Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 022. Lunes 20 de Febrero de 1995 - 295

III. OTRAS RESOLUCIONES - C.Industria y Comercio

295 - ORDEN de 10 de febrero de 1995, por la que se regula el régimen de concesión de subvenciones a las Corporaciones locales canarias para la financiación de equipamientos comerciales de carácter social para el ejercicio 1995.

Descargar en formato pdf

El artículo 33.c) del Estatuto de Autonomía de Canarias atribuye a esta Comunidad Autónoma la función ejecutiva en materia de comercio interior. Asimismo, el artículo 1.b) de la Ley Orgánica 11/1982, de 10 de agosto, de Transferencias Complementarias a Canarias, contempla la transferencia de la potestad legislativa sobre las materias de titularidad estatal contenidas en los artículos del Estatuto de Autonomía. Este precepto habilita a la Comunidad Autónoma de Canarias a legislar en materia de comercio interior.

Por otra parte, y en concordancia con los principios generales establecidos por la nueva Ley 4/1994, de 25 de abril, de Ordenación de la Actividad Comercial de Canarias, que pretende, entre otros objetivos, lograr un nivel adecuado de equipamiento comercial en el que se garantiza la armonización de los intereses de los grandes y pequeños comerciantes junto con los intereses generales en la población, se desarrollan los objetivos de este Departamento entre los que se encuentran con carácter relevante los programas de ayudas en materia de construcción y modernización de equipamientos comerciales de carácter social, dada la demanda preferente que de estos equipos realizan los consumidores y la insuficiencia de recursos de las Haciendas locales para tal fin.

Además, el artículo 10 del Decreto 228/1993, de 29 de julio, del Reglamento Orgánico de la Consejería de Industria y Comercio, atribuye a ese Departamento las funciones en política comercial, ferias y mercados y, más concretamente, asigna a la Dirección General de Comercio y Consumo en su artículo 18.2.A).b) y c), en materia de comercio, las competencias administrativas relativas a la reforma de estructuras comerciales y a la creación de infraestructura comercial.

Por todo ello, y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 52 de la Ley Territorial 7/1984, de 11 de diciembre, de la Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, en relación con lo dispuesto en el Decreto 31/1993, de 5 de marzo, por el que se establece el régimen general de ayudas y subvenciones de la Administración autonómica de Canarias, y con el fin de facilitar a las Corporaciones locales los medios suficientes con los que deban contar para impulsar el desarrollo de las infraestructuras comerciales municipales, se hace necesario actualizar las normas reguladoras existentes para subvencionar los mismos. En su virtud, a propuesta de la Dirección General de Comercio y Consumo,

D I S P O N G O:

Artículo 1.- La presente Orden tiene por objeto establecer el régimen de concesión de subvenciones a las Corporaciones locales canarias para la financiación de los proyectos de inversión que tengan por finalidad la mejora de equipamientos comerciales de la población para el ejercicio 1995.

Artículo 2.- De los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 1995, aprobados por Ley 14/1994, de 27 de diciembre, se dispone de un crédito de trescientos veinticinco millones (325.000.000) de pesetas, de la Consejería de Industria y Comercio, con aplicación presupuestaria 15.05.622D.750.00, proyecto de inversión 95709301 “Segundo Plan Regional de Mercado”, para subvencionar las actividades objeto de esta Orden.

Artículo 3.- Las subvenciones podrán concederse para los proyectos de inversión siguientes:

a) Construcción, ampliación, reparación, modernización y remodelación de la estructura física de mercados municipales minoristas, centros comerciales municipales, así como instalaciones comerciales de propiedad municipal de uso colectivo.

Podrán incluirse en los presupuestos correspondientes los gastos para la adquisición de terrenos y los honorarios de redacción de los proyectos técnicos definitivos para la ejecución de las obras contempladas en el párrafo anterior. b) Dotación de bienes de equipo o instalaciones complementarias que integran los mercados municipales minoristas, centros comerciales municipales y las instalaciones comerciales de propiedad municipal de uso colectivo.

