Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 031. Viernes 6 de Marzo de 1992 - 315

VI. ANUNCIOS - Otros anuncios - C.la Presidencia

315 - ANUNCIO de 3 de febrero de 1992, de la Dirección General de Justicia e Interior, por el que se procede a la publicación de las normas sobre honorarios profesionales del Colegio Oficial de Agentes y Comisionistas de Aduanas de Santa Cruz de Tenerife.

Descargar en formato pdf

En cumplimiento de lo establecido en el artículo 22 del Decreto 277/1990, de 27 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Colegios Profesionales de Canarias, se procede a la publicación de las normas sobre honorarios profesionales del Colegio Oficial de Agentes y Comisionistas de Aduanas de Santa Cruz de Tenerife.

Las Palmas de Gran Canaria, a 3 de febrero de 1992.- El Director General de Justicia e Interior, p.s., la Viceconsejera para las Administraciones Públicas (Orden de 24 de agosto de 1991; B.O.C. nº 113, de 26.8.91), Ana María Oramas González-Moro.

COLEGIO OFICIAL DE AGENTES Y COMISIONISTAS DE ADUANAS DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

TARIFAS DE AGENTES Y COMISIONISTAS DE ADUANAS DE APLICACIÓN EN LAS ISLAS CANARIAS

TARIFAS DE COMISIONES DE AGENTES DE ADUANAS

Tarifas de Comisiones que, en concepto de remuneración por la intervención que les está asignada en las operaciones aduaneras de despacho de mercancías, corresponde a los Agentes de Aduanas.

CONDICIONES GENERALES DE APLICACIÓN DE LAS TARIFAS

I.- Estas tarifas serán de aplicación en las Aduanas marítimas, terrestres y aeropuertos aduaneros, y tanto en la Península e Islas Baleares como en los puertos francos de las Islas Canarias y plazas de soberanía española en el norte de África, y de acuerdo con lo dispuesto en el Decreto 2.721/1965, de 20 de septiembre.

II.- Para la tarifa “A” se tomará como base el valor admitido por la Aduana, sin inclusión de derechos arancelarios ni de cualquier otro impuesto, tasa, gravamen o recargo que pudiera recaer sobre las mercancías.

Para la tarifa “B” se tomará como base el peso bruto de la mercancía. Siempre que se haga referencia a “toneladas” se entenderá toneladas métricas de 1.000 kilogramos de peso.

III.- Para la aplicación de la tarifa “A” al despacho de mercancías sin factura (efectos personales usados, mobiliarios usados, equipajes, etc.) el valor a considerar será el del seguro de dichas mercancías o, en su defecto, el consignado en los documentos de envío, y a falta de ambos el que se exprese en declaración jurada formulada por el importador.

IV.- Como regla general, las tarifas se aplicarán sobre cada documento de despacho. Sin embargo, como excepción a lo anterior, la comisión a percibir por los Agentes de Aduanas en los despachos de importación de automóviles de turismo se determinará aplicando la tarifa “A” sobre el valor en Aduana de cada uno de ellos, individualmente considerados, aunque en un mismo documento de adeudo se comprenda el despacho de varios automóviles.

V.- En los despachos de exportación tramitados de acuerdo con el sistema regulado por la Orden Ministerial de 8 de febrero de 1979, así como en los de importación a que se refiere la Orden Ministerial de 26 de junio de 1980, la aplicación de las tarifas se llevará a cabo tomando como base cada una de las declaraciones previas formuladas.

VI.- A tenor de lo dispuesto en el artº. 250 del Código de Comercio, en el supuesto de que el Agente de Aduanas no reciba la pertinente provisión de fondos y acepte realizar la operación en estas condiciones podrá percibir el importe de los gastos bancarios e inherentes sobre la suma que anticipe y por el periodo de duración de dicho anticipo.

VII.- A las operaciones de importación realizadas en la Península e Islas Baleares procedentes de Canarias y plazas de soberanía, se aplicarán las tarifas correspondientes, con una bonificación del 25%.

