Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 080. Lunes 21 de Junio de 1993 - 1064

I. DISPOSICIONES GENERALES - C.Economía y Hacienda

1064 - DECRETO 184/1993, de 11 de junio, por el que se modifica el Decreto 182/1992, de 15 de diciembre, por el que se aprueban las normas de gestión, liquidación, recaudación e inspección del Impuesto General Indirecto Canario y la revisión de los actos dictados en aplicación del mismo y el Decreto 183/1992, de 15 de diciembre, por el que se aprueba el contenido, la forma y los plazos de presentación de las declaraciones censales relativas al comienzo, modificación o cese que han de presentar los empresarios o profesionales sujetos pasivos del Impuesto General Indirecto Canario, del Impuesto Especial de la Comunidad Autónoma de Canarias sobre combustibles derivados del petróleo y la Tasa Fiscal que grava los juegos de suerte, envite o azar, devengadas por la autorización de explotación de máquinas o aparatos automáticos.

Descargar en formato pdf

La promulgación del Real Decreto-Ley 7/1993, de 21 de mayo, de medidas urgentes de adaptación y modificación del Impuesto sobre Valor Añadido, del Impuesto Especial sobre determinados Medios de Transportes, del Impuesto General Indirecto Canario, del Arbitrio sobre la Producción e Importación en las Islas Canarias y de la Tarifa Especial del Arbitrio Insular a la Entrada de Mercancías, ha introducido un conjunto de modificaciones en el Impuesto General Indirecto Canario creado por la Ley 20/1991, de 7 de junio, de modificación de los aspectos fiscales del Régimen Económico Fiscal de Canarias, como son, entre otras: la creación de un nuevo régimen especial, el régimen especial de comerciantes minoristas aplicable exclusivamente a los comerciantes minoristas importadores; la posibilidad de renuncia de los titulares de explotaciones agrícolas a la exención contenida en el artículo 10, número 1, apartado 28º de la citada Ley; que hacen necesario modificar el Decreto 182/1992 y el Decreto 183/1992, ambos de 15 de diciembre.

En consecuencia, se hace necesario adaptar a la nueva normativa los aspectos reglamentarios que son competencia de esta Comunidad Autónoma.

En virtud de la Disposición Adicional Décima número dos de la Ley 20/1991, de 7 de junio, de modificación de los aspectos fiscales del Régimen Económico Fiscal de Canarias, a propuesta del Consejero de Economía y Hacienda y previa deliberación del Gobierno en su reunión del día 11 de junio de 1993,

D I S P O N G O:

Artículo 1.- Modificación del Decreto 182/1992, de 15 de diciembre.

Se modifican los siguientes preceptos del Decreto 182/1992, de 15 de diciembre, por el que se aprueban las Normas de Gestión, Liquidación, Recaudación e Inspección del Impuesto General Indirecto Canario y la revisión de los actos dictados en aplicación del mismo:

1. Se suprime el número dos del artículo 14, “Ambito objetivo del régimen simplificado”.

2. Se añade un nuevo número al artículo 18, “Aprobación de índices o módulos”, que tendrá la siguiente redacción:

“3. Cuando el desarrollo de actividades empresariales a las que resulte de aplicación el régimen simplificado se viese afectado por incendios, inundaciones, hundimientos o grandes averías en el equipo industrial que supongan alteraciones graves en el desarrollo de la actividad, los interesados que deseen que se reduzcan los índices o módulos por razón de dichas alteraciones deberán presentar ante la Administración Tributaria Canaria, escrito en el que se ponga de manifiesto el hecho de haberse producido dichas circunstancias, aportando al mismo tiempo las pruebas que se estimen oportunas.

El plazo de presentación es de 30 días a contar desde la fecha en que se produzcan las alteraciones. El escrito deberá presentarse en la oficina de la Administración Tributaria Canaria en cuyo ámbito territorial tenga el obligado tributario su domicilio fiscal o, en su defecto, el domicilio del establecimiento permanente en las Islas Canarias.

