Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 119. Miércoles 18 de Septiembre de 1996 - 1581

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Educación, Cultura y Deportes

1581 - RESOLUCIÓN de 11 de septiembre de 1996, de la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, por la que se dictan instrucciones de funcionamiento para los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógicos de Zona y Específicos durante el curso 1996/97.

Descargar en formato pdf

El Decreto 23/1995, de 24 de febrero (B.O.C. de 20 de marzo, corrección de errores B.O.C. de 3 de mayo), por el que se regula la orientación educativa en la Comunidad Autónoma Canaria, establece la organización, funciones y ámbitos de actuación de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógicos (en adelante E.O.E.Ps.), tanto los de Zona como los Específicos.

Los E.O.E.Ps. como elementos del sistema educativo que buscan el desarrollo integral del alumnado mediante el establecimiento de un proceso de enseñanza-aprendizaje acorde a la diversidad del alumnado, tienen los siguientes objetivos básicos de trabajo:

a) Aportar, desde la especialización de sus profesionales, propuestas de mejora y soluciones que den respuesta a la necesaria atención a la diversidad.

b) Ofrecer mejor atención a la comunidad educativa, mejorando la coordinación de los servicios psicopedagógicos y de apoyo.

c) Dar respuesta a las necesidades de orientación educativa mediante un sistema que facilite poner en práctica líneas de trabajo común, con objetivos diferenciados según cada realidad educativa, a lo largo de la enseñanza no universitaria.

d) Lograr respuestas que se ajusten a los proyectos educativo y curricular de cada centro de la zona, a través del debate y la búsqueda conjunta de soluciones.

e) Potenciar la profundización en el conocimiento de las distintas áreas de trabajo y el intercambio de información entre los distintos componentes de los equipos de orientación.

La intervención de los E.O.E.Ps. y de cada uno de sus componentes, en relación a los centros donde se desarrolla su trabajo, debe tener las siguientes características:

- Preventiva: se desarrollan actuaciones para potenciar que la respuesta educativa ordinaria en los centros se adapte a las características individuales de los alumnos, aplicando métodos y estrategias que permitan mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Para ello se establecerá la coordinación y colaboración necesarias con los servicios de atención temprana. - Global e integral: la orientación psicopedagógica es parte integrante del proceso educativo, interviniendo en todos sus niveles y actuando con todos sus elementos personales, por lo que debe basarse en propuestas de actuación que den respuestas globales a las necesidades educativas de los centros, para lograr la mejora del proceso educativo en su conjunto.

- Contextualizada: se planifica y desarrolla como respuesta a las necesidades de cada centro educativo, teniendo en cuenta sus características diferenciales.

- Cooperativa: se establecen programas de actuación que impliquen la participación de todos los agentes educativos en los procesos de análisis de necesidades, respuesta educativa, seguimiento y valoración, como factor esencial de una enseñanza de calidad.

- Continuada: es un proceso que se desarrolla a lo largo de la escolaridad en la enseñanza no universitaria, y actuando con todos los elementos personales de una forma dinámica que se adapte a la evolución del proceso educativo.

- Coordinada: las actuaciones de los diferentes profesionales se establecen a partir de criterios comunes para ofrecer respuestas a las necesidades educativas de los centros desde su ámbito de intervención.

Por tanto, procede regular las funciones específicas de sus componentes y establecer normas para su funcionamiento durante el curso 1996/97 en virtud de la Disposición Final Primera del Decreto 23/1995, de 24 de febrero, que autoriza a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes para dictar cuantas disposiciones sean necesarias en su aplicación y desarrollo, y de la Resolución de 31 de octubre de 1995, de la Dirección General de Promoción Educativa, por la que se delega en la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa materias de su competencia, esta Dirección General ha resuelto dictar las presentes instrucciones:

A) FUNCIONAMIENTO DE LOS EQUIPOS DE ORIENTACIÓN EDUCATIVA Y PSICOPEDAGÓGICOS DE ZONA.

1.- FUNCIONES.

Las funciones generales de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógicos de Zona son las que se recogen en el Decreto 23/1995, de 24 de febrero.

1.1. Funciones del orientador: las funciones del orientador (psicólogo o pedagogo) de cada centro serán las siguientes:

a) Participación en la Comisión de Coordinación Pedagógica y Orientación Educativa, Comisiones de Apoyo Pedagógico y en los Departamentos de Orientación, según las funciones recogidas en los Reglamentos Orgánicos de las Escuelas de Educación Infantil, Colegios de Educación Primaria e Institutos de Educación Secundaria.

b) Colaboración con los profesores en aspectos metodológicos y organizativos de las programaciones de ciclo y aula, para adecuar la respuesta educativa a la diversidad del alumnado.

c) Prevención, detección, valoración y seguimiento de las Necesidades Educativas Especiales de los alumnos, colaborando con los tutores y especialistas en el establecimiento de estrategias organizativas y metodológicas.

d) Colaboración en la orientación individual y grupal de los alumnos, mediante la elaboración y desarrollo de planes de acción tutorial y orientación profesional.

e) Asesoramiento a las familias acerca del proceso educativo de sus hijos, directamente o a través del tutor.

f) Cooperación con los equipos directivos, tutores y familias en el establecimiento de estrategias que faciliten la necesaria coordinación y colaboración entre los miembros de la comunidad educativa.

También se tendrá en cuenta la Orden de 13 de junio de 1996 (B.O.C. de 19 de junio), por la que se dictan instrucciones para la implantación y coordinación de la Educación Secundaria Obligatoria.

1.2. Funciones del especialista en audición y lenguaje: la actuación en los centros del especialista en audición y lenguaje desarrollará programas de prevención y de intervención que permitan obtener el óptimo desarrollo lingüístico de los alumnos con Necesidades Educativas Especiales en el campo de la comunicación y el lenguaje.

Sus funciones, según recoge el Decreto 23/1995, de 24 de febrero, son las siguientes:

a) Asesorar a los profesores, padres y alumnos en temas relacionados con su especialidad.

b) Participar en la valoración de los alumnos con Necesidades Educativas Especiales en el campo de la comunicación y el lenguaje.

c) Atender alumnos en el ámbito de su especialidad.

d) Elaborar programas de prevención, estimulación del lenguaje y generalización de conductas lingüísticas.

1.3. Funciones del trabajador social: según establece el Decreto 23/1995, de 24 de febrero, los trabajadores sociales desarrollarán en el ámbito del centro educativo, la familia, el propio equipo y la zona donde éste se encuentre ubicado, las siguientes funciones:

a) Participar en la elaboración de programas para dar respuesta a las necesidades sociales de los alumnos.

b) Potenciar la coordinación de las distintas entidades y organismos que intervienen en la zona.

c) Asesorar a los centros y las familias sobre los recursos de carácter sociocomunitario existentes en el ámbito de la zona.

d) Colaborar en la prevención y detección de indicadores de riesgo que puedan generar inadaptación social y escolar.

