Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 006. Lunes 13 de Enero de 1992 - 33

I. DISPOSICIONES GENERALES - C.Política Territorial

33 - ORDEN de 7 de enero de 1992, por la que se aprueba definitivamente, con reparos, el Plan General de Ordenación del municipio de Santa Cruz de Tenerife.

Descargar en formato pdf

Visto el expediente relativo al Plan General de Ordenación del municipio de Santa Cruz de Tenerife, aprobado provisionalmente por el Ayuntamiento de la capital de la Provincia.

Resultando que, una vez completo el expediente, al que se le han incorporado los informes emitidos por la Dirección General de Puertos y Costas, Dirección General de Cultura, Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Aguas, Cabildo Insular de Tenerife y Dirección General del Medio Ambiente, fue elevado a conocimiento y dictamen, con carácter sucesivo, de la Ponencia Técnica y Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias.

Resultando que la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias, en sesión celebrada el 30 de octubre pasado, acordó proponer la aprobación definitiva condicionada a la subsanación de los reparos que en el propio informe constan, siempre que, previamente, el Plan General de Ordenación sea excluido por el Gobierno de Canarias del procedimiento de evaluación previsto en la Ley Territorial 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico.

Considerando que el Gobierno de Canarias, mediante Decreto 301/1991, de 15 de noviembre, publicado en el Boletín Oficial de Canarias, excluyó el planeamiento que se somete a aprobación, del reseñado procedimiento de evaluación, por las razones que en el propio Decreto se expresan.

Considerando que, conforme a lo dispuesto en los artículos 40 y 56 de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana y 132 del Reglamento de Planeamiento, en relación con el 18.2 del Decreto Territorial 16/1986, de 24 de enero, corresponde al titular del Departamento resolver.

En su virtud,

D I S P O N G O:

Aprobar definitivamente el Plan General de Ordenación del municipio de Santa Cruz de Tenerife, condicionando tal aprobación a la subsanación de los siguientes reparos:

Primero.- Señalar los plazos de vigencia del planeamiento parcial de régimen transitorio que no estuviesen fijados en las correspondientes fichas de ordenación.

Segundo.- Determinar la obligación de redactar un Plan Especial que resuelva la futura conexión de la Vía de Cornisa con el municipio de La Laguna.

Tercero.- En atención a lo informado por la Dirección General de Costas, se entiende que el Área de Acorán, en función de lo determinado por el artículo 78 de la Ley del Suelo, constituye Suelo Urbano, y por tanto, debe mantenerse tal clasificación en el Plan.

Cuarto.- En función de todas las circunstancias que han surgido a raiz de la información pública del Plan Especial del Puerto de Santa Cruz de Tenerife, se entiende que en el Sistema General SGTM-1 deben anularse todas las referencias gráficas al puerto deportivo de Valleseco, y limitarse al establecimiento de las condiciones generales que deben presidir la redacción del P.E. (separación del tráfico portuario del de ciudad, mantenimiento de las Baterías del Bufadero y de San Francisco, muelles carboneros de Valleseco, recuperación de la playa y del frente marítimo en la zona, etc.) procurando la integración puerto-ciudad.

Quinto.- Anular aquellas previsiones del Plan ya hipotecadas por la reciente concesión de licencia municipal.

Sexto.- Para el desarrollo de las propuestas encaminadas al logro de los objetivos de mejorar el tráfico de vehículos, se recomienda profundizar en el estudio de viabilidad ya elaborado, una vez aprobado el Plan.

Séptimo.- Modificar la ficha de ordenación de la manzana 222, a efectos de mantener un jardín delantero en el tramo existente entre la Iglesia del Pilar y la antigua Logia Masónica y ordenar el encuentro entre los volúmenes de la iglesia y la futura edificación.

Octavo.- Modificar, asimismo, la ficha de ordenación de la manzana 334 del Centro Histórico a efectos de corregir la remonta de la posible edificación situada al norte, de modo que se mantenga la alineación del edificio Hamilton. Se delimitará un ámbito mínimo de reparcelación y de un Plan Especial (P.E.R.I.) que corregirá la necesidad de preservar la fachada de los edificios catalogados hacia la calle San Francisco con el logro de la máxima permeabilidad entre la Plaza Ruiz de Padrón y la mencionada calle, pudiendo resultar de ello, la suspensión de la posibilidad de edificación.

