Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 085. Jueves 4 de Mayo de 2006 - 562

III. OTRAS RESOLUCIONES - Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial

562 - Dirección General de Urbanismo.- Resolución de 16 de febrero de 2006, por la que se hace público el Acuerdo de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias de 30 de noviembre de 2005, relativo a la Declaración de Impacto Ecológico Proyecto Puerto en el Puerto de la Cruz, término municipal de Puerto de la Cruz (Tenerife) (17/05MA).

Descargar en formato pdf

En ejecución de la legislación aplicable, por la presente,

R E S U E L V O:

Ordenar la inserción en el Boletín Oficial de Canarias del Acuerdo de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias de fecha 30 de noviembre de 2005, relativo a la Declaración de Impacto Ecológico Proyecto "Puerto en el municipio de Puerto de la Cruz", término municipal de Puerto de la Cruz, Tenerife (17/05MA), cuyo texto se adjunta como anexo.

Las Palmas de Gran Canaria, a 16 de febrero de 2006.- El Director General de Urbanismo, Rafael Castellano Brito.

A N E X O

La Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, en sesión celebrada el 30 noviembre de 2005, adoptó, entre otros, el siguiente Acuerdo:

Evaluación de Impacto Ambiental del Proyecto denominado "Puerto en el municipio de Puerto de la Cruz" promovido por el Cabildo Insular de Tenerife, en el término municipal de Puerto de la Cruz, Tenerife (expediente nº 17/05).

ANTECEDENTES

1º) El Proyecto referenciado está promovido por el Cabildo Insular de Tenerife, y el Estudio de Impacto Ambiental (Es.I.A) ha sido elaborado por D. Alfonso Muñoz Galindo (Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos) y la documentación complementaria por D. Juan Carlos Pérez Hernández (Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos).

2º) El Proyecto evaluado consta, básicamente, de las siguientes actuaciones:

- Dique de abrigo, de aproximadamente 900 m de longitud.

- Contradique, cuyo arranque coincide con el actual.

- Dársena pesquera de casi 20.000 m2, en cuyo interior está emplazado el muelle de atraque para embarcaciones turísticas.

- Dársena deportiva, de aproximadamente 30.000 m2, para un total de 176 embarcaciones de distintas esloras.

- Muelles destinados a diversos usos portuarios.

- 64.000 m2 de nuevas explanadas.

- Paseo de rivera.

- Instalaciones y obras complementarias.

3º) El proyecto con su Estudio de Impacto Ambiental fue sometido al trámite de información pública por la Viceconsejería de Infraestructura y Planificación en su calidad de órgano sustantivo.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Primero.- La Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico y el Real Decreto Legislativo 1.302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental y su Reglamento de ejecución, aprobado por el Real Decreto 1.131/1988, de 30 de septiembre, así como la Ley 6/2001, de 8 de mayo, de modificación del Real Decreto Legislativo 1.302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental, establecen la obligación de formular Declaración de Impacto con carácter previo a la resolución administrativa que se adopte para la realización o, en su caso, autorización de las obras, instalaciones o actividades comprendidas en los anexos a las citadas disposiciones.

Segundo.- En consecuencia, la Ilma. Sra. Viceconsejera de Medio Ambiente, en el ejercicio de las atribuciones conferidas por el Decreto 20/2004, de 2 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, en relación con la Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico, el Real Decreto Legislativo 1.302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental y los artículos 4, 16.1 y 18 de su Reglamento de ejecución, aprobado por Decreto 1.131/1988, de 30 de septiembre, formular, a los solos efectos ambientales, propuesta de Declaración de Impacto sobre el Estudio de Impacto Ambiental denominado "Puerto en el municipio de Puerto de la Cruz", promovido por el Cabildo Insular de Tenerife, sometido a la categoría de Evaluación de Impacto Ambiental.