2.- COORDINACIÓN DE LAS ACTUACIONES.

La actuación de los componentes del E.O.E.P. de Zona debe ofrecer una respuesta coordinada a las necesidades educativas de la zona y de cada centro en particular.

Se partirá del análisis de necesidades de la zona, realizado conjuntamente con los agentes educativos y sociales de la misma, y del análisis de necesidades de los centros, realizado en colaboración con los componentes de la comunidad educativa.

Con el fin de alcanzar la necesaria actuación conjunta en la respuesta que el Equipo ofrece a cada centro y a la zona, éste establecerá diferentes niveles de coordinación:

a) Coordinación en Equipo: todos los componentes del Equipo realizarán análisis de la situación, establecerán criterios comunes de actuación y una línea básica de intervención.

Este nivel se reflejará en el Proyecto Educativo del Equipo.

b) Coordinación en áreas de trabajo: cada componente del Equipo se asigna a un área, donde se profundizará en la búsqueda de soluciones procedimentales a las necesidades educativas de la zona y cada centro.

Este nivel se reflejará en el Plan de Trabajo del Equipo.

c) Coordinación de actuación en centros: los componentes del Equipo que intervienen en un mismo centro analizarán las necesidades del mismo y ofrecerán una respuesta coordinada y conjunta.

Este nivel se reflejará en el Plan de Trabajo del Equipo. d) Coordinación de distrito: los componentes del Equipo que intervienen en el mismo distrito analizan las necesidades del mismo y ofrecen una respuesta coordinada y conjunta.

Todos los componentes de los Equipos desarrollarán su jornada laboral el primer y tercer jueves de cada mes en la sede del mismo con horario de 9 a 14 horas.

De estos jueves, el primer y el tercer jueves se dedicará a coordinación de actuaciones en centros, elaboración del Proyecto Educativo, coordinación de distrito y temas a tratar por todo el Equipo.

El resto de los jueves será de atención directa a los centros, no obstante, la Dirección General podrá convocar a profesionales de diferentes equipos, así como autorizar la convocatoria de reuniones extraordinarias, para facilitar la realización de actividades que se desprendan de su plan de trabajo y no estén programadas, como valoraciones conjuntas y seguimientos.

2.1. Proyecto Educativo del Equipo: el Proyecto Educativo del Equipo es el elemento unificador de sus actuaciones, estableciendo un marco común que se utiliza como referencia por los diferentes componentes del Equipo a la hora de planificar y desarrollar su intervención en los centros.

El Proyecto Educativo recoge el análisis de necesidades educativas de la zona, los fines del Equipo como respuesta a dichas necesidades y las estrategias de coordinación y funcionamiento que utilizará, además de incluir la descripción de la características socio-económicas, recursos sociales y necesidades educativas de la zona.

El Proyecto Educativo de Equipo se plasmará en un documento consensuado y elaborado por todos los componentes del Equipo, y será revisado cada año para su posible adaptación a los cambios que se produzcan, tanto en las necesidades de la zona como en la respuesta que se ofrece. Este documento quedará en la sede del Equipo, donde estará a disposición de sus componentes, de la Inspección Educativa, de los Consejos Escolares de los centros de la zona y de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes siendo el coordinador del Equipo el responsable de regular su uso.

El Proyecto Educativo tendrá en cuenta como elementos de análisis y búsqueda de respuesta los diferentes Proyectos Educativos de los centros de la zona.

La elaboración del Proyecto Educativo del Equipo es un proceso de análisis y toma de decisiones complejo iniciado en el curso 1995/96, y que durante el presente curso 1996/97 debe finalizar, abordando a lo largo del mismo los diferentes aspectos que contenga, dedicándole al menos dos horas del trabajo mensual, y teniéndolo en cuenta para las actuaciones que se desarrollen. Deberá ser entregado en la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa antes del 30 de junio.

2.2. Plan de Trabajo Anual del Equipo: el Plan de Trabajo Anual del Equipo recoge todas las actividades que se van a desarrollar durante un curso escolar, tanto dentro del propio Equipo como en cada uno de los centros de la zona, de acuerdo con las instrucciones de funcionamiento que al respecto dicte la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

El Plan de Trabajo Anual se realizará en base a los criterios y objetivos básicos recogidos en el Proyecto Educativo del Equipo.

El Plan de Trabajo Anual partirá del análisis de necesidades de los centros establecidas en la Comisión de Coordinación Pedagógica y recogerá, entre otros elementos, el plan de actuaciones conjuntas e individuales de los profesionales del Equipo que intervengan en un mismo centro.

Dicho Plan será elaborado por todos los componentes del equipo, consensuando su contenido. Para la realización del mismo, los Equipos podrán disponer de tres jornadas completas de trabajo durante el mes de septiembre.

En el mes de octubre, se establecerá una reunión de presentación y consideración del Plan de Trabajo Anual de la zona, para el análisis de su adecuación a las necesidades de los centros, en la que participarán los Directores o Jefes de Estudio de los diferentes centros, la Inspección Educativa, el o los Logopedas Itinerantes, el Trabajador Social y el Coordinador del E.O.E.P. de Zona, y de la cual se levantará acta de la misma.

Esta reunión será convocada por la Inspección Educativa, que comunicará las fechas de celebración a la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa.

El Equipo entregará, a cada centro o al colectivo de escuelas rurales en su caso, una copia de su plan de actuaciones en dicho centro o colectivo, para su inclusión en la Programación General Anual.

El coordinador del equipo remitirá una copia del Plan de Trabajo Anual a los Inspectores Educativos que incidan en su zona de actuación. La Inspección Educativa informará a la Dirección General acerca de la adecuación del plan de trabajo antes del 31 de octubre, debiendo adjuntar el acta de la reunión de presentación y consideración del Plan de Trabajo Anual de la zona. Una copia del Plan de Trabajo Anual será remitida a la Dirección General o entregada al Coordinador Provincial de los E.O.E.Ps. antes del 1 de octubre. Los Planes de actuación en centros no se incluirán, debiendo quedar copia de los mismos en la sede del Equipo.

La evaluación continuada que se realiza a lo largo del proceso de funcionamiento del equipo y en la que intervienen todos los elementos personales implicados, será un elemento básico a tener en cuenta para ir mejorando la eficacia de la respuesta ofrecida a los centros.

Al final de cada trimestre, se realizarán sesiones de seguimiento y valoración del plan de actuaciones de los diferentes profesionales del Equipo en cada centro, en las que participarán la Comisión de Coordinación Pedagógica y los componentes del E.O.E.P. asignados al centro, levantándose acta de las mismas en las que se recogerán las conclusiones y propuestas de mejora que se acuerden.

El Equipo realizará al menos una sesión de seguimiento del Plan de Trabajo Anual al finalizar el primer y el segundo trimestre y una sesión final de evaluación en el mes de junio, que servirán para la elaboración de la memoria final.

Asimismo se convocará en una sesión final a todos los colectivos que intervinieron en la reunión de presentación y consideración del Plan de Trabajo Anual de la zona con el fin de valorar su cumplimiento.

