Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 035. Lunes 16 de Marzo de 1992 - 390

VI. ANUNCIOS - Otros anuncios - C.la Presidencia

390 - ANUNCIO de 6 de noviembre de 1991, de la Dirección General de Justicia e Interior, por el que se procede a la publicación de los estatutos del Colegio Oficial de Agentes y Comisionistas de Aduanas de Las Palmas.

Descargar en formato pdf

En cumplimiento de lo establecido en el artículo 22 del Decreto 277/1990, de 27 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Colegios Profesionales de Canarias, se procede a la publicación de los estatutos del Colegio Oficial de Agentes y Comisionistas de Aduanas de Las Palmas.

Las Palmas de Gran Canaria, a 6 de noviembre de 1991.- El Director General de Justicia e Interior, p.s., la Viceconsejera para las Administraciones Públicas, Ana María Oramas González-Moro.

COLEGIO OFICIAL DE AGENTES Y COMISIONISTAS DE ADUANAS DE LAS PALMAS

ESTATUTOS

TÍTULO I

CAPÍTULO I

NORMAS GENERALES

Artículo 1.- El Colegio Oficial de Agentes y Comisionistas de Aduanas de Las Palmas es una Corporación de derecho público, con personalidad jurídica propia para el cumplimiento de los fines específicos dentro de su ámbito territorial, y que se regirá por los presentes Estatutos, por la Ley 2/1974, de Colegios Profesionales; Ley 10/1990, de Colegios Profesionales del Gobierno de Canarias, y por el Real Decreto 1.645/1981, de 8 de mayo, por el que se aprueban los Estatutos del Consejo General y Colegios Oficiales de Agentes y Comisionistas de Aduanas.

Artículo 2.- Su ámbito territorial comprende la Administración de Puertos Francos de Las Palmas y las Subalternas de Lanzarote y Fuerventura.

Artículo 3.- Su domicilio está en Las Palmas, calle Luis Morote, 6-1.

Artículo 4.- Fines y funciones.

El Colegio Oficial de Agentes y Comisionistas de Aduanas de Las Palmas tiene como fin esencial la ordenación de la profesión, y la representación exclusiva de los mismos en la Provincia de Las Palmas y la defensa de los intereses de sus colegiados.

Son fines esenciales del Colegio, además de los determinados por la legislación básica del Estado, los siguientes: a) Velar por el adecuado nivel de calidad de las prestaciones profesionales de los colegiados promoviendo la formación y perfeccionamiento de los mismos. b) Asegurar que la actividad de sus colegiados se someta, en todo caso, a las normas deontológicas de la profesión y a las requeridas por la sociedad a la que sirvan.

c) Procurar la adecuada satisfacción de los intereses generales relacionados con el ejercicio de la respectiva profesión.

d) Colaborar con las Administraciones Públicas de Canarias en el ejercicio de sus competencias en los términos previstos en esta Ley.

Artículo 5.- Para el ejercicio de sus fines, los Colegios Profesionales ejercerán las competencias que les vienen atribuidas con la legislación básica del Estado y, en todo caso, las siguientes:

a) Adoptar los acuerdos que sean precisos para ordenar y vigilar, en sus respectivos ámbitos, el adecuado ejercicio de la profesión colegiada.

b) Velar por la ética profesional de los colegiados cuidando que en el ejercicio de su profesión se respeten y garanticen los derechos de los ciudadanos.

c) Ejercer la facultad disciplinaria sobre los profesionales colegiados. d) Informar los proyectos normativos de la Comunidad Autónoma relativos a las funciones, ámbito, honorarios, las incompatibilidades de los miembros de sus órganos de gobierno, cursos de formación y especialización y diplomas que afecten a la respectiva profesión.

e) Aprobar sus Estatutos y Reglamentos de Régimen Interior.

f) Organizar cursos de formación y perfeccionamiento para sus colegiados.

g) Aprobar sus presupuestos.

h) Regular y exigir las aportaciones económicas de sus miembros.

i) Visar los trabajos profesionales de los colegiados cuando así se establezca en la legislación sectorial o en los Estatutos.

j) Encargarse del cobro de los honorarios profesionales con carácter general o a petición de los colegiados, en los casos en que el colegio tenga creados los servicios adecuados y en las condiciones que determinen los Estatutos del Colegio.

k) Intervenir, en vía de conciliación y arbitraje, en las cuestiones que puedan suscitarse entre los colegiados por motivos relacionados con la profesión.

l) Dictar normas sobre honorarios cuando éstos no se acrediten en forma de aranceles, tarifas o tasas.

m) Adoptar las medidas conducentes a evitar el intrusismo profesional y la competencia desleal.

n) Ejercer las competencias delegadas por las Administraciones Públicas de Canarias o que hayan sido objeto de convenio de colaboración con las mismas.

