Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 133. Lunes 31 de Octubre de 1994 - 1678

III. OTRAS RESOLUCIONES - C.Economía y Hacienda

1678 - DECRETO 213/1994, de 17 de octubre, por el que se autoriza la refinanciación o novación de los avales otorgados mediante Decreto 311/1993, de 10 de diciembre, a las empresas agrícolas del sector tomatero canario, y se establecen sus condiciones de otorgamiento y formalización.

Descargar en formato pdf

La Ley 4/1992, de 6 de julio, modificó el importe de los avales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 1992, estableciendo la posibilidad de otorgar en primer aval hasta cuatro mil millones de pesetas a empresas del sector agrícola tomatero con domicilio social en Canarias y que realicen en el ámbito de la Comunidad Autónoma su actividad principal con duración máxima de un año para crédito de campaña para la zafra 1992/93. Dicha Ley fue desarrollada por el Decreto 121/1992, de 14 de julio, que reguló las condiciones y procedimientos de otorgamiento de los citados avales y subvenciones, delegándose la concesión de los mismos en el Consejero de Economía y Hacienda por Decreto 123/1992, de 30 de julio.

El Decreto 311/1993, de 10 de diciembre, por el que se conceden, a las empresas agrícolas del sector tomatero canario, nuevos avales en sustitución de los avales otorgados para la campaña 1992/93, y se establecen las condiciones de otorgamiento y formalización de los mismos.

La Ley 3/1993, de 27 de diciembre, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias, en su artículo 34.4 establece que no se computarán en el límite fijado en el apartado 1 de dicho artículo los avales que se prestan por motivo de la refinanciación o sustitución de las operaciones de crédito, en la medida que impliquen cancelación de avales anteriormente concedidos.

En su virtud, a propuesta conjunta de los Consejeros de Economía y Hacienda y de Agricultura y Alimentación, y previa deliberación del Gobierno en su reunión celebrada el día 17 de octubre de 1994,

D I S P O N G O:

Artículo 1.- Se autoriza la refinanciación o novación de los avales otorgados mediante Decreto 311/1993, de 10 de diciembre.

Artículo 2.- 1. Los avales que se concedan garantizan a la entidad acreedora el cumplimiento de la obligación de reembolso de las cantidades adeudadas en concepto de préstamo o crédito, por amortización del principal de dicha operación que se adeuda en cada momento, y los intereses remuneratorios de dicha operación al tipo nominal anual expresado sobre el capital pendiente en cada momento, no incluyéndose en ningún caso los intereses de demora y demás gastos derivados de la operación en el plazo establecido en el artículo 3, y hasta el límite máximo del importe que por beneficiario se establezca en la correspondiente Orden de concesión de los avales de tesorería.

2. En los avales que se autoricen conforme a lo previsto en el presente Decreto, podrá renunciarse a los beneficios de orden, excusión y división a que hacen referencia los artículos 1.830 y siguientes del Código Civil cuando los beneficiarios sean Sociedades Cooperativas Agrarias y Sociedades Agrarias de Transformación. Artículo 3.- 1. La fianza tendrá la duración máxima de un año a partir de la formalización del nuevo aval o, en su caso, de la fecha del vencimiento de la operación de crédito a refinanciar y avalada inicialmente, cuando dicha fecha fuera posterior a la de la formalización del nuevo aval, sin que en ningún caso sobrepase el límite de 31 de diciembre de 1995, quedando sin efecto a partir de la fecha correspondiente, salvo reclamación previa fehaciente por cantidades devengadas con anterioridad a la fecha de finalización del periodo de garantía.

No obstante lo anterior, dicha fianza quedará igualmente sin efectos una vez reintegradas totalmente a la entidad acreedora las cantidades percibidas por la acreditada.

2. Los avales que se otorguen al amparo del presente Decreto, surtirán efectos desde la fecha de formalización del correspondiente documento de aval, salvo que en el mismo se dispusiere otra cosa.

Artículo 4.- La Tesorería de la Comunidad Autónoma de Canarias responderá del pago de las obligaciones reconocidas a que se refiere el artículo 2 del presente Decreto hasta el importe máximo que por beneficiario se recoja en la resolución de concesión de los avales.

Artículo 5.- El contrato de préstamo/crédito sobre el que recaen los avales que se concedan, deberá formalizarse con anterioridad al 31 de diciembre de 1994, y remitirse a la Consejería de Economía y Hacienda.

Las cláusulas del contrato de préstamo/crédito que prevean condiciones de garantía por la Administración autonómica distintas a las que se consignen en el presente Decreto, en la resolución de concesión de los avales y en el documento de formalización del aval, carecerán de toda eficacia frente a la Administración autonómica.

