Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 124. Lunes 13 de Septiembre de 1999 - 1615

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Presidencia

1615 - DECRETO 260/1999, de 31 de agosto, por el que se modifica el Reglamento de Máquinas Recreativas y de Azar.

Descargar en formato pdf

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Por el Decreto 93/1988, de 31 de mayo, se aprueba el Reglamento de Máquinas Recreativas y de Azar de la Comunidad Autónoma de Canarias, modificado posteriormente mediante los Decretos 132/1989, de 1 de junio, 89/1990, de 23 de mayo, y 235/1997, de 30 de septiembre.

La propia dinámica del sector del juego, la experiencia administrativa y la debida adecuación de la normativa a la realidad, aconsejan modificar parcialmente el mismo.

Se modifican aspectos formales relativos al Boletín de Instalación. Se incrementa el plazo de permanencia de las máquinas recreativas en los locales autorizados para ello. Asimismo, se introduce la posibilidad de que las máquinas de tipo “C” otorguen premios en especie y las de tipo “B” se interconecten en las salas de bingo. En su virtud, al amparo de la Ley 6/1999, de 26 de marzo, de los Juegos y Apuestas, con el dictamen favorable de la Comisión del Juego y las Apuestas, de conformidad con dictamen del Consejo Consultivo de Canarias, a propuesta del Consejero de Presidencia y previa deliberación del Gobierno en su reunión del día 31 de agosto de 1999,

D I S P O N G O:

Artículo único.- Los artículos 4, 5, 12 y 22 del Reglamento de Máquinas Recreativas y de Azar de la Comunidad Autónoma de Canarias, aprobado por Decreto 93/1988, de 31 de mayo, quedan modificados en los siguientes términos:

Artículo 4.- Máquinas tipo “B” o recreativas con premio.

Se modifica la redacción de este artículo:

“1. Se incluyen en el grupo de máquinas tipo “B” o recreativas con premio, aquellas que, a cambio del precio de la partida o jugada, conceden al usuario un tiempo de uso o de juego, y eventualmente, un premio en metálico o en especie siempre que el valor del beneficio obtenido no supere el premio preestablecido en las disposiciones o actos que determinen la homologación de las máquinas de este tipo, por el Órgano correspondiente de la Administración autonómica y cumplan, asimismo, los requisitos técnicos establecidos como mínimos, especialmente en cuanto al valor de la partida, devolución de porcentajes de premios y mecanismo de expulsión de los mismos.

2. Podrá autorizarse para las salas de bingo como dispositivo opcional aquel que posibilite la interconexión de máquinas tipo “B”, pudiendo otorgar un premio acumulado cuya cuantía no sea inferior a 15.000 pesetas ni superior a 50.000 pesetas y sin que dicho premio acumulado suponga una disminución del porcentaje de devolución de cada una de las máquinas interconectadas. En cada máquina que forme parte del carrusel se hará constar esta circunstancia expresamente, sin que su número pueda ser inferior a tres máquinas.”

Artículo 5.- Máquinas tipo “C” o de azar.

Se modifica la redacción del apartado 4, que a su vez se incorpora como un nuevo apartado con el número 5:

“4. Las máquinas tipo “C” podrán, asimismo, interconectarse con la finalidad de otorgar premios especiales que el jugador podrá recibir por el simple hecho de estar jugando en una de las máquinas interconectadas, independientemente de si obtiene alguna combinación ganadora y de la apuesta realizada. En estos casos, el premio podrá ser en especie, teniendo el jugador la opción de cambiarlos por el dinero de curso legal previamente anunciado.

5. Podrá autorizarse por la Dirección General de Administración Territorial y Gobernación, la utilización de fichas, previamente homologadas para cada local de juego, que sustituyan a las monedas, siempre que su valor sea idéntico al de éstas.

Cuando se produzca esta autorización, los premios podrán ser entregados por las máquinas en estas mismas fichas, canjeables por dinero en curso legal, en el mismo local de juego.”

Artículo 12.- Boletín de Instalación.

Se modifica la redacción del apartado 1:

“1. El Boletín de Instalación es el documento administrativo por el que se materializará la autorización de la instalación de máquinas de los tipos regulados en el presente Reglamento, en establecimientos autorizados.” Artículo 22.- Plazo de permanencia de las máquinas en el local.

Se modifica la redacción del apartado 1:

“1. El plazo de permanencia mínimo de las máquinas de juego en los locales donde estuviere autorizada su instalación, no podrá ser inferior a veinticuatro meses, a partir de la fecha de diligenciación del Boletín de Instalación, salvo pacto expreso en contrario entre el operador y el titular del local, que deberá comunicarse a la Dirección General de Administración Territorial y Gobernación, en el plazo de los treinta días siguientes al citado pacto.

El deber de permanencia de las máquinas de juego en los locales donde estuviera autorizada su instalación, se prorrogará automáticamente por plazos sucesivos de veinticuatro meses, si con anterioridad al último mes de vigencia del plazo corriente, no se hace por alguna de las partes manifestación expresa en contrario, notificada a la otra parte por medio fehaciente.”

DISPOSICIÓN TRANSITORIA

Vigencia del Boletín de Instalación.

La vigencia de los Boletines de Instalación que, a la entrada en vigor del presente Decreto, se encuentren válidamente concedidos se prorrogará automáticamente por un período de veinticuatro meses, desde la fecha de vencimiento de los mismos, salvo que las máquinas cesen en su instalación por las causas previstas en este Reglamento.

DISPOSICIÓN FINAL

Este Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Dado en Las Palmas de Gran Canaria, a 31 de agosto de 1999.

EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, Román Rodríguez Rodríguez.

EL CONSEJERO DE PRESIDENCIA, Julio Bonis Álvarez.

© Gobierno de Canarias