Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 171. Lunes 27 de Agosto de 2007 - 1482

III. OTRAS RESOLUCIONES - Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial

1482 - Dirección General de Urbanismo.- Resolución de 17 de agosto de 2007, por la que se hace público el Acuerdo de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias de 23 de mayo de 2007, relativo a la Declaración de Impacto Ambiental de la solicitud C.D.E. nº 2048 "El Llano II" (Sección C). Áridos de barranco, estudio de factibilidad y proyecto de aprovechamiento de recursos, en el término municipal de Güímar (Tenerife).- Expte. 2006/1727.

Descargar en formato pdf

En aplicación de la legislación vigente, por la presente,

R E S U E L V O:

Ordenar la inserción en el Boletín Oficial de Canarias del Acuerdo de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias de 23 de mayo de 2007, relativo a la Declaración de Impacto Ambiental de la solicitud C.D.E. nº 2048 "El Llano II" (Sección C). Áridos de barranco, estudio de factibilidad y proyecto de aprovechamiento de recursos, en el término municipal de Güímar (Tenerife) (expediente 2006/1727), cuyo texto se adjunta como anexo.

Santa Cruz de Tenerife, a 17 de agosto de 2007.- El Director General de Urbanismo, Rafael Castellano Brito.

A N E X O

La Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, en sesión celebrada el 23 de mayo de 2007, adoptó, entre otros, el siguiente Acuerdo:

Primero.- Aprobar, en aplicación de la Disposición Transitoria Tercera de la Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico, la Declaración de Impacto Ambiental de la solicitud C.D.E. nº 2048 "El Llano II" (Sección C). Áridos de barranco, estudio de factibilidad y proyecto de aprovechamiento de recursos, en el término municipal de Güímar, isla de Tenerife (expediente 2006/1727), con las siguientes determinaciones:

A) El título del proyecto presentado para su evaluación es: solicitud C.D.E. nº 2048 "El Llano II" (Sección C). Áridos de barranco.

B) El ámbito territorial de actuación discurre en el término municipal de Güímar (Tenerife).

C) El proyecto está promovido por Áridos Atlántico, S.L.

D) El autor del proyecto es: D. Eduardo de Miguel García, Ingeniero de Minas.

E) El Estudio de Impacto Ambiental ha sido elaborado por D. Eduardo de Miguel García, Ingeniero de Minas y Dña. María Beatriz Padrón González, Licenciada en Ciencias Biológicas.

F) Al documento presentado se le ha aplicado la categoría de Evaluación de Impacto Ambiental.

G) La evaluación conjunta del impacto final tomada del Estudio de Impacto Ambiental presentado, resulta ser, poco significativo.

H) La Resolución del órgano ambiental actuante sobre la Declaración de Impacto Ambiental solicitada, resulta ser desfavorable. Los argumentos ambientales relacionados en el apartado M) de la Resolución por la que se emita, si fuera el caso, la Declaración de Impacto correspondiente, se deben considerar, a todos los efectos, como parte integrante de este apartado H) de la Declaración de Impacto.

I) La presente Declaración de Impacto Ecológico, en aplicación del artículo 18.3 de la Ley Territorial 11/1990, tiene carácter vinculante.

J) Observaciones oportunas:

J.1º. Informes solicitados a diferentes organismos internos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias, y las respuestas recibidas de los mismos.

- Con fecha 27 de marzo de 2007, se solicitó informe a los Servicios que se citan a continuación:

- Servicio de Ordenación Territorial de la Viceconsejería de Ordenación Territorial.

- Servicio de Biodiversidad de la Dirección General de Medio Natural.

Hasta la fecha no se han recibido respuestas de dichos Servicios.

J.2º. Informes solicitados a diferentes Administraciones y Entidades externas de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias, y respuestas recibidas.

- Con fecha 2 de abril de 2007, se solicitó Informe, mediante los correspondientes oficios, en materia de su competencia, a las siguientes Administraciones:

- Dirección General de Estructuras Agrarias de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación.

- Dirección General de Infraestructura Viaria.

- Excmo. Cabildo Insular de Tenerife.

- Excmo. Cabildo Insular de Tenerife (Área de Patrimonio Histórico).