ñ) Designar representante en cualquier Tribunal en que se exija conocimiento relativo a materias específicas, siempre que se le requiera para ello.

o) Cualquier otra que fomente el adecuado desenvolvimiento de la profesión.

CAPÍTULO II

Artículo 6.- De los colegiados.

La incorporación a este Colegio de personas habilitadas, se efectuará mediante instancia dirigida por el interesado al Presidente del Colegio y previo cumplimiento de los requisitos siguientes: 1) Presentación del título que le habilite legalmente para el ejercicio profesional o, en su defecto, testimonio notarial o copia auténtica del mismo.

2) Justificación del alta en la Licencia Fiscal de Actividades Profesionales.

3) Constitución de las fianzas correspondientes.

4) Los derechos de incorporación a que se refiere el apartado 4 del artículo 33 de los Estatutos del Consejo General y de los Colegios Oficiales serán los establecidos por acuerdo de la Junta General del Colegio dentro de los límites determinados, en su caso, por el Consejo General.

5) Declaración jurada de no estar inhabilitado para el ejercicio profesional, ni estar incurso en ninguna de las causas de incompatibilidad que por la legislación se establezcan.

6) Instancia dirigida al Sr. Administrador Principal de Puertos Francos de Las Palmas por la que solicita le permita ejercer ante dicha Administración.

7) Resguardo original de la Caja General de Depósitos de la garantía a favor de la Administración Principal de Puertos Francos de Las Palmas.

8) Certificación de residencia expedida por el municipio donde tenga su actividad profesional ante la citada Administración.

9) Resolución de la Dirección General de Aduanas e Impuestos Especiales autorizándolo a ejercer en esta jurisdicción (solamente cuando se trate de una habilitación o traslado) y dos fotocopias.

10) Ingreso bancario en cuenta del Colegio Oficial en el que se haga constar que es la “parte alícuota de grupo de la fianza total colectiva”.

11) Ingreso bancario en cuenta del Colegio Oficial en el que se haga constar que es “por derechos de inscripción”.

12) Cédula de habitabilidad y fotocopia del local donde se ha establecido el domicilio de actividad profesional. Contrato de inquilinato y fotocopia, debidamente visado por la Cámara Urbana (caso de ser en arrendamiento). Recibo de Contribución Urbana actualizado y fotocopia en caso de ser de su propiedad.

13) Fotocopia del D.N.I., actualizado.

14) Tres fotografías tipo D.N.I. para la Tarjeta de Identidad profesional.

15) Escrito-petición de los preceptivos Libros de registro de operaciones aduaneras, Libro de Ingresos y Gastos Profesionales, talones de notas de gastos, sellos, etc.

Artículo 7.- Derechos y obligaciones.

1) Los miembros del Colegio Oficial tendrán plena igualdad de derechos y obligaciones.

2) Los colegiados tienen los siguientes derechos:

a) A participar en la vida corporativa.

b) El derecho de sufragio activo y pasivo para la elección de los miembros de los órganos de gobierno, conforme a estos Estatutos.

c) El derecho a promover actuaciones de los órganos de gobierno, por medio de escritos que habrán de ser resueltos por la Junta de Gobierno, o la Junta General, según los casos.

d) El derecho a crear agrupaciones representativas de intereses específicos en el seno del Colegio, con sometimiento a los órganos de gobierno.

e) El derecho a remover a los titulares de los órganos de gobierno, conforme a lo señalado en estos Estatutos.

f) Los colegiados tendrán igualmente derecho, por parte del Colegio, a la defensa de sus intereses profesionales; protección contra la competencia desleal y el intrusismo profesional; el asesoramiento en los distintos aspectos de la profesión, la elevación del nivel técnico y el cumplimiento, en su caso, de las normas de previsión social, a través de los órganos correspondientes.

g) Los colegiados tendrán también derecho a usar las instalaciones del Colegio y a obtener copias y certificaciones acreditativas de los acuerdos colegiales y sus antecedentes; consultar los archivos y registros de la Corporación; obtener la información que precisen de la misma y ejercer cualquier otro derecho derivado de los presentes Estatutos y disposiciones legales aplicables.