En el supuesto de la existencia de varios establecimientos permanentes en las Islas Canarias, se presentará en la oficina de la Consejería de Economía y Hacienda del lugar donde esté efectivamente centralizada la gestión administrativa y la dirección de sus negocios. Cuando de acuerdo con este criterio no pueda determinarse el mismo, se atenderá al lugar donde radique el mayor valor de sus elementos de inmovilizado material.

Acreditada su efectividad, el órgano competente de la Administración Tributaria Canaria acordará la reducción de los índices o módulos que proceda, con indicación del periodo de tiempo que resulte de aplicación.”

3. El artículo 24, “Renuncia al régimen general”, quedará redactado de la siguiente forma:

“Artículo 24.- Renuncia.

1. Los titulares de las explotaciones agrícolas, forestales y ganaderas acogidos al régimen especial de la agricultura y ganadería, podrán formalizar su renuncia a dicho régimen al tiempo de presentar su declaración censal de comienzo de la actividad o bien durante el mes de noviembre anterior al inicio del ejercicio en que deba comenzar a surtir efectos, mediante la presentación de la correspondiente declaración censal de modificación, según modelo que determine la Consejería de Economía y Hacienda.

La renuncia producirá efecto en tanto no sea revocada por el interesado y, en todo caso, durante un periodo mínimo de tres años.

2. Los empresarios personas físicas, que sean titulares de explotaciones agrícolas en los términos definidos en el artículo 55 de la Ley 20/1991, de 7 de junio, podrán formalizar la renuncia a la exención recogida en el artículo 10, número 1, apartado 28º de la citada Ley, al tiempo de presentar su declaración censal de comienzo de la actividad o bien durante el mes de noviembre anterior al inicio del ejercicio en que deba comenzar a surtir efectos la renuncia a dicha exención, mediante la presentación de la correspondiente declaración censal de modificación.

La renuncia a la exención producirá efecto en tanto no sea ejercitada por el interesado la renuncia al régimen especial de la agricultura y ganadería, en los términos señalados en el número uno anterior o no sea revocada.

La revocación de la renuncia a la exención deberá ser formalizada durante el mes de noviembre anterior al inicio del ejercicio en que deba comenzar a surtir efectos aquélla, mediante la presentación de la correspondiente declaración censal de modificación.”

4. Se crea una nueva Sección, la Sección 5ª.- “Régimen Especial de comerciantes minoristas”, en el Capítulo II del Título Primero que tendrá el siguiente texto:

“SECCIÓN 5ª.- RÉGIMEN ESPECIAL DE COMERCIANTES MINORISTAS.

Artículo 27 bis.- Iniciación y cese al régimen especial de comerciantes minoristas; liquidación y recaudación del recargo y obligaciones formales y registrales.

Uno.- Iniciación y cese al régimen especial de comerciantes minoristas.

A) Condiciones generales.

1º. En los supuestos de iniciación y cese en el régimen especial de comerciantes minoristas, los sujetos pasivos estarán obligados a presentar los siguientes documentos:

a) Declaración censal de comienzo o modificación.

b) Inventario valorado con indicación de la cantidad a ingresar o a deducir, con arreglo a modelo oficial.

2º. No estarán obligados a presentar el inventario los sujetos pasivos cuyas existencias procedentes de importación estén integradas exclusivamente por bienes que se hallen gravados al tipo cero o exentos del Impuesto General Indirecto Canario en el momento de la iniciación o cese.

3º. Los criterios de valoración de las existencias inventariadas serán los admitidos en el Impuesto de Sociedades o, en su caso, en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, siempre que el criterio adoptado coincida con el aplicado en cualquiera de los mencionados impuestos por el sujeto pasivo en la declaración-liquidación correspondiente.

Los datos relativos al origen e identidad de los bienes materiales que constituyen las existencias se deberá deducir fácilmente de la contabilidad del sujeto pasivo.

La Administración podrá comprobar la exactitud de los documentos a que se refiere este apartado durante el periodo de prescripción del impuesto.

B) Iniciación.

1º. Ámbito subjetivo.

