Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 100. Viernes 7 de Agosto de 1998 - 1159

II. AUTORIDADES Y PERSONAL - Oposiciones y concursos - Consejería de Presidencia y Relaciones Institucionales

1159 - ORDEN de 4 de agosto de 1998, de inicio del procedimiento de revisión de oficio de las Órdenes de 7 de abril de 1997, por las que se desarrolla el proceso selectivo para la integración prevista en la Disposición Adicional Vigesimoquinta de la Ley 5/1996, de 27 de diciembre, y se convocan pruebas selectivas para el acceso, por promoción interna, a diversos Cuerpos y Escalas de funcionarios de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Descargar en formato pdf

I. ANTECEDENTES

1º) La Disposición Adicional Vigesimoquinta de la Ley 5/1996, de 27 de diciembre, venía a establecer la integración en los Cuerpos Administrativos y de Gestión de la Administración de aquellos funcionarios de carrera de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, de los Cuerpos Auxiliar y Administrativo, respectivamente, que cumplan los siguientes requisitos:

a) Que ostentaran la condición de funcionario de la Comunidad Autónoma de Canarias, en la fecha de entrada en vigor de la Ley 2/1987, de 30 de marzo, de la Función Pública Canaria, que crea, en su Disposición Adicional Primera, los Cuerpos y Escalas de funcionarios de carrera.

b) Poseer, en el momento de entrada en vigor de la presente Ley de Presupuestos, los requisitos de titulación exigidos en el artº. 22.1 de la Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma de la Función Pública, para acceder a otro grupo inmediatamente superior. c) Realizar un curso selectivo de formación sobre las materias específicas del Cuerpo en el que pretendan integrarse.

2º) Contra diversos preceptos de la citada Ley 5/1996, de 27 de diciembre, entre ellos la referida Disposición Adicional, el Defensor del Pueblo interpuso recurso de inconstitucionalidad nº 1324/97 ante el Tribunal Constitucional (admitido a trámite por providencia de 8 de abril siguiente, publicada en el B.O.E. de 24 de abril), por considerar que la misma vulnera el artículo 23.2 de la Constitución Española, y no respeta la legislación básica en materia de función pública que es competencia exclusiva del Estado a tenor del artículo 149.1.18 de la Constitución, al desconocer lo preceptuado en el artículo 22.1 y en la Disposición Adicional Vigesimosegunda de la Ley 30/1984, de 2 de agosto.

3º) En desarrollo de la citada Disposición Adicional se dicta la Orden de 7 de abril de 1997 de la Consejería de Presidencia y Relaciones Institucionales (B.O.C. nº 45, de 8.4.97) marginal 387). Paralelamente, mediante diversas Órdenes del mismo Departamento, también de 7 de abril de 1997 (publicadas en el BoletínOficial de Canarias con los marginales 388, 389, 390 y 391), con la intención de proporcionar un procedimiento de promoción a los funcionarios que no cumplieran los requisitos para acogerse a la reiterada disposición, se convocan pruebas selectivas para el acceso por promoción interna a diversos Cuerpos y Escalas de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias (Cuerpo Auxiliar, Cuerpo Administrativo y Cuerpo de Gestión, Escalas de Gestión General y Gestión Financiera y Tributaria). Ambas series de convocatorias, la de integración y las de promoción interna, quedaron vinculadas material y formalmente entre sí, al recogerse expresamente en cada una de ellas, que los procesos a los que llamaban se desarrollarían simultáneamente, de modo que la participación en alguno de ellos sería excluyente respecto de la participación en los demás.

4º) A la publicación de las convocatorias mencionadas sucedió una serie de impugnaciones en el orden jurisdiccional contencioso-administrativo cuyos desenlaces han corrido distinta suerte. De ellas toma especial importancia la que dio origen al recurso 717/97 ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de Santa Cruz de Tenerife, del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, siguiendo el procedimiento especial previsto en la Ley 62/1978, de Protección Jurisdiccional de los Derechos Fundamentales de la Persona, en el que la Sala dictó Auto el 16 de mayo de 1997, por el que decreta la suspensión de los actos impugnados (Orden de 7 de abril de 1997, por la que se desarrollaba el proceso selectivo para la integración prevista en la Disposición Adicional Vigesimoquinta de la Ley 5/1996, de 27 de diciembre y Órdenes por las que se convocaban las pruebas selectivas para el acceso por promoción interna al Cuerpo de Gestión, Escalas de Gestión General y Financiera y Tributaria), suspensión que confirma, mediante Auto de 13 de junio de 1997, la misma Sala, que a su vez la extiende, por Auto de 13 de octubre de 1997, a la convocatoria de pruebas selectivas, por promoción interna, al Cuerpo Administrativo.