Se tendrán en cuenta los seguimientos y evaluaciones que se hayan realizado en los centros y podrá asistir la Inspección Educativa.

Cualquier modificación que se efectúe en el Plan de Trabajo Anual a lo largo del curso deberá ser autorizada por la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, comunicándolo a la Inspección Educativa, quien, en su caso, podrá informar lo que considere conveniente.

El Plan de Trabajo Anual tendrá los siguientes apartados:

1º) Datos del Equipo:

- Zona de actuación.

- Nombres de los componentes. Especialidad.

- Nombre del coordinador.

- Dirección de la sede, teléfono y fax.

- Centros atendidos por cada profesional del equipo. 2º) Objetivos del Equipo en la zona, según el Proyecto Educativo.

3º) Áreas de trabajo: - Componentes de cada área.

- Proyecto de Trabajo:

. Temas comunes a todas y específicos. . Temporalización. . Procedimientos de trabajo. . Material a elaborar.

4º) Planes de actuación en centros:

- Análisis de necesidades y priorización de actuaciones.

- Actuaciones de cada profesional:

. Conjuntas. . Individuales. . Temporalización.

- Organización de las intervenciones:

. Coordinaciones: profesor de Necesidades Educativas Especiales, Jefes de Estudio, Comisión de Coordinación Pedagógica y Orientación Educativa, otros componentes del Equipo, Tutores, otros.

. Días y horarios de atención a los centros.

. Horarios de intervención directa a alumnos, en su caso.

. Programas de Intervención previstos, de atención directa e indirecta (logopedas).

. Seguimientos.

5º) Coordinación:

- Distribución del tiempo: gran grupo, áreas de trabajo, interprofesional, distritos, centros.

- Estrategias de trabajo.

- Distribución de tareas entre sus componentes.

- Coordinación con otros agentes: Profesores de Apoyo a Invidentes, Servicios Sociales y Sanitarios, otros.

6º) Presupuesto.

7º) Criterios y estrategias de seguimiento y evaluación del plan de trabajo. 8º) Anexos.

Logopedas:

- Relación de alumnos diagnosticados. Anexo IA.

- Relación de alumnos a atender. Anexo IB.

- Programas de Atención Indirecta. Anexo IC.

Al finalizar el curso escolar, cada E.O.E.P. de Zona realizará una memoria, según modelo aportado desde la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, donde se evaluará el grado de cumplimiento de los objetivos y actuaciones expresados en el Plan de Trabajo Anual y se recogerán sugerencias de mejora para el mismo.

La memoria del plan de actuaciones en centro se entregará a cada centro para su inclusión en la Memoria General Anual del mismo.

2.2.1. Plan de Actuación en Centros: la actuación en cada centro de los componentes del Equipo debe realizarse de forma coordinada, para dar respuesta conjunta a las necesidades educativas del centro.

Para garantizar dicha coordinación, el plan de actuación en cada centro se planificará en base al análisis de las necesidades de éste, y contendrá las intervenciones conjuntas e individuales, en su caso, de los profesionales asignados al centro.

Los componentes del Equipo que intervienen en cada centro realizarán la priorización de actuaciones en colaboración con el equipo directivo. Cada centro establecerá las estrategias que considere oportunas para la participación del profesorado y demás componentes de la comunidad educativa en la determinación de las necesidades educativas.

Una vez elaborado el Plan de Actuación en cada centro, se presentará a la Comisión de Coordinación Pedagógica y Departamentos de Orientación.

Las actuaciones de todos los componentes del E.O.E.P. de Zona se desarrollarán en relación a el alumnado, el profesorado y la familia.

Los componentes del Equipo realizarán una propuesta de actuación en función del número de centros, alumnos, turnos y niveles educativos en que intervengan.

2.3. Los criterios prioritarios de intervención por parte del E.O.E.P. para el curso 1996/97 serán los siguientes:

1º) Colaborar en el establecimiento de estrategias de coordinación, para la elaboración del Proyecto Curricular de etapa, entre el primer y segundo ciclo de Educación Secundaria Obligatoria con especial incidencia en los aspectos que se refieren a la atención a la diversidad.

2º) Analizar los factores determinantes del éxito escolar y propuestas de intervención para su mejora, con especial atención a la Educación Infantil y primer ciclo de Educación Primaria en aspectos relacionados con el lenguaje oral y la comunicación.

Su plan de actuación incluirá, al menos, intervenciones en los siguientes ámbitos:

- Atención a alumnos con Necesidades Educativas Especiales.

- Asesoramiento Curricular.

- Acción Tutorial.

- Orientación Profesional.

Los orientadores (psicólogos o pedagogos) priorizarán sus actuaciones en base a los siguientes criterios:

1º) Establecimiento de estrategias para la atención a la diversidad en la elaboración de proyectos curriculares de centro en Educación Secundaria Obligatoria.

2º) Intervención en Educación Infantil.

3º) Asesoramiento en Educación Primaria en factores determinantes del éxito escolar, con especial incidencia en los relacionados con la comunicación y el lenguaje.

Los Trabajadores Sociales priorizarán sus actuaciones en base a los siguientes criterios:

1º) Colaboración en el análisis de características sociales de los centros educativos, necesario para la contextualización de los Proyectos Curriculares de Centro, con especial incidencia en la Educación Secundaria Obligatoria.

2º) Atención a los alumnos con necesidades educativas especiales.

3º) Relaciones escuela-familia: desarrollo de programas con padres y madres, preferentemente con hijos en Educación Infantil o primer ciclo de Educación Primaria.

4º) Análisis social del contexto en centros de zonas desfavorecidas social y económicamente, con vistas a la elaboración del Proyecto Curricular.

Los Especialistas en Audición y Lenguaje priorizarán en sus actuaciones los siguientes aspectos: 1º) Colaboración con el profesorado en el desarrollo de la comunicación y el lenguaje oral de los alumnos, especialmente en Educación Infantil y primer ciclo de Educación Primaria.

2º) Intervención directa con alumnos que presenten trastornos graves del lenguaje.

Los Psicólogos de centros Específicos, aparte de sus actuaciones directas con alumnos priorizarán, en el desarrollo de su trabajo, la elaboración del Proyecto Curricular del centro Específico y los programas de transición a la vida adulta de los alumnos.

La Inspección Educativa facilitará reuniones de zona para trabajar con los profesores el desarrollo del lenguaje oral.

2.4. Actuaciones en centros no asignados: las actuaciones de componentes del Equipo en centros diferentes a los asignados, se realizarán siempre como respuesta a necesidades derivadas del plan de orientación de cada centro que no puedan ser ofrecidas de forma completa por los profesionales asignados al mismo.

Las actuaciones de este tipo se realizarán a partir de una planificación bimestral que interferirá lo menos posible en el plan de actuaciones del profesional que deba intervenir en centro diferente al que tenga asignado.