Artículo 4.- Se dará prioridad a aquellas inversiones que se realicen en equipamientos comerciales colectivos que no hayan sido objeto de operaciones similares o que éstas no se hayan subvencionado.

Asimismo, las subvenciones se concederán preferentemente a aquellas Corporaciones locales en las que concurran algunas de las circunstancias siguientes:

a) En relación con el nivel de dotación de equipamientos comerciales de uso colectivo:

- Que no exista mercado minorista, centros comerciales, así como instalaciones comerciales, y éstos sean demandados por la población consumidora a través de sus representantes, ya sean asociaciones de vecinos o asociaciones de consumidores.

- Que se haya producido un deterioro grande en las instalaciones y funcionamiento de los equipamientos.

- Que estos equipamientos se tengan que adaptar a las exigencias de las normativas técnico-sanitarias y de las normas básicas de edificación.

- Que la naturaleza de las obras proyectadas responda a una reparación general, y no a actuaciones de mantenimiento.

- Que no exista un nivel de dotación comercial suficiente y diversificado para asegurar el juego de competencia.

b) En relación con la situación financiera, que se encuentre en una situación económica de notoria insuficiencia de recursos propios para afrontar en su totalidad el proyecto o alguna fase del mismo.

Artículo 5.- La subvención de los proyectos de inversión se ajustará a los porcentajes siguientes:

a) En el supuesto del primer párrafo del apartado a) del artículo tercero, la subvención no podrá superar el 80% de la inversión total presupuestada.

b) Si la obra es realizada por fases, la suma total de las subvenciones concedidas no podrá superar al 80% del total de la inversión.

c) Para los gastos contemplados en el párrafo segundo de los apartados a) y b) del artículo tercero, podrá subvencionarse hasta el 80% del total de la inversión.

Artículo 6.- Las Corporaciones locales que quieran acogerse a los beneficios de la presente disposición formularán una solicitud al Director General de Comercio y Consumo, a la que se adjuntarán los documentos siguientes:

1. Certificado del acuerdo del órgano competente de la Corporación local, en el que se acrediten:

a) La necesidad de llevar a cabo la inversión para la que se solicita la inversión.

b) La insuficiencia de recursos para financiar el total de la inversión.

c) La cuantía exacta de la ayuda económica solicitada. d) La aplicación presupuestaria con cargo a la que se financie la cuantía de la inversión correspondiente a la Corporación local.

2. Proyecto básico, compuesto por:

a) Memoria descriptiva del proyecto.

b) Planos generales a escala y acotados de plantas y, si procede, de alzados y secciones.

c) Presupuesto del proyecto de inversión con estimación global de cada capítulo y con precios actualizados.

d) Estudio de Impacto Ecológico, elaborado según la normativa aplicable.

3. Memoria relativa a las subvenciones otorgadas para alguna otra fase del proyecto, en su caso.

4. Plan de ejecución y financiación de la obra.

5. Certificado de propiedad municipal del edificio o solares donde ha de efectuarse la inversión objeto de subvención.

Artículo 7.- 1. La solicitud de subvención, junto con la documentación a que se refiere el artículo anterior, se presentará en el plazo máximo de 15 días, contados a partir de la publicación de la presente Orden, en las dependencias de la Dirección General de Comercio y Consumo en Las Palmas de Gran Canaria, calle Francisco Gourié, 65, 4ª y en Santa Cruz de Tenerife, Edificio de Servicios Múltiples I, Avenida de Anaga, 35, 8ª planta, o en cualquiera de las formas previstas en el artículo 3.1 del Decreto Territorial 164/1994, de 29 de julio, por el que se adaptan los procedimientos administrativos de la Comunidad Autónoma a la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

2. En la solicitud se hará constar:

a) Que se halla al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias de la Comunidad Autónoma.