3) Son obligaciones de los colegiados:

a) Cumplir lo dispuesto en el Estatuto de la profesión, lo señalado en los presentes Estatutos y Reglamento de Régimen Interior del Colegio y legislación vigente en materia legislativa.

b) Residir y mantener su despacho profesional en la isla en la que ejerza su profesión, salvo los supuestos profesionales de doble habilitación, comunicando al Colegio los cambios de domicilio y traslados de vecindad. c) Estar al corriente del pago de sus cuotas colegiales y soportar todas las contribuciones económicas de carácter fiscal, corporativo o de cualquier otra índole a que la profesión se halle sujeta, levantando las cargas comunes en la forma y tiempo que en cada caso señale la Junta General, o en su defecto, la Junta de Gobierno.

d) Denunciar al Colegio todo caso de intrusismo profesional o de agravio a la profesión, guardando, respecto a sus compañeros y clientes, las obligaciones profesionales, evitando la competencia ilícita y solicitando la venia colegial para poder actuar en los términos previstos en el artículo 38 del Estatuto de la Profesión.

4) La condición de colegiado se pierde por las causas enumeradas en el artículo 42 del Estatuto de la Profesión.

Artículo 8.- Para el desarrollo de su trabajo profesional y para su debida actuación ante las Oficinas de la Renta de Aduanas, y Gobierno de Canarias, el Colegio expedirá y podrá revocar tarjetas de identificación de tres categorías:

a) Para titular de Agente de Aduanas.

b) Para apoderado.

c) Para empleados y dependientes para trámites aduaneros y del Gobierno de Canarias.

Los colegiados estarán obligados a poner en conocimiento del Colegio cualquier modificación que se produjera en esta materia incurriendo, en otro caso, en responsabilidad sancionable a tenor de lo dispuesto en el título V de los Estatutos del Consejo General y de los Colegios Oficiales.

Artículo 9.- El Agente de Aduanas podrá otorgar poderes para todo despacho aduanero o parciales para determinadas operaciones con arreglo a las disposiciones vigentes, siempre que recaigan sobre independientes reales del mismo que figuren en la nómina de personal de sus respectivas oficinas cumpliendo los requisitos al efecto establecidos por la normativa aplicable y desarrolle en ella su trabajo, incurriendo en responsabilidad e inhabilitación el Agente que incumpliera estos preceptos.

En consonancia con lo establecido en el artº. 48 de las Ordenanzas Generales de la Renta de Aduanas y el artº. 5 de la Orden Ministerial de 22 de febrero de 1966, los apoderados de los Agentes de Aduanas solamente podrán estampar su firma en los documentos oficiales aduaneros y Gobierno de Canarias en representación de un solo Agente. Artículo 10.- Para ser apoderado será preciso:

a) Copia notarial autorizada de escritura de poder, debidamente bastanteada por el Abogado del Estado y fotocopia de la misma, con arreglo a lo establecido en la Circular nº 26/1979, de 6 de diciembre, de este Colegio Oficial.

b) Certificado negativo de antecedentes penales.

c) Certificado de buena conducta de la Autoridad Gubernativa.

d) Certificado de buena conducta del municipio.

e) Declaración jurada de no haber sido condenado por delitos de contrabando, etc.

f) Ejemplares TC1 y TC2 de la Tesorería General de la Seguridad Social.

g) Fotocopia del D.N.I.

h) Tres fotografías tipo D.N.I.

i) O lo que pueda disponer la Junta de Gobierno o la Junta General.

Artículo 11.- Se llevará en el Colegio un Libro-registro de poderes en el que constarán los poderes otorgados por los Agentes y Comisionistas de Aduanas así como sus respectivas Tarjetas de Identidad.

Asimismo quedarán registradas en un Libro específico las tarjetas expedidas a los empleados y dependientes para trámites aduaneros ante la Administración Aduanera Comunitaria y ante la Consejería de Economía y Hacienda del Gobierno Autónomo de Canarias.

Para mantener las Tarjetas de Identidad de apoderados y empleados, el colegiado estará obligado a aportar mensualmente al Colegio fotocopia de los ejemplares TC1 y TC2 de la Tesorería General de la Seguridad Social.

Artículo 12.- Los colegiados tendrán la obligación de comunicar al Colegio cualquier cambio o revocación que se produjera en esta materia.

El Agente de Aduanas que incumpliera esta obligación incurrirá en falta sancionable a tenor de lo dispuesto en el título V de los Estatutos del Consejo General y de los Colegios Oficiales.

