Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 135. Lunes 29 de Octubre de 1990 - 1282

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Hacienda

1282 - ORDEN de 26 de septiembre de 1990, por la que se regulan las operaciones de cierre del ejercicio de 1990 y apertura de 1991, en relación a la contabilidad de los gastos públicos.

Descargar en formato pdf

El artículo 89 de la Ley 7/1984, de 11 de diciembre, de la Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, confiere a la Consejería de Hacienda la organización de la contabilidad pública.

El Plan Informático Contable de la Comunidad Autónoma de Canarias (P.I.C.C.A.C.) permite que los procesos de cierre y apertura se realicen de manera automática y perfectamente coordinados. Siguiendo con la línea iniciada en el ejercicio 1988, continuada en 1989, se vuelven a regular conjuntamente el cierre del ejercicio y la apertura del siguiente. Y ello es así porque no cabe duda de que muchas operaciones de la apertura de un ejercicio derivan, necesariamente, del cierre del ejercicio anterior.

Este es el caso de las obligaciones reconocidas que quedan pendientes de pago al cierre del ejercicio y de las incorporaciones de remanentes reguladas en el artículo 73 de la Ley General Presupuestaria.

Mediante la presente Orden, igual que se hiciera en el ejercicio pasado, además de indicar las fechas de señalamiento de haberes y las fechas límite para la admisión de documentos contables, se autoriza la incorporación automática de los saldos de compromisos de gastos de aplicaciones presupuestarias correspondientes al ejercicio de 1990, no así las que resulten de créditos incorporados como remanentes del ejercicio 1989 a 1990.

La Ley de Presupuestos Generales del Estado para 1990, de igual manera que las de 1988 y 1989, ha dispuesto que los remanentes de crédito del Fondo de Compensación Interterritorial (F.C.I.) de ejercicios anteriores se puedan incorporar al ejercicio siguiente.

En su virtud, se autoriza la incorporación automática de los saldos de crédito disponible de los proyectos de inversión financiados con el F.C.I., no sólo del ejercicio 1990, sino todos los créditos restantes de proyectos de inversión financiados con el F.C.I. de ejercicios anteriores.

Cuando se señala que la incorporación de estos remanentes es automática, se quiere indicar que la misma se realiza a través de los procesos informáticos del módulo de cierre y apertura que contiene el P.I.C.C.A.C., sin necesidad de tramitar expediente administrativo alguno.

No obstante lo anterior, la autorización de estas incorporaciones automáticas de remanentes queda plasmada en esta Orden, de conformidad con lo dispuesto en el artº. 38.2 de la Ley 7/1984, de 11 de diciembre, de la Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias.

En su virtud,

D I S P O N G O:

1º) Señalamiento de haberes en el mes de diciembre.

Las nóminas por el percibo de los haberes activos y paga extraordinaria del mes de diciembre se cerrarán el día 5 del citado mes, y se remitirán entre el día 5 y el 10 a la Intervención Delegada respectiva. A partir de esta fecha se contabilizará la propuesta de pago, que se trasmitirá a la Ordenación de Pagos por los procesos informáticos establecidos.

2º) Prevenciones sobre cantidades a justificar.

Las peticiones de gastos "a justificar" (Tipo de Pago 02), expedidas con cargo a los créditos del Presupuesto de Gastos del ejercicio corriente, deberán obrar en poder de la Intervención antes del día 15 de diciembre de 1990.

La cuenta justificativa de dichos libramientos contendrá únicamente gastos devengados en el ejercicio de 1990, siendo la fecha límite de presentación de dicha cuenta el 31 de enero de 1991.

3º) Expedición y tramitación de documentos contables.

3.1. De conformidad con lo establecido en el artículo 30.1 de la Ley Territorial 7/1984, de 11 de diciembre, de la Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, que hace coincidir el ejercicio presupuestario con el año natural y la liquidación del mismo al 31 de diciembre, los distintos documentos contables tendrán las siguientes fechas límite de entrada en la Intervención:

a) Los documentos contables MC, O, OK y ADOK tendrán como fecha límite el 31 de diciembre de 1990.

b) Los documentos contables AD y D tendrán como fecha límite el 30 de noviembre de 1990.

c) Los documentos contables RC-300 y A tendrán como fecha límite el 15 de noviembre de 1990.

3.2. Los documentos a que se refieren los apartados a), b) y c) del punto anterior deberán remitirse a la Intervención correspondiente, acompañados de la totalidad de la documentación que preceptúe la normativa a aplicar en cada caso.

En los supuestos de remisión de documentos contables sin el cumplimiento de lo anteriormente señalado, la Intervención procederá a su devolución al órgano gestor sin contabilizar, rechazando asimismo su tramitación si tuvieren entrada nuevamente una vez transcurrida la fecha límite establecida en el punto 3.1 para cada tipo de documento contable.

