promotores por la tercera opción, ya en ésta concurren todas las características y condiciones ambientales más favorables para el éxito de la traslocación, como son hábitat adecuado, presencia de una subpoblación estable y con abundancia de congéneres, así como la inclusión del espacio en la red de áreas protegidas que garantiza el futuro de la población.

La distribución de la pimelia costera tinerfeña presenta una distribución en mosaico cada vez más dispersa ocasionada por la destrucción de sus hábitats. No sería recomendable desde las estrategias de conservación distanciar las poblaciones existentes ya que dificultaría aún más el posible intercambio genético entre las distintas sub-poblaciones.

Desde el Servicio de Biodiversidad se han estudiado las distintas alternativas, comprobando in situ las posibilidades de cada una de las opciones estudiando las características de los hábitats y disponibilidad de los mismos.

Hemos diferenciando entre hábitats aptos para la reproducción (HR) conformados por sustratos sueltos no compactados de arenas con arcillas, con cobertura dispersa de vegetación halófila y con ocasionales aportes de humedad, bien de maresía bien de rocío o precipitaciones y hábitats de campeo (HC) siendo éstos de sustratos variados tanto terrosos-pedregosos, pumíticos, cauces de barrancos o zonas de cultivos abandonados con vegetación que va desde plantas halófilas pasando por los tabaibales, cardonales incluso cultivos abandonados y de sustitución con unas condiciones de humedad extremadamente escasa por su elevada insolación y poca permeabilidad.

Inicialmente coincidimos con la valoración que el OAG hace de la primera de las localidades, la Llanada de la Playa del Medio, como la menos adecuada de las tres ya que aunque cuenta con HR adecuados, se trata de un espacio no protegido y muy antropizado en el que las amenazas son considerables.

La segunda de las localidades, Montaña Pelada, incluida en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Canarias como un Monumento Natural, sí pudiera suponer una alternativa a tener en cuenta, pero el HR es escaso. Esta parcela se limita a unos bancales de cultivos abandonados en los que hemos constatado la presencia de la especie (visita realizada por el técnico que suscribe el día 4 del presente mes, en la que se detectaron cuatro individuos, uno vivo y tres muertos, en una parcela de 17.500 m2).

Por último, la parcela incluida en la Reserva Natural de Montaña Roja además de ZEC de la Red Natura 2000 cuenta con unas amplias zonas de arenales (HR) y una extensa superficie (HC) de vegetación halófila bien conservada y con pocas amenazas para la supervivencia de los ejemplares de pimelia costera tinerfeña a traslocar.

Aunque no descartamos totalmente la traslocación a la parcela del Monumento Natural de Montaña Pelada donde se ha detectado la especie como medida de reforzamiento de la población.

Desde el punto de vista de las normas de gestión de los espacios naturales y teniendo en cuenta que la Reserva Natural contempla la reintroducción de especies como uno de los objetivos, mientras que en la figura de Monumento Natural la parcela está considerada cono de "uso moderado" por lo que cabría la posibilidad de recuperar los usos que tuvieron en el pasado, es decir el agrícola.

En resumen, desde este Servicio, consideramos como la mejor opción para la traslocación de los individuos de la pimelia, desde el punto de vista biológico, es la ubicada en la zona seleccionada por el OAG de la Reserva Natural de Montaña Roja.

Que para la realización de los trabajos deberán transitar por zonas de distintos espacios naturales protegidos de la isla por lo que necesitarán de la correspondiente autorización emitida por el Cabildo Insular de Tenerife, órgano competente en materia de gestión de Espacios Naturales Protegidos.

Por otro lado, según informe evacuado el pasado día 30 de noviembre de 2010 por el Servicio de Biodiversidad se establece la opción de plantearse como alternativa a la solicitud de traslocación la de no autorizar dicha acción, manteniendo las áreas valladas como reservas dentro del polígono del Puerto de Granadilla en las que los ejemplares de Pimelia canariensis puedan seguir desarrollando su ciclo biológico.

En las dos parcelas que permanecen valladas y que están rodeadas de terrenos que han sido desprovistos de vegetación, removidos y completamente desestructurados. Estos terrenos desmontados serán transformados en la plataforma terrestre del puerto. El límite este que da a las parcelas es una playa de callaos. Esta línea de costa será transformada en muelle de rivera por lo que la parcela quedará como un foso bajo la rasante del muelle.

