Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 119. Lunes 4 de Septiembre de 2000 - 1235

III. OTRAS RESOLUCIONES - Consejería de Economía y Hacienda

1235 - Intervención General.- Resolución de 26 de julio de 2000, por la que se dictan instrucciones para la aplicación del procedimiento de muestreo en la fiscalización plena posterior de los expedientes relativos a las ayudas y subvenciones concedidas con cargo a los créditos destinados a los Planes de Vivienda de Canarias.

Descargar en formato pdf

El apartado 7 del artículo 44 de la Ley 14/1999, de 28 de diciembre, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para el año 2000, faculta al Gobierno para que, a propuesta de la Consejería de Economía y Hacienda y previo informe de la Intervención General, establezca la modalidad de ejercicio de la función interventora y/o control financiero a aplicar en las ayudas y subvenciones que se concedan con cargo a los créditos destinados a los Planes de Vivienda de Canarias.

El Gobierno, a propuesta de la Consejería de Economía y Hacienda, aprobó el Decreto 104/2000, de 12 de junio, por el que se establece el régimen de fiscalización de las ayudas y subvenciones que se concedan con cargo a los créditos destinados a los Planes de Vivienda de Canarias. En cuyo artº. 3.2 se establece que la fiscalización plena posterior de las referidas ayudas y subvenciones se realizará aplicando procedimientos de muestreo de acuerdo con las instrucciones que se dicten por la Intervención General.

En su virtud, en ejecución de las referidas previsiones normativas, se dictan las siguientes

INSTRUCCIONES

Primera.- Objeto.

Las presentes instrucciones tienen por objeto establecer el procedimiento de muestreo en la fiscalización plena posterior de los expedientes de las distintas modalidades de ayudas y subvenciones que se concedan con cargo a los créditos destinados a los Planes de Vivienda de Canarias, y determinar las reglas para su aplicación por los órganos competentes de la Intervención General.

Segunda.- Ámbito.

El procedimiento de muestreo se aplicará en la fiscalización plena posterior de todos los expedientes relativos a las ayudas y subvenciones concedidas con cargo a los créditos destinados a los Planes de Vivienda de Canarias.

La fiscalización de la documentación que soporta la autorización del gasto para verificar que se ajusta a la legalidad vigente se realizará por la Intervención General con carácter de plena y a posteriori. A tal efecto, la Intervención Delegada competente comunicará y remitirá la documentación correspondiente a cada convocatoria anual a la Intervención General.

Tercera.- Configuración.

El procedimiento de muestreo a que se refieren las presentes instrucciones consistirá en la selección de expedientes de las ayudas y subvenciones concedidas que hayan sido objeto de fiscalización previa limitada por la Intervención Delegada correspondiente, fiscalizando la totalidad de la documentación incluida en los expedientes seleccionados al objeto de verificar que se han ajustado a las disposiciones en cada caso de aplicación.

Cuarta.- Porcentaje mínimo.

Los expedientes de ayudas y subvenciones concedidas a revisar, se seleccionarán por muestreo, cubriendo, en todo caso y para cada ejercicio presupuestario, un porcentaje no inferior al 25 por 100 del importe total concedido para cada una de las modalidades de promoción de aquellas actividades o comportamientos subvencionados al amparo de los Planes de Vivienda de Canarias.

Quinta.- Método de selección.

1. El Interventor Delegado competente utilizará el método de selección que estime más adecuado, dejando constancia del mismo en los papeles de trabajo y en el informe resumen que deben emitir anualmente a la Intervención General.

2. No obstante lo previsto en el apartado anterior, si a efectos de distribuir cronológicamente la carga de trabajo, la Intervención Delegada optara por realizar la selección de forma parcial sobre la población de expedientes que componen cada grupo o promoción que se presente por separado ante la Intervención Delegada para su fiscalización, con la muestra de expedientes que resultara seleccionada deberá cubrirse, como mínimo, un 25% del importe total de las subvenciones concedidas incluidas en ese grupo o promoción.

Sexta.- Detección de deficiencias.

1. En el supuesto de que en la revisión efectuada de los expedientes seleccionados se pusieran de manifiesto defectos o anomalías, se procederá a su cuantificación.

2. Asimismo, se analizarán las anomalías y defectos detectados con el objeto de determinar:

a) si tienen carácter sistemático, porque puedan afectar a todos los elementos que componen la población, entendiendo por tal la totalidad de los expedientes presentados en la modalidad de ayuda o subvención, o en el correspondiente grupo o promoción;

b) si tienen carácter aislado, por afectar a una parte definida y delimitada de la población, o de la documentación aportada con los expedientes, única parte en la que podrían producirse o repetirse los defectos o anomalías detectados.

Séptima.- Ampliación de la muestra.

1. Cuando el Interventor Delegado considere graves las anomalías o defectos detectados en los expedientes revisados, así como, en todo caso, cuando su cuantía exceda del 5 por 100 del importe total de los expedientes de ayuda y subvenciones concedidas que han sido seleccionadas de dicha modalidad o de la promoción o grupo que es objeto de fiscalización, y cuando de dichos defectos, de no subsanarse, se derive la formulación de las correspondientes propuestas de inicio de los expedientes de reintegro, se ampliará la muestra mediante una nueva selección de expedientes no incluidos en la selección inicial, a los que se aplicarán las pruebas de fiscalización necesarias con el objeto de determinar o cuantificar el efecto total de las anomalías o defectos observados sobre la totalidad de los expedientes presentados en la correspondiente modalidad, promoción o grupo.

