Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 158. Lunes 4 de Diciembre de 2000 - 1676

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación

1676 - DECRETO 214/2000, de 20 de noviembre, por el que se regulan los documentos que acompañan el transporte de productos vitivinícolas y los registros que se deben llevar en el sector vitivinícola.

Descargar en formato pdf

El Reglamento (CEE) 2238/93 de la Comisión, de 26 de julio de 1993 (DOCE 10.8.93), relativo a los documentos que acompañan el transporte de productos vitivinícolas y a los registros que se deben llevar en el sector vitivinícola, establece las disposiciones de aplicación del artículo 70 del Reglamento (CE) 1493/99, del Consejo, de 17 de mayo, en materia de documentos de acompañamiento de los productos del sector vitivinícola, así como las normas para que las personas que tengan en su poder productos vitivinícolas en el ejercicio de su profesión lleven registros de entrada y salida.

En virtud de lo establecido en el Real Decreto 323/1994, de 28 de febrero, sobre los documentos que acompañan el transporte de productos vitivinícolas y los registros que se deben llevar en el sector vitivinícola, la autoridad competente para la aplicación del Reglamento (CEE) 2238/93 para los intercambios intracomunitarios, son las respectivas Comunidades Autónomas, reservándose la Administración del Estado las competencias para los intercambios con países terceros.

En el ámbito de la mencionada competencia interesa a la Comunidad Autónoma el establecimiento de una disposición que regule los documentos que han de acompañar el transporte de productos vitivinícolas y los registros que se deben llevar en el sector vitivinícola.

En su virtud, a propuesta del Consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación y previa deliberación del Gobierno en su reunión del día 20 de noviembre de 2000,

D I S P O N G O:

CAPÍTULO I

OBJETO DEL DECRETO

Artículo 1.- El objeto es regular los documentos de acompañamiento del transporte intracomunitario de productos vitivinícolas y registros de entradas y salidas de éstos.

CAPÍTULO II

DOCUMENTOS DE ACOMPAÑAMIENTO

DE LOS PRODUCTOS VITIVINÍCOLAS

Artículo 2.- 1. El transporte intracomunitario de productos vitivinícolas deberá ir amparado por alguno de los documentos de acompañamiento previstos en el artículo 3 del Reglamento (CEE) 2238/93.

2. No se requerirá documento alguno de acompañamiento para el transporte de los productos vitivinícolas en los supuestos recogidos en el artículo 4 del citado Reglamento. En el supuesto del apartado 1, párrafos a) y b), del citado artículo, y debido a la peculiar orografía y distancias entre viñedos, la distancia total a recorrer se fija en 70 kilómetros, por carretera.

Artículo 3.- 1. Los productos no sujetos a los trámites de circulación establecidos por la Directiva 92/12/CEE del Consejo, de 25 de febrero, relativa al régimen general, tenencia, circulación y controles de los productos objeto de impuestos especiales, circularán amparados por un documento de acompañamiento que se ajustará al modelo normalizado que figura en el anexo I del presente Decreto, cumplimentado con arreglo al anexo II del Reglamento (CEE) 2238/93.

2. El documento de acompañamiento, al que se refiere el apartado 1 de este artículo, estará compuesto por cuatro hojas (1 original y 3 copias) de las cuales:

- La hoja número 1 (original), destinada a acompañar la mercancía, para el destinatario.

- La hoja número 2, destinada al expedidor.

- La hoja número 3, destinada al Consejo Regulador, en su caso.

- La hoja número 4, destinada a la Dirección General competente en materia de política agroalimentaria.

Dicho documento se cumplimentará bajo la responsabilidad de quien realice o mande realizar el transporte del producto vitivinícola, siempre que tenga su domicilio o sede en el territorio de la Comunidad Autónoma y siempre que el transporte se inicie en la misma.

3. En el caso de que el transporte se inicie y termine en el territorio de la Comunidad Autónoma de Canarias no será necesaria la subdivisión en casillas ni que éstas se numeren.