Mantener estas parcelas en un foso y rodeadas de paredes, a un nivel inferior a la rasante de la plataforma, sin los aportes de aguas tanto dulce de los barrancos como salada de los temporales de mar e imposibilitada para la llegada de arenas y limos así como de materia orgánica, resulta a todas vistas ecológicamente insostenible. A todo lo anterior habría que añadir la generación de basuras, sustancias tóxicas y multitud de elementos contaminantes que la propia actividad del puerto incorporaría a la parcela. Sería sentenciar a muerte los ejemplares de la pimelia costera tinerfeña en un plazo muy corto.

La posibilidad de mantener las pequeñas parcelas, ahora intocadas y protegidas de las máquinas por una valla de carretera, es factible pero inviable e ineficaz desde el punto de vista de la conservación de una especie Pimelia canariensis incluida en la categoría de "en Peligro de Extinción".

En cuanto al éxito de la traslocación, el análisis de los resultados, como es lógico, se ha de realizar a posteriori con los datos que han de aportar los técnicos que realicen las acciones de traslocación, en cumplimiento de los condicionantes que este Servicio de Biodiversidad ha considerado y propuesto en su informe técnico de fecha 5 de noviembre de 2010.

En lo que respecta a las medidas de control que deben ejercerse para garantizar y verificar el cumplimiento de los objetivos de la traslocación, desde este Servicio de Biodiversidad se discutió la posibilidad de realizar un seguimiento de los ejemplares traslocados.

El seguimiento de estos ejemplares requiere marcar los individuos, como el caso que tratamos implica adultos y larvas, la marca en los adultos es posible ya que los escarabajos Tenebriónidos (caso de la especie que nos ocupa) una vez han alcanzado el estado de adulto no sufren más mudas, con lo que la marca puede ser duradera. En el caso de las larvas, las marcas no son útiles ya que los individuos sufren a lo largo de su desarrollo unas cinco mudas de su exoesqueleto, lo que conlleva que cualquier marca desaparecería al mudar, incluso aquellas marcas realizadas por amputación de apéndices, ya que éstos se regeneran en cada muda (si es que el animal sobrevive a la amputación).

Para realizar un seguimiento eficaz habría que realizar múltiples acciones que podrían someter a los individuos a un riesgo excesivo e inconveniente.

Esta posibilidad se ha descartado por inviable y por la poca utilidad que los datos obtenidos puedan aportar, ya que el escaso número de ejemplares a traslocar (adultos y larvas) quedaría diluido en la población receptora.

Lo que sí sería de utilidad a la hora de redactar el Plan de Recuperación de la pimelia costera tinerfeña (Pimelia canariensis), es realizar un censo o una estimación de la población de la especie en todo el espacio natural de Montaña Roja, localidad receptora.

Como en todas las acciones que se autorizan desde esta Viceconsejería de Medio Ambiente, para el control de las mismas se procede a comunicar a los Órganos tanto insulares como provinciales y nacionales que tengan competencia en vigilancia y control, como son el Cabildo Insular de Tenerife, Delegación de Gobierno, Seprona y Ministerio de Medio Ambiente del Medio Marino y Terrestre.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Primero.- Determina el artículo 54.1 de la Ley 42/2007 las prohibiciones genéricas respecto al uso de las especies, subespecies y poblaciones protegidas. Dichas prohibiciones podrán ser autorizadas excepcionalmente, a tenor del artículo 58.1 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, y del artículo 7.1.d) del Decreto 151/2001, de 23 de junio, por el que se crea el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias, siempre que no exista ninguna otra solución satisfactoria, y que ello no suponga perjudicar el mantenimiento, en un estado de conservación favorable, de las poblaciones de la especie de que se trate en su área de distribución natural, y cuando sea necesario, entre otras causas, por razón de investigación, educación, repoblación o reintroducción, o cuando se precise para su cría en cautividad.