Los sujetos pasivos que realizando actividades comerciales pasen a tener el día primero de enero la condición de comerciante minorista por concurrir en los mismos los requisitos señalados en el artículo 10, número 3, de la Ley 20/1991, de 7 de junio, siempre que figuren en sus existencias a la fecha de iniciación bienes importados para su actividad comercial con anterioridad a dicha fecha, estarán obligados a presentar los documentos a que se refiere el apartado anterior y de acuerdo con las condiciones establecidas en el presente Decreto. Asimismo, los sujetos pasivos que adquieran la condición de comerciante minorista por iniciar actividades de comercio al menor según las normas reguladoras del Impuesto sobre Actividades Económicas y no haber realizado durante el año precedente actividades comerciales, siempre que figuren en sus existencias a la fecha de iniciación bienes importados para su actividad comercial con anterioridad a dicha fecha, estarán obligados a presentar los documentos a que se refiere el apartado anterior y de acuerdo con las condiciones establecidas en el presente Decreto.

A los efectos de lo citado en el párrafo anterior la fecha de iniciación coincidirá con la fecha de comienzo de actividades comerciales.

2º. Declaración censal de comienzo o modificación.

La iniciación en el régimen especial de comerciantes minoristas, se ejercitará al tiempo de presentar la declaración censal de comienzo del ejercicio de la actividad y deberá presentarse con anterioridad al inicio de las correspondientes actividades o mediante la declaración censal de modificación en el plazo de un mes a contar desde la fecha de iniciación.

3º. Inventario valorado con indicación de la cantidad a ingresar.

a) Contenido.

Se deberá hacer constar en el inventario los bienes que habiendo sido importados desde el día 1 de enero de 1993 estén en sus existencias al día de iniciación, comprendiendo incluso aquellos bienes que habiendo sido importados para el desarrollo de actividades en sectores diferenciados, de acuerdo con el artículo 34 de la Ley 20/1991, de 7 de junio, hayan sido transferidos a la actividad comercial; diferenciándose aquellos bienes cuyos derechos a la importación por el Impuesto General Indirecto Canario hayan sido abonados de aquéllos cuyos derechos a la importación por el citado impuesto están devengados pero no abonados, por estar el obligado al pago o algún responsable solidario acogidos al plazo diferido de pago a que se refiere el número dos del artículo 16 del Decreto 139/1991, de 28 de junio.

No se hará constar en el inventario aquellos bienes que en la fecha de iniciación en este régimen estén gravados al tipo cero o exentos del Impuesto General Indirecto Canario.

b) Plazo de presentación.

El inventario valorado deberá presentarse en el plazo de un mes a partir del día de la iniciación en el régimen especial de comerciantes minoristas. c) Autoliquidación e ingreso.

La cantidad a ingresar como consecuencia de la iniciación en el régimen especial de comerciantes minoristas, será determinada directamente por los sujetos pasivos en el modelo oficial y su ingreso se efectuará simultáneamente con la presentación del indicado modelo en la Caja de la Consejería de Economía y Hacienda correspondiente a su domicilio fiscal o, en su caso, a su establecimiento permanente, o bien, en una Entidad colaboradora autorizada, conforme al mismo criterio.

En el supuesto de la existencia de varios establecimientos permanentes en las Islas Canarias, se presentará en la oficina de la Consejería de Economía y Hacienda o Entidad colaboradora autorizada del lugar donde esté efectivamente centralizada la gestión administrativa y la dirección de sus negocios. Cuando de acuerdo con este criterio no pueda determinarse el mismo, se atenderá al lugar donde radique el mayor valor de sus elementos de inmovilizado material.

La cantidad a ingresar será el resultante de aplicar al valor de las existencias, Impuesto General Indirecto Canario excluido, los tipos del citado impuesto y del recargo vigentes en la fecha de iniciación. Respecto a los bienes que habiendo sido importados, consten en las existencias y sus derechos de importación por el Impuesto General Indirecto Canario están devengados pero no abonados por estar el obligado al pago o algún responsable solidario acogidos al plazo diferido de pago a que se refiere el número dos del artículo 16 del Decreto 139/1991, de 28 de junio, únicamente deberán abonar el recargo.

C) Cese.

