Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 009. Viernes 20 de Enero de 1995 - 96

I. DISPOSICIONES GENERALES - C.Economía y Hacienda

96 - DECRETO 247/1994, de 16 de diciembre, por el que se modifica el Decreto 182/1992, de 15 de diciembre, por el que se aprueban las normas de gestión, liquidación, recaudación e inspección del Impuesto General Indirecto Canario y la revisión de los actos dictados en aplicación del mismo y el Decreto 304/1993, de 26 de noviembre, por el que se regula la obligación de información relativa a las operaciones económicas con terceras personas que incumbe a los sujetos pasivos del Impuesto General Indirecto Canario.

Descargar en formato pdf

La necesidad de establecer mecanismos tributarios que impliquen una minoración de los gastos financieros a determinados sectores que por lo general presentan cuadros impositivos en el Impuesto General Indirecto Canario (I.G.I.C.) donde las cuotas soportadas son superiores a las cuotas devengadas, hace necesario que se amplíe el abanico de sectores beneficiados para solicitar la devolución de cuotas tributarias a su favor al término de cada periodo de liquidación. Por otra parte, la Hacienda Autonómica necesita implantar mecanismos de control de evitación de fraudes fiscales que repercutan negativamente en el conjunto de la sociedad canaria, en relación con las operaciones exentas del I.G.I.C. por aplicación del artículo 25 de la Ley 19/1994, de 6 de julio, de Modificación del Régimen Económico Fiscal de Canarias.

Conjuntamente con el establecimiento de una obligación de carácter fiscal, se entronca en esta modificación la posibilidad de concluir convenios con otros entes, especialmente con otras Administraciones Públicas, con el objetivo de facilitar la prestación de declaraciones, así como el ingreso de declaraciones-liquidaciones periódicas a ciertos sujetos pasivos del I.G.I.C. con especiales características. Esta última posibilidad, junto con la perfilada en el artículo 28, número 4, del Decreto 182/1992, de 15 de diciembre, cierra el arco de progresiva simplificación en el cumplimiento de las obligaciones fiscales en relación con el I.G.I.C. fuera del Archipiélago canario, iniciado por el Decreto 184/1993, de 11 de junio.

Por último, se hace necesario aclarar determinadas obligaciones formales inherentes al régimen de las entidades ZEC. Hasta aquí la modificación tocante al Decreto 182/1992. Por lo que se refiere al Decreto 304/1993, de 26 de noviembre, es preciso recoger el impacto del artículo 25 de la Ley 19/1994, de 6 de julio, a los efectos de control anteriormente aludidos.

En virtud de todo lo cual, a propuesta del Consejero de Economía y Hacienda, oído el dictamen del Consejo Consultivo y previa deliberación del Gobierno en su reunión del 16 de diciembre de 1994,

D I S P O N G O:

Artículo 1.- Modificación del Decreto 182/1992, de 15 de diciembre.

Se modifican los siguientes preceptos del Decreto 182/1992, de 15 de diciembre, por el que se aprueban las normas de gestión, liquidación, recaudación e inspección del Impuesto General Indirecto Canario y la revisión de los actos dictados en aplicación del mismo.

1.- El artículo 7, hasta ahora con el epígrafe “Devoluciones en la exportación” queda redactado en los siguientes términos:

“Artículo 7.- Devoluciones al término de cada periodo de liquidación.

1.- Tendrán derecho a la devolución del saldo a su favor existente al término de cada periodo de liquidación, los sujetos pasivos que durante el año natural inmediato anterior hayan realizado habitualmente operaciones sujetas y no exentas en los sectores de actividad siguientes:

- Captación, producción y distribución de aguas.

- Construcción completa de edificaciones.

- Transportes de viajeros y mercancías por vía marítima o aérea entre las islas del Archipiélago canario.

- Fabricación y comercialización de pan.

- Comercialización de frutas, verduras, hortalizas, legumbres y tubérculos naturales que no hayan sido objeto de ningún proceso de transformación, elaboración o manufactura de carácter industrial.

- Comercialización de carnes y pescados que no hayan sido objeto de ningún proceso de transformación, elaboración o manufactura de carácter industrial.

- Edición y comercialización de libros, periódicos y revistas. Se presumirán habitualidad cuando para la realización de las correspondientes operaciones se exija contribuir por el Impuesto sobre Actividades Económicas.

2.- Tendrán derecho a la devolución del saldo a su favor existente al término de cada periodo de liquidación, los sujetos pasivos que durante el año natural inmediato anterior hayan realizado operaciones de exportación y asimiladas a que se refieren los artículos 11 y 12 de la Ley 20/1991, así como, en todo caso, las entidades ZEC.

3.- Se fija en veinte millones de pesetas el importe global de las operaciones expresadas en los dos números anteriores que hubieran realizado los sujetos pasivos durante el año natural inmediatamente anterior, como límite mínimo para poder acogerse a las devoluciones reguladas en este artículo.

Este hecho deberá manifestarse mediante la presentación de declaración censal de modificación en el mes de enero de cada año.

No obstante, los sujetos pasivos que no hayan podido ejercitar esta opción en el plazo señalado y pretendan hacer uso de este procedimiento de devolución por superar en el ejercicio el límite indicado, podrán hacerlo durante el periodo de tiempo comprendido entre el día siguiente a aquel en que superen la cifra indicada y el último día del plazo para la presentación de la declaración correspondiente al periodo de liquidación en que se hubiese producido dicha circunstancia.”

