Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 033. Viernes 15 de Marzo de 1996 - 397

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Aguas

397 - DECRETO 12/1996, de 26 de enero, por el que se subvenciona la adquisición de determinadas viviendas de protección oficial de titularidad de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Descargar en formato pdf

La Disposición Adicional Segunda de la Ley 11/1989, de 13 de julio, de Viviendas para Canarias, establece que el Gobierno favorecerá, a sus adjudicatarios, el acceso a la propiedad de las viviendas de titularidad de la Comunidad Autónoma de Canarias, habiéndose comenzado el cumplimiento de este imperativo legal con la publicación del Decreto 34/1995, de 24 de febrero, por el que se subvenciona la adquisición de determinadas viviendas de protección oficial de titularidad de la Comunidad Autónoma de Canarias, iniciadas antes de 1979.

Una vez puesto en ejecución lo preceptuado en el Decreto antes mencionado, se trata ahora de acometer idéntica tarea en lo referente a determinadas viviendas de promociones iniciadas a partir del 26 de enero de 1979.

Para ello han de fijarse los instrumentos jurídicos y financieros que, al igual que ya ocurriera con el precitado Decreto, posibiliten el acceso a la propiedad de las viviendas de protección oficial de titularidad de la Comunidad Autónoma de Canarias a un precio más acorde con la capacidad económica de sus adjudicatarios, así como el establecimiento de cómodas formas de pagos aplazados hasta un máximo de 25 años.

En su virtud, a propuesta conjunta de los Consejeros de Economía y Hacienda y de Obras Públicas, Vivienda y Aguas y previa deliberación del Gobierno en su sesión celebrada el día 26 de enero de 1996,

D I S P O N G O:

Artículo 1.- Objeto.

Es objeto del presente Decreto regular las subvenciones destinadas a los adjudicatarios de viviendas de protección oficial de titularidad de la Comunidad Autónoma de Canarias, de promociones iniciadas a partir del 26 de enero de 1979, o de viviendas adjudicadas en segundas y posteriores adjudicaciones, y que para el cálculo de su valor les haya sido aplicado el artículo 51 del Real Decreto 3.148/1978, de 10 de noviembre, modificado por el Real Decreto 2.342/1983, de 28 de julio.

Artículo 2.- Beneficiarios.

Podrán ser beneficiarios de las subvenciones que se establecen en el presente Decreto:

a) Los adjudicatarios, o sus causahabientes, de viviendas cedidas en alquiler que opten por adquirir la misma.

b) Los adjudicatarios, o sus causahabientes, de viviendas cedidas en compra-venta, siempre que no hayan amortizado la totalidad de su precio.

Además habrán de reunir los siguientes requisitos:

1. Ocupar de manera habitual y permanente la vivienda de la que son adjudicatarios.

2. No poseer los miembros de la unidad familiar otra vivienda de su propiedad.

Artículo 3.- Reconocimiento de la subvención.

Los adjudicatarios de viviendas que, cumpliendo los requisitos establecidos en el presente Decreto, deseen optar por el reconocimiento de la subvención, deberán solicitarlo a la Dirección General de Vivienda en el plazo máximo de 6 meses contados a partir de la entrada en vigor del presente Decreto. Dicha solicitud irá acompañada, en el caso de adjudicatarios de viviendas en régimen de alquiler, de la petición de opción de compra.

Artículo 4.- Importe de la subvención.

El importe de la subvención será el equivalente al 50% del precio de la vivienda que fue calculado para obtener el valor de la misma, al serle adjudicada, en base a lo establecido en el artículo 51 del Real Decreto 3.148/1978, de 10 de noviembre, modificado por el Real Decreto 2.342/1983, de 28 de julio.

Artículo 5.- Concesión.

Las subvenciones establecidas en el presente Decreto deberán ser nominadas y serán otorgadas por el Consejero de Obras Públicas, Vivienda y Aguas.

Artículo 6.- Formalización.

Las subvenciones otorgadas se considerarán como formalizaciones contables derivadas de la autorización otorgada al Gobierno de Canarias en la Disposición Adicional Segunda de la Ley 11/1989, de 13 de julio, de Viviendas para Canarias.

Artículo 7.- Deducción de cantidades abonadas.

El importe de la subvención concedida, así como el importe acumulado por el pago de las cuotas satisfechas por la compra de la vivienda o, en su caso, abonadas en concepto de rentas de alquiler, se deducirán del precio inicial de la vivienda, sin que en ningún caso sean computables a efectos de la deducción las cantidades ingresadas como retribución de gastos o servicios.