Artículo 4.- Los documentos de acompañamiento que amparen productos vitivinícolas transportados en recipientes de un volumen nominal superior a 60 litros, serán facilitados por la Consejería competente en materia de agricultura. Llevarán impreso el número de referencia y deberán ser validados.

A los efectos previstos en el apartado anterior, se considerará validado todo documento de acompañamiento debidamente cumplimentado por el expedidor, de acuerdo con las instrucciones recogidas en el anexo II del Reglamento (CEE) 2238/93, con las correspondientes certificaciones de origen o procedencia, si es el caso, y que haya sido visado por la autoridad competente o con el sello del expedidor autorizado.

Artículo 5.- 1. De acuerdo con lo previsto en el artículo anterior, aquellos expedidores que deseen visar ellos mismos el documento de acompañamiento deberán solicitar a la Consejería competente en materia de agricultura la autorización pertinente. A tal fin acompañarán la documentación que acredite el cumplimiento de lo establecido en los apartados 2, 3 y 4 del artículo 7 del Reglamento (CEE) 2238/93. Transcurridos tres meses sin que se hubiese resuelto la mencionada solicitud, se entenderá estimada la misma.

2. La autorización únicamente se podrá conceder por el órgano competente en materia de política agroalimentaria, después de comprobar que los registros se llevan de acuerdo con lo establecido en el Reglamento (CEE) 2238/93 y en el presente Decreto.

3. El órgano competente en materia de política agroalimentaria podrá retirar la autorización concedida al expedidor en caso de incumplimiento de las disposiciones vigentes en materia de circulación y registros de productos vitivinícolas, de acuerdo con lo que establece el artículo 5.1 del Reglamento (CEE) 2238/93.

4. Los expedidores autorizados utilizarán un sello que deberá ajustarse al modelo normalizado que figura en el anexo II del presente Decreto.

5. Los expedidores que visen sus propios documentos de acompañamiento deberán remitir a la Dirección General competente en materia de política agroalimentaria, antes del día diez del mes siguiente, la copia correspondiente a cada una de las expediciones realizadas en el mes anterior.

Artículo 6.- 1. El transporte de vinos de calidad producidos en una región determinada (en adelante v.c.p.r.d.) y de vinos con derecho a indicación de procedencia, salvo los productos exceptuados de llevar documento de acompañamiento, deberá ir amparado por un documento de acompañamiento en el que conste obligatoriamente la certificación de origen o procedencia, respectivamente.

2. Corresponde a los Consejos Reguladores la certificación de la denominación de origen en los documentos de acompañamiento que amparen los v.c.p.r.d., y a la Consejería competente en materia de agricultura la certificación de indicación de procedencia para los vinos de mesa con derecho a dicha indicación.

3. Para el transporte de v.c.p.r.d. contenidos en recipientes de volumen nominal inferior a 5 litros, con alguno de los dispositivos de cierre enumerados en el anexo I del Reglamento (CEE) 2238/93, el documento de garantía y control adherido a los envases, ya sea contraetiqueta, precinto, cápsula o cualquier otro sistema que permita un control por parte del Consejo Regulador, tendrá la consideración de certificado de Denominación de Origen.

CAPÍTULO III

REGISTROS

Artículo 7.- 1. Los titulares de industrias agrarias dedicadas a las actividades de elaboración, almacenamiento o embotellado de productos vitivinícolas deben llevar una contabilidad específica de estos productos, en las condiciones que establece el Título II del Reglamento (CEE) 2238/93, relativo a los registros.

2. No estarán obligados a llevar registros:

- los minoristas,

- los vendedores de bebidas para consumo exclusivamente in situ,

- quienes posean o comercialicen productos vitivinícolas exclusivamente en las condiciones de presentación previstas en el párrafo a) del apartado 2 del artículo 4 del Reglamento (CEE) 2238/93, siempre y cuando sea posible controlar, en cualquier momento, las entradas, salidas y existencias basándose en otros justificantes, especialmente en los documentos comerciales utilizados en la contabilidad financiera.

