Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 138. Miércoles 18 de Octubre de 2000 - 1411

III. OTRAS RESOLUCIONES - Consejería de Educación, Cultura y Deportes

1411 - Dirección General de Promoción Educativa.- Resolución de 4 de septiembre de 2000, por la que se dictan instrucciones de funcionamiento para el curso 2000/2001 en los Centros de Educación de Adultos dependientes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

Descargar en formato pdf

La experiencia de los Centros de Educación de Adultos ha ido configurando una práctica organizativa específica propiciada por la necesidad de responder de un modo eficaz y adecuado a las características de la población adulta y sus demandas formativas, por medio de ofertas educativas variadas y flexibles, en cuanto a sus requisitos de acceso y desarrollo.

Por otro lado es necesario ir adaptando el funcionamiento de los Centros de Educación de Adultos a las exigencias del nuevo sistema educativo. El Decreto 79/1998 que establece el currículo de la Formación Básica para la Educación de las Personas Adultas (B.O.C. nº 72, de 12.6.98), y las normas que lo desarrollan, representa sólo un primer eslabón en este proceso, al que durante este curso y los próximos se irán añadiendo otros para integrar la educación de personas adultas en el nuevo marco legislativo.

Por todo ello, y teniendo en cuenta lo dispuesto en el Título III de La Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo (L.O.G.S.E.) (B.O.E. nº 238, de 4.10.90); la Ley Orgánica 9/1995, de 20 de noviembre, de la participación, la evaluación y el gobierno de los centros docentes; la Orden de 10 de mayo de 1991, por la que se establecen los objetivos y contenidos del Programa de Educación de Adultos; la Orden de 23 de mayo de 1994 (B.O.C. nº 73, de 15.6.94), por la que regulan diversos aspectos de la Educación de Adultos; la Orden de 31 de agosto de 1999, por la que se regulan distintos aspectos del funcionamiento de los Centros de Educación de Adultos públicos, presenciales y a distancia (B.O.C. nº 148, de 8.11.99); Resolución de 27 de marzo de 2000, por la que se dictan instrucciones para la tramitación de acuerdos de colaboración entre los Centros de Educación de Adultos y las Administraciones públicas, instituciones y entes públicos y privados (B.O.C. nº 48, de 19.4.00).

En virtud de lo establecido en el Decreto 305/1991, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes (B.O.C. nº 161, de 9.12.91), y oídas las organizaciones sindicales representativas del sector docente,

R E S U E L V O:

1.1. Dictar una serie de instrucciones para el establecimiento de normas de funcionamiento para el curso 2000/2001, en los Centros de Educación de Adultos, dependientes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

1.2. La presente Resolución será de aplicación a todos los centros públicos, sean de Educación de Adultos o del régimen ordinario, debidamente autorizados por esta Dirección General de Promoción Educativa, que desarrollen actividades formativas de Educación de Adultos en la Comunidad Autónoma de Canarias.

1.3. Los centros privados y privados concertados debidamente autorizados y las aulas adscritas públicas y privadas situadas en el área de dependencia de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes se regirán por la presente Resolución, en todo aquello que les afecte, en el marco de los límites fijados por la legislación vigente sobre el particular.

1.4. El Consejo Escolar y el Equipo Directivo de los centros arbitrarán el procedimiento más adecuado para que la presente Resolución sea conocida por los distintos sectores de la comunidad educativa y los agentes sociales, instituciones de su zona de actuación, facilitándosela, a través de sus representantes, desde el momento de su recepción y publicación.

1.5. La Inspección de Educación velará por el cumplimiento de esta Resolución y asesorará en aquellos aspectos que le soliciten la Dirección General de Promoción Educativa o los centros, juntamente con otros servicios dependientes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, para un mejor desarrollo de la misma, realizando para ello las indicaciones oportunas para que el Equipo Directivo y/o el Consejo Escolar, si lo estiman procedente, introduzcan las modificaciones o reestructuraciones sugeridas, conforme a lo establecido en la normativa específica de los Centros de Educación de Adultos, su Proyecto Formativo Comunitario y los acuerdos adoptados por los órganos colegiados en el marco de sus competencias.

A tales efectos, el Inspector asignado a cada centro corresponderá a aquel que en su zona de inspección se encuentre enclavada la sede administrativa del centro.

1.6. Esta Resolución se aplicará durante el curso académico 2000/2001.

2. Inscripción de usuarios.

2.1. Las personas mayores de 18 años pueden acceder a sus distintas ofertas, de acuerdo con los requisitos académicos establecidos para las mismas. Esta edad tendrá que estar cumplida en el momento de la inscripción o antes del 31 de diciembre del año en curso.

En los casos que suponga matricularse por primera vez, los centros podrán admitir excepcionalmente a jóvenes mayores de dieciséis años de acuerdo con lo establecido en el apartado 2.5. Este criterio no será de aplicación a los alumnos ya inscritos en el centro o en otros centros de Educación de Adultos.

2.2. Se abrirá un primer plazo de inscripción para las actividades educativas, como mínimo, a partir de la segunda quincena de septiembre. Los usuarios podrán acceder a las distintas actividades formativas en cualquier momento del curso, coincidiendo con la apertura de plazos de inscripción que cada centro establezca a lo largo del mismo -siempre que haya posibilidad de atender la demanda existente en cualquiera de los tres ámbitos de formación y que las características de las actividades no lo impidan, con excepción de las enseñanzas de C.O.U.

La matrícula de los alumnos de C.O.U., por las características y temporalización específica del mismo, sólo se ampliará, con carácter general, durante el primer trimestre.

2.3. La información pública de las distintas actividades formativas, así como la selección de usuarios se harán de acuerdo con los criterios que determine cada Consejo Escolar, fijando las condiciones de acceso que se estimen oportunas, de acuerdo con la normativa específica.

2.4. Los centros, una vez aplicados los criterios de selección establecidos por el Consejo Escolar del centro, publicarán las listas de admitidos a las distintas actividades, incluyendo las plazas de reservas previstas en cada una y estableciendo un plazo mínimo de dos días para reclamaciones.

