Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 109. Martes 10 de Junio de 2003 - 2315

IV. ANUNCIOS - Administración Local - Cabildo Insular de Tenerife

2315 - ANUNCIO de 21 de mayo de 2003, por el que se hace pública la Resolución de 13 de mayo de 2003, que incoa expediente de declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Sitio Histórico, a favor de La Casa Amarilla, en el término municipal de Puerto de la Cruz.

Descargar en formato pdf

Con fecha 13 de mayo de 2003, la Sra. Consejera Insular del Área de Cultura, Educación, Empleo y Juventud de este Excmo. Cabildo Insular dictó, entre otras, la siguiente Resolución:

"Visto el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Sitio Histórico, a favor de La Casa Amarilla, sita en el término municipal de Puerto de la Cruz, y

Resultando que el Gobierno de Canarias dispuso, mediante Decreto 21/1999, de 4 de febrero, publicado en el Boletín Oficial de Canarias nº 19, de 12 de febrero de 1999, la declaración de Monumento a favor de dicho inmueble, cuya descripción, delimitación y ubicación venía definida en los anexos I y II que acompañaban a dicho Decreto.

Resultando que con fecha 3 de junio de 2002, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, dicta sentencia en el recurso nº 273/99, interpuesto por la entidad mercantil Canary Property Promotions, S.A. contra la declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, a favor de la Casa Amarilla, sita en el término municipal de Puerto de la Cruz, y en virtud de dicha sentencia, se declara la nulidad del acto de declaración como Bien de Interés Cultural a favor del inmueble de referencia, basándose en que la categoría de Monumento no era la procedente, estimándose como más apropiada la de Sitio Histórico, a tenor de un informe en este sentido, elaborado por la Dirección General de Patrimonio Histórico del Gobierno de Canarias e incorporado al expediente, desestimándose la solicitud de caducidad realizada por el recurrente en el recurso ya mencionado.

Resultando que con fecha 25 de marzo de 2003, la Sección Técnica de la Unidad de Patrimonio Histórico, presenta informe solicitando la incoación de expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Sitio Histórico, a favor de la Casa Amarilla, sita en el término municipal de Puerto de la Cruz y proponiendo una delimitación para el inmueble de referencia.

Resultando que con fecha 25 de marzo de 2003, la Comisión Insular de Patrimonio Histórico-Artístico, en sesión ordinaria, informa favorablemente la incoación de expediente de Bien de Interés Cultural a favor de la Casa Amarilla, en el término municipal de Puerto de la Cruz, con la categoría de Sitio Histórico y con la delimitación vertida en el informe presentado por la Sección Técnica de la Unidad de Patrimonio Histórico.

Considerando que según el artº. 2 de la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias, el patrimonio histórico de Canarias está constituido por los bienes muebles e inmuebles que tengan interés histórico, arquitectónico, artístico, arqueológico, etnográfico, paleontológico, científico o técnico.

Considerando que según el artº. 18.1.d) de la citada Ley, los bienes inmuebles declarados de interés cultural lo serán con arreglo a alguna de las categorías que figuran en dicho artículo, siendo una de ellas la de Sitio Histórico, que es el lugar o paraje natural vinculado a acontecimientos o recuerdos del pasado de destacado valor histórico, etnológico, paleontológico o antropológico.

Considerando que según el artº. 21.1 de la indicada Ley, en todo caso, la tramitación incluirá la audiencia a los interesados y se someterá a información pública, recabándose asimismo el dictamen de al menos dos de las instituciones previstas en el artº. 14.

Considerando que la Disposición Adicional Primera h), de la Ley 14/1990, de 26 de julio, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas de Canarias, dispone que queda transferida a los Cabildos Insulares, en el ámbito de su respectiva isla, la competencia administrativa de conservación y administración del patrimonio histórico-artístico insular.

Considerando que según el artículo 8.3.d) de la Ley 4/1999, de 15 de marzo, del Patrimonio Histórico de Canarias, corresponde a los Cabildos Insulares la competencia de incoar y tramitar los expedientes de declaración de bienes de interés cultural, elevándolos al Gobierno de Canarias para su aprobación, así como las modificaciones de dichos expedientes.

Considerando que esta Consejería Insular ostenta las competencias en materia de Patrimonio Histórico en virtud de la atribución conferida mediante acuerdo plenario de fecha 20 de julio de 1999.

Es por lo que,

R E S U E L V O:

Primero.- Incoar expediente de declaración de Bien de Interés Cultural, con categoría de Sitio Histórico, a favor de La Casa Amarilla, sita en el término municipal de Puerto de la Cruz, de acuerdo con la delimitación gráfica y escrita, justificación de la delimitación y descripción que figuran en los anexos I y II que acompañan a la presente Resolución.