3.3. Los Interventores Delegados del Interventor General velarán muy especialmente por el cumplimiento de esta norma. 4º) Anulación de saldos contables.

4.1. El 31 de diciembre de 1990 se anulará el saldo de compromiso (D) que resulte después de contabilizar todas las operaciones. Por ello, los Centros Gestores del Presupuesto de Gastos han de remitir, antes de la mencionada fecha, los documentos contables O-600 que correspondan, por las obligaciones que se hayan reconocido en el ejercicio y que aún figuren en el saldo de compromisos, para que queden como pendientes de pago en el ejercicio siguiente en la agrupación de presupuestos cerrados.

Estos documentos O-600 han de presentarse en la Intervención, junto con los justificantes que acrediten el reconocimiento de la obligación, antes del 31 de diciembre de 1990.

4.2. El 31 de diciembre de 1990 se anulará el saldo de autorizaciones (A), que resulte después de contabilizar la totalidad de las operaciones.

5º) Relaciones nominales de acreedores.

El Servicio de Contabilidad de la Intervención General formará la relación nominal de acreedores clasificados por secciones, servicios, programas, capítulos, artículos, conceptos, subconceptos y proyectos de inversión o líneas de actuación, en los que se detallarán todas las obligaciones contraídas que, al 31 de diciembre de 1990, no hubiera sido ordenado su pago.

6º) Vigencia de las Propuestas, Ordenes y Mandamientos de Pago.

Las Propuestas, Ordenes y Mandamientos de Pago expedidos en su día con imputación al ejercicio 1990, que no hayan sido satisfechos al 31 de diciembre de dicho año, conservarán su plena vigencia hasta el momento en que se hagan efectivos a los acreedores, se anule o se declare su prescripción.

Una vez efectuado el pago, el sistema imputará el mismo a la obligación correspondiente a la agrupación del ejercicio anterior, por procedimientos automáticos.

7º) Apertura del ejercicio 1991.

7.1. Carga del Presupuesto.

El primer día hábil del ejercicio 1991 se producirá, como primera anotación en el Diario de Operaciones, la carga inicial de los créditos del Presupuesto de 1991, o la prórroga de los Presupuestos de 1990.

7.2. Incorporación automática del saldo de compromiso de gastos.

Se incorporarán al ejercicio de 1991 los saldos de compromisos de gastos anulados al 31 de diciembre de 1990 de cada una de las aplicaciones presupuestarias en las que dicho saldo sea mayor de cero, excepto los saldos de compromisos de gastos correspondientes al capítulo I de la clasificación económica, que no se incorporarán. Este proceso, que se ejecutará automáticamente por el sistema, sólo se producirá con los créditos propios del ejercicio de 1990, exceptuando las aplicaciones cuyos créditos provengan de incorporaciones de remanentes.

La limitación recogida en el párrafo anterior no afectará a las aplicaciones financiadas por el F.C.I.

El referido proceso de incorporación automática de los saldos de compromisos de gastos sólo podrá llevarse a efecto una vez sea ejecutado el cierre definitivo del Presupuesto del ejercicio de 1990.

7.3. Incorporación automática de determinados saldos de créditos disponibles.

Se incorporarán como remanente al ejercicio de 1991 los saldos de créditos disponibles que resulten, al 31 de diciembre de 1990, de los proyectos de inversión financiados por el Fondo de Compensación Interterritorial, sea cual fuere su año de procedencia.

La estructura de la clasificación económica de las aplicaciones presupuestarias del ejercicio 1991 que reciban los créditos procedentes de las incorporaciones de remanentes (artº. 73 de la Ley General Presupuestaria), será la siguiente:

7.5. Descarga de las obligaciones reconocidas en el ejercicio 1990.

Una vez se produzca el cierre definitivo del ejercicio 1990, tendrá lugar a través de un proceso automático la carga de las obligaciones reconocidas pendientes de pago al 31 de diciembre de 1990, en la agrupación del ejercicio anterior.

Para proponer el pago de estas obligaciones en el ejercicio de 1991, bastará con la expedición y tramitación de un documento contable K-700, referido a la obligación que se pretende pagar.

8º) Disposición Final.

8.1. Se autoriza a la Intervención General de la Comunidad Autónoma de Canarias a dictar las instrucciones necesarias para el desarrollo de esta Orden.

8.2. La presente Orden entrará en vigor el mismo día de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Las Palmas de Gran Canaria, a 26 de septiembre de 1990.

EL CONSEJERO DE HACIENDA, José M. González Hernández.

© Gobierno de Canarias