CAPÍTULO III

INFRACCIONES Y SANCIONES

Artículo 13.- No se podrán imponer sanciones sino en virtud de resolución recaída en expediente instruido al efecto, con arreglo al procedimiento regulado en el presente Estatuto.

Artículo 14.- Todo expediente sancionador será tramitado independientemente y numerado correlativamente por orden de antigüedad y por año de iniciación, debiendo iniciarse por escrito de denuncia presentado por personas u Organismos, sin que sean admisibles denuncias anónimas, rechazándose de pleno, en resolución razonada, las denuncias manifiestamente infundadas.

Artículo 15.- Recibida la denuncia, la Junta de Gobierno dará traslado al denunciado, que deberá contestarla en el plazo máximo de ocho días, alegando lo que a su derecho convenga y proponiendo cuantas pruebas estime oportunas, llevándose a cabo toda citación y notificación por correo certificado.

La prueba se practicará en un plazo no superior a 20 días, pudiéndose proponer, para su práctica, cualquier prueba tanto por el Colegio como por el denunciado.

Terminado el periodo probatorio, la Junta de Gobierno reunida adoptará, por mayoría, la resolución correspondiente, comunicándose al interesado mediante escrito razonado, que deberá ser ratificado por la Junta General en el caso de faltas muy graves.

Artículo 16.- Contra los actos administrativos dictados por los órganos de gobierno del Colegio cabrá recurso de reposición previo a la jurisdicción contencioso-administrativa.

Contra los resolutorios de los órganos de gobierno de los recursos de reposición, procederá, con carácter potestativo, recurso de alzada ante el correspondiente Consejo de Colegios, si existiere, o en su defecto ante el Consejo General Nacional.

Todo ello sin perjuicio de la competencia autonómica para conocer de los recursos que se interpongan contra actos administrativos dictados por los Colegios en uso de sus competencias o facultades delegadas en los mismos por la Administración.

Artículo 17.- Las infracciones cometidas se clasificarán en leves, graves y muy graves.

Artículo 18.- Se considerarán faltas muy graves:

1. La colaboración efectiva o dolosa con los particulares para infringir las Leyes y Reglamentos, lesionando los intereses de la Administración. 2. La falta de probidad.

3. El otorgamiento de poderes a personas que no sean empleados efectivos de la Agencia; el mantenimiento de dichos poderes, cualquier otro acto a través del cual pueda favorecerse o producirse el intrusismo en la profesión.

4. La alteración indebida de las cuentas oficiales que rindan a sus mandantes, salvo error justificable.

5. La alteración en la aplicación de los honorarios reglamentariamente establecidos.

6. La competencia desleal.

7. La reincidencia y reiteración de faltas graves.

Artículo 18.- Son faltas graves:

1. El no conservar la documentación exigida durante el plazo mínimo establecido reglamentariamente.

2. El incumplimiento de las órdenes que reciba de la Administración, del Consejo General, del Consejo de Colegios o de este Colegio.

3. Cualquiera de las anteriormente enumeradas como faltas muy graves, cuando a juicio de la Junta de Gobierno, los hechos no tengan trascendencia para la calificación contenida en el artículo anterior.

4. La concesión de poderes o autorización para despachos sin el previo visado de este Colegio antes de su presentación en la Aduana.

Artículo 19.- Son faltas leves:

Las restantes infracciones a las obligaciones que les impongan las Ordenanzas de Aduanas, el Reglamento de Régimen Interior del Consejo General y de este Colegio Oficial.

a) Existe reiteración cuando, al cometer la falta, el Agente colegiado hubiere sido sancionado disciplinariamente por dos faltas de mayor gravedad o por tres de gravedad igual o inferior.

b) Existe reincidencia cuando, al cometer la falta, el Agente colegiado hubiere sido sancionado disciplinariamente por resolución firme, por otra u otras faltas encuadradas en el mismo apartado de la que fuese objeto de sanción.

c) Los Agentes colegiados que encubran faltas muy graves o graves cometidas por sus apoderados o auxiliares, incurrirán en responsabilidad, imponiéndoseles las sanciones correspondientes a faltas graves o leves, respectivamente. En igual responsabilidad incurrirán cuando, advertido por la Administración, por el Consejo General o por este Colegio, no adopten las medidas procedentes respecto a tales apoderados o auxiliares.