2.5. Cualquier situación que represente una excepción a las normas recogidas en este apartado, especialmente en las que haya habido una interrupción del proceso formativo en el régimen ordinario, contarán con la probación del Consejo Escolar y se pondrá en conocimiento de la Inspección de Educación a los efectos que estime oportunos.

2.6. Las personas extranjeras que no sean ciudadanos comunitarios, deberán tener regularizada su residencia en España para poder participar en cualquiera de las actividades comprendidas en la oferta educativa de Educación de Adultos de los centros, conforme lo dispuesto en la Ley 4/2000, de 11 de enero, sobre Derechos y Libertades de los extranjeros en España y su integración social y el Real Decreto 239/2000, de 18 de febrero, por el que se establece el procedimiento para la regulación de extranjeros. Los ciudadanos comunitarios además de acoplarse a la normativa anterior y tener regularizada su residencia en España deberán tener en cuenta lo establecido en el Real Decreto 155/1996, de 2 de febrero, y en el resto de la normativa comunitaria.

- Inscripción de personas de nacionalidad extranjera.

A) Toda persona de nacionalidad extranjera que esté en posesión de títulos, diplomas o estudios extranjeros homologados o convalidados, o bien con el expediente de convalidación en tramitación, podrá matricularse en las mismas condiciones que los alumnos españoles, siempre que cumpla con los requisitos especificados en el apartado anterior, y con lo establecido en el Real Decreto 104/1988, de 29 de enero, sobre homologación y convalidación de títulos y estudios extranjeros de educación no universitaria (B.O.E. de 17 de febrero) y la Orden Ministerial de 14 de marzo de 1988, para la aplicación de lo que dispone el mencionado Real Decreto (B.O.E. de 17 de marzo), así como la de 30 de abril de 1996 (B.O.E. de 8 de mayo), que contiene el régimen de equivalencias de los estudios extranjeros por los correspondientes españoles.

B) Los criterios y las normas que tendrán en cuenta los centros para formalizar estas matrículas son los siguientes:

- Podrán matricularse los ciudadanos de nacionalidad extranjera que cumplan los requisitos académicos establecidos para cada curso y nivel del sistema educativo español.

- Con este fin, tendrán que estar en posesión de la credencial de convalidación de estudios facilitada por la Subdirección General de Títulos, Convalidaciones y Homologaciones, del Ministerio de Educación y Ciencia, o bien el volante acreditativo de tener el expediente de convalidación de estudios en trámite. En nuestra Comunidad Autónoma estos trámites se realizarán en las oficinas del M.E.C. en Las Palmas de Gran Canaria o en Santa Cruz de Tenerife.

- Si la inscripción se realiza mediante el volante a que hace referencia el apartado anterior, esta matrícula tendrá carácter condicional y no será efectiva hasta que el alumno presente la resolución de su expediente de convalidación.

C) La Dirección del centro adoptará las medidas que considere más adecuadas para informar a estos alumnos de lo siguiente:

- La validez, los efectos y las consecuencias académicas de la inscripción que realiza con carácter condicional, de acuerdo con lo que establece el apartado anterior, responsabilidad única del interesado.

- El organismo competente para informar, recibir y remitir el expediente de convalidación de estudios es la Delegación del Gobierno estatal en cada provincia.

- El plazo máximo de tres meses que el Real Decreto 104/1988, de 29 de enero, otorga al Ministerio de Educación y Ciencia para resolver los expedientes de convalidación de estudios contará a partir de la fecha en la que el expediente contenga toda la documentación prescriptiva, lo que es decisivo a efectos de posibles recursos contra la resolución emitida. Ya que el volante justificativo de tener el expediente de convalidación en trámite, a los únicos efectos de inscripción condicional en centros educativos, se da al interesado aunque no aporte toda la documentación necesaria.

D) Los centros docentes a los que se incorporen alumnos extranjeros o que hayan realizado estudios en el extranjero presentarán especial atención al aprendizaje del castellano.

E) Inscripción de los alumnos procedentes de la antigua República de Yugoslavia.

Se estará a lo dispuesto en la Orden Ministerial de 17 de noviembre de 1993, por la que se dictan instrucciones para regular el proceso de escolarización de los alumnos procedentes de la ex-República de Yugoslavia en los diferentes niveles del sistema educativo español (B.O.E. de 25 de noviembre).

F) Ciudadanos no comunitarios: será de aplicación para los mismos lo establecido en la Ley 4/2000, de 11 de enero, sobre Derechos y Libertades de los extranjeros en España y su integración social; Real Decreto 239/2000, de 18 de febrero, por el que se establece el procedimiento para la regulación de los extranjeros, prevista en la Disposición Transitoria Primera de la referida Ley Orgánica y Real Decreto 155/1996, de 2 de febrero. Será de aplicación para los mismos lo establecido en artículo 40 de la Ley 4/2000 y el artº. 48 del Real Decreto 155/1996, de 2 de febrero.

G) Ciudadanos comunitarios, incluyendo Islandia y Noruega: (Normativa reguladora: Real Decreto 766/1992, de 26 de junio, sobre entrada y permanencia en España de nacionales de Estados miembros de las Comunidades Europeas, B.O.E. de 30 de junio de 1992).

3. Procedimientos y plazos de elaboración de los documentos de planificación educativa.

3.1. El Proyecto Formativo Comunitario y la Memoria Anual se elaborarán y entregarán de acuerdo con los siguientes procedimientos:

- Los centros presentarán antes de finalizar la primera quincena de noviembre, para su aprobación por el Consejo Escolar, el anexo de datos relativos al Proyecto Formativo Comunitario respetándose los aspectos docentes que son competencia del Claustro. La Inspección de Educación podrá prorrogar dicho plazo hasta finales de noviembre, si existiera causa justificada, previa solicitud del centro.