La planificación de estas actuaciones deberá contar con el visto bueno del coordinador del Equipo y requerirá de su conocimiento previo por parte de los directores de los centros afectados. Cada Equipo establecerá los criterios que permitan que estas actuaciones se distribuyan de forma equilibrada entre sus componentes, teniendo siempre en cuenta la idoneidad del profesional para el trabajo a realizar.

2.5. Áreas de trabajo: el Decreto 23/1995, de 24 de febrero, establece que para rentabilizar el trabajo cooperativo y multidisciplinar entre los miembros del E.O.E.P. de Zona, los componentes del mismo se organizarán en áreas de trabajo. Cada miembro del Equipo estará asignado, al menos, a una de ellas. Estas áreas son:

a) Asesoramiento Organizativo y Curricular.

b) Atención a la Diversidad y Necesidades Educativas Especiales.

c) Acción Tutorial y Orientación Personal y Profesional.

d) Asesoramiento familiar y comunidad educativa. La función básica de las áreas de trabajo es desarrollar aspectos procedimentales que puedan ser utilizados por los componentes del Equipo para dar respuesta adecuada a las necesidades educativas de los centros, aprovechando para ello la especialización de sus componentes en su ámbito de trabajo y las aportaciones de los diferentes profesionales que las constituyen.

Sus objetivos son:

a) Establecer estrategias y procedimientos que den respuesta a las necesidades educativas de la zona.

b) Elaborar materiales de trabajo.

c) Asesorar a los demás componentes del equipo en aspectos relativos al ámbito de trabajo del área.

El trabajo en áreas partirá del análisis de necesidades de los centros, establecerá una priorización en estas necesidades y se organizará de tal manera que pueda ofrecer elementos de respuesta a las mismas.

Para ello, cada área elaborará un proyecto de trabajo en el que indicará de forma concreta:

- Tema o temas a trabajar: pueden ser temas específicos de cada área o temas comunes a todas, a los que se les aporta respuestas desde la perspectiva de cada una.

- Descripción del material a elaborar.

- Procedimientos de trabajo y evaluación del mismo.

- Temporalización, indicando qué se va a trabajar y qué días.

Cada componente del Equipo seguirá asignado a la misma área que el curso anterior. Los componentes que se incorporen por primera vez al Equipo se asignarán a un área siguiendo los criterios ya establecidos en anteriores instrucciones.

En los casos que, por causa justificada, algún componente desee cambiar de área, deberá solicitarlo al coordinador del Equipo, quien decidirá y lo comunicará a la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa.

Se levantará acta de cada reunión de trabajo del área, especificando asistentes, breve descripción del trabajo realizado y decisiones tomadas en su caso.

El material elaborado por las áreas de todos los Equipos estará a disposición de la Dirección General para su posible difusión por los medios que considere adecuados. B) FUNCIONAMIENTO DE LOS EQUIPOS DE ORIENTACIÓN EDUCATIVA Y PSICOPEDAGÓGICOS ESPECÍFICOS.

De acuerdo con el Decreto 23/1995, de 24 de febrero, los E.O.E.Ps. Específicos provincial, atenderán a cada una de las siguientes Necesidades Educativas Especiales:

a) Discapacidades visuales.

b) Discapacidades auditivas.

c) Trastornos motóricos.

d) Trastornos generalizados de desarrollo.

3.- RASGOS CARACTERÍSTICOS.

3.1. El ámbito de actuación provincial, con una sede única para cada E.O.E.P. Específico.

3.2. El carácter de complementariedad con respecto a los E.O.E.Ps. de Zona. Su intervención debe evitar duplicación de actuaciones y se coordinará con el E.O.E.P. de Zona correspondiente. Se consensuará qué actuación concreta se necesita por parte del E.O.E.P. Específico, teniendo en cuenta hasta que punto del proceso de la respuesta educativa ha llegado el E.O.E.P. de Zona.

Cuando un E.O.E.P. de Zona demanda la colaboración de un E.O.E.P. Específico, no traspasa su responsabilidad a éste, sino que pone en marcha un proceso de colaboración que debe permitir la paulatina y progresiva actuación autónoma del E.O.E.P. de Zona frente a situaciones semejantes.

Los E.O.E.Ps. Específicos y de Zona serán corresponsables de tareas de valoración, seguimiento y/u organización de la respuesta educativa de alumnos con un determinado tipo de discapacidad, por lo que la actuación de ambos Equipos debe ser conjunta.

3.3. La necesaria cualificación y especialización en distintas discapacidades y la repercusión de éstas en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Es por ello que tareas de investigación, recopilación y elaboración de materiales y recursos, análisis y establecimiento de líneas básicas de intervención educativa, así como formación a E.O.E.Ps. de Zona y comunidades educativas, han de ser objetivos prioritarios en sus planes de actuación, de tal forma que se ofrezca una respuesta educativa de calidad al alumnado con Necesidades Educativas Especiales del ámbito de sus competencias.

4.- ÁMBITO DE ACTUACIÓN.

4.1. E.O.E.P. Específico para Discapacidades Auditivas. Atenderá a los alumnos de enseñanzas no universitarias que presenten discapacidades de tipo auditivo (hipoacusia y sordera).

4.2. E.O.E.P. Específico para Trastornos Motóricos. Atenderá a los alumnos de enseñanzas no universitarias que presenten discapacidades que afecten al control y funcionalidad de la motricidad.

4.3. E.O.E.P. Específico de Discapacidades Visuales. Atenderá a los alumnos de enseñanzas no universitarias que presenten ceguera o deficiencia visual según queda establecido en el Convenio de colaboración entre la O.N.C.E. y la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Comunidad Autónoma de Canarias.

4.4. E.O.E.P. Específico de Trastornos Generalizados del Desarrollo. Atenderá a los alumnos de enseñanzas no universitarias que presenten trastornos generalizados del desarrollo o trastornos graves de conducta.

4.5. Atención a Alumnos Plurideficientes. Aquellos alumnos que presenten plurideficiencias y que se encuentren escolarizados en aulas enclave, serán atendidos, a petición del E.O.E.P. de Zona, por el E.O.E.P. Específico que sea requerido en cada caso.

5.- FUNCIONES.

Las funciones generales a desarrollar por cada uno de los E.O.E.Ps. Específicos serán las establecidas en el Decreto 23/1995, de 24 de febrero, y durante este curso será prioritario el asesoramiento a los Centros de Integración Preferente en los Proyectos Curriculares de Centro.

El E.O.E.P. Específico de Discapacidades Visuales se regulará por el Reglamento de funcionamiento de los Equipos de Atención Educativa a personas con ceguera o deficiencia visual de la Comunidad Autónoma de Canarias.