- Excmo. Ayuntamiento de Güímar.

- Unión Eléctrica de Canarias.

A fecha de los corrientes se han recibido las siguientes respuestas de los organismos consultados:

a. Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife.

Se recibió contestación el 16 de abril de 2007, indicándose lo siguiente:

"Según la documentación que se adjunta no se aprecia la realización de un estudio que evalúe las posibles afecciones al patrimonio histórico y arqueológico, circunstancia que se estima imprescindible dado que el ámbito de afección incluye parte de la Ladera de Güímar, con terrenos en estado naturalizado o seminaturalizado, existiendo riesgo de presencia de evidencias arqueológicas o patrimoniales. En consecuencia, se estima necesaria la realización de una intervención de prospección arqueológica por parte de técnico cualificado, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 66-69 de la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias."

b. Dirección General de Infraestructura Viaria.

Se recibió contestación el 11 de abril de 2007, indicándose lo siguiente:

"En contestación a su solicitud de informe (expediente 2006/1727) con registro de entrada en esta Consejería de 4 de abril de 2007, relativo a "Concesión Directa de Explotación de CDE 2048 "El Llano II" (Sección C) Áridos de Barranco", en el barranco de El Fregenal, se le informa que no se afecta a ninguna carretera de interés regional."

c. Excmo. Ayuntamiento de Güímar.

Se recibió contestación el 30 de abril de 2007, indicándose, entre otras cosas, lo siguiente:

"Por todo ello, al tratarse de una materia sometida a un régimen competencial concurrente, debe denegarse la concesión directa de explotación, hasta que se den las siguientes circunstancias:

Aprobación y entrada en vigor del Plan Territorial Parcial en fase de elaboración por el Excmo. Cabildo Insular de Tenerife, que establecerá las condiciones con arreglo a las cuales se ordenarán las actividades extractivas en la zona de los barrancos ubicados dentro de este término municipal.

A mayor abundamiento, se considera necesaria la previa aprobación de dicho Plan Territorial Parcial para evitar la colisión de la concesión directa de explotación, por una parte, con los derechos de los particulares y propietarios de los terrenos afectados, que demandan una regulación específica de sus derechos y que en el anterior Plan Territorial Especial se había materializado mediante su integración en el Área de Gestión Integrada, conjuntamente con los titulares de las empresas de explotación; y de otra parte, para evitar que los aprovechamientos mineros concedidos por la administración autonómica puedan contradecir tanto la ubicación física de los aprovechamientos como la forma de explotar y restaurar cada uno de los ámbitos autorizados, que fije el Plan Territorial Parcial."

J.3º.- Resultado de la información pública.

Durante el trámite de información pública se presentan numerosas alegaciones que obran en el expediente administrativo.

K) Los órganos ambientales oídos, según la definición expresa del artículo 19 de la Ley Territorial 11/1990 son:

- Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial.

- Consejería de Infraestructuras, Transportes y Vivienda.

- Cabildo Insular de Tenerife.

- Ayuntamiento de Güímar.

L) El órgano ambiental actuante es la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias.

M) Argumentos que justifican el carácter desfavorable.

Los argumentos que fundamentan el carácter desfavorable de la declaración de impacto ambiental se dividen en argumentos de carácter general (A) y de carácter específico (B). No obstante, y previo a la exposición de estos argumentos, se hace necesario manifestar que a lo largo del presente año, la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (C.O.T.M.A.C.) se ha pronunciado de forma desfavorable respecto a varias solicitudes diferentes de concesiones mineras solicitadas en el Valle de Güímar, en la zona conocida como Barrancos de Güímar (solicitud de C.D.E. nº 2038, "EXTRACSA", 3 cuadrículas, S: 98,8 ha; solicitud de C.D.E. nº 2039 "BADAJOZ", 4 cuadrículas, S: 129,6 ha; solicitud de C.D.E. nº 2040 "AGACHE", 4 cuadrículas, S: 129,6 ha; solicitud de concesión minera nº 2047, "El Fregenal"), por lo que el proyecto que nos ocupa vuelve a incidir en el mismo ámbito territorial que las solicitudes citadas anteriormente.

