Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 007. Lunes 15 de Enero de 2001 - 44

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Presidencia

44 - DECRETO 219/2000, de 4 de diciembre, por el que se crea la Orden al Mérito a la seguridad pública de Canarias y sus condecoraciones.

Descargar en formato pdf

Exposición de motivos

El Reglamento Orgánico de la Consejería de Presidencia del Gobierno de Canarias, aprobado en el Decreto 278/1999, de 7 de octubre, asigna con carácter general a la Dirección General de Seguridad y Emergencias, el desarrollo e implantación de las líneas y estrategias de actuación del Plan de Seguridad Canario.

Además, en materia de seguridad, el mencionado Reglamento atribuye a la Dirección General de Seguridad y Emergencias la potestad para ejercer las competencias administrativas correspondientes a la Comunidad Autónoma para la planificación, acreditación, ejecución y coordinación de las tareas y acciones necesarias al objeto de lograr un sistema global eficiente para la protección de las personas, los bienes y los derechos.

La seguridad es un bien que se consigue gracias a la interconexión entre diferentes agentes que participan en su mantenimiento y conservación, entre ellos, efectivos policiales, agentes de seguridad, personal de vigilancia y extinción de incendios, etc.

Además, ante una situación de emergencia la colaboración llega a ser mucho más amplia, participando los agentes mencionados, además de voluntariado, personal sanitario, e inclusive personas ajenas que en un momento determinado ponen en riesgo su vida por ayudar a los demás.

Cabe destacar al personal que dedica sus esfuerzos a la atención de las emergencias y a los Cuerpos de policía, que como servicio público, constituyen una de las instituciones básicas para que la vida pública de la región se desarrolle en el marco de paz, orden y libertad que son patrimonio de una sociedad democrática y moderna, al tener encomendada la honrosa misión que les confiere la Constitución, de proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad pública.

El Gobierno de Canarias, a través de la Consejería con competencias en la materia, quiere establecer un reconocimiento de los méritos, acciones y servicios excepcionales realizados por personas y organizaciones por el mantenimiento de la seguridad y las ejemplares actuaciones en situaciones de emergencia. Reconocimiento que no sólo sirve para manifestar la gratitud y solidaridad de los ciudadanos, sino para estimular y fomentar las cualidades profesionales de aquellos que con frecuencia arriesgan su integridad física al servicio de la sociedad.

En su virtud, a propuesta del Consejero de Presidencia, previa deliberación del Gobierno, en sesión celebrada el día 4 de diciembre de 2000,

D I S P O N G O:

Artículo 1.- Creación de la Orden al Mérito a la seguridad pública de Canarias.

Se crea la Orden al Mérito a la seguridad pública de Canarias, como medio honorífico de reconocimiento a personas y organizaciones que destaquen por una labor singularizada y extraordinaria en este ámbito. El concepto seguridad pública abarca, a efectos de la presente norma, los términos de seguridad y emergencias.

Artículo 2.- Ingreso y otorgamiento.

Las distintas personas y organizaciones merecedoras podrán ingresar en la Orden, y para ello, ser recompensados con la Medalla al Mérito a la seguridad pública, con efectos honoríficos, siempre que se distingan por su decisiva y meritoria actuación o colaboración en situaciones de emergencias, así como, en beneficio de la seguridad pública.

Artículo 3.- Clases de medallas.

La Medalla al Mérito a la seguridad pública de Canarias se clasifica en dos tipos de distintivo, de mayor a menor graduación, en función del mérito y reconocimiento, que son los siguientes:

a) Medalla al Mérito a la seguridad pública de Canarias con distintivo de color oro.

b) Medalla al Mérito a la seguridad pública de Canarias con distintivo de color plata.

Artículo 4.- Procedimiento de concesión.

La Medalla al Mérito a la seguridad pública de Canarias, en cualquiera de sus categorías, se concederá por Orden del Consejero del Gobierno de Canarias con competencias en materia de seguridad y emergencias, y a propuesta del centro directivo titular de estas competencias, tanto a personas físicas como a colectivos que destaquen en la labor y actividad profesional, en su trabajo humanitario, entrega y espíritu de servicio hacia el ciudadano.

La iniciativa podrá corresponder a la propia Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, a una Corporación Municipal, Cabildos o a iniciativa social, los cuales remitirán su solicitud, junto con la documentación justificativa pertinente al centro directivo competente. Este centro directivo tramitará el expediente para su concesión, la cual se acreditará suficientemente. Asimismo, ante la propuesta de condecoración a una persona u organización, dentro de su ámbito profesional, se requerirá previo informe de la institución a la que esté adscrita.