b) Que no ha recibido ayudas o subvenciones para el mismo destino o, en otro caso, las que haya solicitado y el importe de las recibidas de cualquier Administración o Ente público.

c) Que ha procedido a la justificación de las subvenciones que se le hubiesen concedido con anterioridad por los órganos de la Administración autonómica. 3. Además de la documentación específica exigida en el artículo sexto, las solicitudes irán acompañadas de la siguiente documentación:

a) Documentación acreditativa de la personalidad del solicitante y, en su caso, de la representación de quien actúa en su nombre, debidamente bastanteada.

b) Documento de identificación fiscal del solicitante.

Artículo 8.- 1. Una vez recibida la solicitud junto con toda la documentación, se tramitará el expediente en la Dirección General de Comercio y Consumo, donde se examinará la documentación presentada, que deberá ser completada o aclarada por las Entidades locales, si fueren requeridas a tal fin, en el plazo de diez días.

2. Completo el expediente y evacuados los informes que se hubiere considerado oportuno recabar, el Director General de Comercio y Consumo propondrá la concesión o denegación de la subvención al titular del Departamento quien resolverá.

3. El plazo máximo de resolución del procedimiento será de tres meses, contados desde la finalización del plazo para la presentación de las solicitudes.

Artículo 9.- Para la concesión de las subvenciones se seguirá el procedimiento de libre concesión con convocatoria pública, previsto en el artículo 16.2º del Decreto 31/1993, de 5 de marzo, por el que se establece el régimen general de ayudas y subvenciones de la Administración autonómica de Canarias.

Artículo 10.- Todos los proyectos de inversión deberán iniciarse dentro del ejercicio en que hubiere sido concedida la subvención, debiendo hallarse terminados antes del 31 de diciembre de 1995.

Artículo 11.- 1. Con carácter general, para hacer efectivas las subvenciones, será necesario que los Ayuntamientos justifiquen la realización de la inversión, en la forma establecida en el artículo 24.3 del Decreto 31/1993, y de acuerdo con la petición presentada y en los plazos que indique la resolución.

a) La adquisición de terrenos se abonará previa presentación de la escritura de compraventa y certificado de la Oficina liquidadora de la base liquidable del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales del terreno o carta de pago de dicho impuesto. b) Los honorarios de redacción de los proyectos técnicos definitivos se abonarán previa presentación de los mismos, visados por el colegio profesional correspondiente.

c) La adquisición de bienes de equipo e instalaciones complementarias se abonará previa presentación de facturas y justificaciones de pago. Las facturas o justificaciones presentadas deberán ser originales o copias compulsadas, con fecha anterior al 31 de diciembre de 1995 y en los mismos quedará reflejado de forma expresa que su pago se ha efectuado y en todos ellos deberá figurar el visto bueno del Alcalde-Presidente de la Corporación. Las facturas deberán contar con todos los datos formales que exige para su expedición el artículo 3 del Real Decreto 2.402/1985, de 18 de diciembre (B.O.E. nº 312, de 30.12.85).

d) La construcción, ampliación, reparación, modernización y remodelación se harán efectivas contra certificaciones de obra detalladas expedidas por el facultativo que intervenga en la ejecución del proyecto, en las que constará la valoración de las obras realizadas durante el periodo al que las mismas se refieren. Las certificaciones deberán estar visadas por el Colegio Oficial correspondiente y conformadas por Presidente-Alcalde de la Corporación local.

No obstante cuando concurran razones que lo justifiquen debidamente acreditadas en el expediente, podrá abonarse un anticipo no superior al 50 por ciento del importe de las mismas, siempre que por el beneficiario se haya comenzado la ejecución de las obras. Dicho anticipo se deducirá proporcionalmente del importe de las certificaciones de obra a medida que se vayan aportando.