Por las mismas causas y en idénticas responsabilidades y sanciones incurrirán los Agentes colegiados, en relación con la actuación de sus representantes y dependientes ante la Administración.

d) Las infracciones definidas en los artículos anteriores, podrán ser sancionadas, de acuerdo con lo establecido en el artº. 603 del Código Penal y concordantes, en la forma siguiente:

1. Las faltas muy graves con:

a) Multa de 10.001 a 20.000 pesetas.

b) Expulsión de este Colegio Oficial.

2. Las faltas graves con:

a) Apercibimiento escrito.

b) Multa de 5.001 a 10.000 pesetas.

3. Las leves con:

a) Apercibimiento verbal.

b) Multa de 1.000 a 5.000 pesetas.

CAPÍTULO IV

DE LOS ÓRGANOS DE DIRECCIÓN Y GOBIERNO DEL COLEGIO

Artículo 20.- Los órganos de gobierno, dirección y administración de este Colegio son la Junta General de Colegiados y la Junta de Gobierno.

Artículo 21.- Los miembros de la Junta de Gobierno de este Colegio serán elegidos por sufragio entre todos los colegiados del mismo con derecho al voto.

Artículo 22.- Con una antelación de cuarenta días al término del mandato de los cargos a renovar, la Junta de Gobierno ordenará lo pertinente para que en el Colegio se anuncie la elección, mandando publicar y exponer la lista de los colegiados con derecho a emitir su voto.

Artículo 23.- Tendrán derecho a emitir personalmente o por correo su voto para cargos directivos de este Colegio todos los colegiados que cumplan los siguientes requisitos: a) Estar al corriente en el cumplimiento de todas sus obligaciones.

b) No estar suspenso para el ejercicio de la profesión.

c) Haber cumplido, en su caso, las sanciones que hubiesen podido imponérseles en expedientes disciplinarios.

Artículo 24.- El Colegio remitirá a todos sus colegiados la lista completa de electores y elegibles, como simple información al mismo tiempo que es publicada en el tablón de anuncios del Colegio.

Artículo 25.- El voto por correo será ejercido por los colegiados en carta certificada en la que deberán especificar:

a) En el anverso del sobre:

“Para las elecciones de cargos directivos”.

b) En el reverso:

Nombre y apellidos del Agente de Aduanas, D.N.I. y firma del colegiado.

c) Dentro del sobre:

Papeleta, debidamente doblada con o sin sobre interior, en la que especifiquen el nombre del candidato votado y el cargo para el que se le vota.

Serán válidas todas las cartas certificadas que llegaran a este Colegio antes de abierta la sesión convocada para las elecciones.

Artículo 26.- Todos los colegiados residentes podrán presentarse como candidatos para cualquier cargo directivo del Colegio, con las excepciones del artículo siguiente, siempre que ostenten las condiciones exigidas en el artículo 39 para ser electores.

Artículo 27.- Para la eficacia de esta presentación será necesario que los candidatos propuestos la acepten por escrito dirigido a la Junta de Gobierno del Colegio, con una antelación de al menos veinte días hábiles a la fecha señalada para la elección. La Junta de Gobierno, examinados los escritos presentados y de encontrarlos de conformidad, hará la oportuna proclamación de candidatos, publicando su resultado en el tablón de anuncios. Asimismo, se publicarán las causas de ineficacia de aquellos escritos de presentación que no cumplan los requisitos exigidos.

Cuando el presentado como candidato ostente algún cargo directivo en la Junta de Gobierno del Colegio, su proclamación llevará implícita la renuncia y separación automática del cargo directivo.

Artículo 28.- El Colegio remitirá también en este caso, al mismo tiempo que la publica en el tablón de anuncios, la lista completa de los candidatos proclamados con especificación de los cargos a que cada uno se presenta para conocimiento de los colegiados.

Artículo 29.- La Mesa electoral estará presidida por el Presidente del Colegio, siempre y cuando no sea, a su vez, candidato. En este caso presidirá la Mesa el Vocal que lo sustituya.

Contemplarán la Mesa en calidad de Secretarios escrutadores, dos colegiados designados por la Junta de Gobierno.

Artículo 30.- Los escrutinios serán públicos. Se verificarán por la Mesa del Colegio al término de la votación, extendiéndose el acta correspondiente y haciéndose público a continuación el resultado de las mismas. Serán nulos todos los votos emitidos a favor de aquellas personas en las que no concurran la condición de candidato, o a favor de dos o más candidatos al mismo puesto.

Quedarán proclamados para ejercer los cargos aquellos candidatos que hayan obtenido mayor número de votos. En caso de empate, se resolverá de acuerdo con la Ley Electoral. La toma de posesión se efectuará dentro del plazo máximo de diez días a partir del nombramiento.