1) ARGUMENTOS DE DESFAVORABILIDAD DE CARÁCTER GENERAL.

Independientemente de lo previsto en el Título III, Disposiciones Sectoriales, del Plan Insular de Ordenación de Tenerife, con relación al Ámbito Extractivo 1, Barrancos de Güímar, resulta técnicamente ineficaz, desde el punto de vista ambiental, abordar la evaluación de impacto ambiental de cualquiera de las concesiones relacionadas anteriormente, sin abordar una evaluación global del conjunto constituido por todas ellas. Las razones más importantes para ello son las siguientes:

I) Sin analizar todo el conjunto conformado por las distintas solicitudes de concesiones mineras, no puede abordarse la ordenación racional del ámbito y del sistema de aprovechamiento del recurso no renovable implicado, manteniendo, al mismo tiempo, el resto de aprovechamientos y recursos presentes, así como asegurando la continuidad funcional de la infraestructura hídrica afectada.

Cualquiera de estas concesiones afectaría la funcionalidad operativa del sistema hidráulico del Barranco de Badajoz, por lo que sin una evaluación conjunta de las alteraciones que este sistema podría recibir, no será posible diseñar las medidas correctoras necesarias para evitar los riesgos hidrogeológicos asociados a la alteración estructural del cauce, así como las que eviten las afecciones al acuífero.

II) La existencia de numerosas infraestructuras, naturales y antrópicas, que se encuentran afectadas directamente por estas posibles Concesiones: cauce del Barranco de Badajoz, la autopista TF-1, tendidos eléctricos, invernaderos agrícolas, cultivos no forzados, etc. En este sentido, conviene recordar que las condiciones climatológicas de la zona hacen de este lugar un área ideal para el cultivo. Amén del riesgo que, a todos los niveles, supone la posible pérdida de una importante superficie de suelo con vocación agrícola de la isla de Tenerife.

III) La existencia de numerosos usos residenciales que podrían verse afectados directamente por estas posibles concesiones.

IV) En relación con el apartado anterior, también es importante señalar que una evaluación conjunta de todas las posibles concesiones que se pudieran dar, posibilitaría determinar la contaminación de carácter atmosférico y acústica que podrían sufrir los usos residenciales y agrícolas potencialmente afectables, como consecuencia de los efectos acumulativos y/o sinérgicos que se darían.

V) Sin una evaluación conjunta, tampoco sería posible diseñar una estrategia común que permita un Plan de Restauración global, con directrices bien definidas y estructuradas, para toda el área implicada por estas posibles concesiones.

VI) En relación directa con el punto anterior, y teniendo en cuenta la incidencia visual del conjunto conformado por el denominado "Valle de Güímar", resulta inviable diseñar medidas para paliar los previsibles impactos paisajísticos que causaría cualquier de estas concesiones, sin considerar el conjunto que constituirían todas ellas.

2) ARGUMENTOS DE DESFAVORABILIDAD DE CARÁCTER ESPECÍFICO.

Respecto al ámbito territorial afectado directamente por la concesión solicitada (C.D.E. nº 2048 "El Llano II"), hay que señalar los siguientes argumentos de desfavorabilidad:

I) La existencia en la mayor parte de la cuadrícula solicitada de terrenos agrícolas cultivados, tanto al aire libre (frutales y plataneras) como bajo invernadero. Asimismo, y vinculadas a este sector, se constata la presencia de instalaciones para el cultivo forzado, depósitos de agua y cuartos de aperos.

II) Dentro de esta misma cuadrícula, existen conducciones eléctricas (de media y baja tensión), hídricas y telefónicas. Asimismo, existen diversas vías de comunicación de carácter asfaltado y sin asfaltar.

III) En esta zona, así como en sus proximidades, existen viviendas asociadas a las actividades agrícolas existentes en la actualidad, las cuales se verían afectadas directa o indirectamente por esta Concesión.

IV) La documentación técnica presentada no ha analizado las afecciones que esta Concesión provocaría sobre la funcionalidad operativa del sistema hidráulico de la zona, ni tampoco cómo la misma podría afectar al acuífero de la misma y a las captaciones de agua existentes en el área de influencia.