2. En los restantes supuestos, siempre que quede suficientemente motivada en el expediente su procedencia, la resolución de concesión de la subvención podrá establecer el abono anticipado, total o parcial, de la subvención, de conformidad con lo establecido en el artículo 22.3 y 4 del Decreto 31/1993, de 5 de marzo.

3. La entrega de justificantes de gastos deberá realizarse a lo largo del ejercicio 1995, según vaya produciéndose el gasto y, en todo caso, en los tres meses siguientes al término del citado ejercicio económico, fecha límite para justificar la subvención.

Artículo 12.- Toda alteración de las circunstancias y de los requisitos subjetivos y objetivos, tenidos en cuenta para el otorgamiento de una subvención y, en todo caso, la obtención por las Corporaciones locales de subvenciones concedidas por otras Administraciones o Entes públicos darán lugar a la modificación de la resolución de concesión, sin que en ningún caso impliquen modificaciones de la finalidad de la subvención.

Artículo 13.- Las Corporaciones que resulten beneficiadas deberán someterse a las actuaciones de comprobación que, en relación con las subvenciones concedidas, se practiquen por la Consejería de Industria y Comercio, la Intervención General, la Audiencia de Cuentas de Canarias o el Tribunal de Cuentas, así como facilitar toda la información que les sea requerida por los mismos.

Artículo 14.- La Consejería de Industria y Comercio podrá exigir, para la justificación de las subvenciones por importe superior a cinco millones (5.000.000) de pesetas, que las Corporaciones locales realicen a su cargo una auditoría limitada a la comprobación del destino dado a las mismas.

Artículo 15.- Durante el plazo de ejecución de las obras se instalará un cartel en un lugar visible, en el que se hará constar que las obras que se realizan están subvencionadas por la Consejería de Industria y Comercio del Gobierno Autónomo de Canarias de conformidad con el Decreto 497/1984, de 18 de mayo, sobre el régimen de publicidad obligatoria de las obras contratadas o financiadas por el Gobierno de Canarias, modificado parcialmente por el Decreto 157/1990, de 14 de agosto, por el que se establecen las normas de uso del Escudo de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Artículo 16.- 1. No será exigible el abono de la subvención o, en su caso, procederá la devolución íntegra de las cantidades percibidas más el interés de demora devengado desde el momento del abono de la subvención, cuando concurra alguno de los siguientes supuestos:

a) La obtención de la subvención sin reunir las condiciones requeridas para ello.

b) El incumplimiento de la obligación de justificación del empleo de los fondos recibidos en concepto de subvención.

c) El incumplimiento de la finalidad para la que la subvención fue concedida.

d) El incumplimiento de las condiciones impuestas a las Corporaciones locales con motivo de la concesión de la subvención.

2. Igualmente, en el supuesto de que las aportaciones de otros Departamentos de la Administración autonómica, otras Administraciones o Entes públicos o privados superen el coste de la actividad a desarrollar, procederá el reintegro del exceso obtenido sobre el coste de la actividad desarrollada.

Artículo 17.- El régimen jurídico y los efectos de las subvenciones otorgadas conforme con la presente disposición se regirán, además de por lo en ella dispuesto, por lo previsto en el Decreto 31/1993, de 5 de marzo, por el que se establece el régimen general de ayudas y subvenciones de la Administración autonómica de Canarias.

DISPOSICIÓN DEROGATORIA

Quedan derogadas todas las normas de igual o inferior rango que se opongan o contradigan lo dispuesto en la presente Orden.

DISPOSICIONES FINALES

Primera.- Se faculta al Director General de Comercio y Consumo para dictar las Resoluciones necesarias para el desarrollo, eficacia y ejecución de la presente Orden.

Segunda.- La presente Orden entrará en vigor el mismo día de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Santa Cruz de Tenerife, a 10 de febrero de 1995.

EL CONSEJERO DE INDUSTRIA Y COMERCIO, José Vicente León Fernández.

© Gobierno de Canarias