5.1. Funciones de los Pedagogos y Psicólogos:

a) Participar junto con el E.O.E.P. de Zona en la valoración del alumno con el fin de determinar los niveles actuales y potenciales de competencias personales, escolares y sociales.

b) Asesorar y colaborar con los E.O.E.Ps. de Zona, en la propuesta, diseño o adaptación de procedimientos, instrumentos y estrategias para la evaluación curricular y psicopedagógica.

c) Orientar y asesorar, a través de programas de intervención, a los miembros del E.O.E.P. de Zona, profesorado, padres y excepcionalmente a los propios alumnos, de tal modo que se favorezca el desarrollo cognitivo, personal y social de los alumnos y la puesta en práctica de modalidades organizativas y metodológicas que favorezcan la adquisición del currículum escolar participando asimismo en el seguimiento de dichos programas.

d) Detectar y/o recoger necesidades de formación del E.O.E.P. de Zona, profesorado y familia, facilitando la respuesta a las mismas, con sus propios recursos o elevando propuestas a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

e) Realizar en los casos que así lo requieran, y en colaboración con el E.O.E.P. de Zona, el seguimiento de la evolución de los procesos cognitivos y de ajuste personal y social de los alumnos así como de la evolución de sus competencias curriculares.

f) Asesorar y colaborar con los E.O.E.Ps. de Zona, a demanda de éstos, en actividades de orientación profesional de alumnos del ámbito de su competencia.

g) Adaptar y facilitar recursos organizativos, metodológicos y materiales a E.O.E.Ps. de Zona, centros y familias.

h) Colaborar en la orientación a las familias con hijos de 0 a 3 años de edad que presentan discapacidades del ámbito de su especialidad, con el fin de facilitar el posterior proceso de escolarización.

5.2. Funciones de los Trabajadores Sociales:

a) Colaborar con el E.O.E.P. de Zona en la recogida de información familiar y personal relevante para dar respuesta a la especificidad de la problemática del alumno.

b) Intervenir en la elaboración multidisciplinar de la respuesta educativa al alumno, dentro del ámbito de su especialidad.

c) Participar en la elaboración de programas que favorezcan la integración social, familiar y escolar de los alumnos del área de su competencia.

d) Facilitar a la familia y al E.O.E.P. de Zona, información necesaria para solicitar recursos de carácter sociocomunitario.

e) Establecer estrategias de coordinación con distintos organismos y entidades para favorecer la integración social y laboral de los alumnos del ámbito de su competencia.

f) Detectar y/o recoger necesidades de formación de E.O.E.Ps. de Zona, profesorado y familia, facilitando la respuesta a los mismos con los propios recursos materiales y/o personales, o elevando propuestas a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes. g) Realizar en los casos que así lo requieran y en colaboración con el E.O.E.P. de Zona, el seguimiento de la evolución de la situación sociofamiliar del alumnado del ámbito de su competencia.

h) Adaptar y facilitar recursos organizativos, metodológicos y materiales a E.O.E.Ps. de Zona, centros y familias.

i) Colaborar en la orientación a las familias con hijos de 0 a 3 años de edad que presentan discapacidades del ámbito de su especialidad, con el fin de facilitar el posterior proceso de escolarización.

5.3. Funciones de los Especialistas en Audición y Lenguaje:

a) Realizar la valoración de los recursos comunicativos y lingüísticos que posee el alumnado del ámbito de su competencia.

b) Asesorar y colaborar con los E.O.E.Ps. de Zona en la propuesta, diseño o adaptación de procedimientos, instrumentos y estrategias para la evaluación curricular y psicopedagógica, fundamentalmente en lo que se refiere a procedimientos alternativos y/o complementarios que faciliten la comunicación con el alumno y permitan determinar su competencia curricular.

c) Asesorar en la planificación de objetivos de tratamiento así como en el conocimiento y uso de sistemas alternativos y/o aumentativos de comunicación.

d) Llevar a cabo, el seguimiento del desarrollo de las capacidades comunicativas y lingüísticas de los casos que así lo requieran.

e) Detectar y/o recoger necesidades de formación de E.O.E.Ps. de Zona, profesorado y familia, facilitando la respuesta a las mismas con los propios recursos, materiales y/o personales, o elevando propuestas a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

f) Adaptar y facilitar recursos organizativos, metodológicos y materiales a E.O.E.Ps. de Zona, centros y familias.

g) Colaborar en la orientación a las familias con hijos de 0 a 3 años de edad que presentan discapacidades del ámbito de su especialidad, con el fin de facilitar el posterior proceso de escolarización.

6.- DISTRIBUCIÓN DEL TRABAJO.

Los E.O.E.Ps. Específicos establecerán estrategias de organización que garanticen la coordinación con los E.O.E.Ps. de Zona y centros educativos, así como la continuidad en sus actuaciones. Se deben revisar las del curso anterior para adaptarlas a las nuevas condiciones educativas que se presenten, teniendo en cuenta la circular de 27 de noviembre de 1995 de esta Dirección General por la que se dictan instrucciones de funcionamiento de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica.

En cualquier caso, la organización del equipo garantizará la participación de los profesionales necesarios en la valoración multidisciplinar de los alumnos en los casos que así lo requieran.

La Dirección General podrá requerir la intervención de cualquiera de los profesionales en ámbitos distintos a los que por organización del equipo tengan establecidos.

Cada E.O.E.P. Específico establecerá los procedimientos que le permitan actualizar los datos sobre necesidades respecto a los alumnos de su ámbito de competencia, para poderlos incluir en la elaboración de su Plan de Trabajo.

Sus funciones prioritarias serán las relacionadas con la coordinación y colaboración con servicios de atención temprana, apoyo especializado a E.O.E.Ps. de Zona, centros de integración preferente, aulas enclave y centros de Pedagogía Terapéutica.

Será prioritaria la intervención y asesoramiento en los nuevos centros de integración preferente.

A partir de la recogida de necesidades, el E.O.E.P. Específico realizará el Proyecto Educativo del Equipo, que es el elemento unificador de sus actuaciones, estableciendo un marco común que se utiliza como referencia por los diferentes componentes del equipo a la hora de planificar y desarrollar su actuación.

El Proyecto Educativo del Equipo recoge el análisis de las necesidades educativas detectadas, los fines y objetivos generales de su actuación, la secuenciación en la consecución de los mismos y las líneas básicas de organización y coordinación interna del equipo.

Se plasmará en un documento consensuado y elaborado por todos los componentes del equipo, y será revisado cada año para su posible adaptación a los cambios que se produzcan. Este documento quedará en la sede del equipo, donde estará a disposición de sus componentes y de los órganos competentes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes siendo el coordinador del equipo el responsable de facilitar su uso.

La elaboración del Proyecto Educativo del Equipo es un proceso de análisis y toma de decisiones complejo, iniciado durante el curso 1995/96 y que debe ser finalizado este curso 1996/97, debiendo ser entregado a la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa antes del 30 de junio. Cada E.O.E.P. Específico elaborará un Plan de Trabajo Anual que deberá ser presentado antes del 1 de octubre de 1996 en la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa para su aprobación. En el caso del E.O.E.P. Específico de discapacidades visuales, su aprobación dependerá de la Comisión Técnica establecida en el convenio entre la Consejería de Educación, Cultura y Deportes y la O.N.C.E. Posteriormente el Plan de Trabajo será presentado a los coordinadores de los E.O.E.Ps. de Zona, otros E.O.E.Ps. Específicos y al servicio de Inspección Educativa (Inspectores Coordinadores de Equipos Psicopedagógicos y Educación Especial), para su conocimiento y difusión.