V) Respecto a la flora del lugar, hay que señalar la presencia de 14 endemismos canarios, de los cuales algunos de ellos están incluidos en el anexo II de la Orden de 20 de febrero de 1991, sobre protección de especies de la flora vascular silvestre de la Comunidad Autónoma de Canarias. A saber: Argyranthemum frutescens ssp. Frutescens (Magarza), Convolvulus scoparius (Leña Noel), Aeomium urbicum (Bejeque) y Neochamaelea pulverulenta (Leña santa). Además de lo ya indicado, hay que subrayar que, dada la ubicación de la parcela, en las inmediaciones de una de las áreas naturales de Tenerife de mayor importancia desde el punto de vista de la biodiversidad endémica y/o amenazada (la ladera de Güímar está incluida en el Parque Natural de la Corona Forestal), la actividad extractiva conllevaría la destrucción de un importante sector del hábitat potencial de taxones vegetales (y también animales) que han encontrado su último refugio en la mencionada ladera. Tal es el caso del poleo de cardonal (Bystropogon odoratissimus) y la collderisco de Güímar (Crambe arborea), ambas catalogadas en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias como sensibles a la alteración de su hábitat.

VI) Respecto a la fauna detectada en la zona hay que indicar que en el área propuesta existen varias especies que figuran en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (catalogadas como de "interés especial"). Tales como: la ranita meridional (Hyla meridionales), el perenquén (Tarentola delalandii delalandii), el lagarto tizón (Galliota galloti galloti), la aguililla (Buteo buteo insularum, también incluida en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias), el cernícalo (Falco tinnunculus canariensis, también incluida en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias), el vencejo unicolor (Apus unicolor, también incluida en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias), la abubilla (Upupa epops, también incluida en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias) y el gorrión moruno (Passer hispaniolensis), independientemente de que existan algunas más consideradas como amenazadas por la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Por otra parte, el Es.I.A. sólo ha aportado información sobre la fauna vertebrada, pero carece de datos sobre la fauna invertebrada presente en el ámbito de actuación propuesto.

VII) Respecto a las condiciones de sosiego público, el propio Es.I.A. presentado señala que los ruidos que se generarían durante la fase de explotación de la Concesión, influirían negativamente en el sosiego público. Todo ello, sin contar con el serio agravante que supondría el, más que probable, incremento de la tensión social que se originaría como consecuencia del proceso administrativo que caracteriza a las concesiones mineras de la sección C: la vía expropiatoria.

VIII) En relación con el Patrimonio Histórico y Arqueológico, hay que hacer constar el pronunciamiento respecto a esta Concesión de la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife, según el cual se hace imprescindible una intervención de prospección arqueológica antes de iniciar cualquier tipo de actuación. A este respecto, conviene añadir que el propio Es.I.A. presentado no descarta la presencia de restos arqueológicos en la zona.

IX) También se deben tener en cuenta los potenciales efectos socioeconómicos estructurales, no sólo por la pérdida de explotaciones agrícolas, sino además por la limitación de usos e imposibilidad subjetiva de realizar inversiones públicas o privadas en nuevas infraestructuras (o mejora de las ya existentes) y actividades productivas en el área, ya sea por las limitaciones que impone la figura de la Concesión minera al uso del suelo, como por la posible inmovilización de expectativas de desarrollo endógeno y aprovechamiento de recursos en el área mientras dure la Concesión.

Segundo.- El presente Acuerdo se publicará en el Boletín Oficial de Canarias y será debidamente notificado al promotor y al órgano sustantivo.

Contra el presente acto, por ser de trámite, no cabe recurso alguno, pudiendo, no obstante, interponer el que considere más oportuno a su derecho si entendiese que se dan algunos de los supuestos excepcionales establecidos en el artículo 107 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

La presente notificación se expide a reserva de los términos exactos que resulten de la ratificación del acta correspondiente, a tenor de lo previsto en el artículo 18.2 del Reglamento de organización y funcionamiento de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, aprobado por Decreto 129/2001, de 11 de junio.- La Secretaria de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, p.a., Ana María del Hoyo Mora.

© Gobierno de Canarias