Todas las actuaciones seguidas en este caso se ajustarán a lo dispuesto en el artículo 7º de la Ley de Colegios Profesionales.

CAPÍTULO V

DE LA JUNTA DE GOBIERNO

Artículo 31.- El Colegio de Agentes y Comisionistas de Aduanas estará regido por una Junta de Gobierno, a la que corresponde la dirección y administración del mismo.

Son funciones de la Junta de Gobierno, además de aquellas que no están expresamente atribuidas a la Junta General:

1. Con relación a los colegiados:

a) Para resolver el trámite previsto en el artº. 44.1.a) de los Estatutos Generales, la Junta de Gobierno deberá reunirse y comunicar su resolución al interesado en el plazo máximo de 30 días a contar desde la fecha en que tuvo entrada su instancia en la Secretaría de este Colegio. b) Velar por el correcto comportamiento profesional de los colegiados, tanto en sus relaciones mutuas como en las que tengan con terceros.

c) Promover las oportunas acciones para impedir el ejercicio de la profesión a quienes no poseyeran habilitación especial para ello.

d) Publicar las convocatorias de elecciones para proveer los cargos de la Junta de Gobierno.

2. En relación con la vida económica del Colegio:

a) Recaudar y administrar los fondos del Colegio.

b) Redactar los presupuestos y rendir las cuentas anualmente a la Junta General de Colegiados.

c) Proponer a la Junta General de Colegiados la inversión de los fondos sociales.

d) Autorizar los movimientos de fondos en los casos de apertura o traspasos de cuentas bancarias.

3. En relación con los Organismos Oficiales de su mismo ámbito territorial: a) Defender a los colegiados en el desempeño de sus funciones profesionales.

b) Gestionar, en nombre del Colegio, cuantas mejoras estime convenientes para el mejor desarrollo de la profesión en el ámbito colegial, así como todo aquello que pueda redundar en interés profesional de los Agentes y Comisionistas de Aduanas.

c) Contratar al personal de servicio del Colegio con carácter temporal hasta que sea confirmado por la Asamblea General; fijará sus atribuciones siendo también de su competencia cuanto se refiera al régimen laboral disciplinario y recompensas al mismo.

Artículo 33.- También serán funciones de la Junta de Gobierno la ejecución de los acuerdos colegiales y cualesquiera otras que le atribuyan en otros artículos de los Estatutos del Consejo General o Reglamento de Régimen Interior.

Artículo 34.- El Colegio Oficial estará regido por una Junta de Gobierno compuesta de: Presidente, Vicepresidente Primero, Vicepresidente Segundo, Tesorero, Contador, Secretario, Vicesecretario y cinco Vocales; caso de que el número de colegiados fuese inferior a 51 se regirá por lo dispuesto en los artículos 46 y 47 de los Estatutos del Consejo General. Artículo 35.- Los cargos de la Junta de Gobierno durarán cuatro años y serán elegidos por los colegiados en Junta General Ordinaria convocada en el mes de diciembre del año que corresponda y siempre con anterioridad a las elecciones de cargos al Consejo General, ateniéndose, en cuanto a los requisitos y formalidades, a lo previsto en los Reglamentos de Régimen Interior, en los Estatutos Generales, y en la Ley de Colegios Profesionales. Dentro del plazo de quince días siguientes a la Junta, el Colegio notificará al Consejo General, Gobierno de Canarias, Delegación de Hacienda, Administración Principal de Puertos Francos, Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación, Junta de Obras del Puerto y demás Organismos.

Artículo 36.- Para que los acuerdos de la Junta de Gobierno adquieran validez deberá estar presente, por lo menos, más de la mitad de sus componentes.

La asistencia a las reuniones de la Junta de Gobierno es obligatoria, dando lugar la ausencia no justificada a imposición de sanciones que, a tal efecto, se establezca.

Artículo 37.- La Secretaría de la Junta de Gobierno, llevará un Libro de Actas debidamente habilitado, en el que constarán los nombres de los asistentes a cada sesión, la referencia de las sesiones que se celebren y el texto de los acuerdos adoptados. Acta que se autorizará con la firma del Secretario y el Vº.Bº. del Presidente.

Artículo 38.- El Presidente ostentará la representación del Colegio en todos los actos oficiales o de gestión, disfrutando de voto de calidad para dirimir los empates.

Los Vicepresidentes, por su orden, sustituirán al Presidente en ausencia o enfermedad.