Tercero.- Que conforme al artículo 17 de la citada Ley 11/1990, la Declaración de Impacto Ecológico es un acto administrativo en el que se recoge el criterio del órgano ambiental actuante, a la vista de un estudio de impacto ecológico. Las declaraciones de impacto ecológico condicionadas incluirán los detalles técnicos del condicionado ambiental como apéndice. Las declaraciones de impacto ecológico desfavorables serán razonadas, especificando si se recomienda revisar el proyecto o si se considera necesario realizar estudios más precisos.

En su virtud, vista la propuesta efectuada por el Director General de Calidad Ambiental, de fecha 15 de noviembre de 2005, y el dictamen de la Ponencia Técnica de 21 de noviembre de 2005, se

ACUERDA:

Emitir la Declaración de Impacto Ambiental correspondiente, en aplicación de la Disposición Transitoria Tercera de la Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico, con las siguientes determinaciones:

A) El Título del Proyecto presentado para su evaluación es: "Puerto en el municipio de Puerto de la Cruz".

B) El ámbito territorial de actuación es: el término municipal de Puerto de la Cruz, en el tramo costero comprendido entre El Faro y El Espigón del conjunto denominado "Playa Jardín".

C) El proyecto está promovido por: Cabildo Insular de Tenerife.

D) El autor del Proyecto es: D. Alfonso Muñoz Galindo, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos.

E) El autor del Estudio de Impacto Ambiental es: D. Alfonso Muñoz Galindo, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, y de la documentación complementaria D. Juan Carlos Pérez Hernández, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos.

F) Al documento presentado se le ha aplicado la categoría de Evaluación de Impacto Ambiental.

G) La evaluación conjunta del impacto previsible, tomada de la página 219 del respectivo Estudio de Impacto Ecológico presentado, resulta ser nada significativa.

H) La resolución del órgano ambiental actuante sobre la Declaración de Impacto Ecológico solicitada, resulta ser condicionada. Los condicionantes ambientales relacionados en el anexo, se consideran, a todos los efectos, como parte integrante de este apartado H) de la Declaración de Impacto.

I) La presente Declaración de Impacto, en aplicación del artículo 18.3 de la Ley Territorial 11/1990, de 13 de julio, tiene carácter vinculante.

J) Observaciones oportunas: marco de la presente Declaración de Impacto.

El trazado y las características definitivas del Proyecto de Construcción presentado son fruto de un largo proceso, cuyos antecedentes más relevantes y restantes consideraciones constan en el correspondiente expediente administrativo.

K) Los órganos ambientales oídos, según la definición expresa del artículo 19 de la Ley Territorial 11/1990 son:

- Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial.

- Excmo. Cabildo Insular de Tenerife.

M) El órgano ambiental actuante es la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias.

A N E X O

CONDICIONANTES

Examinada la documentación presentada se establecen por la presente Declaración de Impacto Ambiental los siguientes condicionantes ambientales a fin de que la actuación pretendida se considere ambientalmente viable:

1.- La presente Declaración de Impacto Ecológico se emite, exclusivamente, para las obras y actuaciones descritas y recogidas en el "Proyecto de Puerto en el municipio de Puerto de la Cruz, isla de Tenerife".

Cualquier modificación significativa del proyecto trazado ahora sometido a Evaluación de Impacto Ambiental deberá remitirse a la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias la cual emitirá un informe acerca de si la modificación comporta una mejora ambiental o, si deviene del cumplimiento condicionado de la presente declaración, haciendo constar, en su caso, si deben someterse a un nuevo procedimiento de evaluación de impacto en la categoría que corresponda, según lo dispuesto en la legislación vigente.

2.- La gran cantidad de vehículos pesados necesarios para transportar hasta la zona de obras el material requerido para la ejecución de los diques y explanadas, por el viario previsto para ello en el Proyecto, provocará un elevado impacto por ruidos y vibraciones, además de una alteración del tráfico y riesgos asociados a la circulación dentro del casco urbano de Puerto de la Cruz y en su acceso desde la autopista TF-5, por lo que resulta necesario que se resuelva el acceso, de tal forma que se eliminen o minimicen hasta niveles aceptables estos impactos significativos.