1º Ámbito subjetivo.

Los sujetos pasivos que teniendo la condición de comerciante minorista dejen de cumplir el día primero de enero o a la fecha de cese de su actividad comercial minorista alguno de los requisitos señalados en el artículo 10, número 3, de la Ley 20/1991, de 7 de junio, deberán presentar los documentos a que se refiere el apartado A) del presente número y de acuerdo con las condiciones que en los párrafos siguientes se especifican. No obstante, no estarán obligados a presentar los indicados documentos aquellos sujetos pasivos que cesen en la totalidad de su actividad empresarial, sin perjuicio de la obligatoriedad de presentar la declaración censal de cese.

2º. Declaración censal de modificación.

El cese en el régimen especial de comerciantes minoristas, se ejercitará al tiempo de presentar la declaración censal de modificación en el plazo de un mes a contar desde la fecha de cese.

3º. Inventario valorado con indicación de la cantidad a deducir.

a) Contenido.

Se deberá hacer constar en el inventario únicamente los bienes que, habiendo sido importados desde el día 1 de enero de 1993, estén en sus existencias al día del cese y respecto de los cuales se hayan satisfecho los derechos de importación devengados por el Impuesto General Indirecto Canario y el recargo correspondiente a la Consejería de Economía y Hacienda.

En el supuesto de que el sujeto pasivo viniera realizando actividades en sectores diferenciados, de acuerdo con el artículo 34 de la Ley 20/1991, de 7 de junio, hasta la fecha del cese, serán de aplicación las siguientes reglas:

- El inventario sólo comprenderá las mercancías que sean habituales en el tráfico comercial a que se dedica el sujeto pasivo.

- El inventario no comprenderá aquellas mercancías que, aún siendo habituales en la actividad comercial a que se dedica el sujeto pasivo, son asimismo habituales en el otro u otros sectores diferenciados.

No se hará constar en el inventario aquellos bienes que en la fecha de cese en este régimen estén gravados al tipo cero o exentos del Impuesto General Indirecto Canario.

b) Plazo de presentación.

El inventario valorado deberá presentarse en el plazo de un mes a partir del día del cese en el régimen especial de comerciantes minoristas.

c) Fijación de la cantidad a deducir.

La cantidad a deducir como consecuencia del cese en el régimen especial de comerciantes minoristas, será determinada directamente por los sujetos pasivos en el modelo oficial.

La cantidad a deducir será el resultado de aplicar al valor de las existencias, Impuesto General Indirecto Canario y recargo excluido, los tipos del citado impuesto y del recargo vigentes en la fecha de cese.

d) Lugar de presentación.

Los documentos a que se refiere el punto anterior deberán presentarse en la oficina de la Administración Tributaria Canaria en cuyo ámbito territorial tenga el obligado tributario su domicilio fiscal o, en su defecto, el domicilio del establecimiento permanente en las Islas Canarias.

En el supuesto de la existencia de varios establecimientos permanentes en las Islas Canarias, se presentará en la oficina de la Consejería de Economía y Hacienda del lugar donde esté efectivamente centralizada la gestión administrativa y la dirección de sus negocios. Cuando de acuerdo con este criterio no pueda determinarse el mismo, se atenderá al lugar donde radique el mayor valor de sus elementos de inmovilizado material.

Dos.- Sujetos pasivos comerciantes minoristas no sometidos al régimen especial.

No estarán sometidos a este régimen especial los sujetos pasivos que teniendo la consideración de comerciantes minoristas, no realicen en el marco de su actividad comercial operaciones de importación de bienes a título habitual u ocasional. No obstante, estarán obligados a presentar declaración censal de comienzo o modificación, según los casos, expresando su condición de comerciante minorista. En estos casos la previsión de realización de importaciones supondrá la obligación de presentar una declaración censal de modificación, con anterioridad a que se produzca el primer acto de importación, indicando la iniciación en el régimen especial de comerciantes minoristas.

Tres.- Liquidación y recaudación del recargo.

La liquidación y recaudación del recargo en este régimen especial se efectuará conjuntamente con el Impuesto General Indirecto Canario que grave las importaciones de bienes efectuadas por los comerciantes minoristas y se ajustará a las normas establecidas para la exacción de dicho impuesto.