Segundo.- El procedimiento para la tramitación de autorización de uso y tenencia de especies protegidas viene regulado en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, la Ley 4/2010, de 4 de junio, del Catálogo Canario de Especies Protegidas, y el Decreto 151/2001, de 23 de junio, por el que se crea el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias (BOC nº 97, de 1.8.01).

Tercero.- En virtud del artículo 8.2 del Decreto 151/2001, y del artículo 5, apartados 8, 9 y 10, del Reglamento Orgánico de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, aprobado por Decreto 20/2004, de 2 de marzo, en relación con el artículo 6, letras k) y l), del Decreto 111/2002, de 9 de agosto, de traspaso de funciones de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias a los Cabildos Insulares en materia de servicios forestales, vías pecuarias y pastos; protección del medio ambiente y gestión y conservación de espacios naturales protegidos, se atribuye al Consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial el otorgamiento de autorizaciones para el uso de las especies catalogadas en peligro de extinción, sensibles a la alteración de su hábitat y vulnerables, en tanto no estén aprobados los correspondientes planes, así como el uso de cualesquiera especies catalogadas, con independencia de que tengan o no aprobados sus correspondientes planes, en los casos de anillamiento o marcaje científico o cuando la actividad tenga interés o ámbito regional o cuando su hábitat sea ajeno al insular (especies marinas). Asimismo el artículo 58.1.f) de la citada Ley 42/2007 establece como causa para excepcionar las prohibiciones establecidas en la misma la de "proteger la flora y la fauna silvestre y los hábitats naturales", lo cual se da en el presente supuesto.

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 3 del Decreto 185/2010, de 23 de octubre, del Presidente, por el que se determinan el número, denominación y competencias de las Consejerías (BOC nº 210, de 25.10.10), la actual Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente ha asumido las competencias de la extinta Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial. Asimismo, en virtud de lo establecido en la Disposición Transitoria Primera del Decreto 147/2010, de 25 de octubre, por el que se determina la estructura central y periférica, así como las sedes de las Consejerías del Gobierno de Canarias (BOC nº 212, de 27.10.10), continúa vigente el antes citado Reglamento Orgánico de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial hasta tanto se apruebe el correspondiente al actual Departamento.

Corresponde al Viceconsejero de Medio Ambiente ejercer la competencia para resolver el presente procedimiento, por delegación del Consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, acordada por Orden de 5 de julio de 2004 (BOC nº 133, de 12.7.04).

Vistos el expediente administrativo así como los informes tanto de índole técnico del Servicio de Biodiversidad de la Dirección General de Protección de la Naturaleza como de carácter jurídico del Servicio Económico-Administrativo de la Viceconsejería de Medio Ambiente y a propuesta del Director General de Protección de la Naturaleza,

R E S U E L V O:

Otorgar autorización para la colecta científica y traslocación de especies protegidas en los siguientes términos:

La autorización se concede a:

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife.

1. Objetivo y justificación: el objetivo de la presente autorización es el de proteger varios ejemplares de la población de pimelia costera tinerfeña (Pimelia canariensis), mediante la traslocación a una zona con hábitat adecuado tanto desde el punto de vista ecológico como desde las medidas de conservación por su inclusión en la Red Natura 2000 como espacio natural protegido. La justificación se realiza en base al artículo 58.1.f) de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

2. Especies objeto de la autorización:

Pimelia costera tinerfeña (Pimelia canariensis).

3. Motivos en los que se fundamenta la autorización:

Recolectar, trasportar y soltar (Traslocación) la totalidad de los ejemplares de pimelia costera tinerfeña localizados en la parcela terrestre del futuro puerto de Granadilla a otra zona libre de riesgos por obras y que sea apta ecológicamente para el desarrollo y supervivencia de estos insectos.

4. Medios, instalaciones, sistemas o métodos a emplear:

· Recolección de los ejemplares (métodos manuales y trampeo).

· Trasporte a una zona apropiada y libre de riesgo.

· Suelta de los ejemplares.

5. Circunstancias de tiempo y lugar:

El ámbito de actuación solicitada es la isla de Tenerife concretamente en las localidades del Polígono Industrial de Granadilla (Parcela del futuro Puerto de Granadilla) y la Reserva Natural de Montaña Roja.