5º) Por posible contradicción de la Disposición Adicional con el artículo 23.2, en relación con el 103.3, ambos de la Constitución Española, la Sala de lo Contencioso-Administrativo de Santa Cruz de Tenerife plantea, en la substanciación del recurso contencioso-administrativo nº 717/97, citado en el antecedente anterior, la cuestión de inconstitucionalidad número 979/98, admitida a trámite por el Tribunal Constitucional, por providencia de 21 de abril de 1998.

6º) La infracción del ordenamiento constitucional es invocada también por el Presidente del Gobierno del Estado, que interpone ante el Tribunal Constitucional el recurso de inconstitucionalidad nº 1297/97, admitido a trámite por providencia de 8 de abril de 1997, contra el artículo 51 y la Disposición Adicional Vigesimoquinta de la Ley 5/1996, de 27 de diciembre, habiéndose citado el artículo 161.2 de la Constitución, lo que producía la suspensión de la vigencia y aplicación de los preceptos impugnados. No obstante, con posterioridad el promotor del recurso se dirige al Tribunal, comunicándole su resolución de desistir parcialmente del citado recurso en cuanto a la impugnación de la Disposición Adicional Vigesimoquinta, desistimiento que el Tribunal acuerda admitir por Auto de 20 de mayo siguiente.

7º) Este accidentado y litigioso periplo de la Disposición Adicional Vigesimoquinta culmina con su derogación por la Ley 8/1998, de 20 de julio (B.O.C. nº 91, de 23.7.98), norma que a su vez autoriza al Gobierno de Canarias para la adopción de medidas coyunturales específicas para la racionalización y optimización de los recursos humanos de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias.

II. CONSIDERACIONES JURÍDICAS

Primera.- La publicación de la Ley 8/1998, de 20 de julio, por la que se deroga la Disposición Adicional Vigesimoquinta de la Ley 5/1996, de 27 de diciembre, y se autoriza al Gobierno de Canarias para la adopción de medidas coyunturales específicas para la racionalización y optimización de los recursos humanos de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, inicia un proceso de depuración del sistema jurídico en favor de otra norma que permita, por una parte, efectuar la promoción interna de los funcionarios y por otra, conseguir la mayor racionalización y optimización de los recursos humanos con que cuenta la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, adaptando las estructuras funcionariales a la nueva dinámica que requiere la gestión de los modernos servicios públicos.

Siendo la intención del legislador dejar sin efecto la Disposición Adicional Vigesimoquinta de la Ley 5/1996, de 27 de diciembre, la consecuencia inmediata para cumplir con ésta y con los objetivos de la Ley 8/1998, de 2 de julio, es dejar sin efectos los actos dictados en ejecución de la referida Ley de Presupuestos de 1997, es decir, las convocatorias de integración y promoción interna efectuadas por Órdenes de 7 de abril de 1997, Boletín Oficial de Canarias nº 45, de 8 de abril.

No resultando viable jurídicamente el allanamiento en los recursos presentados en su día contra dichas convocatorias por estar los litigios pendientes de la decisión final del Tribunal Constitucional, no queda otra alternativa que acudir al procedimiento de revisión de oficio de las referidas Órdenes de convocatoria, al amparo de lo preceptuado en el Título VI de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Segunda.- A tenor de los antecedentes relatados y de un examen y confrontación de la Orden de 7 de abril de 1997, de la Consejería de Presidencia y Relaciones Institucionales, por la que se desarrolla el proceso selectivo para la integración prevista en la Disposición Adicional Vigesimoquinta de la Ley 5/1996, de 27 de diciembre (B.O.C. nº 45, de 8.4.96) marginal 387), con el bloque de legalidad delimitado por la legislación básica del Estado en materia de función pública y el ordenamiento constitucional, el desarrollo de la citada Disposición Adicional y la ejecución del procedimiento selectivo en los términos previstos en la Orden cuya revisión se pretende, podría incurrir en los siguientes vicios de invalidez:

1. Vulneración del derecho a la igualdad en el acceso a las funciones y cargos públicos de acuerdo con los principios de mérito y capacidad (artículo 23.2, en relación con el 103 de la Constitución Española), en la medida en que el proceso selectivo pueda resultar discriminatorio respecto de aquellos funcionarios que son excluidos del proceso por no cumplir el requisito de tener la condición de tal a la fecha de entrada en vigor de la Ley 2/1987, de 30 de marzo, y que, asimismo, este requisito de antigüedad no pueda ser referible a los principios de mérito y capacidad previstos en la Constitución.