Los expedientes, dependiendo del área de seguridad y de emergencias, se llevarán respectivamente, bien a la Comisión de Coordinación de Policías Locales de Canarias, o a la Comisión de Protección Civil y Atención de Emergencias para su conocimiento.

El órgano competente en materia de seguridad llevará un libro de registro, donde se inscribirán los nombres de los titulares que se incorporen a la Orden al Mérito a la seguridad pública de Canarias.

Esta condecoración, en cualquiera de sus categorías, se concederá con independencia de los premios de constancia u otras condecoraciones que puedan otorgar otras instituciones.

Artículo 5.- Medalla al Mérito a la seguridad pública de Canarias con distintivo de color oro.

La Medalla al Mérito a la seguridad pública de Canarias con distintivo de color oro, como grado máximo de galardón, podrá ser concedida a título individual, para recompensar las siguientes actuaciones:

a) Como consecuencia de tener una actuación ejemplar y extraordinaria o que represente un gran riesgo, o remarcable para el cumplimiento de servicios de reconocida importancia, de la cual derive prestigio para las organizaciones prestatarias de los servicios.

b) Como consecuencia de un acto de servicio con resultado de lesiones permanentes no invalidantes o heridas graves que deriven en una incapacidad absoluta, siempre que no se haya producido por negligencia, impericia o accidente y no afecte al prestigio de la organización.

c) Como consecuencia de un acto de servicio con resultado de muerte, con las condiciones fijadas en el apartado anterior.

Artículo 6.- Medalla al Mérito a la seguridad pública de Canarias con distintivo de color plata.

La Medalla al Mérito a la seguridad pública de Canarias con distintivo de color plata, como grado menor de galardón, podrá concederse a título individual o colectivo, en los casos siguientes:

a) Al realizar actuaciones ejemplares, extraordinarias y abnegadas de reconocido valor que acrediten un mérito de la persona o para la organización prestataria.

b) Como consecuencia de un acto de servicio con resultado de mutilaciones o heridas graves de las cuales no se derive incapacidad total y en las mismas condiciones que en el artículo 5.b).

c) Por una destacada trayectoria profesional, con dedicación a sectores o personas desfavorecidas, al tratarse de colectivos de especial protección para las entidades prestatarias de servicios, o por trabajos científicos que comporten prestigio para las distintas organizaciones.

Artículo 7.- Imposición.

El acto de imposición de la Medalla, en sus distintas categorías, y de la entrega de títulos acreditativos, revestirá la mayor solemnidad posible, a fin de resaltar los méritos y cualidades que hayan motivado la condecoración, dándose lectura de la Orden de Concesión de la Medalla, eligiendo para la entrega un día de ceremonia señalada.

Asimismo se anotará en el expediente personal, en su caso, y se registrará en la Orden al Mérito a la seguridad pública de Canarias, así como su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Artículo 8.- Uso de las Medallas.

Los titulares de la Medalla al Mérito a la seguridad pública de Canarias realizarán el siguiente uso de la misma:

a) Uso de la misma sobre el uniforme, y en su caso, en el traje que la solemnidad del acto requiere, gala o gran gala.

b) Al uso del pasador de la Medalla sobre el uniforme de diario, en su caso.

c) Al uso de la Medalla de solapa (miniatura de solapa), únicamente, cuando se vista de traje convencional.

La entrega de medallas a colectivos no conllevará el uso individual de las mismas.

DISPOSICIÓN ADICIONAL

Única.- Mediante Orden del Consejero competente en materia de seguridad se creará el fichero correspondiente al tratamiento de datos personales, conforme a la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, reguladora de la protección de datos de carácter personal.

DISPOSICIONES FINALES

Primera.- El diseño, características y dimensiones de las Medallas de la Orden al Mérito a la seguridad pública de Canarias, así como el desarrollo de este Decreto serán determinados por Orden de la Consejería con competencias en materia de seguridad.

Segunda.- El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Dado en Las Palmas de Gran Canaria, a 4 de diciembre de 2000.

EL PRESIDENTE

DEL GOBIERNO,

Román Rodríguez Rodríguez.

EL CONSEJERO

DE PRESIDENCIA,

Julio Bonis Álvarez.

© Gobierno de Canarias