La carga de la prueba de que un bien importado por un sujeto pasivo que tenga la consideración de comerciante minorista no está destinado a su actividad comercial corresponde al propio sujeto pasivo importador.

Cuatro.- Obligaciones formales y registrales.

1º. Tanto los sujetos pasivos a los que sea de aplicación este régimen especial como los que tengan la consideración de comerciantes minoristas, no estarán obligados a llevar ninguno de los libros registro que se indican en el artículo 30 de este Decreto, con las siguientes excepciones: a) El comerciante minorista deberá llevar libro registro de facturas recibidas en caso de que realice actividades en cualesquiera sectores diferenciados de actividad, anotando con la debida separación las facturas que correspondan a adquisiciones referidas a cada sector diferenciado, a excepción de las relativas a su actividad comercial minorista.

b) El comerciante minorista deberá llevar libro registro de facturas emitidas en caso de que realice actividades en otros sectores diferenciados de actividad sin necesidad de anotar las facturas emitidas en el ejercicio de su actividad de comercio minorista. No tendrá sin embargo obligación de llevar el citado libro registro de facturas emitidas si por el resto de los sectores diferenciados está acogido al régimen simplificado, o si realiza actividades en el régimen especial de agricultura y ganadería.

2º. Los sujetos pasivos a los que sea de aplicación el régimen especial de comerciantes minoristas estarán obligados, en todo caso, a expedir y entregar factura o documentos sustitutivos y a conservar copia de los mismos durante el periodo de prescripción de impuesto. Cuando el adquirente actúe en calidad de sujeto pasivo del Impuesto General Indirecto Canario, deberá ser expedida factura completa con todos los requisitos del artículo 3, número 1, del Real Decreto 2.402/1985, de 18 de diciembre, y con la especialidad del artículo 29 bis del presente Decreto. Cuando por el contrario el destinatario actúe como consumidor final, podrán sustituirse las facturas completas por vales numerados o tickets de caja que reúnan los requisitos mencionados en el artículo 4, número 3, del citado Real Decreto y con la obligación de conservar las copias o los rollos en que se anotan las operaciones respectivamente.”

5. Se añade un nuevo número al artículo 28, “Obligaciones de los sujetos pasivos”, que tendrá la siguiente redacción:

“4. Las obligaciones enumeradas en el número uno del presente artículo serán cumplidas en el territorio de las Islas Canarias.

No obstante, los sujetos pasivos que actúen mediante establecimiento permanente y no tengan situado su domicilio fiscal en las Islas Canarias, podrán solicitar de la Administración Tributaria Canaria la autorización de llevanza de las obligaciones señaladas en las letras b), c) y d) del citado número uno en el lugar donde tengan situado dicho domicilio fiscal. En todo caso, se fijará en dicho acto el plazo de disponibilidad por la Administración Tributaria Canaria de la documentación obligada.

La autorización o denegación deberá dictarse en el plazo de un mes a contar desde la solicitud y de ser afirmativa contendrá todos los requisitos a cuyo cumplimiento se condicionará la autorización.

Transcurrido el mes al que hace referencia el párrafo anterior sin recaer resolución expresa, se entenderá denegada la solicitud.”

6. Se añade un nuevo artículo 29 bis que quedará redactado de la siguiente forma:

{REF Artículo 29 bis.- Facturas emitidas por comerciantes minoristas.

En las facturas emitidas por comerciantes minoristas respecto de entregas de bienes exentas según el artículo 10, número 1, apartado 27º de la Ley 20/1991, de 7 de junio, deberá hacerse constar la expresión “Comerciante Minorista”.}

7. Se modifica el número 2 del artículo 30 que quedará redactado de la forma siguiente:

“2. Lo dispuesto en el número anterior no será de aplicación respecto de las actividades acogidas a los regímenes especiales simplificados, de la agricultura y ganadería y de comerciantes minoristas, sin perjuicio de lo previsto en los artículos 16, 25 y 27 bis de este Decreto.”