2.- El artículo 8, “Registro de Exportadores y otros Operadores Económicos”, queda redactado de la manera siguiente:

“Artículo 8.- Registro de Exportadores y otros Operadores Económicos.

Para poder ejercitar el derecho a las devoluciones al término de cada periodo de liquidación, los sujetos pasivos a los que se refiere el artículo anterior, con excepción de las entidades ZEC, deberán solicitar la inscripción en el Registro de Exportadores y otros Operadores Económicos que, a tal efecto, deberá llevarse en la Consejería de Economía y Hacienda.

En los casos en que dejen de concurrir los requisitos previstos en el artículo anterior para poder acogerse a las devoluciones al término de cada periodo de liquidación, el sujeto pasivo deberá solicitar la baja en dicho Registro.

Las solicitudes de inclusión o baja en el registro de Exportadores y otros Operadores Económicos sólo podrán presentarse durante el mes de enero de cada año. No obstante, los sujetos pasivos que no hubieran podido inscribirse en el Registro de Exportadores y otros Operadores Económicos en el plazo señalado en el párrafo anterior y pretendan solicitar su inclusión en el mismo por superar en el ejercicio el límite señalado en el número 3 del artículo 7 del presente Decreto, podrán hacerlo durante el periodo de tiempo comprendido entre el día siguiente a aquel en que supere la cifra de operaciones de que se trate y el último día de plazo para la presentación de la declaración-liquidación correspondiente al periodo de liquidación en que se hubiese producido tal circunstancia.”

3.- Se introduce una nueva redacción al número 3, pasando el actual contenido del número 3 a figurar bajo el número 4, y el actual contenido del número 4 a figurar bajo el número 5, del artículo 28 con la siguiente redacción:

“3.- Lo dispuesto en las letras d) y f) del número 1 anterior no será de aplicación a las entidades ZEC, salvo que pretendan ejercitar el derecho a la deducción, en cuyo caso estarán obligadas a llevar el Libro-Registro de Facturas Recibidas y a presentar las declaraciones-liquidaciones correspondiente a cada periodo de liquidación.”

4.- Se introduce un nuevo número, el 6, al artículo 28, del siguiente tenor literal:

“6.- Se autoriza a la Consejería de Economía y Hacienda a establecer convenios con otras entidades, públicas o privadas, para facilitar el cumplimiento de las obligaciones a que se refiere el número 1 del presente artículo.”

5.- Se da una nueva redacción al número 1 del artículo 29 “Normativa aplicable a la facturación”, en los términos siguientes:

“1.- La expedición y entrega de factura o documentos equivalentes, incluso por vía telemática, en las operaciones realizadas por los sujetos pasivos del Impuesto General Indirecto Canario y la conservación de copia de los mismos a que hace referencia el número 1 del artículo 28 de este Decreto, se ajustarán a las normas generales que regulan el deber de expedir y entregar factura que incumbe a los empresarios y profesionales y a lo dispuesto en este Decreto en relación a las obligaciones registrales, con las siguientes especialidades:

a) En las facturas emitidas por comerciantes minoristas, ya sea respecto de entregas de bienes exentas según el artículo 10, número 1, apartado 27º de la Ley 20/1991, ya sea respecto de las entregas realizadas en el marco del régimen especial de comerciantes minoristas, deberá hacerse constar la expresión “Comerciante minorista”. b) En las facturas emitidas por empresarios que realicen entregas de bienes calificados de inversión para el adquirente que estén exentas según el artículo 25, párrafo segundo, de la Ley 19/1994, deberá hacerse constar la expresión “Exención artículo 25 Ley 19/1994”.”

6.- Se suprime el artículo 29 bis.

7.- El apartado 2 del número 3 del artículo 39, se redacta en los siguientes términos:

“2) Los autorizados a solicitar la devolución de los saldos a su favor existentes al término de cada periodo de liquidación en virtud de lo dispuesto en el artículo 7 de este Decreto.

Tratándose de sujetos pasivos que hubiesen realizado su inscripción en el Registro de Exportadores y otros Operadores Económicos, los periodos de liquidación posteriores a aquel en que se superó la cifra indicada en el número 3 del artículo 7 del presente Decreto coincidirán con el mes natural.

Lo dispuesto en los párrafos anteriores será de aplicación incluso en el caso de que no resulten cuotas a devolver en favor de los sujetos pasivos.”

Artículo 2.- Modificación del Decreto 304/1993, de 26 de noviembre.

Se modifica la letra c) del número 1 del artículo 3 del Decreto 304/1993, de 26 de noviembre, por el que se regula la obligación de información relativa a las operaciones económicas con terceras personas que incumbe a los sujetos pasivos del Impuesto General Indirecto Canario.

“c) El importe total individualizado de las operaciones realizadas con cada persona o entidad durante el año natural al que la declaración se refiera, con las especificaciones que mediante la Orden de creación de los modelos a que se refiere el número 3 del artículo 5 del presente Decreto señale el Consejero de Economía y Hacienda.”

Dado en Las Palmas de Gran Canaria, a 16 de diciembre de 1994.

EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, Manuel Hermoso Rojas.

EL CONSEJERO DE ECONOMÍA Y HACIENDA, José Miguel González Hernández.

© Gobierno de Canarias