El contenido del Plan de Trabajo deberá responder a los siguientes epígrafes:

1. Datos del Equipo:

- Componentes (nombre, apellidos, profesión).

- Coordinador.

- Domicilio de la sede y teléfono.

2. Análisis de las necesidades detectadas:

- Características de la población a atender en función de la demanda recogida.

- Distribución y ubicación.

- Necesidades educativas detectadas.

3. Objetivos generales.

4. Plan de actuación y distribución de tareas:

- Padres y madres. - Profesorado. - Alumnado. - E.O.E.Ps de Zona. - Otras instituciones.

5. Coordinación:

- Distribución Temporal.

- Estrategias de trabajo.

- Coordinación con otros agentes e instituciones.

6. Temporalización.

7. Presupuesto.

8. Criterios de evaluación.

Al finalizar el curso escolar, cada E.O.E.P. Específico realizará una memoria, según modelo aportado desde la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, donde se evaluará el grado de cumplimiento de los objetivos y actuaciones expresados en el Plan de Trabajo Anual y se recogerán sugerencias de mejora del mismo.

Cualquier modificación que se efectúe en el Plan de Trabajo Anual a lo largo del curso deberá ser autorizada por la Dirección General, teniendo conocimiento la Inspección Educativa, quien podrá informar en su caso.

Los E.O.E.Ps. Específicos organizarán su trabajo de modo que al menos una jornada laboral a la semana sea de permanencia en su sede con horario de 9 a 15 horas, fundamentalmente para elaboración y/o recopilación de materiales o recursos, trabajo de grupo, tareas individuales, coordinación interna, estudio de casos, seguimiento del Plan de Trabajo, etc. Una de dichas jornadas se realizará los jueves, para facilitar la coordinación con otros E.O.E.Ps. Específicos y con los de Zona.

7.- COORDINACIÓN CON OTROS PROFESIONALES.

7.1. Con otros equipos específicos: la coordinación con otros Equipos Específicos prevista, en principio, para la atención a alumnos con plurideficiencias, se realizará a través de los coordinadores en la primera toma de contacto o como respuesta a situaciones puntuales de los E.O.E.Ps. Específicos. Si se concluyera la necesidad de mantener coordinación sistemática, ésta se llevará a cabo a través de los profesionales directamente implicados con conocimiento de los coordinadores de ambos Equipos.

Cuando se tratase de la valoración de alumnos con plurideficiencias a petición de cualquier E.O.E.P. de Zona, intervendrá en el proceso el E.O.E.P. Específico relacionado con la discapacidad preponderante en el alumno, pudiendo completarse la valoración mediante la intervención de profesionales pertenecientes a otros E.O.E.Ps. Específicos.

7.2. Con profesores de Aulas de Integración Preferente: con el fin de garantizar la coordinación entre cada E.O.E.P. Específico y los profesores especialistas de aulas de integración preferente (motóricos y deficientes auditivos), se llevará a cabo una reunión mensual, cuyo contenido quedará expresado en el plan de trabajo de ambos servicios y será remitido a la Dirección General para su aprobación. Del contenido de dichas reuniones se levantará acta que será así mismo remitida a la Dirección General.

7.3. Con otros organismos o instituciones: con el fin de garantizar la respuesta más adecuada a los alumnos con Necesidades Educativas Especiales del ámbito de competencias de los E.O.E.Ps. Específicos, es indispensable la coordinación con otros servicios educativos, sociales y sanitarios. Dicha coordinación debe quedar garantizada para las siguientes situaciones:

a) Establecimiento de líneas consensuadas de intervención educativa en el periodo de edad de 0 a 3 años de tal forma que al iniciarse la escolaridad en centros de infantil no existan contradicciones metodológicas que incidan en la evolución del alumno.

b) Recabar información sobre la población de 0 a 3 años con deficiencias propias de su ámbito de actuación y traslado de la misma al lugar donde se escolaricen dichos alumnos.

c) Realizar peticiones de estudio médico o recabar información de servicios sanitarios relativa a tratamiento farmacológico, uso y estado de prótesis, movilidad y control postural, cuidados a tener en cuenta en el contexto escolar, pronóstico médico.

d) Conocer las prestaciones que desde servicios sociales puedan beneficiar a los alumnos y sus familias así como establecer líneas comunes de intervención que faciliten la integración personal y social de los mismos.

C) ASPECTOS ORGANIZATIVOS Y DE GESTIÓN.

Se levantarán actas de todas las reuniones de trabajo del equipo, indicando los asistentes, el horario, el orden del día de los temas tratados y los acuerdos tomados.

Cada equipo contará con un libro de actas, con un registro de inventario del material disponible, libro de préstamo y un registro interno de entradas y salidas de correspondencia.

Los documentos originales utilizados en la valoración, seguimiento e intervención con alumnos, centros y familias quedarán archivados en cada uno de los equipos, debiendo garantizarse la confidencialidad de la información contenida en los mismos.

Los informes de los alumnos que se elaboren serán archivados de tal manera que se garantice la confidencialidad de los datos incluidos en ellos. No se registrará por escrito aquella información que afecte a la intimidad personal, la propia imagen del alumno o la de su familia.

En cada uno de los equipos quedará copia de los informes emitidos en relación a valoración y seguimiento de alumnos con los que se haya llevado a cabo intervención directa, así como de aquellos otros que, presentando discapacidades del ámbito de las competencias de los Equipos Específicos, no se haya estimado por parte de los E.O.E.Ps. de Zona la necesidad de su intervención. En este último caso se contará con la información a efectos de censo. Cada E.O.E.P. Específico remitirá a la Dirección General, en el momento que se determine, el censo actualizado de los alumnos de su ámbito de competencia.

D) VALORACIÓN Y SEGUIMIENTO DE ALUMNOS CON NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES.

Para los aspectos relacionados con la valoración y seguimiento de alumnos con Necesidades Educativas Especiales se seguirán las instrucciones del curso anterior, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

En los casos de déficits sensoriales o físicos que tengan calificación de minusvalía de la Dirección General de Servicios Sociales de la Viceconsejería de Asuntos Sociales de la Consejería de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, estos alumnos serán valorados por los Equipos Específicos correspondientes.

La elaboración de los dictámenes que impliquen propuesta de cambio de modalidad de escolarización a un centro de integración preferente, centro específico o calificación de trastornos graves del desarrollo, deberá contar con la participación del E.O.E.P. Específico correspondiente.

E) COORDINACIÓN.

8.- COORDINACIÓN DE LOS EQUIPOS.