Artículo 2.- Modificación del Decreto 183/1992, de 15 de diciembre.

Se modifican los siguientes preceptos del Decreto 183/1992, de 15 de diciembre, por el que se aprueba el contenido, la forma y los plazos de presentación de las declaraciones censales relativas al comienzo, modificación o cese que han de presentar los empresarios o profesionales sujetos pasivos del Impuesto General Indirecto Canario, del Impuesto Especial de la Comunidad Autónoma de Canarias sobre combustibles derivados del petróleo y la Tasa Fiscal que grava los juegos de suerte, envite o azar, devengadas por la autorización de explotación de máquinas o aparatos automáticos.

1. El artículo 5, “Situaciones tributarias y obligaciones periódicas”, quedará redactado de la siguiente manera:

“Artículo 5.- Situaciones tributarias y obligaciones periódicas.

En el censo constarán también los siguientes datos:

a) La opción, renuncia y exclusión en relación con el régimen especial simplificado del Impuesto General Indirecto Canario.

b) La inclusión, exclusión, renuncia y, en su caso, revocación de la misma, al régimen especial de la agricultura y ganadería del Impuesto General Indirecto Canario.

c) La opción y renuncia para considerar base imponible la diferencia entre la contraprestación de la transmisión y de la adquisición del bien transmitido en el régimen especial de bienes usados y en el régimen especial de objetos de arte, antigüedades y objetos de colección.

d) La opción y renuncia para determinar en forma global la base imponible en el régimen especial de Agencias de Viajes.

e) La iniciación y cese en relación al régimen especial de comerciantes minoristas.

f) La declaración de realizar exclusivamente operaciones exentas del Impuesto General Indirecto Canario en virtud de lo dispuesto en el artículo 10, número 1, apartado 28º de la Ley 20/1991, de 7 de junio.

g) La renuncia y, en su caso, la revocación de la misma, a la exención contenida en el artículo 10, número 1, apartado 28º de la Ley 20/1991, de 7 de junio, por parte de titulares de explotaciones agrícolas, forestales o ganaderas sujetos al régimen especial de la agricultura y ganadería.

h) La solicitud de alta o baja en el Registro de Exportadores.

i) Su condición de comerciante minorista a efectos del Impuesto General Indirecto Canario y si realiza habitual u ocasionalmente importaciones.

j) Su condición de Gran Empresa.

k) Su condición de sujeto pasivo del Impuesto General Indirecto Canario que en el desarrollo de sus actividades típicas y habituales importen o comercialicen vehículos accionados a motor para circular por carretera.

l) Su condición de Empresa Operadora de máquinas recreativas, conforme a su legislación específica.

m) Si está obligado a presentar declaración por el Impuesto Especial de la Comunidad Autónoma de Canarias sobre combustibles derivados del petróleo.”

2. El número 4 del artículo 7, “Declaraciones de modificación”, quedará redactado de la siguiente manera:

“4. La declaración censal de modificación deberá presentarse en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente a aquél en que se hayan producido los hechos que la determinan. No obstante, la declaración censal necesaria para modificar los aspectos relativos a la opción, iniciación, renuncia, cese, revocación y exclusión de los distintos regímenes especiales a que se refiere la letra b) del número 2 anterior, deberá presentarse en el plazo en cada caso previsto en las disposiciones propias del Impuesto General Indirecto Canario. Igualmente la declaración que suponga el cambio del periodo de liquidación en el Impuesto General Indirecto Canario a que se refiere la letra b) del número 2 anterior, deberá formularse antes del vencimiento del plazo para la presentación de la primera declaración periódica afectada por la variación puesta en conocimiento a través de dicha declaración o de la que se hubiese debido presentar de no haberse producido dicha variación.”

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera.- 1º. Todos los sujetos pasivos del Impuesto General Indirecto Canario que a la entrada en vigor del presente Decreto tengan la consideración de comerciante minorista, de acuerdo con el artículo 10, número 3, de la Ley 20/1991, de 7 de junio, estarán obligados a presentar una declaración censal de modificación en el plazo de un mes desde la entrada en vigor del presente Decreto indicando la iniciación en el régimen especial de comerciantes minoristas, en el supuesto de que hayan importado bienes para su actividad comercial desde el día 1 de enero de 1993 y los mantengan en existencias a 1 de julio de dicho año, o indicando su consideración como comerciante minorista si no se dan las condiciones anteriores.