Segundo.- Continuar la tramitación del expediente, de acuerdo con las normas en vigor.

Tercero.- Significar al Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, los efectos que conlleva la declaración de Bien de Interés Cultural a favor de Sitio Histórico, de conformidad con lo establecido en el artº. 20.1.2 y 3 de la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias.

Cuarto.- Ordenar la notificación de esta Resolución a la Dirección General de Patrimonio Histórico del Gobierno de Canarias, a fin de promover su anotación preventiva en el Registro General de Bienes de Interés Cultural y al Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, a los efectos oportunos.

Quinto.- Publicar la presente Resolución en el Boletín Oficial de Canarias y abrir un período de información pública, a fin de que cuantos tengan interés puedan aducir lo que estimen procedente durante un plazo de veinte (20) días, contados a partir del siguiente al de publicación de la presente Resolución en el citado Boletín, a cuyo fin el expediente podrá ser examinado en la Unidad de Patrimonio Histórico, calle Candelaria, 23, 3ª planta, Santa Cruz de Tenerife, de lunes a viernes de 9,00 a 13,00 horas."

Santa Cruz de Tenerife, a 21 de mayo de 2003.- El Secretario, José Antonio Duque Díaz.- Vº.Bº.: la Consejera Insular del Área de Cultura, Educación, Empleo y Juventud, Dulce Xerach Pérez López.

A N E X O I

BIEN DE INTERÉS CULTURAL.

CATEGORÍA: sitio histórico.

A FAVOR DE: La Casa Amarilla.

TÉRMINO MUNICIPAL: Puerto de la Cruz.

DELIMITACIÓN.

La Casa Amarilla se localiza en la denominada Finca de La Costa, en la Costa de Yeoward, a la que se accede por la Carretera General del este (TF-131) en el término municipal del Puerto de la Cruz y su importancia histórica radica en haber acogido un centro de experimentación con primates promovido por el neurofisiólogo alemán Max Rothmann y por la Real Academia Prusiana de las Ciencias en 1910. La labor más destacada del centro correspondió a Wolfgang Kšhler, que lo dirigió durante cinco años, trasladándose entonces a El Ciprés. El emplazamiento corresponde a una antigua finca de explotación platanera, a la que se accedía por el camino tradicional de Los Orovales hasta la apertura de la nueva carretera.

La delimitación propuesta se corresponde con un polígono irregular definido por los siguientes vértices:

El vértice 1 coincide con las coordenadas U.T.M. (350.187; 3.144.116), como vértice oriental del polígono del que parten una línea recta imaginaria en dirección SO hasta contactar con el vértice 2, con coordenadas U.T.M. (350.182; 3.144.091), y situado en la margen meridional de un camino que parte del desvío de la carretera TF-131. Prosigue en línea recta y dirección OSO hasta un punto situado en el mismo camino, con coordenadas U.T.M. (350.174; 3.144.085). La línea imaginaria discurre hacia el oeste por la margen del camino hasta el vértice 4, con coordenadas U.T.M. (350.153; 3.144.078). Desde aquí quiebra hacia el sur hasta contactar con el vértice 5, con coordenadas U.T.M. (350.153; 3.144.067), y de nuevo hacia el SE hasta conectar con el vértice 6, con coordenadas U.T.M. (350.157; 3.144.058).

Desde este punto avanza hacia el oeste, cruzando el Camino Orovales, hasta contactar con el vértice 7, con coordenadas U.T.M. (350.132; 3.144.056) y avanza hacia el vértice 8, con coordenadas U.T.M. (350.128; 3.144.053). Desde este punto se dirige hacia el NO hasta conectar con el vértice 9, con coordenadas U.T.M. (350.130; 3.144.066), torciendo hacia el este hasta contactar con el vértice 10, con coordenadas U.T.M. (350.130; 3.144.069) y desde aquí, de nuevo hacia el NO hasta conectar con el vértice 11, con coordenadas U.T.M. (350.117; 3.144.093), desde donde avanza hasta el punto origen.

JUSTIFICACIÓN DE LA DELIMITACIÓN.

La propuesta de incoación de expediente de B.I.C. se justifica por tratarse del inmueble que acogió un centro de experimentación con primates promovido por el neurofisiólogo alemán Max Rothmann y por la Real Academia Prusiana de las Ciencias en 1910. Su primer responsable -Eugen Teuber- alquiló en 1913 una finca conocida como El Sitio, donde se localizaba la Casa Amarilla, para instalar las jaulas y el centro. A principios de 1914 llegó el nuevo director -Wolfgang Kšhler- que lo dirigió durante cinco años, trasladándose entonces a El Ciprés. La trascendencia del recinto se deriva de su utilización como centro experimental y cuyos estudios fueron esenciales para la gestación de la psicología de la Gestalt, desarrollada posteriormente en Berlín y Estados Unidos.