3. No será necesario la inscripción del vinagre.

Artículo 8.- 1. La contabilidad material de los productos vitivinícolas sujetos a registro estará constituida por los libros que se citan a continuación:

Libro Registro de entradas y salidas para v.c.p.r.d.

Libro Registro de entradas y salidas para vino de mesa y vinos de mesa con derecho a mención geográfica.

Libro Registro de elaboración de vinos espumosos.

Libro Registro de elaboración de vinos de licor.

Libro Registro de elaboración de vinos de aguja, vinos de aguja gasificados y vinos espumosos gasificados.

Libro Registro de elaboración de otros productos vitivinícolas.

Libro Registro de prácticas enológicas.

Libro Registro de entradas y salidas de productos para uso enológico.

Libro Registro de embotellado.

Las manipulaciones enológicas sometidas a registro serán las contempladas en el artículo 14 del Reglamento (CEE) 2238/93.

2. Los registros llevados por comerciantes que no efectúen alguna de las manipulaciones mencionadas en el apartado 1 del artículo 14 del Reglamento (CEE) 2238/93 ni práctica enológica alguna, podrán estar constituidos por el conjunto de los documentos de acompañamiento.

3. Los registros llevados por los productores que vinifiquen exclusivamente su propia uva podrán estar constituidos por anotaciones en el reverso de las declaraciones de cosecha, de producción o de existencias previstas en el Reglamento (CEE) 3929/87, siempre que la producción no supere los 20 hectolitros.

Artículo 9.- 1. Los registros estarán formados por hojas fijas, numeradas consecutivamente, con las especificaciones procedentes tanto para entradas como para salidas, y se llevarán por la empresa en el sitio mismo donde se encuentren los productos.

2. Los Libros a que hace referencia el artículo 8.1, y cuyos modelos se recogen en los anexos III a XI de este Decreto, se podrán solicitar a la Consejería competente en materia de agricultura, siendo diligenciados por los jefes de servicios o secciones competentes, en el momento de su entrega.

3. El órgano competente en materia de política agroalimentaria autorizará, previa solicitud, que los registros estén constituidos por un sistema informático, siempre que quede garantizada la fiabilidad de las indicaciones que deben figurar en el registro. Esta autorización será revocada cuando se compruebe que el sistema no se ajusta a las exigencias de la normativa o cuando por cualquier circunstancia los órganos de control no puedan verificar los datos objeto de inscripción.

Artículo 10.- 1. Los obligados a llevar registros anotarán las entradas y salidas de cada lote de los productos objeto de registro efectuadas en sus instalaciones, así como las manipulaciones efectuadas mencionadas en el apartado 1 del artículo 14 del Reglamento (CEE) 2238/93. Además deberán presentar por cada anotación el documento que haya acompañado el transporte correspondiente o cualquier otro justificante, especialmente un documento comercial.

2. Tanto los registros como la documentación relativa a las operaciones que figuran en los mismos deberán conservarse por su responsable durante los cinco años posteriores a su cierre y estar a disposición de los organismos de control.

Artículo 11.- 1. Las anotaciones en los registros se corresponderán rigurosamente con las que figuren en los documentos de acompañamiento, debiendo anotarse cada asiento de forma individual, llevándose cuentas distintas para cada una de las categorías recogidas en el punto 3 del artículo 12 del Reglamento (CEE) 2238/93.

2. La primera operación contable que debe figurar en los registros es la inscripción individualizada de las partidas o lotes en existencia de cada producto de la misma categoría, designación y características. Si en el etiquetado de los productos se incluyese la variedad de uva, el año de cosecha o la procedencia geográfica, constarán dichos datos en el apartado de "Observaciones" de todos los asientos de los libros-registros que se refieran a las partidas que intervinieron en su elaboración.

3. Las anotaciones en los registros para las prácticas enológicas, embotellado, elaboración de vinos espumosos, espumosos gasificados, vinos de aguja, de aguja gasificados, vinos de licor y elaboración de otros productos vitivinícolas, podrán efectuarse hasta el día hábil siguiente a la finalización de la misma; y los relativos al enriquecimiento, el mismo día.