Sin perjuicio de lo establecido en la Disposición Transitoria Segunda apartado 1º, los sujetos pasivos citados en el párrafo anterior están obligados a presentar el documento a que se refiere el artículo 27 bis, Uno, A), apartado 1º, letra b) del Decreto 182/1992, de 15 de diciembre, con referencia al día 1 de julio de 1993, de las existencias de bienes importados desde el día 1 de enero de dicho año en los mismos términos y condiciones a que hacen referencia el artículo 27 bis, Uno, B), apartado 3º del Decreto 182/1992, de 15 de diciembre, durante el mes de julio de 1993.

2º. Los sujetos pasivos a que se refiere el artículo 24, número 2, del Decreto 182/1992, de 15 de diciembre, que a la fecha de entrada en vigor de esta disposición vinieran realizando las actividades propias del régimen especial de agricultura y ganadería, podrán ejercitar la renuncia a la exención del artículo 10, número 1, apartado 28º de la Ley 20/1991, de 7 de junio, en el plazo de un mes a contar desde el comienzo de aplicación del presente Decreto.

Segunda.- 1º. Los sujetos pasivos que teniendo la condición de comerciante minorista, de acuerdo con el artículo 10, número 3, de la Ley 20/1991, de 7 de junio, hayan optado por el régimen simplificado no estarán obligados a presentar el documento a que se refiere el artículo 27 bis, Uno, A), apartado 1º, letra b) del Decreto 182/1992, de 15 de diciembre. Sin embargo sí estarán obligados a presentar una declaración censal de modificación en el plazo de un mes desde la entrada en vigor del presente Decreto indicando la iniciación en el régimen especial de comerciantes minoristas o su condición de comerciante minorista y, en su caso, la exclusión en el régimen simplificado.

2º. Los sujetos pasivos que teniendo la condición de comerciante minorista, de acuerdo con el artículo 10, número 3, de la Ley 20/1991, de 7 de junio, hayan optado por el régimen simplificado, estarán obligados, a través de la presentación de una declaración-liquidación en el mes de enero de 1994, a efectuar la regularización, cuando proceda, de la liquidación realizada por los mismos en los dos primeros trimestres de 1993, de acuerdo con el número 3 del artículo 96 del Real Decreto 1.473/1992, de 4 de diciembre.

3º. Los sujetos pasivos que teniendo la condición de comerciante minorista, de acuerdo con el artículo 10, número 3, de la Ley 20/1991, de 7 de junio, no hayan optado por el régimen simplificado y estén aplicando la regla de la prorrata, estarán obligados, a través de la presentación de una declaración-liquidación en el mes de enero de 1994, a efectuar la regularización, cuando proceda, de la liquidación realizada por los mismos en los dos primeros trimestres de 1993, de acuerdo con el número 4 del artículo 70 del Real Decreto 1.473/1992, de 4 de diciembre.

DISPOSICIONES FINALES

Primera.- Se autoriza al Consejero de Economía y Hacienda a dictar las disposiciones necesarias para el desarrollo del presente Decreto.

Segunda.- El presente Decreto entrará en vigor el día de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

No obstante, lo previsto en el artículo 1, número 1, por el que se suprime el número dos del artículo 14, “Ámbito objetivo del régimen simplificado”; número 4, por el que se crea una nueva Sección, la Sección 5ª.- “Régimen Especial de Comerciantes minoristas”, en el Capítulo II del Título Primero y número 7, por el que se modifica el número 2 del artículo 30, se aplicará desde el día 1 de julio de 1993.

Dado en Las Palmas de Gran Canaria, a 11 de junio de 1993.

EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, Manuel Hermoso Rojas.

EL CONSEJERO DE ECONOMÍA Y HACIENDA, José Miguel González Hernández.

© Gobierno de Canarias