- La Dirección del centro remitirá dicho documento, aprobado por el Consejo Escolar y oído el Claustro, a la Inspección de Educación y la Dirección General de Promoción Educativa, durante los cinco días siguientes a su aprobación adjuntando copia del acta de dicha sesión. Una copia del mismo quedará en la Secretaría del centro a disposición de cualquier miembro de la comunidad educativa que solicite su consulta.

- La Dirección del centro comunicará a la Inspección de Educación las modificaciones que pudieran introducirse al Proyecto Formativo Comunitario a lo largo del curso, si las hubiera, dentro de los diez días siguientes a haberse producido la sesión del Consejo Escolar en que se adoptaron, adjuntando copia del acta de la misma.

- La Memoria Anual se confeccionará y aprobará en el mes de junio, remitiéndose a la Inspección de Educación y la Dirección General de Promoción Educativa, durante los diez días siguientes a su aprobación por el Consejo Escolar adjuntando copia del acta de dicha sesión. Aprovechando este momento y procedimiento, se someterán al Consejo Escolar el/los apartado/s del Proyecto Formativo Comunitario ya elaborado/s para su estudio y aprobación, si procede.

3.2. En la elaboración de estos documentos se tendrá en cuenta el siguiente procedimiento:

- Con la finalidad de propiciar el estudio de todos los miembros del Consejo Escolar y la recogida de aportaciones de los distintos sectores de la comunidad educativa, incluyendo las asociaciones de alumnos si las hubiere, se dispondrá de una copia de dichos documentos en la Secretaría del centro, como mínimo siete días antes de la sesión del Consejo Escolar donde se presenta para su aprobación. En este sentido, los/as tutores/as y el profesorado divulgarán entre el alumnado su existencia y los puntos de mayor interés para este sector.

- La Dirección planificará, coordinadamente con el Equipo Directivo, el procedimiento para que el Consejo Escolar disponga de datos objetivos que le permitan participar en la elaboración y revisar el grado de cumplimiento del Proyecto Formativo Comunitario.

Cada uno de los equipos de trabajo constituidos en el centro evaluará el desarrollo del Proyecto Formativo Comunitario en el ámbito de su competencia, incluyéndose sus informes en la Memoria.

El Claustro de profesores conocerá la Memoria elaborada por dichos equipos, haciendo las sugerencias y consideraciones oportunas a la misma y pronunciándose sobre el grado de cumplimiento global de dicho Proyecto en el conjunto de sus apartados.

Las aportaciones de las asociaciones de alumnos constituidas legalmente, si las hubiere, se recogerán como un apartado específico en la Memoria.

Asimismo, el Consejo Escolar emitirá un informe sobre la misma, destacando en el acta de la reunión que se celebre a tal efecto, sus consideraciones.

3.3. Cada centro recogerá en su Proyecto Formativo Comunitario las actividades de animación sociocultural y, entre ellas, la previsión de viajes culturales que se realizarán desde el centro durante el curso escolar. La elección de fechas para realizar estas actividades se planificará alterando lo menos posible las actividades diarias. En la organización, planificación y gestión de cada viaje se arbitrarán las medidas necesarias, por parte del Consejo Escolar y el Equipo Directivo, para que la participación de los usuarios sea efectiva y no se desvirtúen los objetivos formativos del mismo. Asimismo, todas las acciones preparatorias de estas actividades con una finalidad económica (festivales, aportación de cuotas, rifas, etc.), así como la decisión final sobre la empresa encargada de su organización, se adoptarán en el Consejo Escolar, valorándose las aportaciones que realicen los usuarios que vayan a participar en las mismas.

3.4. El proyecto definitivo de cada viaje, aprobado por el Consejo Escolar, se comunicará a la Dirección Territorial con quince días de antelación como mínimo. En dicha comunicación se incluirá: el proyecto educativo del viaje, fechas de realización, número de usuarios (haciendo mención a los menores de edad, si los hubiere, de los que se adjuntará la autorización de sus padres o tutores), y nombres y D.N.I. del profesorado acompañante, preferentemente un mínimo de dos por viaje.

4. Gestión económica.

4.1. El Consejo Escolar de cada centro aprobará los precios por el uso de sus servicios o instalaciones, de acuerdo con la autonomía que le concede la LOPEG (Ley Orgánica 9/1995, de 20 de noviembre, de la participación, la evaluación y el gobierno de los centros docentes) y el Decreto de gestión económica 276/1998, de 27 de noviembre, procurando que los mismos estén dentro de los márgenes del mercado (fotocopias, fax, canchas, aparcamientos, talleres, salas, etc.). El precio del teléfono con contador se ajustará a lo establecido por las compañías telefónicas.

Gastos generales de Formación Básica: hasta 3.000 pesetas por curso y usuario. Estas aportaciones no se podrán contemplar como gastos de matrícula o de profesorado y se entenderán como una aportación para gastos generales (material, reprografía, etc.) e independientes de las posibles aportaciones que tengan asignadas por el Consejo Escolar para las actividades que quiera realizar cada alumno/a.

Otros cursos, talleres o actividades, acreditados o no acreditados: hasta 500 pesetas por hora de curso, taller o actividad. Estas aportaciones solamente podrán aplicarse a los gastos de organización y funcionamiento de dichas actividades y de los colaboradores.

4.2. Los Consejos Escolares que estimen necesario fijar aportaciones superiores a éstas, solicitarán su autorización a la Dirección Territorial, exponiendo los motivos que lo justifican, pudiendo establecer las condiciones que estimen oportunas para la exención total o parcial de estas aportaciones a determinados usuarios.

4.3. El registro documental de las itinerancias del profesorado se realizará en los formatos que facilite la Dirección General de Promoción Educativa. En el relativo a las itinerancias interinsulares se adjuntará fotocopia de la convocatoria oficial que justifica la misma. La liquidación de dichas itinerancias se ajustará a lo establecido reglamentariamente.