Noveno.- En el suelo urbano de Régimen Transitorio se incluirán las zonas del Área de Reparto LS-2 que cuenten con planeamiento previo.

Décimo.- Habrán de fijarse transitoriamente los coeficientes de homogeneización entre diferentes áreas de reparto, hasta tanto se establezcan los valores fiscales a que se refieren la Ley 8/1990 y el propio Plan. Asimismo, en el suelo urbanizable programado deberá aportarse un cuadro reajustado de aprovechamientos tipo en función de los porcentajes de sistemas generales adscritos de los sectores.

Undécimo.- Localizar en el plano correspondiente a los aparcamientos previstos en la calle Porlier y Avenida Marítima.

Duodécimo.- Señalar en los planos correspondientes a los sistemas generales del Recinto Ferial, Mercatenerife, Parque de Las Mesas, Embalse Los Campitos, Subestación Unelco en S.U. 19, Zona Deportiva de Los Campitos, Cementerio, BUP en el margen izquierdo de la Autopista.

Decimotercero.- Se deberá hacer constar que el Plan General queda en suspenso en el ámbito del Plan Parcial de Las Teresitas hasta que se dicte sentencia definitiva en los recursos jurisdiccionales interpuestos, con posibilidad, no obstante, de que el barrio de San José del Suculum se incorpore al suelo urbano con ordenación mediante P.E.R.I., por ser una zona al margen de la problemática del resto del ámbito del Plan Parcial reseñado.

Decimocuarto.- Calificar como suelo rústico protegido el cauce de los barrancos de la vertiente sur del macizo de Anaga, recogiendo dentro de su respectivo ámbito una franja de 20 metros de ancho en ambos márgenes de los indicados barrancos.

Decimoquinto.- Las Normas Urbanísticas deberán rectificarse en los siguientes apartados:

- Título I.- Artículo 1.0.5, apartado 3.b).- Suprimir “aunque afecten a la clasificación del Suelo”. Apartado 3.c).- Añadir a Ordenanzas Municipales “e instrucciones departamentales de los organismos públicos y empresas dependientes de la administración municipal”.

- Título II.- Artículo 2.2.3.- Añadir “apartado e) y todas las figuras de planeamiento que en aplicación de la legislación urbanística resulten necesarias”. Artículo 2.2.4, apartado 2.- Sustituir “promotor” por “adjudicatario”. Artículo 2.2.3, apartado 1.- Suprimir “o por las actuaciones asistemáticas en suelo urbano establecidas por la Ley 8/1990, y desarrolladas en el anexo a estas Normas”.

