Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 186. Viernes 24 de Septiembre de 2004 - 3111

IV. ANUNCIOS - Otras Administraciones - Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Arona

3111 - EDICTO de 4 de marzo de 2004, relativo a cédula de notificación en el procedimiento nº 0000261/2000.

Descargar en formato pdf

El/la Secretario/a del Juzgado de Primera Instancia nº 3.

HACE SABER: que en los autos que luego se dirán consta el Auto cuyo encabezado y parte dispositiva tiene el tenor literal siguiente:

El Sr./a. D./Dña. Elena María Martín Martín, Juez Accidental del Juzgado de Primera Instancia nº 3 de esta capital y su Partido, ha pronunciado en nombre del Rey, la siguiente:

CÉDULA DE NOTIFICACIÓN

En el procedimiento de referencia se ha dictado la resolución del tenor literal siguiente:

AUTO

En Arona, a 6 de mayo de 2003.

HECHOS

Primero.- Con fecha 27 de marzo de 2003, por la representación de la parte actora, se aportó auto dictado por la Sección 2ª de la Audiencia Provincial por el que se archivaba definitivamente la querella que tenía paralizado este procedimiento.

Segundo.- En el mismo escrito la parte actora informaba al Juzgado haber recibido la cantidad total reclamada en este procedimiento por parte de la entidad Admobaj, S.L., entidad ésta no demandada en el procedimiento, solicitando la práctica de la tasación de costas y liquidaciones de intereses.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Único.- En la presente ejecución hipotecaria nunca pudo oírse ni requerirse al demandado por encontrarse en ignorado paradero, y ahora, por la parte actora se informa que se ha producido el pago del principal reclamado por una Entidad ajena al procedimiento, es decir un pago extraprocesal.

Este pago extraprocesal deberá determinar la terminación del procedimiento pero en ningún caso la práctica de la tasación de costas, ni liquidación de intereses pues no se ha dictado el correspondiente auto de adjudicación que condene en costas al demandado, sin perjuicio de que la parte actora pudiera reclamar estos créditos a través de un proceso declarativo.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación al caso

ACUERDO:

Alzar la suspensión del procedimiento decretada por providencia de 26 de febrero de 2002.

Decretar no haber lugar a la práctica de la tasación de costas y liquidación de intereses solicitada por las razones expuestas en el fundamento jurídico único de la presente resolución, y finalmente, decretar el archivo del proceso, sin más trámite, debiendo darse de baja el mismo en el correspondiente Libro de asuntos civiles, firme que sea la presente resolución.

Llévese el original de esta resolución al legajo de sentencias y autos definitivos de este Juzgado.

Contra esta resolución cabe preparar recurso de apelación, ante este Juzgado, para ante la Ilma. Audiencia Provincial, en el plazo de cinco días contados desde el siguiente a su notificación.

Así lo acuerda, manda y firma Dña. Elena María Martín Martín, Juez Accidental de Primera Instancia e Instrucción nº 3 de Arona. Doy fe.

Y como consecuencia del ignorado paradero de D./Dña. Carl Cowley, se extiende la presente para que sirva de cédula de notificación.- En Arona, a 4 de diciembre de 2003.- El/la Secretario.

Y expido el presente para que sirva de notificación a la parte demandada cuyo último domicilio se desconoce.

Dado en Arona, a 4 de marzo de 2004.- El/la Secretario/a.

© Gobierno de Canarias