4.4. Será el Secretario del centro el que se responsabilizará de la gestión económica, liquidación de tasas académicas, si las hubiere, y colaborará en la gestión del material didáctico, tanto de sus propias aulas como de las aulas adscritas y centros colaboradores, en caso de préstamos a las mismas.

5. Gestión administrativa.

5.1. En cada centro se archivarán, ordenadas por cada curso escolar, las actas que recojan los resultados obtenidos por los usuarios en cada uno de los momentos de evaluación establecidos para las distintas actividades educativas.

Asimismo, una copia de todos los documentos utilizados en la evaluación se han de conservar en el centro, a disposición de los órganos competentes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

5.2. Cada centro dispondrá de un registro acumulativo de la información individual de cada usuario, donde el profesorado reflejará, además de sus datos de identificación y de conocimiento personal, aquellos obtenidos mediante los instrumentos de valoración utilizados (entrevistas, observación sistemática, valoración de los trabajos realizados, pruebas, cuestionarios, autoevaluación, etc.). Dicho registro reflejará las distintas actividades formativas sujetas a evaluación que ha desarrollado en el centro.

Con la finalidad de obtener datos que permitan una mejor planificación de la oferta, también incluirá la inasistencia, el abandono y las causas que lo han provocado.

5.3. De los títulos, diplomas y certificados que el centro tramite quedará constancia en los Libros de Registro correspondientes, por cada curso escolar, indicando claramente a qué actividad formativa se refieren.

Las propuestas para la expedición de títulos se realizarán de acuerdo con las instrucciones que dicte la Dirección General de Promoción Educativa.

5.4. Para aquellas enseñanzas que lo requieran, se expedirá un Diploma en el que se harán constar los siguientes datos:

a) Nombre y apellidos del participante.

b) Número del Documento Nacional de Identidad.

c) Denominación de la actividad, número de horas y calificación obtenida.

d) En el reverso figurarán los siguientes datos: objetivos y contenidos de la actividad y, si procediera, nivel de consecución con respecto a los mismos.

6. Formación del profesorado.

6.1. La formación del profesorado podrá organizarse en dos vertientes: desde las propias necesidades de cada centro o agrupación de centros, que se realizará autónomamente o a través de los CEPs, recogiéndose en el Plan de formación a incluir en su Proyecto Formativo Comunitario, y desde la propia Dirección General para adecuar la formación del profesorado a las líneas directrices previstas por la misma. Las acciones de formación a realizar desde los CEPs han de comunicarse con anterioridad a la Dirección General de Promoción Educativa y contar con su autorización.

6.2. Las acciones de formación que desarrolle autónomamente cada centro o agrupación de centros se financiarán con la aportación de recursos por parte de cada uno de ellos, con la del profesorado que participe en las mismas o con la aportación de recursos extraordinarios que se pudieran gestionar con dicha finalidad. Para acreditar oficialmente la participación del profesorado en estas actividades, el centro que desarrolle o coordine la actividad la comunicará antes de su realización a la Dirección General de Promoción Educativa y ha de contar con su autorización previa, ajustándose a las instrucciones que con respecto a la acreditación y su tramitación administrativa reciba de ésta.

6.3. El Claustro de profesores elegirá a un Coordinador de formación que hará a su vez las funciones de coordinación con el Centro de Profesores. Este Coordinador se elegirá al comienzo de cada curso, en el mes de septiembre por el Claustro de profesores. El profesorado interesado en esta tarea podrá, con anterioridad a dicha elección, presentar un proyecto de trabajo al Claustro para su consideración si lo estimase pertinente.

6.4. El Coordinador de formación es el responsable de encauzar y dinamizar las iniciativas del profesorado en materia de formación. Las funciones a desarrollar, entre otras que puedan establecer los órganos colegiados o la Jefatura de Estudios, serían las siguientes:

a) Realizar, en coordinación con el Equipo Directivo, la planificación, organización y evaluación del Plan de Formación del centro que responderá a las necesidades de su Proyecto Formativo Comunitario.

b) Informar al Equipo Directivo y al resto del profesorado de las reuniones y gestiones que efectúe para dicho fin.

c) Representar al centro en el Consejo General del Centro del Profesorado de la zona, si fuese procedente, así como dinamizar la comunicación entre éste y el centro. En este sentido, cumplirá con las funciones que puedan corresponderle como miembro de los órganos colegiados del Centro de Profesores.

d) Dinamizar el intercambio de experiencias educativas y materiales didácticos en el centro y con otros centros, así como colaborar en la difusión de materiales curriculares y de apoyo que el centro reciba.

e) Informar al Claustro de las opciones de formación existentes en el campo de la educación de personas adultas y en aquellos otros que pudieran ser de su interés.

f) Apoyar la elaboración de materiales didácticos y el conocimiento de los recursos formativos que existen en la zona de actuación del centro destinados a las personas adultas.

g) Realizar una Memoria del trabajo realizado con respecto a las funciones asignadas, los objetivos trazados, las actividades de formación que se han desarrollado y aquellos logros no previstos inicialmente, incluyéndose en la Memoria Anual para su aprobación por el Consejo Escolar.

6.5. Los gastos de asistencia a las reuniones de estos Coordinadores que convoque la Dirección General de Promoción Educativa correrán a cargo de los presupuestos de los centros. A tal fin, la Dirección General procurará apoyar el incremento del gasto que esto significa en función de las circunstancias insulares.

6.6. Al objeto de promover actividades conjuntas de los Coordinadores de formación representantes en el Consejo de Dirección de los CEPs, se procurará fijar los descuentos horarios relacionados con esta función de acuerdo con el calendario fijado por los Centros del Profesorado de cada zona para dichas reuniones.

7. Calendario, jornada laboral y horario del centro.

7.1. El calendario será el establecido con carácter general por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, salvo en lo referente al comienzo de las actividades docentes con el alumnado. Dado que las personas adultas presentan demandas formativas a lo largo de todo el año, los centros podrán adecuar el horario del profesorado a esta realidad social y profesional. Por ello, aquellos centros que lo estimen conveniente podrán solicitar a la Dirección General de Promoción Educativa una modificación de la distribución del horario del profesorado destinado al centro que, de manera voluntaria, opte a ello.