- Título V.- Artículo 5.1.2, apartado 4.- Donde dice “cualificación” habrá de decir “dicho régimen”. Artículo 5.2.2.- Después del primer párrafo, introducir lo siguiente: “Con independencia de que se determine por el organismo correspondiente la Unidad Mínima de segregación no se podrán segregar unidades inferiores a diez mil metros cuadrados (10.000 m2) en cualquier caso, excepto en los asentamientos rurales en que las segregaciones se autorizarán de acuerdo a la dimensión de la parcela mínima”. Artículo 5.3.2.1.- Donde dice “establece” habrá de decir “establezca”. Artículo 5.3.2.4.- Sustituirlo por la siguiente redacción: “No se considerarán fuera de ordenación las edificaciones y usos preexistentes, pertenecientes o no a alguna de las categorías contenidas en el apartado 1, cuando no sean contrarios a la regulación de la categoría de suelo en que se encuentren”. Artículo 5.3.2.5.- Donde dice “áreas con destino urbano” habrá de decir “suelo urbano”. Artículo 5.3.4, apartado A).d).- Donde dice “en cualquier parcela con independencia de su tamaño” habrá de decir “en parcelas de superficie no inferior a mil metros (1.000 m2). Apartado C).a).- Habrá de añadirse lo siguiente: la parcela no tendrá una superficie inferior a los dos mil metros cuadrados”. Artículo 5.3.5, apartado 2.- Suprimir lo de “será preceptiva la autorización municipal”. Artículo 5.3.6, apartado 1.- La referencia al artículo 5.3.3 habrá de ser al artículo 5.3.3, apartados 2 y 3. Apartado 2, primer párrafo.- Darle la siguiente redacción: “Los proyectos de roturación de nuevas pistas de iniciativa pública o privada en el ámbito del suelo rústico protegido requerirán la declaración previa de utilidad pública siendo preceptivo en todo caso un Estudio Detallado de Impacto Ecológico y Ambiental. Deberán asumir además las condiciones siguientes”. Anular los párrafos iii) y iv), pasado en párrafo v) a denominarse iii). Artículo 5.3.6, apartado 4, primer párrafo.- Sustituir por: “Los elementos de la red viaria general en el suelo rústico protegido requerirán en todo caso un Estudio de Impacto y adaptarse a las condiciones siguientes”. Eliminar el apartado iii) y poner en su lugar el iv). Artículo 5.3.6, apartado 6).- Sustituir por la siguiente redacción: “Las redes de energía eléctrica en baja tensión y de telefónica en los Asentamientos Rurales serán subterráneas”. Artículo 5.3.8.3, primer párrafo.- Sustituir por “En fincas de dimensión superior a la unidad mínima de cultivo o superficie mínima establecida por el Plan cabrá autorizar solo una vivienda. Para su autorización deberá justificar:”. Artículo 5.3.9.- Añadir al comienzo del artículo “En las condiciones de la Ley de Impacto Ambiental. Apartado 4.- Añadir “Edificabilidad máxima de 0,015 m2/m2”. Artículo 5.3.10.- Añadir: “Edificabilidad máxima de 0,07 m2/m2”. Artículo 5.3.13, apartado 1.a).- Suprimir las palabras “o dimensión”. Apartado 5.- Fijar la ocupación máxima en el diez por ciento (10%) para ambas categorías. Artículo 5.4.1, apartado 2.- Hacer referencia a la Zona Tercera (SRP-3) y al Suelo Rústico de Litoral y Costero. Artículo 5.4.2, apartado 2.- Sustituir la expresión “Sin perjuicio” por “Hasta tanto se regule por el Plan Rector de Uso y Gestión ...”. Párrafo segundo.- Sustituir la palabra “deporte” por “actividades deportivas propias del medio rural”. Apartado 6.b).- Prohibir la edificación de cuartos de aperos.

- Título IX.- Artículo 9.6.7.2.- Añadir “Las instalaciones necesarias que hayan de disponerse en falsos techos o pavimentos flotantes, habrán de permitir una altura libre mínima de tres metros (3,00 m).- Artículo 9.8.23, apartado 10.- Se añadirá lo siguiente: “En el Suelo Urbano común (SUC), en garajes de menos de veinte plazas se permitirá adaptar las dimensiones del espacio de espera a las circunstancias concretas de la parcela”.

- Título X.- Artículo 10.2.4.- Habrá de adaptarse a la legislación sobre condiciones de habitabilidad de las viviendas. Artículo 10.4.4.- Habrá de decir “Serán las establecidas por la regulación hotelera y extrahotelera. Artículo 10.4.7.- En categoría quinta (grandes superficies comerciales o grandes almacenes) solo se admite su emplazamiento en las zonas reservadas al efecto en el planeamiento o en las áreas de suelo urbano al sur de la Avenida Tres de Mayo. Dichas instalaciones deberán resolver las conexiones con los sistemas generales viarios. En todo caso la concesión de licencias podrá supeditarse a la demostración de la aceptabilidad de los impactos que estos establecimientos puedan producir sobre el tráfico y la estructura comercial existente.

- Título XI.- Artículo 11.3.1.- Las referencias al artículo 9.6.12 lo son al 9.6.13.

Una vez subsanados los anteriores reparos por la Corporación municipal, se elevará el correspondiente Texto Refundido a este Departamento para su toma de conocimiento y entrada en vigor, tras las publicaciones prevenidas en las legislaciones urbanísticas y local.

Contra la presente Orden Departamental podrá interponerse recurso de reposición ante el Consejero, en el plazo de un mes.

Santa Cruz de Tenerife, a 7 de enero de 1992.

EL CONSEJERO DE POLÍTICA TERRITORIAL, José Francisco Henríquez Sánchez.

© Gobierno de Canarias