Los productos de uso enológico podrán anotarse por lo que respecta a las entradas y salidas hasta el día hábil siguiente al de la recepción o envío y, por lo que respecta a las utilizaciones, el mismo día.

El resto de productos podrá anotarse por lo que respecta a las entradas hasta el día hábil siguiente a la recepción y por lo que respecta a las salidas hasta el tercer día hábil siguiente al del envío.

4. No obstante, cuando se lleve un registro de mercancías informatizado, los plazos señalados para las anotaciones que se deben efectuar en el libro registro de embotellado para la salida de producto, se ampliarán a treinta días, siempre y cuando sea posible controlar, en cualquier momento, las salidas basándose en otros justificantes, especialmente en los documentos comerciales utilizados en la contabilidad financiera.

5. Las salidas de productos, que por su cantidad, destino u otra causa no requieran documento de acompañamiento, se anotarán diariamente indicando el motivo de la exención. Igual procedimiento se seguirá en el caso de volúmenes retirados para el consumo privado o para venta directa a los consumidores en cantidades que no requieran documento de acompañamiento.

6. Aquellas partidas de v.c.p.r.d. que hubiesen sido objeto de descalificación se harán constar en el apartado "Observaciones" con indicación del certificado de descalificación emitido por el correspondiente Consejo Regulador y se contabilizarán como entradas en el libro registro de entradas y salidas de vino de mesa y vino de mesa con derecho a mención geográfica. Dicha certificación se conservará por idéntico tiempo que los libros-registro.

Artículo 12.- 1. Se considerarán pérdidas naturales en el almacenamiento y manipulación, como máximo, el 4% en volumen de las entradas de la campaña. El volumen de mengua será objeto de una inscripción de salida anual que se hará antes del cierre de los registros.

2. La pérdida, total o parcial, de un producto vitivinícola durante su transporte o manipulación se comunicará por escrito en el plazo de las 48 horas siguientes al órgano competente en materia de política agroalimentaria, bajo cuya supervisión se procederá a regularizar la incidencia. Análogamente, se procederá en el caso de recepción de productos amparados por documentos de acompañamiento incompletos o cuyos datos no respondan a la mercancía recibida o que, en general, no se ajusten a las disposiciones vigentes en la materia.

Artículo 13.- 1. El balance anual o cierre de las cuentas de entradas y salidas de los libros-registros se hará el día 31 de julio de cada año.

2. Como primera anotación de la siguiente campaña, se hará constar como entrada, el día 1 de agosto, y en cada una de las cuentas de registros, el inventario de las existencias reales de cada producto de la misma categoría, denominación y características. Si el balance anual pusiera de manifiesto diferencias entre las existencias teóricas y reales, se hará constar en los registros cerrados y se procederá a regularizar la situación.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA

Única.- Los sujetos obligados a la cumplimentación de los registros a que hace referencia el presente Decreto podrán continuar haciéndolo en los libros autorizados de que dispongan, o facultativamente, pueden optar por proveerse de los libros-registro nuevos, realizando correctamente el tracto contable cierre-apertura mediante las diligencias oportunas. En todo caso, se fija el término de 1 de mayo del año 2001 para realizar el cambio de libros.

DISPOSICIONES FINALES

Primera.- Se faculta al Consejero competente en materia de agricultura, para que dicte las normas complementarias que, en aplicación de la presente disposición, se consideren necesarias.

Segunda.- El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Dado en Las Palmas de Gran Canaria, a 20 de noviembre de 2000.

EL PRESIDENTE

DEL GOBIERNO,

Román Rodríguez Rodríguez.

EL CONSEJERO DE AGRICULTURA,

GANADERÍA, PESCA Y ALIMENTACIÓN,

Guillermo Guigou Suárez.

Ver anexos - páginas 18082-18110

© Gobierno de Canarias