7.2. El Equipo Directivo, oído el Claustro, propondrá la distribución de la jornada laboral y el horario general del centro al Consejo Escolar para su aprobación. La jornada laboral permitirá la realización de todas las actividades lectivas y complementarias que se establezcan en el Proyecto Formativo Comunitario.

7.3. La jornada semanal de los funcionarios docentes en los Centros de Educación de Adultos será la misma que la del resto de los funcionarios públicos en aplicación de lo dispuesto en la Orden Ministerial de 31 de julio de 1987 (B.O.E. de 18 de agosto).

7.4. La incorporación del profesorado a sus centros y las actividades de los mismos comenzarán el día uno de septiembre. Durante este mes el Claustro procederá a la programación de la valoración inicial de los alumnos, confección del Proyecto Formativo Comunitario y Memoria Anual, campaña de información, captación e inscripción de usuarios y las demás actividades propias del inicio del curso.

7.5. Las actividades docentes con el alumnado de enseñanzas regladas comenzarán para la Formación Básica durante la primera quincena de octubre, con las actividades propias de la valoración inicial del alumno. Antes de finalizar las dos primeras semanas de octubre se celebrará una sesión del Claustro para la adscripción del profesorado a las distintas ofertas educativas, tareas y órganos de coordinación docente.

La finalización de las actividades de Formación Básica coincidirá con el final de la segunda semana de junio, con la excepción debida a las condiciones particulares de las enseñanzas a distancia y a las que se ajusten al apartado 7.1.

Las restantes enseñanzas se regularán en este apartado por su normativa específica.

Cualquier variación de esta norma se justificará y refrendará por el Consejo Escolar del centro, comunicándose por parte de su Dirección a la Dirección Territorial.

7.6. La Jefatura de Estudios confeccionará el horario general del centro para las distintas ofertas educativas, oídas las propuestas a tal respecto de los usuarios, del Claustro y teniendo en cuenta todo lo recogido en esta Resolución.

Dicho horario garantizará que el centro realice una oferta amplia y flexible, que permita la mejor atención al usuario en las distintas actividades y turnos, estando de acuerdo con:

- Lo establecido en su Proyecto Formativo Comunitario.

- Las necesidades y disponibilidades horarias de los usuarios.

- Los recursos, infraestructuras y necesidades organizativas del centro.

- Cualquier otra circunstancia que pudiera derivarse de este tipo de enseñanzas.

El horario general del centro especificará:

- Las horas y condiciones en las que el centro permanecerá abierto, a disposición de la comunidad educativa, fuera del horario lectivo.

- Las horas en que se desarrollarán las actividades educativas.

- Las horas y condiciones en las que estarán disponibles para los usuarios cada uno de los servicios e instalaciones del centro.

7.7. El horario general del centro se organizará en turnos de mañana, tarde y/o noche dándose prioridad a estas dos últimas opciones. Una vez remitido a los órganos correspondientes, se considerará aprobado transcurrido un mes desde su recepción.

Se considerará como hora de comienzo del turno de tarde las 15 horas y del de noche las 19 horas. El profesorado informará en el momento de la matrícula de los distintos turnos de atención disponibles en el centro.

El horario general del centro para los distintos turnos y ofertas se expondrá, en los lugares establecidos al efecto por cada centro, para el conocimiento general de los usuarios y del profesorado.

7.8. Aquellos centros que no desarrollen actividades directas con alumnado los viernes, dedicarán esta jornada laboral en exclusiva para la coordinación pedagógica del profesorado, incluyéndose el horario y la programación de las actividades de la misma en el Proyecto Formativo Comunitario, reflejando en éste y en los libros de actas de los distintos equipos de trabajo constituidos los objetivos a conseguir en cada trimestre, así como los trabajos realizados y acuerdos alcanzados. Esta jornada no tendrá una duración inferior a las cinco horas y se dedicará, principalmente, a las tareas prioritarias que se establezcan, siendo responsabilidad de la Dirección del centro su cumplimiento en su integridad por parte de todo el profesorado del centro.

7.9. Los Equipos Directivos de los centros, con la finalidad de obtener datos que permitan una mejor planificación de la oferta, arbitrarán fórmulas que permitan una verificación fehaciente de la inasistencia, el abandono y las causas que lo han provocado en las distintas actividades, grupos y/o aulas a lo largo del curso.

7.10. La Inspección de Educación supervisará el grado de cumplimiento de este apartado séptimo, especialmente a lo recogido en el 7.8, formulando las sugerencias que estime oportunas en caso de entender que el desarrollo de dicha jornada no se ajusta a la programación prevista en el Proyecto Formativo Comunitario y en las Resoluciones específicas destinadas a los centros de Educación de adultos.

8. Control de puntualidad y asistencia del profesorado.

8.1. La puntualidad y asistencia a las clases y actividades complementarias de todo el personal formador (profesorado en horas extraordinarias, monitores, etc.) que trabaja para el centro, serán controladas diariamente por la Jefatura de Estudios, o por la Dirección en aquellos centros donde no exista la misma, mediante el procedimiento que la Dirección del centro estime más adecuado. En lo que respecta al profesorado dependiente de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes se dejará constancia documental de dichos controles, a los efectos oportunos.

El registro de las incidencias del profesorado destinado al centro se hará de tal forma que permita su archivo sin que sea posible modificar lo que en él se consigne. En las aulas ubicadas fuera del centro sede, dicho control se llevará a cabo individualmente por cada profesor/a, que rellenará y entregará semanalmente la documentación que, a tal efecto, le facilite la Jefatura de Estudios o la Dirección del centro.

8.2. La totalidad de las incidencias recogidas en los controles diarios de asistencia se resumirá en el parte mensual. Una copia del mismo será expuesta en la Sala de Profesores los cinco primeros días de cada mes, durante los cuales, cualquier profesor o profesora no conforme podrá formular la reclamación oportuna, si observara inexactitud en cualesquiera de los datos reflejados.