8.1. Papel del Coordinador: el Decreto 23/1995, establece que cada Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógico tendrá un Coordinador, elegido por y entre sus miembros y nombrado por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, debiendo contar como mínimo con tres años de antigüedad en el servicio y uno en la zona.

Cada E.O.E.P. de Zona o Específico, establecerá un procedimiento democrático que le permita elegir al Coordinador del mismo, presentando la propuesta a la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa para su nombramiento por parte de ésta.

En el caso que ningún componente del Equipo cumpla los requisitos mencionados en el artículo anterior o no se presente una propuesta, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes resolverá, nombrando provisionalmente a un componente del Equipo.

La duración del desempeño del cargo de Coordinador, será de tres cursos académicos. En los casos que el Coordinador haya sido nombrado por un año, el Equipo procederá a la elección de uno según los términos de esta Resolución, que también será aplicable en los casos en que no se hagan propuestas. El Coordinador del Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógico tendrá las siguientes funciones:

a) Representar al equipo ante cualquier instancia.

b) Coordinar las actuaciones del Equipo con el Centro de Profesores, con otras instituciones, organismos o servicios de la zona, y con Equipos de otros sectores.

c) Coordinar las actuaciones del Equipo en su zona.

d) Coordinar la elaboración del Plan de Trabajo Anual del Equipo y la Memoria Final del mismo.

e) Velar por el cumplimiento de las obligaciones de los integrantes del Equipo.

d) Ejercer la jefatura del personal adscrito al Equipo.

f) Administrar los recursos disponibles.

El coordinador dinamizará el trabajo interno del Equipo, fomentará el trabajo de las áreas educativas en los E.O.E.Ps. de Zona y velará por su adecuado funcionamiento, coordinando las relaciones entre las mismas.

Será el responsable de que se levante acta de todas las reuniones que celebre el Equipo, llevando un libro de las mismas.

Asimismo deberá llevar un control de asistencia de los miembros del Equipo, aquellos días que se reúnan en la sede del mismo, remitiendo parte de faltas mensualmente a la Inspección Educativa.

El Coordinador del E.O.E.P. de Zona podrá disponer del primer viernes de cada mes y de otra jornada completa mensual (preferentemente el jueves que no se reúne el Equipo), para realizar el trabajo que como tal le corresponde.

El Coordinador del E.O.E.P., tanto de Zona como Específico, tendrá derecho a percibir un complemento económico por el desempeño de sus funciones, que será determinado por la Dirección General.

Todos los miembros de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógicos de Zona, pertenecerán al claustro del centro sede que tengan asignado. Su participación en dichos claustros se realizará dentro del marco de sus funciones como componentes de los E.O.E.Ps.

El Coordinador del E.O.E.P. puede proponer que se celebren las reuniones extraordinarias que considere adecuadas para el mejor desarrollo del trabajo del mismo, evitando en lo posible alteraciones en el funcionamiento de los Centros. Estas reuniones extraordinarias precisarán de la aprobación de la Dirección General, que será la encargada de convocarlas.

Las relaciones de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógicos de Zona con la Inspección Educativa, en aquellos aspectos que afecten al funcionamiento del Equipo, las llevará a cabo el Coordinador del mismo.

Desde los grupos de trabajo sobre Diversidad y Necesidades Educativas Especiales se podrá solicitar al coordinador del equipo correspondiente, la colaboración puntual de cualquier miembro de Equipos Psicopedagógicos de zona o específicos, para orientar o asesorar sobre aspectos del plan de trabajo de dichos grupos.

8.2. Relaciones entre diferentes E.O.E.Ps.: las relaciones que se necesiten establecer entre los diferentes E.O.E.Ps. de Zona deberán realizarse a través de los Coordinadores de dichos Equipos, siendo necesaria la autorización de la Dirección General cuando ello suponga la celebración de reuniones no establecidas en el Plan de Trabajo.

La coordinación entre los Equipos Específicos y los de Zona se establecerá a través de los Coordinadores de ambos Equipos, y a propuesta de cualquiera de ellos.

La intervención de los miembros de los E.O.E.Ps. Específicos en los centros deberá coordinarse con el orientador asignado a dicho centro. Los E.O.E.Ps. Específicos utilizarán el horario de exclusiva de los centros para facilitar la coordinación con los profesores.

Cuando una intervención conjunta del Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógico Específico y de Zona haga necesaria la coordinación sistemática, ésta se llevará a cabo por parte de los profesionales implicados, debiendo estar informados los coordinadores de ambos Equipos.

9.- COORDINACIÓN PROVINCIAL.

Tal como establece el Decreto 23/1995 en su artículo 18, en cada provincia existirá un coordinador Provincial de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógicos que estará adscrito al Equipo Técnico de la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa y desarrollará las funciones:

a) Representar a los Equipos de cada provincia en la coordinación con otras instituciones.

b) Ejercer la coordinación y el seguimiento de los E.O.E.Ps., sirviendo de cauce de transmisión de las demandas y propuestas de éstos y de las instrucciones de la Administración.

c) Coordinar el Plan de Trabajo Anual de los E.O.E.Ps y elaborar una memoria final sobre la intervención psicopedagógica.

d) Colaborar en la gestión de temas relacionados con los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógicos en la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

e) Asesorar a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes en temas relacionados con la intervención psicopedagógica.

f) Coordinar con los servicios de perfeccionamiento de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes la formación de los Equipos.

g) Establecer vías de coordinación entre los E.O.E.Ps. de Zona y los Específicos.

La Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, a través de dichos Coordinadores Provinciales, podrá convocar a los Coordinadores de los E.O.E.Ps. de una Provincia a reuniones periódicas de coordinación con el fin de realizar un seguimiento del trabajo, intercambio información, propuestas de mejora, etc. Dicha periodicidad será como mínimo trimestral.

F) JORNADA LABORAL, HORARIOS, PERMISOS Y LICENCIAS.

10.- JORNADA SEMANAL Y HORARIOS.

La jornada semanal de los componentes de los E.O.E.Ps. que sean funcionarios, será la misma que la del resto del funcionariado público, en aplicación de lo dispuesto en la Orden Ministerial de 31 de julio de 1987 (B.O.E. de 18 de agosto), por la que se adecua la jornada de trabajo de los funcionarios docentes que imparten Enseñanzas Básicas, Medias, Artísticas y de Idiomas.

La jornada semanal de los componentes de los E.O.E.Ps. que sea personal laboral será la establecida en el Convenio Único del Personal Laboral al servicio de la Comunidad Autónoma Canaria de 28 de enero de 1992 (B.O.C. de 6 de febrero).

De las treinta y siete horas y media que constituyen la jornada semanal, todos los componentes del E.O.E.P. dedicarán treinta horas semanales a trabajo en los centros. En el caso de los E.O.E.Ps. Específicos, y debido a las características de su trabajo, las treinta horas se adaptarán a las necesidades de su plan de actuaciones, repartiéndolas entre su sede, los centros y los otros E.O.E.Ps. Se detraen de estas horas con carácter general, y para la realización de actividades de periodicidad no fija propias de los centros, una hora en los centros de Infantil y Primaria y seis horas en los centros de B.U.P., F.P. y E.S.O. para los componentes de los E.O.E.Ps. de Zona.