2. Incumplimiento de la normativa básica, en cuanto que los requisitos previstos para la integración pudieran transgredir los previstos en el artículo 22 y en la Disposición Adicional Vigesimosegunda de la Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma de la Función Pública, que establecen con carácter básico el régimen aplicable a la promoción interna de los funcionarios públicos de todas las Administraciones, régimen que resulta aplicable, a su vez, a los procesos de integración, tal y como recoge al último párrafo del apartado 1º del citado artículo 22.

Tercera.- Junto a esta Orden de 7 de abril de 1997, por la que se desarrolla el proceso selectivo para la integración prevista en la Disposición Adicional Vigesimoquinta de la Ley 5/1996, de 27 de diciembre, también son igualmente revisables las otras Órdenes de 7 de abril, por las que se convocan pruebas selectivas para el acceso, por promoción interna, al Cuerpo de Gestión, en sus Escalas de Gestión General y Gestión Financiera y Tributaria, al Cuerpo Administrativo y al Cuerpo Auxiliar, porque si bien son independientes de la Disposición Adicional Vigesimoquinta derogada, sin embargo, como quedó dicho en el antecedente tercero, todas las convocatorias, tanto la de integración como la de promoción interna, están ligadas material y formalmente entre sí, de manera que por su propio cumplimiento, no sería posible continuar la tramitación de los procedimientos de promoción interna si no es simultáneamente con el procedimiento de integración, tal y como expresamente se recoge en cada una de las convocatorias.

Cuarta.- La Administración de la Comunidad Autónoma en el ejercicio de sus competencias goza del privilegio de autotutela, justificado por la exigencia de eficacia y de adecuación de la actuación administrativa a la legalidad en el cumplimiento objetivo de los intereses generales de acuerdo con el mandato constitucional, que le otorga la potestad de revisar sus propios actos en vía administrativa dentro de los límites y con el procedimiento señalado por el ordenamiento (artículo 34, letra a, de la Ley 14/1990, de 26 de julio, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas de Canarias).

El ejercicio de esta potestad, en virtud del principio organizativo de desconcentración administrativa, se atribuye a los titulares de cada Consejería, facultándoles, de este modo, para incoar y resolver los expedientes de revisión de oficio de los actos del propio Departamento (artículo 29, apartado 1, letra g, del mismo cuerpo legal), correspondiendo la resolución del presente procedimiento de revisión al Consejero de Presidencia y Relaciones Institucionales por razón de la materia.

En su virtud,

D I S P O N G O:

Primero.- Iniciar expediente de revisión de oficio de las siguiente Órdenes:

- Orden de 7 de abril de 1997, por la que se desarrolla el proceso selectivo para la integración prevista en la Disposición Adicional Vigesimoquinta de la Ley 5/1996, de 27 de diciembre (B.O.C. nº 45, de 8.4.97) marginal 387).

- Orden de 7 de abril de 1997, por la que se convocan pruebas selectivas para el acceso, por promoción interna, al Cuerpo de Gestión, Escala de Gestión Financiera y Tributaria (Grupo B), de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias (B.O.C. nº 45, de 8.4.97) marginal 391).

- Orden de 7 de abril de 1997, por la que se convocan pruebas selectivas para el acceso, por promoción interna, al Cuerpo de Gestión, Escala de Gestión General (Grupo B), de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias (B.O.C. nº 45, de 8.4.97) marginal 390).

- Orden de 7 de abril de 1997, por la que se convocan pruebas selectivas para el acceso, por promoción interna, al Cuerpo Administrativo (Grupo C), de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias (B.O.C. nº 45, de 8.4.97) marginal 389).

- Orden de 7 de abril de 1997, por la que se convocan pruebas selectivas para el acceso, por promoción interna, al Cuerpo Auxiliar (Grupo D), de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias (B.O.C. nº 45, de 8.4.97) marginal 388).

Segundo.- Mantener cautelarmente suspendidas las Órdenes relacionadas en el apartado anterior en tanto se tramite el expediente de revisión.

Tercero.- Emplazar a quienes pudieran resultar interesados en la instrucción del expediente de revisión para que dentro de los quince días siguientes a la publicación de la presente Orden en el BoletínOficial de Canarias aleguen lo que consideren conveniente. Cuarto.- Publicar la presente Orden en el Boletín Oficial de Canarias para general conocimiento.

Santa Cruz de Tenerife, a 4 de agosto de 1998.

EL CONSEJERO DE PRESIDENCIA Y RELACIONES INSTITUCIONALES, Lorenzo Alberto Suárez Alonso.

© Gobierno de Canarias