El profesorado que comparta centros figurará en los partes mensuales de cada uno de ellos.

Una vez introducidas las modificaciones a que hubiere lugar, dicho documento, juntamente con las reclamaciones presentadas, será enviado a la Inspección de Educación, donde el correspondiente Inspector o Inspectora de zona lo revisará, trasladando una copia a la Dirección Territorial de Educación, a fin de que ésta tenga conocimiento del absentismo del profesorado y sus causas, así como para efectuar los descuentos en nómina que procedan.

8.3. Todo lo referente al control de las faltas de asistencia del profesorado se ajustará a lo establecido en los siguientes puntos, que será de obligado cumplimiento para el profesorado de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes destinado al centro, entregándose copia del mismo al profesorado a comienzo del curso por parte de la Jefatura de Estudios. El profesorado de la misma que desarrolla sus actividades en horas lectivas extraordinarias se regirá por la normativa específica reguladora de las mismas.

- Faltas de asistencia del profesorado.

A) Las faltas del profesorado deberán ser justificadas siempre por escrito y de acuerdo con los supuestos establecidos en el Capítulo IV, Sección 6ª, artículos 47, 48 y 49 de la Ley 2/1987, de 30 de marzo, de la Función Pública Canaria (B.O.C. de 3 de abril). Los permisos serán concedidos por la Dirección del centro y las licencias y autorizaciones se solicitarán a través del centro que las remitirá a la Dirección Territorial de Educación correspondiente dentro de las 24 horas siguientes para su concesión o no por la autoridad competente. Éstas habrán de ser solicitadas (exceptuando las licencias por enfermedad) con antelación de 10 días como mínimo, salvo casos imprevistos debidamente justificados, siendo necesaria la remisión a la Dirección Territorial de Educación de un certificado de incorporación al centro una vez finalizado el período de licencia.

B) En los casos en que un deber inexcusable surja de forma inesperada y el permiso no pueda solicitarse previamente, la persona afectada lo pondrá en conocimiento de la Dirección a la mayor urgencia posible, comunicando por escrito, tan pronto como se reincorpore al centro, el tiempo empleado y la causa que ha motivado su ausencia. La Dirección estimará el fundamento y oportunidad de las razones alegadas para la justificación de las faltas.

C) La justificación por deber inexcusable, de carácter público o privado, debe entenderse restrictivamente respecto a aquel deber cuyo cumplimiento no puede eludirse, o bien aquel cuyo incumplimiento hace incurrir en responsabilidad. El deber inexcusable, por ello, debe ser personalísimo, es decir, sin posibilidad de ejecución por medio de representante o sustituto.

D) Por lo que respecta a las ausencias y faltas de puntualidad en las que la persona alegue causas de enfermedad o incapacidad transitoria para el servicio, ésta lo pondrá en conocimiento de la Dirección con la mayor urgencia posible, justificándolas por escrito inmediatamente después de su incorporación al centro. La Dirección podrá solicitar de la Inspección Médica Territorial tanto la comprobación de la causa determinante de la baja como la duración estimada de la misma.

E) Las situaciones de incapacidad laboral transitoria (I.L.T.) se han de justificar en todos los casos con la baja facultativa autorizada de MUFACE o la Seguridad Social. El parte vendrá sellado y fechado el mismo día en que se produce la baja, haciéndolo llegar la persona interesada a su centro de trabajo antes del cuarto día, si el período de baja es superior a ese tiempo, y cada quince días de duración de la misma o semanalmente en el supuesto de pertenecer a la Seguridad Social.

F) Con el fin de agilizar la tramitación de las sustituciones, conviene que se comunique el tiempo estimado de la baja en cuanto se determine facultativamente, sin esperar al cuarto día. En caso de baja médica, la Dirección del centro podrá solicitar a la Inspección Médica Territorial tanto la comprobación de la causa determinante de la baja como la estimada duración de la misma.

G) Para los supuestos de embarazo no será necesario la presentación del parte de continuidad de baja. Al producirse el alumbramiento, se presentará el correspondiente certificado de maternidad.

H) En el caso de que la consulta médica no dé lugar a la expedición del parte de baja por enfermedad, la persona afectada solicitará comprobante de asistencia a la consulta, a los fines de justificación del retraso o la ausencia.

I) Las faltas de asistencia o puntualidad, cuando constituyan faltas leves, se sancionarán con apercibimiento y entrañarán una deducción proporcional de las retribuciones. A estos efectos, si en el plazo de tres días de haberse cometido una falta de asistencia y/o puntualidad no constase en el registro de entrada del centro justificación escrita de la misma o, en caso de haberse presentado, no la estimase suficiente la Dirección del centro, ésta requerirá a la persona interesada por escrito dentro de los cinco días siguientes, para que la justifique debidamente en el plazo de tres días, iniciándose así el procedimiento de audiencia previo a la propuesta de sanción en los casos que proceda. Se dejará constancia de toda esta documentación en los registros de entrada y salida correspondientes.

J) La Dirección del centro enviará a la Inspección de Educación y a la Unidad de Personal de la Dirección Territorial en el plazo máximo de quince días naturales, contados a partir del siguiente a aquel en que se cometió la falta no justificada, copia de las justificaciones no estimadas y de los requerimientos efectuados. Esta notificación es independiente de la contenida en el parte mensual de faltas. En todo caso, los originales tanto de las justificaciones estimadas como de las no estimadas y de los requerimientos efectuados deberán archivarse y estar en todo momento a disposición de la Inspección Educativa.

K) En caso de huelga la Dirección del centro comunicará diariamente a la Inspección de Educación, mediante fax o teléfono, el número de profesores que se encuentren en esa situación.