La delimitación del entorno de protección propuesto se justifica por la necesidad de controlar la relación del inmueble con su ámbito espacial más inmediato, y por la necesidad de atender los requisitos básicos de su preservación más allá de la mera protección física del bien, lo cual implica la consideración de aspectos como su significación e integración en el paisaje y su visualización. La delimitación también satisface los preceptos enunciados en el artº. 26.2 de la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias, que establece que ésta se realiza "a fin de prevenir, evitar o reducir un impacto negativo de obras, actividades o usos que repercutan en el bien a proteger, en su contemplación, estudio o apreciación del mismo".

DESCRIPCIÓN.

Se trata de una antigua vivienda rural de dos plantas y una cubierta de tejas a cuatro aguas, organizada en dos crujías. Los vanos se distribuían de manera irregular en las fachadas, presentando los rasgos propios de la arquitectura tradicional de las islas. La denominación obedece al color de los paramentos, que aún se conserva parcialmente. No obstante en la actualidad, la edificación se halla muy transformada por las obras y la presión urbanística que recibe, constituyendo uno de los justificantes para su protección.

El centro de experimentación se situaría, según todas las fuentes, al este de la casa, existiendo una descripción por parte de los científicos Max Rothmann y Eugen Teuber:

"Una pequeña casa con su jardín es suficiente para el director de la estación y su familia. Justo al lado hay un patio de juego de alrededor de medio acre cubierto por una malla metálica que se despliega en todas direcciones desde un mástil de cinco metros (...) de altura. Así los animales disfrutan de una completa sensación de libertad pese a estar encerrados. En el medio del patio de recreo se ha instalado un aparato gimnástico; el árbol y los dos plantones de plátanos han sido inmediatamente devastados por los chimpancés. A un lado del recinto, que está situado en medio de una platanera, se erigió la casa de los monos con cuatro dormitorios, siendo cada uno de ellos adecuado para albergar varios animales".

El lugar donde los monos campaban libremente era un terrizo de un cuarto de acre -aproximadamente- cubierto por una red sujeta a un mástil. Había algunas matas y arbustos, así como dos plantones de plátanos y un árbol, árbol este que cobraría fama al ser utilizado por Kšhler en su primer experimento crucial: el "Experimento de la cesta de frutas".

Un laboratorio anejo a la casa de los primates incluía facilidades para filmar, fotografiar y un fonógrafo. Estos dispositivos fueron utilizados por Teuber y Kšhler en sus experimentos, filmando y fotografiando el Ôinteligente comportamientoÕ de los chimpancés: el uso de instrumentos, apilamiento de cajas, el uso de las puertas para alcanzar objetivos, etc. Esta ubicación fue confirmada por Ronald Ley (A Whisper of Espionage. Wolfang Khóler and the Apes of Teneriffe), que contó con la inestimable ayuda de Manuel González García, o Manuel "de los Machangos", quien estuviera al cuidado de los animales.

Glaser coincide con esta localización: "La mayoría de los experimentos descritos (por Kšhler) se realizaron en 1914 en el Ôpatio de recreoÕ inmediato a la casa por el noreste". Juan Carlos Gómez, traductor y autor del proemio de Intelligenzprüfugen an Menschenaffen (The Mentality of Apes) en su versión española, también recoge la descripción de las instalaciones:

(...) Estaban divididas en dos zonas; una, interior, con cubículos destinados al alojamiento de los animales, y otra, exterior, que era una especie de amplio patio de tierra, cercado mediante una alambrada por la zona donde no había edificios y cubierto por una especie de carpa de malla de alambre que colgaba desde un mástil de cinco metros de altura y cerraba perfectamente el recinto. Esta es la zona que Kšhler llama en sus escritos "el patio de juego". Estaba destinado a albergar a los animales durante la mayor parte del tiempo. Además del mástil, los chimpancés contaban con una especie de aparato gimnástico, algunos árboles y toda una serie de plantas, hierbas y objetos diversos, como piedras y tarugos.

Es evidente que la trascendencia de este recinto se deriva de su utilización como centro experimental. Se trataba, en rigor, de la parte más importante de la Estación de Antropoides, concebida por Rothmann como un espacio compartido donde los animales debían desarrollarse libremente. "Desde la perspectiva actual, el planteamiento de Rothmann resulta extraordinariamente lúcido. La importancia otorgada a la sociabilidad del chimpancé, a la necesidad de un amplio espacio de terreno donde estos pudieran interactuar libremente y a la observación de su comportamiento espontáneo, se echa a faltar en muchas instituciones actuales que albergan chimpancés con fines científicos o educativos".

Ver anexos - página 9554

© Gobierno de Canarias