Artículo 39.- El Tesorero custodiará los fondos sociales efectuando los cobros y los pagos con el “Páguese” del Presidente y el “Tomo razón” del Contador.

El Contador cuidará de la contabilidad social y sustituirá al Tesorero en ausencia o enfermedad y recíprocamente.

El Secretario dará fe de las sesiones que celebren las Juntas, levantando las correspondientes actas, que se sentarán en el libro habilitado al efecto, y expedirá los documentos del Colegio con el visado del Presidente.

El Vicesecretario sustituirá al Secretario en su ausencia o enfermedad. DE LAS JUNTAS GENERALES

Artículo 40.- La Junta General de Colegiados es el órgano supremo del Colegio. Sus acuerdos, tomados dentro de las atribuciones que en estos Estatutos se fijan para la misma, obligan a todos los colegiados.

Artículo 41.- Atribuciones de la Junta.

a) La aprobación y modificación del Reglamento de Régimen Interior del Colegio.

b) Aprobar los presupuestos ordinarios o extraordinarios y la rendición de cuentas de los mismos.

c) Aprobar las propuestas de inversión de los bienes propiedad del Colegio.

d) Crear comisiones cuando así lo estime conveniente para el mejor estudio de los asuntos profesionales que lo requieran.

e) Elegir las personas que hayan de componer la Junta de Gobierno.

f) Examinar, aprobar o censurar, en su caso, la actuación de los miembros de la Junta de Gobierno, de acuerdo con las normas que se establezcan en estos Estatutos.

Artículo 42.- Las Juntas Generales podrán ser ordinarias y extraordinarias.

Las Juntas Generales Ordinarias se reunirán durante el mes de diciembre de cada año, al objeto de proceder, en su caso, a la elección de aquellos miembros que han de ocupar los cargos que deban renovarse en la Junta Directiva, examinar la gestión de la misma y resolver sobre todos los asuntos que se sometan a su conocimiento, todo ello de acuerdo con lo establecido en estos Estatutos y en el Reglamento de Régimen Interior.

Serán extraordinarias todas las demás juntas que se celebren, no pudiendo tratar en ellas más que los asuntos que figuren en la convocatoria.

Artículo 43.- Las Juntas Generales se entenderán válidamente constituidas en primera convocatoria cuando concurran la mitad más uno de los colegiados que la integran, y cualquiera que sea el número y asistencia si es de la segunda convocatoria.

Artículo 44.- La asistencia a las Juntas Generales es obligatoria. No obstante, cuando causas debidamente justificadas impidan la asistencia personal de un colegiado podrá este delegar su representación por escrito, de acuerdo con lo establecido en el artº. 66 de los Estatutos del Consejo General.

Artículo 45.- El orden del día definitivo de las Juntas Generales Ordinarias se remitirá a todos los colegiados, con una antelación mínima de diez días.

Si algún colegiado desea se le incluya algún tema en el orden del día deberá solicitarlo por escrito con una antelación mínima de 48 horas antes de la reunión, para lo cual, las Juntas Ordinarias siempre tendrán un punto inmediatamente anterior a Ruegos y Preguntas que se denominará Asuntos presentados por los colegiados.

Artículo 46.- En las Juntas Generales, tanto ordinarias como extraordinarias, todos los colegiados tendrán derecho a voto, siempre que estén al corriente de sus obligaciones colegiales.

Artículo 47.- Se entenderá que existe unanimidad en una votación cuando, al preguntar el Presidente si se aprueba el asunto sometido a debate, ningún colegiado manifiesta lo contrario. En otro caso, el Presidente podrá proponer que se celebre votación.

En el caso de no existir unanimidad, los acuerdos se adoptarán por mayoría simple de votos entre los colegiados asistentes, con excepción de aquellos casos a que se refiere el artículo siguiente.

Las votaciones serán de tres clases: ordinaria, nominal y por papeleta.

La votación ordinaria se verificará levantándose en el orden que establezca el Presidente, los que aprueban la votación que se debate, los que la desaprueban y los que se abstengan, y se efectuará siempre que lo pida la vigésima parte de los asistentes.

La votación nominal se realizará diciendo el colegiado sus dos apellidos seguidos de la palabra “si” o “no” o “me abstengo” y tendrá lugar cuando lo solicite, como mínimo, la décima parte de los asistentes.

La votación por papeleta deberá celebrarse cuando lo pida la tercera parte de los asistentes a la Junta o la proponga el Presidente con el consenso de la Mesa, por considerar que afecta al decoro de los colegiados.