Por todo lo anterior, con carácter previo al inicio de las obras, el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, en el ejercicio de sus competencias, remitirá un Plan de Accesos definitivo para la ejecución de las obras, contemplando las medidas necesarias para corregir y minimizar los potenciales impactos ambientales.

La solución finalmente adoptada deberá remitirse a la C.O.T.M.A.C. para que la misma emita informe favorable previo. La documentación incluirá, en su caso, propuesta de medidas correctoras o protectoras adicionales.

3.- El acceso al ámbito de las obras se llevará a cabo por el margen oeste del Castillo de San Felipe, construyendo una plataforma temporal de forma que se garantice la no afección por vibraciones al mencionado inmueble, mediante la separación con espacio vacío entre las dos plataformas, o cualquier otro sistema válido.

La solución finalmente adoptada deberá remitirse a la C.O.T.M.A.C. para que la misma emita informe favorable previo. La documentación incluirá, en su caso, propuesta de medidas correctoras o protectoras adicionales.

4.- Dadas las características del viento en el área y la cercanía de edificaciones residenciales y turísticas, deberán establecerse medidas correctoras específicas encaminadas a minimizar ruido, vibraciones y, especialmente medidas correctoras eficientes que eviten la puesta en suspensión de polvo como consecuencia de los movimientos de tierras a llevar a cabo en las explanadas, así como por el funcionamiento de la planta de dosificación y fabricación de hormigón prevista que, preferiblemente, deberá estar confinada mientras se encuentre operativa.

Las medidas correctoras y protectoras adicionales que se propongan, con su descripción y valoración económica y ambiental, deberán ser remitidas a la C.O.T.M.A.C. con carácter previo al inicio de la ejecución del proyecto.

5.- Teniendo en cuenta que el propio Es.I.A señala que se va a producir el basculamiento de la arena de la playa, cuestión en la que coincide con el informe de la Demarcación de Costas de Tenerife, del Ministerio de Medio Ambiente, el Promotor deberá establecer puntos de análisis del flujo medio de energía en colaboración con la Dirección General de Costas, a los efectos de conocer el alcance de las posibles alteraciones que se podrían producir sobre la planta de equilibrio de la playa a medio y largo plazo. El resultado de estos estudios y sus conclusiones, una vez informado por la Dirección General de Costas, deberán remitirse al Órgano Ambiental actuante para su conocimiento e informe, si procediera.

6.- En virtud de lo establecido en el informe emitido por la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo Insular de Tenerife, con anterioridad al inicio de las obras se deberá efectuar una prospección subacuática que verifique la presencia, o no, de vestigios arqueológicos en el ámbito de afección del proyecto, así como, en su caso, su recuperación.

Copia de los resultados de la prospección realizada y del informe técnico de la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife en relación con los mismos, deberá ser enviada al Órgano Ambiental actuante.

7.- El Programa de Vigilancia Ambiental, incluido en el Es.I.A y completado en la documentación adicional, deberá modificarse en los siguientes términos:

- Deberán incluirse las actuaciones derivadas de los condicionantes de la presente Declaración de Impacto Ecológico.

- El control de la calidad del agua marina y de los fondos marinos, deberá incluir, al menos, un punto que no esté afectado por la ejecución del Proyecto, que servirá como referencia o blanco.

- Deberán caracterizarse los levantamientos topográficos a realizar sobre las playas ubicadas al Oeste de la actuación. En este sentido, el Programa de Vigilancia Ambiental deberá especificar el número de perfiles a realizar en la totalidad de la longitud de las playas afectadas, con representación gráfica de los mismos y, como mínimo, en cumplimiento de lo establecido en el Es.I.A, deberán abarcar la zona de playa sumergida hasta su encuentro con el dique semisumergido que las protege. En cada uno de estos perfiles se realizará un análisis granulométrico de, al menos, tres muestras (supralitoral, intermareal y submareal), con objeto de conocer la variación en el perfil de equilibrio, tanto en planta como en profundidad, de las playas afectadas.