Si la cantidad total ya abonada superara el precio de la vivienda menos la subvención que se deduce del presente Decreto, el beneficiario tendrá derecho al reintegro de la diferencia con cargo a créditos de la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Aguas.

Artículo 8.- Cantidades pendientes de amortizar.

1. Una vez establecido el precio que resta por amortizar, éste será satisfecho de alguna de las siguientes formas:

a) Al contado. b) En cinco (5), diez (10), quince (15), veinte (20) o veinticinco (25) años, al 5% de interés anual, en cuotas mensuales constantes.

c) En cinco (5), diez (10), quince (15), veinte (20) o veinticinco (25) años, al 5% de interés anual, en cuotas crecientes, en una tasa anual del 4%.

2. La Dirección General de Vivienda practicará la liquidación correspondiente que será notificada al adjudicatario, quien en el plazo de tres meses contados a partir de la recepción de la notificación, deberá prestar su conformidad con dicha liquidación, y, asimismo, determinar la forma de pago de las cantidades pendientes, mediante escrito dirigido a dicha Dirección General.

3. Una vez cumplimentado por el interesado lo dispuesto en el punto anterior, la Dirección General de Vivienda requerirá a los adquirentes para que formalicen, mediante escritura pública, la compra de la vivienda. Si transcurridos tres meses desde la notificación del requerimiento no se hubiere procedido a dicha formalización, por causa imputable al interesado, se entenderá que éste renuncia a la subvención concedida por el presente Decreto, al igual que si no cumplimenta en el plazo establecido lo dispuesto en el punto 2.

4. En la escritura pública que se formalice, figurará como valor de adquisición de la vivienda, el calculado en el momento de la adjudicación, debiéndose asimismo consignar expresamente el importe de la subvención que se reconozca por aplicación del presente Decreto.

5. Las cantidades aplazadas pendientes de pagar, estarán garantizadas por la constitución de la correspondiente hipoteca.

6. Si se desatiende, sin causa justificada, el pago de las cuotas de amortización de tres mensualidades, se producirá la resolución de pérdida de los beneficios de la subvención concedida por aplicación del presente Decreto.

7. Los gastos de otorgamiento de las escrituras de compra-venta y, en su caso, de hipoteca, así como cualquier otro coste que derive de la transmisión, serán de cuenta de los beneficiarios adquirentes.

Artículo 9.- Prohibición de transmisión.

1. Las viviendas adquiridas por sus adjudicatarios acogiéndose al presente Decreto, no podrán ser transmitidas por actos intervivos mientras no se haya satisfecho la totalidad del pago. Esta condición se hará constar en la escritura pública de compra-venta como cláusula resolutoria. 2. La transmisión de la vivienda sin haber satisfecho la totalidad del pago de la misma, dará lugar asimismo al reintegro de la subvención otorgada conforme al presente Decreto, más los correspondientes intereses legales.

DISPOSICIONES ADICIONALES

Primera.- Las subvenciones establecidas en el presente Decreto serán de aplicación, en todos sus términos, a quienes, en aplicación del Decreto 176/1989, de 31 de julio, tengan derecho a la regularización de la titularidad de la vivienda que vienen ocupando sin título legal, siempre que para el cálculo de su valor les sea de aplicación el artículo 51 del Real Decreto 3.148/1978, de 10 de noviembre, modificado por el Real Decreto 2.342/1983, de 28 de julio.

Segunda.- En todo lo no previsto en el presente Decreto se aplicarán las disposiciones vigentes en materia de ayudas y subvenciones de la Administración autonómica.

DISPOSICIÓN DEROGATORIA

Queda derogada cualquier disposición de igual o inferior rango que contravenga lo dispuesto en el presente Decreto.

DISPOSICIONES FINALES

Primera.- Se faculta al Consejero de Obras Públicas, Vivienda y Aguas a dictar cuantas resoluciones e instrucciones considere oportunas para el correcto desarrollo y ejecución del presente Decreto.

Segunda.- El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Dado en Santa Cruz de Tenerife, a 26 de enero de 1996.

EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, Manuel Hermoso Rojas.

EL CONSEJERO DE ECONOMÍA Y HACIENDA, José Carlos Francisco Díaz.

EL CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, VIVIENDA Y AGUAS, Luis Suárez Trenor.

© Gobierno de Canarias