2. El alcance de la revisión en los expedientes seleccionados como consecuencia de la ampliación prevista en el apartado anterior, se determinará atendiendo a la naturaleza de los defectos o anomalías detectados en los expedientes inicialmente seleccionados, de forma que:

a) si los errores son sistemáticos, el alcance deberá ser el mismo que el aplicado en la revisión de los expedientes seleccionados inicialmente;

b) si los errores son aislables a una parte de la población que reúna una serie de notas o caracteres propios que permita diferenciarla del resto de la población, o bien son propios de una determinada parte de la documentación presentada, los procedimientos de revisión pueden limitarse a la parte de la población o de la documentación a la que únicamente puedan afectar los errores detectados en los expedientes seleccionados inicialmente.

3. En caso de que fuese necesaria la ampliación de la muestra y la revisión de expedientes no elegidos inicialmente, como consecuencia de que los defectos detectados en los seleccionados inicialmente superaran el 5 por 100 del importe revisado, en base a los resultados de los expedientes revisados como consecuencia de la ampliación podrá analizarse nuevamente y con carácter cumulativo la importancia de los defectos y anomalías detectados en los seleccionados inicialmente y en los revisados como consecuencia de la ampliación, en relación con el importe total de los expedientes revisados, con el objeto de determinar si los defectos continúan superando el 5 por 100 del importe total de los expedientes revisados.

4. Determinado el porcentaje conforme a lo previsto en el apartado anterior:

a) si no se supera el porcentaje del 5 por 100, no será preciso continuar la ampliación de la muestra, salvo que el Interventor Delegado considere graves los defectos o anomalías;

b) si se supera el porcentaje del 5 por 100, deberá continuarse con la ampliación de la muestra.

5. En el supuesto de que deba continuarse con la ampliación de la muestra por superar el porcentaje del 5 por 100, después de cada nueva ampliación de la muestra podrá realizarse el análisis previsto en el apartado 3, con el objeto de determinar si resulta necesaria una nueva ampliación de la muestra.

Octava.- Informes.

1. Si el Interventor Delegado competente opta por seleccionar los expedientes a revisar en base a la población total de expedientes de ayudas y subvenciones concedidas en cada modalidad, y por tanto una vez conocida dicha población y concluido el ejercicio presupuestario, al finalizar la fiscalización plena posterior, emitirá un informe destinado a los órganos gestores en el que se hará constar el objeto y alcance del trabajo realizado, los expedientes que han sido objeto de fiscalización al haber sido seleccionados mediante procedimiento de muestreo, y los resultados de la misma, detallando en su caso los defectos o anomalías observados y los expedientes a los que afectan éstos.

2. No obstante lo anterior si el Interventor Delegado realizara la selección de forma parcial para cada promoción o grupo de expedientes que se presente por separado para su fiscalización previa limitada a dicha unidad administrativa, podría emitir por cada grupo o promoción revisada un informe parcial limitado a dicho grupo o promoción haciendo constar, además de dicha circunstancia y del contenido expuesto en el punto anterior, que los expedientes no seleccionados inicialmente de dicho grupo o promoción podrán ser objeto de fiscalización plena posterior si como resultado de los expedientes que se seleccionan en otros grupos o promociones se detectaran defectos o anomalías que pudieran afectar a los mismos y se hiciera necesario ampliar la muestra.

3. En los supuestos de ampliación de la muestra conforme a lo establecido en la instrucción anterior, se haría constar en el correspondiente informe el objeto, alcance y motivos de la ampliación, especificando en base a qué deficiencias observadas en los expedientes seleccionados inicialmente, se ha ampliado la muestra inicialmente seleccionada, e indicando los expedientes incluidos en esa modalidad, promoción o grupo que se revisaron como consecuencia de la ampliación, así como los defectos o anomalías observados y los expedientes a los que afectan éstos.

Novena.- Información a la Intervención General.

Los Interventores Delegados correspondientes deberán enviar a la Intervención General un resumen del resultado de la aplicación del sistema de fiscalización por muestreo efectuada sobre los expedientes de ayudas y subvenciones concedidas en el ejercicio anterior, en el que se incluirá, como mínimo:

a) El porcentaje cubierto y el número de expedientes revisados en relación con el total de expedientes presentados y contabilizados para cada una de las modalidades de concesión de subvenciones.

b) Los criterios utilizados en la selección de la muestra y, en su caso, en las ampliaciones realizadas.

c) Las incidencias, anomalías o defectos detectados en las revisiones efectuadas, detallando los que fueron subsanados y, en su caso, aquellos en los que se resolvió la discrepancia. En todo caso, se hará constar si se han formulado las correspondientes propuestas para el inicio de los expedientes de reintegro.

Décima.- Comienzo de los efectos.

La presente Resolución surtirá efectos a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias, siendo aplicable el procedimiento de muestreo establecido en la misma a las promociones o grupos de expedientes de concesión de subvenciones presentadas para su fiscalización previa limitada antes de dicha fecha, siempre que no se haya procedido a su fiscalización por el Interventor Delegado correspondiente. En tal caso en este primer ejercicio de aplicación, el porcentaje mínimo de cobertura a seleccionar de cada modalidad de ayudas o subvenciones concedidas se entenderá referido al importe total concedido por aquellas ayudas y subvenciones que hayan sido objeto de fiscalización previa limitada una vez entre a surtir efectos la presente Resolución.

Las Palmas de Gran Canaria, a 26 de julio de 2000.- La Interventora General, María del Carmen Alonso Díaz.

© Gobierno de Canarias