- El Programa de Vigilancia Ambiental modificado que se presente en su momento deberá recoger los valores preoperacionales de todos los parámetros contemplados en el mismo, incluido el estudio cualitativo y cuantitativo del ecosistema marino y dos perfiles de las playas, uno realizado en período estival y otro en período invernal, con objeto de conocer las variaciones estacionales a las que están sometidas las playas sobre las que se va a efectuar el seguimiento.

- El seguimiento ambiental durante la fase de funcionamiento, en concreto en lo relativo al estudio del ecosistema marino y los levantamientos topográficos, deberá extenderse en el tiempo, puesto que los efectos producidos por el proyecto evaluado se observarán a medio y/o largo plazo. La finalización del seguimiento se establecerá en función de los informes resultantes.

- La Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife será la competente para realizar el seguimiento de los potenciales impactos que la ejecución del Proyecto tenga sobre el Patrimonio Histórico e informar sobre el cumplimiento y adecuación de las medidas correctoras que finalmente se adopten.

La estructura a la que deberá adaptarse el P.V.A. será la siguiente:

a) Etapa de Verificación.

b) Etapa de Seguimiento y Control.

c) Etapa de Redefinición del Programa de Vigilancia Ambiental.

d) Etapa de Situaciones Episódicas.

e) Etapa de Emisión y Remisión de Informes.

La etapa de situaciones episódicas, entre otras circunstancias, deberá contemplar la obligación del Director Técnico de las Obras, informe inmediatamente al Órgano Sustantivo y al Órgano Ambiental actuante, de la aparición de impactos imprevistos (si se diera el caso). Además, si existiera una manifiesta relación causa efecto, deberá suspender la ejecución de la actividad generadora de los impactos imprevistos, debiendo aplicar nuevas medidas correctoras de forma previa a la reanudación de la misma. Estas actuaciones se comunicarán al Órgano Sustantivo y Ambiental actuante.

Se deberá aportar un P.V.A. que refunda lo estipulado en el Es.I.A, la documentación adicional aportada y que cumpla con lo establecido en el presente condicionado a efectos de que se informe favorablemente por el Órgano Ambiental Actuante con carácter previo al inicio de la ejecución de las obras.

Conjuntamente con el refundido del P.V.A. se deberá enviar copia de los informes y/o autorizaciones emitidas por:

- El Consejo Insular de Aguas de Tenerife, en relación con la afección a las infraestructuras hidráulicas.

- El Instituto de Astrofísica de Canarias.

- La Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife, en virtud del seguimiento encomendado en la presente D.I.E.

8.- La aprobación del Proyecto de Construcción conllevará el establecimiento de una partida presupuestaria específica que recoja, de forma individualizada, el importe de la ejecución del Programa de Vigilancia Ambiental, de las medidas correctoras establecidas en la documentación aportada por el Promotor y las que resulten, en su caso, de los nuevos estudios y análisis que se desarrollen en cumplimiento de los condicionantes establecidos en la presente Declaración de Impacto Ecológico.

9.- Deberán adoptarse las medidas preventivas y correctoras propuestas en el Estudio de Impacto Ambiental y el resto de la documentación obrante en el expediente administrativo, que garanticen la viabilidad ambiental del desarrollo de esta actividad, siempre y cuando no vayan en contra de lo dispuesto en este anexo de condicionantes.

10.- Del examen de la información adicional solicitada en los condicionantes de esta Declaración de Impacto Ecológico, así como de los resultados del cumplimiento del Programa de Vigilancia Ambiental, la C.O.T.M.A.C. podrá establecer nuevos condicionantes y/o modificaciones de los previstos, en función de una mejor consecución de los objetivos ambientales de la presente Declaración de Impacto Ecológico.

Contra el presente acto, por ser de trámite, no cabe recurso alguno, pudiendo, no obstante, interponer el que considere más oportuno a su derecho si entendiese que se dan algunos de los supuestos excepcionales establecidos en el artículo 107 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.- El Secretario de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, Juan José Santana Rodríguez.

© Gobierno de Canarias