9. Sustituciones, altas y bajas del profesorado.

9.1. Con el fin de agilizar y garantizar los trámites necesarios y de que, al mismo tiempo, no se produzcan retrasos en los nombramientos de sustituciones, así como desfases en la nómina del profesorado, la Dirección del centro se atendrá a las instrucciones siguientes:

A) El centro deberá remitir a la Dirección Territorial correspondiente, junto al justificante de baja (enfermedad, permiso o licencia), la solicitud de permisos y licencias debidamente cumplimentada, en el impreso habitual. A tales efectos se admitirá como documento inicial un fax del original, que se remitirá inmediatamente por comunicación urgente.

B) Excepto en los casos de licencias por enfermedad, la solicitud deberá remitirse por vía de urgencia a la Dirección Territorial con una antelación mínima de diez días naturales para posibilitar el nombramiento del sustituto correspondiente.

C) Cuando se trate de prórroga, confirmación o continuidad en la licencia o permiso, la Dirección del centro afectado enviará a su Dirección Territorial el impreso normalizado debidamente cumplimentado, el día siguiente al de su vencimiento.

D) Al finalizar el período de licencia, permiso o baja por enfermedad, la Dirección solicitará del profesor titular el justificante del alta, remitiéndolo a la Dirección Territorial correspondiente, junto con su certificado de reincorporación al centro, durante las veinticuatro horas siguientes a que ésta se haya producido.

E) Las solicitudes que supongan modificación en la situación administrativa (excedencias, jubilaciones, comisiones de servicio, cargos electos, liberaciones sindicales, servicio militar, etc.), deberán tramitarse por vía de urgencia a la Dirección General de Personal con una antelación mínima de quince días naturales, a efectos del nombramiento del sustituto correspondiente. Además se recuerda al profesorado la obligación de permanecer en su puesto de trabajo hasta recibir la resolución correspondiente de la Dirección General de Personal.

F) Por la vía de urgencia se procederá en el caso de fallecimiento de un profesor, en cuanto se tenga conocimiento del mismo.

G) Cuando se produzca una renuncia o no incorporación de un profesor en el plazo establecido (24 horas si el centro se encuentra en la isla de residencia del profesor nombrado, o 48 horas en caso contrario), deberá comunicarse por vía de urgencia a la Dirección Territorial de Educación correspondiente.

H) Por las Direcciones Territoriales y Oficinas Insulares de Educación se facilitarán modelos de impresos para las tomas de posesión y cese del personal adscrito a las mismas.

I) Las tomas de posesión y ceses, que tramitará la Secretaría de los centros con el visto bueno de la Dirección, se remitirán dentro de los dos días siguientes a las Direcciones Territoriales u Oficinas Insulares de Educación, haciéndose llegar en todo caso una copia mediante fax el mismo día de su expedición.

J) En los centros existirá el Libro de Tomas de Posesión y Ceses, en el que se anotará por el Secretario o Secretaria, con el visto bueno de la Dirección, la totalidad del personal docente, haciendo constar las fechas correspondientes a las tomas de posesión, ceses y situación administrativa del mismo. De igual modo se hará con las renuncias y comisiones de servicio.

Asimismo, se dejará constancia de cuantos nombramientos lleve a cabo la Dirección del centro en el ejercicio de sus competencias, a los efectos de reconocimiento de méritos.

K) En las comisiones de servicio se tomará posesión académica en el centro donde se obtiene la comisión. La persona interesada entregará una copia compulsada de la toma de posesión, personalmente o por correo certificado, al centro de destino de donde proviene, para que pueda ser registrada en el libro citado en el apartado anterior. De no hacerlo, la comisión podrá ser revocada.

10. Personal de Administración y Servicios.

10.1. La jornada laboral, los permisos y vacaciones del personal funcionario que desempeñe tareas de carácter administrativo o subalterno será la establecida con carácter general para los funcionarios públicos en el Decreto 284/1989, de 19 de diciembre (B.O.C. de 1.1.90), y el Decreto 120/1990, de 29 de junio (B.O.C. de 2.7.90).

Por lo que respecta al control de horario y absentismo del personal no docente dependiente de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, se estará a lo dispuesto en la Resolución de 18 de marzo de 1996, de la Secretaría General Técnica, por la que se hace pública la Circular 1/1996, que dicta instrucciones sobre control de horarios y absentismo del personal no docente de centros escolares dependientes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes (B.O.C. nº 57, de 10.5.96).

10.2. El personal dependiente de las Administraciones Locales se regirá por sus respectivos convenios colectivos, ajustando su jornada laboral a las necesidades organizativas del centro.

10.3. La Secretaría del centro, dentro de sus competencias, organizará la jornada laboral del personal de Administración y Servicios en función de las necesidades organizativas del centro y de las características específicas de estas enseñanzas, velará por su cumplimiento y pondrá en conocimiento inmediato de la Dirección cualquier incidencia que altere el normal funcionamiento del centro.

11. Responsabilidad civil.

11.1. La responsabilidad civil del profesorado por daños que pudieran ser causados a terceros, corresponderá al titular del centro, conforme lo establecido en el párrafo sexto del artículo 1.903 del Código Civil. En lo que a los centros públicos se refiere, será la Administración educativa la responsable, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 139.1 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

11.2. No obstante lo anteriormente expuesto, el artículo 1.904 del Código Civil establece que el que paga el daño causado por sus dependientes, en este caso la Administración, puede requerir del funcionario lo que hubiese satisfecho, siempre que la indemnización se derive de un hecho producido por la actuación dolosa o gravemente culposa del funcionario.

11.3. La Comunidad Autónoma de Canarias, a fin de responder subsidiariamente de las responsabilidades derivadas de la actividad laboral de todo el personal bajo su dependencia, tiene suscrita una póliza de responsabilidad, que se renueva anualmente, y que incluye a todos los centros de niveles no universitarios, cubriendo al profesorado en su función docente, de administración y dirección y al personal no docente en las que le son propias.