Artículo 6.- Por el Consejero de Economía y Hacienda se formalizarán los correspondientes do-cumentos de aval, que deberán ir unidos a los contratos de las operaciones de crédito/préstamo que se formalicen.

Artículo 7.- 1. La Consejería de Economía y Hacienda podrá requerir, a la entidad de crédito prestamista, información detallada sobre el cumplimiento por parte de la entidad prestataria de las obligaciones derivadas de la operación de crédito avalada por la Comunidad Autónoma de Canarias. 2. Las entidades de crédito prestamistas quedan expresamente obligadas a notificar de forma fehaciente la falta de pago de la acreditada en el plazo de 15 días naturales, contados a partir del día siguiente a aquel en que se produzca el vencimiento del plazo conferido en el contrato de préstamo al prestatario para proceder al abono de cada una de las cuotas de amortización de capital e intereses remuneratorios pactados. El incumplimiento de esta obligación determinará la ineficacia en su totalidad del presente afianzamiento.

Artículo 8.- Todos los gastos e impuestos derivados de la autorización y formalización del aval de tesorería serán de la cuenta exclusiva de la entidad avalada.

Artículo 9.- El aval prestado a cargo de la Tesorería de la Comunidad Autónoma de Canarias devengará en favor de la misma una comisión del 0,5%, por una sola vez del importe afianzado. La cuantía que resulte será retenida por la entidad prestamista para su abono a la Tesorería de la Comunidad Autónoma de Canarias. El devengo de la comisión se producirá anticipadamente.

Artículo 10.- El documento de aval habrá de ser suscrito por la entidad prestamista y prestataria en prueba de conocimiento y aceptación de las condiciones de garantía.

Artículo 11.- La entidad avalada facilitará la inspección y control que ejercerá la Consejería de Economía y Hacienda en colaboración con la Consejería de Agricultura y Alimentación, en orden a verificar la refinanciación de la campaña 1992/93 con el préstamo/crédito avalado, al objeto de comprobar su aplicación y rentabilidad, así como la solvencia de la entidad avalada, pudiendo para ello verificar los documentos que se consideren oportunos.

Artículo 12.- 1. En el supuesto de que llegara a hacerse efectiva su obligación como avalista, la Comunidad Autónoma de Canarias quedará automáticamente subrogada en todos los derechos que la entidad de crédito prestamista tenía contra la entidad avalada, comprometiéndose ésta a reintegrar a la Tesorería de la Comunidad Autónoma de Canarias las cantidades abonadas por ésta a dicha entidad de crédito, así como a indemnizar a la Comunidad Autónoma en su caso, por los restantes conceptos señalados en el artículo 1.838 del Código Civil que se hubieren devengado, con carácter preferente a cualquier otra obligación asumida, sin perjuicio de las existentes hasta la fecha y de los supuestos de prelación de créditos legalmente reconocidos. 2. En caso de incumplir el avalado lo establecido en el apartado anterior, se exigirá al mismo el reembolso, por la vía administrativa, conforme a las reglas que para el ingreso de los débitos de derechos públicos no tributarios establece el Reglamento General de Recaudación, procediéndose en su caso por la vía administrativa de apremio.

DISPOSICIONES ADICIONALES

Primera.- Las solicitudes se presentarán en la Dirección General del Tesoro y Política Financiera, en el plazo de treinta días a partir de la publicación del presente Decreto en el Boletín Oficial de Canarias.

Segunda.- La concesión de los avales a los que se refiere el presente Decreto, corresponde al Gobierno de Canarias, que podrá delegarla en el Consejero de Economía y Hacienda.

Tercera.- Se faculta al Consejero de Economía y Hacienda a establecer el modelo de documento de aval.

Cuarta.- Los avales que se concedan en virtud de lo dispuesto en el presente Decreto, serán incompatibles con la concesión de ayudas y subvenciones por la Administración autonómica destinadas a financiar, directa o indirectamente, las mismas operaciones objeto de garantía.

DISPOSICIONES FINALES

Primera.- Se autoriza al Consejero de Economía y Hacienda para que dicte las disposiciones necesarias para el desarrollo y ejecución del presente Decreto.

Segunda.- El presente Decreto entrará en vigor el mismo día de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Dado en Las Palmas de Gran Canaria, a 17 de octubre de 1994. EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, Manuel Hermoso Rojas.

EL CONSEJERO DE ECONOMÍA Y HACIENDA, José Miguel González Hernández.

EL CONSEJERO DE AGRICULTURA Y ALIMENTACIÓN, Antonio Ángel Castro Cordobez.

© Gobierno de Canarias