La duración de la ejecución de las acciones será de dos (2) días. Y la época ideal para la traslocación son las estaciones de otoño e invierno.

6. Personal encargado de realizar la actividad:

El personal encargado de la elaboración del proyecto y de realizar la supervisión de la actividad a que se refiere la solicitud es el Director del Observatorio Ambiental de Granadilla el Doctor en Biología D. Antonio Machado Carrillo así como de los Licenciados en Biología Salvador de la Cruz López y Elena María Morales Delgado, junto con los oficiales de 1ª Jonathan Castro Marrero, Antonio Sergio Quesada López y David Cruz Suárez, que serán los operarios de apoyo.

7. La autorización deberá someterse a las siguientes condiciones:

· Todos los ejemplares capturados deberán ser liberados en las zonas de propuesta, teniendo en cuenta las recomendaciones que el Cabildo Insular de Tenerife determine, garantizando su reinserción en el medio facilitando refugio adecuado para evitar la predación.

· Aunque el número de ejemplares solicitado para la traslocación es de 60 individuos (entre adultos y larvas) se deben traslocar todos los individuos colectados sin cantidad límite.

· Para la recuperación de las larvas se recomienda se recoja parte del sustrato arenoso-terroso en las áreas donde se encuentran individuos adultos y donde se estime que el terreno es factible para el desove y desarrollo de las larvas (HR) y que por medios mecánicos se separen las distintas fracciones del sustrato y se recolecten los ejemplares.

· Deberán extremar las medidas de seguridad para que los animales que caigan en las trampas no sufran accidentes, en caso de ocurrir alguna muerte accidental deberán entregar los cadáveres en un centro de investigación (Universidad, Museo) y comunicarlo a este Centro Directivo.

· Las visitas previstas serán oportunamente comunicadas al Servicio de Biodiversidad de la Dirección General Protección de la Naturaleza a fin de que, si se considerase oportuno, personal adscrito a dicho Centro Directivo pueda participar en las mismas.

· En un plazo prudencial, que no excederá de tres meses a partir de la notificación de esta Resolución del Viceconsejero de Medio Ambiente, deberá aportar los datos, de los trabajos de campo (localidades muestreadas, UTM de las mismas, número de ejemplares capturados y cualquier otra incidencia a destacar) a esta Dirección General de la Protección de la Naturaleza para ser incorporados al Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias.

· La liberación del material se efectuará garantizando el menor daño posible al hábitat receptor, y a las especies incluidas en el Catálogo Canario de Especies Protegidas.

· Se tendrá especial precaución en aquellas localidades que por sus características concretas se consideren de elevada sensibilidad, tratando de no provocar daños, a los individuos tanto si se trata de adultos como juveniles o plántulas y de cualquier especie incluida en el Catálogo Canario de Especies Protegidas así como de las incluidas en la anexo IV del Real Decreto 1997/1995, de 7 de diciembre, que traspone la Directiva Hábitat.

8. El incumplimiento por parte del interesado de cualquiera de las determinaciones y condicionantes de la autorización será causa de extinción de la misma.

9. La traslocación en todas sus fases deberá realizarse antes del 31 de diciembre de 2010 plazo susceptible de ampliar si las condiciones meteorológicas o de otra índole así lo aconsejen.

10. Notifíquese la presente Resolución al interesado, al Cabildo Insular de Tenerife y comuníquese asimismo a la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural y a la Delegación del Gobierno en Canarias a los efectos de su vigilancia por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Contra el presente acto, que pone fin a la vía administrativa, cabe interponer recurso potestativo de reposición ante el Consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente al de su notificación, o directamente recurso contencioso-administrativo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, sede de Las Palmas de Gran Canaria, en el plazo de dos meses a contar desde el siguiente al de su notificación; haciéndole saber que en el caso de presentar recurso de reposición, no se podrá interponer recurso contencioso-administrativo hasta la resolución expresa del recurso o hasta que se produzca la desestimación presunta del mismo.

Santa Cruz de Tenerife, a 13 de diciembre de 2010.- El Viceconsejero de Medio Ambiente, p.d. (Orden de 5.7.04; BOC nº 133, de 12.7.04), Cándido M. Padrón Padrón.

© Gobierno de Canarias