11.4. En cuanto a la responsabilidad penal -deber jurídico de responder de los hechos realizados, susceptibles de constituir delito o falta, y de sufrir sus consecuencias jurídicas- evidenciamos que es una responsabilidad personalísima, es decir, que solamente ha de soportar el infractor.

11.5. Respecto a la asistencia jurídica del personal docente, el Decreto 19/1992, de 7 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de Organización y Funcionamiento del Servicio Jurídico del Gobierno de Canarias (B.O.C. nº 26, de 24.2.92), determina en su artículo 17, números 1 y 2, que las autoridades, funcionarios y demás personal al servicio de la Comunidad Autónoma, entes y empresas públicas de ellas dependientes, contra las que se inicie procedimiento penal, razón de actos u omisiones en el ejercicio de su cargo, en las que no hayan sido vulneradas las disposiciones vigentes en la materia en que se trate, o cuando hayan actuado en cumplimiento de orden de autoridad competente, podrán ser defendidos por Letrado del Servicio Jurídico, si el Director General del Servicio Jurídico, a propuesta razonada del Secretario General Técnico del Departamento del que dependa el interesado, lo autoriza mediante Resolución motivada, teniendo en cuenta la concurrencia de los extremos reseñados y la inexistencia de conflicto de intereses entre el interesado y la Administración en el asunto para el que se solicita el desempeño de la defensa.

12. Asociaciones de alumnos/as.

12.1. En los Centros de Educación de Adultos se quiere seguir potenciando el modelo de centro activo y participativo en el que juega un papel importante el alumnado, bien individualmente o canalizada por medio de las Asociaciones de alumnado y sus Federaciones y Confederaciones reguladas mediante el Decreto 234/1996, y las Asociaciones mediante el Decreto 92/1987, de 21 de mayo (B.O.C. nº 69, de lunes 1 de junio de 1987).

12.2. Asimismo, en el Boletín Oficial de Canarias nº 86, de 2 de julio de 1987, se publicó la Orden de 23 de junio de 1987, por la que se regula el Registro de las citadas Asociaciones, y en el Boletín Oficial de Canarias nº 49, de 20 de abril de 1987, la Ley 4/1987, de 7 de abril, del Consejo Escolar de Canarias y de los Consejos Escolares Comarcales y Municipales, igualmente de interés para las Asociaciones mencionadas.

12.3. Siempre que no interfieran el normal desarrollo de las actividades previstas, las Asociaciones de Alumnos podrán utilizar, para la realización de las actividades que les son propias, los locales y dependencias del centro que, a tales efectos, se les indique. La Dirección del centro debe facilitar el acceso, sin condicionarla a la presencia del profesorado o del personal no docente del centro, aunque sí de acuerdo con ellos, en los términos previstos en el artículo 11 del ya citado Decreto 234/1996, de 12 de septiembre.

12.4. El programa de actividades que las Asociaciones mencionadas deseen realizar durante el curso en el recinto escolar, deberá ser entregado al Consejo Escolar con la suficiente antelación, al objeto de su aprobación e inclusión, si procediera, en el Proyecto Formativo Comunitario del centro.

Es importante para las buenas relaciones entre las Asociaciones, el profesorado y el Consejo Escolar que se produzca una fluida circulación de información entre los distintos sectores de la comunidad educativa.

13. Actividades no autorizadas. Prevención de drogodependencias.

13.1. De acuerdo con la Ley 9/1998, de 22 de julio (B.O.C. nº 94, de 28.7.98), estará prohibido fumar en todos los centros docentes, salvo en aquellas áreas que sean determinadas, a propuesta de la Dirección, por el Consejo Escolar. Estas áreas habrán de corresponder a locales bien ventilados o preferentemente en zonas al aire libre, que serán debidamente señalizadas. De todo ello se dará la debida publicidad en el centro con las indicaciones pertinentes.

13.2. Esta normativa afecta a los profesores, alumnos, personal no docente y a cualquier persona que se encuentre en el recinto escolar. El incumplimiento de esta norma será objeto de la oportuna advertencia y dará lugar a la exigencia de las responsabilidades que correspondan.

13.3. Dada la incidencia que tiene en la población adulta el consumo del alcohol, el tabaco y otro tipo de drogas, así como la problemática que generan las drogodependencias en el ámbito personal, familiar y social, desde los centros se promoverá la realización de actividades preventivas, formativas y divulgativas sobre los efectos de las mismas para la salud personal y comunitaria.

14. Solicitud de uso de las instalaciones del centro.

14.1. Para la utilización de las instalaciones de un centro por parte de entidades o personas que no componen la comunidad educativa del centro, éstas remitirán una solicitud e informe previo al Consejo Escolar que, si lo considera procedente, autorizará el uso de tales instalaciones siempre y cuando no comporten una utilización comercial o propagandística de los usuarios, profesorado o de la imagen pública del centro o de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

14.2. Las Asociaciones de alumnado y sus Federaciones, de Antiguos Alumnos, así como los Sindicatos de Profesores son miembros de la comunidad educativa y, por tanto, tienen derecho al uso de las instalaciones, previa puesta en conocimiento de la Dirección del centro, con una antelación mínima de dos días a la fecha prevista que se desee disponer de las mismas, y siempre que no interfieran o impidan la realización de actividades ya previstas por el centro. No es preciso comunicación para aquellas que ya están incluidas en el Proyecto Formativo Comunitario aprobado por el Consejo Escolar.

La Dirección comunicará al Consejo Escolar la utilización de las instalaciones realizadas por este procedimiento.

15 Utilización de recursos de los centros del régimen ordinario o externos.

15.1. Con relación a este aspecto se estará a lo dispuesto en el apartado 16 de la Orden 1858 de 31 de agosto de 1999 (B.O.C. nº 148, de 8.11.99), por la que se regulan distintos aspectos del funcionamiento de los centros de educación de adultos públicos, presenciales y a distancia, dependientes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

Las Palmas de Gran Canaria, a 4 de septiembre de 2000.- El Director General de Promoción Educativa, José Zenón Ruano Villalba.

© Gobierno de Canarias