De las treinta hora semanales, los Equipos de Zona dedicarán la jornada de los primeros y terceros jueves a reuniones de trabajo, en horario de 9 a 14 horas, que permitan la adecuada coordinación de sus actuaciones y posibiliten desarrollar un verdadero trabajo en equipo y a las que asistirán obligatoriamente todos los componentes del mismo. Los Orientadores de centros de B.U.P., F.P. y E.S.O., como componentes de los E.O.E.Ps., participarán en estas reuniones con el mismo horario.

El resto de la jornada semanal (siete horas y media) de no obligada permanencia en los centros, se dedicará a la preparación de actividades propias de sus funciones, a perfeccionamiento profesional y a la atención de otros deberes inherentes al desarrollo de su trabajo.

En los planes de actuación de los orientadores (psicólogos o pedagogos) que atiendan más de un centro quedará garantizada la atención con los días que corresponda y periodicidad semanal a los mismos, a excepción de aquellos que, por el número de centros, unidades o dispersión geográfica de éstos, establezcan otro tipo de periodicidad.

La distribución horaria del trabajo del orientador en sus centros de actuación será realizada atendiendo al número de centros, unidades y dispersión geográfica de los mismos. El horario estará adjunto el plan de actuaciones y se entregará a todos los centros atendidos. Los orientadores con centros desdoblados, garantizarán la asistencia al menos una vez en semana al centro con turno de tarde.

Los orientadores de B.U.P., F.P. y E.S.O. realizarán una distribución horaria que les garantice la adecuada coordinación de actuaciones con el resto del profesorado del centro. En los centros con turnos de clase de mañana y tarde, deberá quedar garantizada la orientación profesional de los alumnos del turno de tarde, mediante la asistencia al centro al menos una vez por semana en horario de tarde.

Los orientadores de centros de E.S.O. realizarán una distribución de su horario lectivo, si lo tuvieran asignado, que les garantice la asistencia a las reuniones de trabajo de los jueves, por lo que dicho día no se les asignarán horas lectivas.

La distribución horaria del trabajo de los logopedas se realizará en función de la selección y priorización de centros y alumnos de atención directa que se haya hecho. El horario estará adjunto al plan de actuaciones y se entregará a todos los centros atendidos. La distribución horaria de los trabajadores sociales de los E.O.E.Ps. de Zona se realizará en función del plan de actuaciones en los centros de su zona, para lo que harán una previsión mensual de atención a éstos, que será presentada al Coordinador del Equipo.

Los componentes de los E.O.E.Ps. Específicos realizarán una planificación mensual del desarrollo de su trabajo, recogiendo los días de trabajo en la sede y los de atención directa a centros u otros equipos.

Para los aspectos relativos a jornada laboral y horarios, no recogidos en este apartado, se estará a las Resoluciones de 15 de julio de 1996 (B.O.C. de 14 de agosto), por la que se aprueban instrucciones que regulan la organización y funcionamiento de las Escuelas de Educación Infantil y de los Colegios de Educación Primaria, de 20 de julio de 1995 (B.O.C. de 25 de agosto), completada por la Resolución de 16 de julio de 1996 (B.O.C. de 16 de agosto) por la que se aprueban las instrucciones que regulan la organización y funcionamiento de los centros de Enseñanzas Medias, y la de 22 de julio de 1996 (B.O.C. de 16 de agosto), por la que se dictan instrucciones para el funcionamiento de los centros de educación secundaria que imparten la Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato o Ciclos Formativos.

11.- CONTROL DE PUNTUALIDAD Y DE ASISTENCIA, PERMISOS Y LICENCIAS.

El control de puntualidad y asistencia, permisos y licencias de los componentes de los E.O.E.Ps. de Zona se realizará conforme a lo recogido en las Resoluciones mencionadas en el párrafo anterior, con las puntualizaciones siguientes:

El control de puntualidad y asistencia en la jornada del jueves lo realizará el coordinador del E.O.E.Ps. de Zona, que se ajustará a lo dispuesto en dichas Resoluciones en relación al registro de incidencias, archivo y comunicación a la inspección educativa. Los orientadores de B.U.P., F.P. y E.S.O. presentarán mensualmente al jefe de estudios de su centro copia del acta de asistencia a las reuniones del Equipo de Zona, firmada por el Coordinador del mismo.

Cuando la asistencia a los centros de los componentes del Equipo de Zona sea semanal o con periodicidad fija, éstos estarán incluidos en el parte de faltas mensual del centro atendido.

Cuando la asistencia no sea de periodicidad fija, se incluirá un anexo al parte mensual de faltas del centro sede, donde se relacionarán los días de atención a otros centros y se justificará la misma con la firma de su director. Este anexo se remitirá a la Inspección Educativa junto con el parte mensual de faltas del centro sede. El mismo procedimiento será utilizado para el control de los trabajadores sociales, siendo en este caso el Coordinador del Equipo quien adjunte al parte de faltas del E.O.E.P. las justificaciones de los centros.

Para la justificación de la atención a centros recogida en el párrafo anterior podrá utilizarse la hoja de justificación de desplazamientos.

Los permisos que afecten a la jornada de trabajo de los jueves serán concedidos por el Coordinador del Equipo. Quedará constancia escrita de la solicitud, con indicación expresa de la causa de la misma, y del permiso firmado.

Los permisos de los Trabajadores Sociales podrán ser concedidos por el Coordinador del Equipo de Zona o por el Director del centro que atienda ese día, en función de su Plan de Actuaciones.

Cuando los permisos afecten a la atención de más de un centro, será responsabilidad del profesional que lo disfrute de comunicarlo con antelación a los jefes de estudio o directores de los mismos.

El control de puntualidad y asistencia de los componentes de los E.O.E.Ps. Específicos será realizado por el Coordinador de el Equipo, que se ajustará a las Resoluciones de 15 y 20 de julio mencionadas, en relación al registro de incidencias, archivo y comunicación a la inspección educativa.

Los componentes del Equipo presentarán justificación firmada por el jefe de estudios, director del centro o coordinador de E.O.E.P., de las jornadas de trabajo que no se desarrollen en la sede del mismo. Estas justificaciones contendrán indicación expresa del horario de permanencia en los centros o sedes de equipo.

Los permisos de los componentes de los E.O.E.Ps. Específicos serán concedidos por el Coordinador del mismo, dejando constancia escrita de la solicitud, con indicación de la causa y el permiso firmado. Las licencias serán visadas por el Inspector Coordinador de Equipos Psicopedagógicos y concedidas por la autoridad competente, teniendo conocimiento la Coordinación Provincial de Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógicos.

Santa Cruz de Tenerife, a 11 de septiembre de 1996.- El Director General de Ordenación e Innovación Educativa, Carlos Tabares Santos.

© Gobierno de Canarias