El ejercicio del voto por delegación de representación se llevará a cabo mediante impreso oficial del Colegio, debidamente numerado para cada colegiado, en que conste su nombre, apellidos, número de colegiado y que constará de dos partes, una de las cuales constituirá el justificante de la delegación en la que designará al colegiado en que se delegue, debiendo figurar en el mismo la firma del delegante, sirviendo la otra parte del impreso de justificante de los colegiados que asistan personalmente a la Asamblea. Cada colegiado solamente podrá ostentar la delegación de un solo Agente en las Juntas Generales. Esta delegación de voto no se podrá ejercer cuando se trate de la elección de cargos de la Junta de Gobierno.

Artículo 48.- Para la aprobación o modificación de los Estatutos se requerirá, en primera convocatoria, el voto favorable de las dos terceras partes de los asistentes, admitiéndose en ambos supuestos el voto por delegación, en las condiciones señaladas en el artículo anterior.

Artículo 49.- Para la adquisición o venta de bienes inmuebles o aprobación de votos de censura a cualquiera de los miembros de la Junta de Gobierno u órgano de gestión del colegio, serán de aplicación las especificaciones contenidas en el artículo anterior salvo la admisión del voto por delegación.

Artículo 50.- La aprobación de las actas de las sesiones de asamblea general de colegiados se efectuará por mayoría simple de votos presentes, autentificándose su contenido mediante diligencia del Secretario con el visto bueno del Presidente.

CAPÍTULO VI

RÉGIMEN ECONÓMICO DEL COLEGIO

Artículo 51.- Recursos ordinarios.

a) Los productos de los bienes y derechos que posea el Colegio.

b) Los derechos de incorporación, así como las cuotas periódicas que los colegiados deben satisfacer.

c) Los beneficios que se obtengan con las publicaciones que el Colegio pueda realizar.

Artículo 52.- Recursos extraordinarios.

a) Las subvenciones o donativos que se conceden al Colegio por parte del Estado, Gobierno de Canarias, entidades públicas o privadas.

b) Las cuotas extraordinarias que con tal carácter pueda acordar la Junta General. Artículo 53.- La totalidad de los recursos ordinarios o extraordinarios deberán aplicarse con carácter exclusivo al cumplimiento de las obligaciones atribuidas por la Ley de Colegios Profesionales y por las normas estatutarias o reglamentarias.

Artículo 54.- El Colegio formulará anualmente sus presupuestos ordinarios de ingresos y gastos y los extraordinarios, si los hubiere.

TÍTULO II

DE LA INSIGNIA COLEGIAL PROFESIONAL

Artículo 55.- La insignia colegial profesional estará formada por la rueda dentada, símbolo de la Industria, en cuya parte superior figurará el casco al lado de Mercurio, símbolo del Comercio, y en el interior de la rueda dentada, en su centro, figurará el escudo de España con dos áncoras cruzadas por su parte posterior.

TÍTULO III

DE LA MUTUALIDAD

Artículo 56.- Se podrán organizar servicios comunes de carácter profesional, formativo asistencial, de previsión y otros análogos, proveyendo el sostenimiento económico mediante los recursos necesarios y, muy fundamentalmente, la Mutualidad Nacional de Agentes y Comisionistas de Aduanas, cuya constitución y fundamento habrán de llevarse a efecto de acuerdo con lo establecido en la Ley de Montepío y Mutualidades de 6 de diciembre de 1941, en el Reglamento de 26 de mayo de 1943 y demás disposiciones aplicables en la materia.

TÍTULO IV

RÉGIMEN DE DISTINCIONES Y PREMIOS

Artículo 57.- Se establece un sistema de recompensa y premios para los colegiados que se distingan notoriamente en el campo de la profesión, la docencia o la investigación.

Dicha distinción podrá consistir en el otorgamiento de diploma, medalla, placa u otro objeto significativo del reconocimiento a los méritos extraordinarios del interesado.

Las propuestas, debidamente razonadas, podrán ser formuladas con carácter local por la Junta de Gobierno o por un número de colegiados superior a diez y serán incluidas en el orden del día de la asamblea a que haya de someterse la propuesta, y con carácter nacional, por un Colegio Oficial o por la Comisión Permanente, incluyéndose asimismo, en el orden del día de la primera sesión al Pleno del Consejo General.

Artículo 58.- En caso de que por cualquier causa se disolviera o dejase de existir legalmente el Colegio Oficial, su patrimonio será repartido entre todos los colegiados que formen parte del mismo en el momento de la disolución.

© Gobierno de Canarias