A las operaciones de cabotaje y en régimen asimilado a cabotaje que se realicen en las Islas Canarias y plazas de soberanía, se aplicarán las tarifas especificadas en el Cuadro 4. A las operaciones con destino o procedencia del Principado de Andorra y a las de tránsito con el Valle de Arán se aplicará una bonificación del 25%.

VIII.- En las operaciones de importación, exportación y cabotaje o asimilado al mismo, que comprendan formalidades especiales, entendiéndose por tales aquellas que requieran la intervención de Organismos, Autoridades o entidades ajenas a la Administración de Aduanas, se aplicará la tarifa correspondiente con el 10% de recargo y cualquiera que sea el número de aquellos que hayan de intervenir. Este recargo no podrá ser inferior a 100 pesetas ni superior a 1.000 pesetas.

En el caso de exportaciones con pago de derechos arancelarios se aplicará un recargo del 10% sobre la comisión oficial.

IX.- Cuando la mercancía sujeta a reconocimiento por averías o robos esté sometida a la intervención de algún Comisario de averías, se cobrará, en concepto de comisión por estos servicios, el 50% del total que devengue el Perito, y cuando éste no intervenga, el 50% del total de los derechos que devengue el Comisario de averías.

X.- Los despachos en que sea preciso efectuar “reconocimiento previo” por no facilitar los interesados detalles y datos precisos para conocer exactamente el contenido de los bultos, serán recargados con el 10% de la comisión que le corresponda al bulto o bultos que sean objeto de reconocimiento previo.

En todos los despachos en que la puntualización, cuando sea de oficio, fuese realizada por la Administración, la comisión a percibir tendrá una bonificación del 60%. Sin embargo, en los despachos realizados con talón de adeudo la bonificación será del 25%.

XI.- Por las operaciones de despacho que, a petición de los comitentes, se efectúen en días festivos o en horas extraordinarias se percibirá la comisión correspondiente con un recargo del 60 y del 25%, respectivamente, pudiendo facturarse un mínimo de percepción de 3.000 pesetas.

XII.- En las presentes tarifas se entenderán englobadas, en términos absolutos, todas las remuneraciones que corresponda percibir al Agente de Aduanas por su intervención en las operaciones necesarias para la total formalización y realización de los despachos de mercancías. Se entenderán comprendidas en las citadas operaciones todas las de gestión, aportación y tramitación de las Aduanas de cuantos documentos sean precisos para la ultimación de los despachos, incluso la solvencia de los reparos que a los mismos pudieran formularse. XIII.- Los Agentes de Aduanas percibirán lo que, con arreglo a los precios vigentes en plaza, corresponda por las operaciones de descarga, carga, transporte, acarreo u otras, anteriores o subsiguientes pero ajenas al mero acto del despacho aduanero, que obedezca a actividades distintas a las específicas y privativas de los Agentes de Aduanas, siempre que sean aquéllas realizadas por el propio Agente. Cuando no sea así, habrán de justificar tales gastos con las facturas de las empresas que las realicen.

XIV.- En los precios globales a tanto alzado no podrá incluirse la comisión que por las operaciones de despacho en la Aduana corresponda percibir al Agente, conforme a los conceptos de las presentes tarifas, comisión que se liquidará en todo caso con independencia y absoluta separación de los precios globales mencionados.

XV.- El importe máximo de la comisión a percibir por el Agente de Aduanas en los despachos de importación, será el que correspondería aplicando la tarifa “A” sin bonificación alguna, cuando el valor en Aduana de la mercancía fuese de 100.000.000 de pesetas.

En los despachos de exportación el importe máximo de la comisión será el correspondiente a un despacho de 1.000 toneladas de peso aplicando la tarifa “B”, asimismo sin bonificación alguna.

Cuando se trate de despachos de cabotaje o en régimen asimilado a cabotaje, el importe máximo de la comisión será el que corresponda a un despacho de 500 toneladas de peso.

© Gobierno de Canarias